viernes , 26 febrero 2021

Diente de León

Taraxacum Officinale

El diente de león es uno de esos destacados ejemplos de plantas que se utilizan casi en su totalidad. Por lo tanto del diente de león se utilizan todas las partes, tanto las flores, su raíz como sus hojas. Éstas se utilizan ya sea por su contenido nutricional como medicinal y culinario.

RECOLECCIÓN La hojas antes de la floración, la raíz desde el otoño a principios del invierno.

DROGA – Hojas y raíces.

PRINCIPIOS ACTIVOS Dependiendo de la parte de la planta;

• Raíces: inulina, resina, principios amargos, triterpenos, fitosterol, carotenoides.

• Hojas: flavonoides, cumarinas, vitaminas B y C.

PROPIEDADES Excelente depurativo o drenador hepato-renal. El principio amargo le convierte en estimulante del apetito y presenta actividad colerética y diurética. Contiene muchos nutrientes, entre los que destacan sus vitaminas y minerales. Entre los propiedades principales que contiene, podríamos destacar los minerales como hierro, potasio, calcio, zinc, magnesio y fósforo y las vitaminas como la vitamina K y vitamina C, además de contener grandes cantidades de betacaroteno, la provitamina A que una vez asimilada por el organismo se transforma en vitamina A, y proteínas. Antioxidante betacaroteno, que se sabe que proporcionan una fuerte protección contra el daño celular y el estrés oxidativo. También son ricos en antioxidantes llamados polifenoles, que se encuentran principalmente en la flor pero también están presentes en las raíces, hojas y tallos

USOS y APLICACIONES Como tónico digestivo en casos de estreñimiento, en afecciones del hígado y la vesícula biliar, para aumentar la diuresis, afecciones genitourinarias, gota, sobrepeso acompañado de retención de líquidos. Por su acción depurativa en el tratamiento de fondo de enfermedades cutáneas.

Un estudio que demuestra protección significativa del tejido hepático en ratones expuestos a niveles tóxicos de acetaminofeno (Tylenol). Los investigadores atribuyeron este hallazgo al contenido antioxidante del diente de león. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22424457)

Otros estudios han revelado una reducción significativa de los marcadores de inflamación en las células tratadas con compuestos de diente de león. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20673058/https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24447978)

CONTRAIDICACIONES Aunque es poco común algunas personas pueden tener una reacción alérgica al diente de león.

Las infecciones de vesícula biliar no deben ser tratadas con diente de león. Aunque es benéfico para la vesícula, ésta debe estar libre de inflamación o infección, ya que en ese caso podría incluso dañarse más.

Actualmente no existen pautas claras de dosificación para los suplementos de diente de león, ya que la investigación es limitada. Diferentes formas de diente de león requieren diferentes dosis sugeridas.

  • Hojas frescas: 4-10 gramos, diariamente.
  • Hojas secas: 4-10 gramos, diariamente.
  • Tintura de hojas: 0,4-1 cucharadita (2-5 ml), tres veces al día.
  • Jugo de hoja fresca: 1 cucharadita (5 ml), dos veces al día.
  • Extracto líquido: 1-2 cucharaditas (5-10 ml), diariamente.
  • Raíces frescas: 2-8 gramos, diariamente.
  • Polvo seco: 250-1.000 mg, cuatro veces al día.

Dosis extraídas de Newall CA, Anderson LA, Phillipson JD. Herbal medicines. A guide for health-care professionals.Pharm Press; 1996. pp. 296–297. [Google Scholar]