domingo , 12 julio 2020

Ajenjo

El ajenjo o artemisa (Artemisia Absinthium) es ideal para cuidar la salud del hígado.

Propiedades

Mejorar la función hepática y la salud en general,
Desintoxica y filtra toxinas. Metaboliza proteínas y lípidos por medio de la secreción de la bilis. Almacena las vitaminas A, D. E y K y el glucógeno. Uno de sus usos tradicionales más extendidos es la eliminación de lombrices y gusanos intestinales. El té de artemisa también está indicado para digestiones pesadas, empachos y digestiones lentas.

  • Propiedades tónico estomacales, diaforéticas, antihelminticas.
  • Utilizadas en forma de polvo, extractos, infusión, decocción y tintura.

El ajenjo o artemisa es una planta medicinal originaria de Latinoamérica en la la antiguedad, se usaba para casos de intoxicación, por ejemplo, por plomo. Se puede tomar en infusión a partir de sus hojas y flores, aunque también lo podemos encontrar en polvo o en tintura.

Los principios activos son las lactonas sesquiterpénicas, responsables del sabor amargo de la droga, y el aceite esencial. 

Las contraindicaciones del ajenjo: consultar al especialista, consumir sin exceso no más de 4 semanas. Tener precaución ante la toxicidad de su aceite, personas que son alérgicas a las plantas Asteraceae u otras sustancias. También aquellas que estén bajo el uso de anticonvulsivos, pacientes con problemas de ulceras, síndrome de colon irritable, epilepsia, niños menores de 8 años, mujeres embarazadas y durante la lactancia. No se recomineda en embarazadas

Bibliografía
Basiri Z, Zeraati F, Esna-Ashari F, Mohammadi F, Razzaghi K, Araghchian M, et al. Topical effects of artemisia absinthium ointment and liniment