domingo , 21 abril 2024

Como Distinguir Muertes con COVID o muertes por las vacunas contra COVID

Print Friendly, PDF & Email
Por Brian Hooker Ph.D , Dolores Cahill Ph.D, Roxana Bruno PhD

En el siguiente artículo, Brian Hooker, Ph.D, explica como la vacunación puede mejorar la transmisión de patógenos altamente virulentos. La Dra. Cahill Ph.D explica que los efectos de las vacunas de ARNm ocurrirán meses después, y que se corre el riesgo que se etiqueten muertes por COVID, cuando en realidad estén muriendo por los efectos de las inyecciones de ARNm. La doctorada en inmunología Roxana Bruno Ph.D explica sobre la mejora dependiente de anticuerpos, sobre como la inyección puede dar mas potencia a la enfermedad.

La vacunación imperfecta puede mejorar la transmisión de patógenos altamente virulentos.

Brian S. Hooker, PhD, PE, es profesor asociado de biología en la Universidad Simpson en Redding California, donde se especializa en microbiología y biotecnología, el explica que la vacunación puede mejorar la transmisión de patógenos altamente virulentos

Cuando un virus infecta a una población de humanos, solo sobrevivirán aquellos virus que tengan un huésped humano vivo. Si un virus es tan patógeno que mata al ser humano infectado, también muere. Por lo tanto, la mortalidad del huésped mata las formas más graves de cualquier virus a lo largo del tiempo. Las tasas de infección pueden aumentar, pero la mortalidad disminuye.

En un estudio de 2015  [1] titulado: «La vacunación imperfecta puede mejorar la transmisión de patógenos altamente virulentos» («Imperfect Vaccination Can Enhance the Transmission of Highly Virulent Pathogens») publicado en PLOS Biology, los investigadores plantearon la hipótesis de que la vacunación puede subvertir este proceso al permitir que cepas de virus más virulentas (es decir, más patógenas y potencialmente mortales) vivan en huéspedes vacunados durante períodos de tiempo prolongados sin matar a los huéspedes.

Estos huéspedes vacunados, mientras están infectados, excretan y propagan el virus, lo que provoca una mayor transmisión de la enfermedad.

Los investigadores demostraron esta hipótesis con experimentos en pollos vacunados contra una enfermedad llamada Enfermedad de Marek , un patógeno viral conocido por diezmar las instalaciones avícolas.

Los pollos vacunados infectados con cepas más virulentas del virus de la enfermedad de Marek se infectaron y transmitieron la infección durante períodos de tiempo más prolongados. También se convirtieron en “superpropagadores” del virus y transmitieron el virus a pollos no vacunados que vivían en co-alojamiento con los que recibieron la vacuna.

Debido a la mayor virulencia de la enfermedad de Marek que fue transmitida por los pollos vacunados, los pollos no vacunados por lo general morían poco después de la infección.

Sin embargo, la inmunidad parcial otorgada a los pollos vacunados prolongó su supervivencia y extendió el período en el que eran infecciosos y podían continuar propagando la enfermedad.

Sin la vacuna, estas cepas más virulentas de la enfermedad de Marek morirían con su huésped y dejarían de hacer circular el virus en la población. En cambio, los pollos vacunados se convirtieron en el huésped perfecto para albergar el virus, lo que le permitió multiplicarse y propagarse.

Esto plantea la pregunta sobre el uso de vacunas e inyecciones de ARNm que no previenen la transmisión del virus o que no se sabe que prevengan la transmisión del virus.

Ninguna de las vacunas COVID-19 que se encuentran actualmente en distribución ( Pfizer y Moderna ) ha demostrado prevenir la transmisión. De hecho, este tipo de pruebas no se realizó en sus apresurados estudios clínicos de “ velocidad de deformación ”.

Sin prevención de la transmisión, estas personas propagan el virus que se pretendía erradicar.

Como afirman los autores de la investigación de 2015 en su resumen :

“Cuando las vacunas previenen la transmisión, como es el caso de casi todas las vacunas utilizadas en humanos, este tipo de evolución hacia una mayor virulencia se bloquea. Pero cuando las vacunas se filtran, permitiendo al menos alguna transmisión de patógenos, podrían crear las condiciones ecológicas que permitirían que las cepas calientes emergieran y persistieran «.

Con la aparición de formas más infecciosas de COVID-19 que circulan en Europa, parece que podemos haber creado la tormenta perfecta para prolongar la pandemia, en lugar de reducirla, porque las vacunas se desarrollaron y probaron basándose en la forma original de COVID circulante  19 , no las nuevas cepas.

Muchos mutantes de COVID-19 están circulando en la población actual. Todos los días escuchamos noticias sobre nuevas cepas. Sin vacunación, las cepas más virulentas mueren, así es como funciona la selección natural.

Sin embargo, ahora llega un ejército de huéspedes humanos vacunados, preparados y listos para combatir la versión original de COVID-19, pero no las cepas más virulentas. ¿Sobrevivirán a estos nuevos tipos de virus? ¿Sí, probablemente? Sin embargo, en el proceso, experimentan infecciones prolongadas en las que transmiten la cepa más virulenta a otros huéspedes humanos.

En lugar de permitir que estos subtipos patógenos de COVID-19 mueran de forma natural, mejoramos su supervivencia y propagación y la vacunación se vuelve peor que inútil.

Dolores Cahill, PhD

La Dra. Cahill explica que los efectos de las vacunas de ARNm ocurrirán meses después, y que no queremos que se etiqueten como muertes por COVID, cuando en realidad están muriendo por los efectos de las vacunas de ARNm.

La Dra. Dolores Cahill, PhD, es bióloga / inmunóloga molecular y profesora en el University College of Dublin en Irlanda. Es inventora, fundadora y se le han otorgado y licenciado patentes en Europa, EE. UU. y en todo el mundo con aplicaciones para mejorar el diagnóstico temprano y preciso de enfermedades (enfermedades autoinmunes y cáncer). Tiene más de 20 años de experiencia en matriz de anticuerpos y proteínas de alto rendimiento, desarrollo de tecnología proteómica, automatización y aplicaciones biomédicas en el descubrimiento de biomarcadores, diagnóstico y medicina personalizada.

La Dra. Cahill realizó recientemente una entrevista en la que explicó cómo los estudios anteriores revisados ​​por pares sobre las vacunas de ARNm del coronavirus del SARS realizados en animales han tenido resultados muy negativos, razón por la cual uno nunca ha sido aprobado para humanos.

Uno de los estudios que analiza en esta entrevista es un estudio publicado en 2012 titulado: La inmunización con las vacunas contra el coronavirus del SARS conduce a la inmunopatología pulmonar en el desafío con el virus del SARS . 

Entonces, el problema fue que cuando se inyectó el ARN mensajero este puede ingresar a nuestras células.

Luego la proteína de la espícula del virus se expresa en nuestras células y puede estar expuesta al sistema inmunológico y el cuerpo comienza a generar una respuesta inmunitaria, incluida una respuesta de anticuerpos.

Entonces, digamos que se inyectan en enero, por lo que en dos o tres semanas ese proceso comenzaría.

Pero si en febrero, marzo, abril otro coronavirus está circulando de forma natural en 2021, eso será como un desafío con lo natural, el SARS es uno de los coronavirus naturales. Esto fue lo que pasó en este estudio en los modelos animales después de haber sido desafiados con el virus natural, se enfermaron gravemente y algunos de ellos murieron.

Entonces, en la última línea del resumen, dice: «Se indica precaución al proceder a la aplicación de una vacuna contra el SARS-CoV en humanos». ( ver Fuente .)

Entonces el nombre para esto es «respuesta dependiente de anticuerpos» , ADE, o «tormenta de citocinas» o «cebado inmunológico» o «súper cebado inmunológico».

Entonces, esta es la razón por la que no ha habido una vacuna durante décadas con licencia para el coronavirus, porque surge el problema de que los ARN mensajeros comienzan a expresar el virus. Y luego, cuando se encuentra con el coronavirus circulante natural, podría pasar un mes o un año, o dos años después, que la gente se enferme muy, rápidamente con una tormenta de citocinas.

Y también se observó esto en una vacuna respiratoria, Respiratory Syncytial Virus (RSV) . ( Ver estudio ). La mayoría de los niños que recibieron esta vacuna contra el RSV, tuvieron el mismo problema. La mayoría de los niños experimentaron una enfermedad grave con infección, lo que provocó una alta frecuencia de hospitalizaciones .

Y murieron 2 niños de 35. La conclusión de esto fue que la enfermedad aumentó con la vacunación previa.

Entonces, lo que la gente necesita saber es que con estas inyecciones de ARN, es que después de vacunarse, ocurrirán muertes mucho más altas en los niños, según este estudio, porque fueron vacunados.

La gente puede no hacer la conexión, y lo que no queremos es que si hay muertes significativas, digamos en febrero, marzo y abril del próximo año, y adjudiquen estas muertes al Covid-19 o Covid-21. Tendremos que monitorear a las personas que están muriendo.

Con esta inyección están haciendo que la gente esté más enferma que nunca. Existe una mayor probabilidad de muerte, no por el virus circulante, sino por la vacunación, semanas o meses antes.

Vacunas de partículas virales artificiales inactivadas pueden provocar una mejora dependiente de anticuerpos por Roxana Bruno

Las vacunas de partículas virales artificiales inactivadas también son producidas en cultivos celulares a gran escala en biorreactores, con purificación y estándares de calidad que no tenemos certeza ni
capacidad de evaluar. Este tipo de estrategia resulta muy apresurada, sin haber descartado hasta la fecha que no provocan una reacción inmunitaria paradójica, (también conocido como “mejora dependiente de anticuerpos”) [3] como la que se vio en los modelos animales en hurones, felinos y en primates no humanos en los experimentos pre-clínicos [4], en los cuales la inmunización previa con virus corona no los protegieron de la infección, sino que, de manera paradójica, quedaron expuestos a padecer una enfermedad peor cuando tuvieron contacto con el virus nuevamente. Este efecto no debería ser minimizado debido a que ya se observó -además de coronavirus de tipo SARS- con otros virus tales como el virus sincitial respiratorio (VSH) [5] el sarampión [6] y el virus del Dengue [7].

Son claras las preocupaciones con respecto al potencial de padecer una “mejora dependiente de anticuerpos” en individuos que sean reinfectados con SARS-CoV-2 después de la vacunación, con cualquiera de las vacunas candidatas para COVID-19, debido a que desde el brote de SARS-CoV-1 en 2002, la “mejora dependiente de anticuerpos” representa un obstáculo para el desarrollo de la vacuna contra los virus corona y debe ser cuidadosamente evaluado.

Las autoridades quedan entonces debidamente advertidas del riesgo potencial de que los individuos vacunados con la proteína spike (S) de SARS-CoV-2 (objetivo principal de todas las vacunas candidatas actuales contra COVID-19) podrían generar anticuerpos no neutralizantes, lo que podría causar complicaciones inducidas por la vacunación o un aumento de la enfermedad COVID-19, razón por la cual los individuos vacunados podrían quedar sensibilizados y podrían experimentar un aumento de la enfermedad del COVID-19 en un futuro previsible[8, 9].

Por todos estos argumentos y antecedentes científicos, no es ético ahorrar los ensayos pre-clínicos en los modelos animales adecuados, ni superponer las etapas experimentales en seres humanos. Es prudente y estrictamente necesario respetar los tiempos de los ensayos clínicos para asegurar que a mediano y largo plazo no van a ocasionar daños irreversibles en las personas. Existe un riesgo potencial y en un grado desconocido de generar modificaciones genéticas de carácter transitorias o permanentes con las vacunas vectorizadas y de RNA.

Las empresas, deliberadamente han superpuesto las fases experimentales, no han dedicado el tiempo mínimo requerido para monitorizar que las inyecciones no van a provocar enfermedades autoinmunes, neurodegenerativas u otros efectos adversos graves ya descritos en voluntarios.

Sinopharm está probando dos vacunas de virus completo inactivado con adyuvante (sales de aluminio) desarrollada por el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan. Se han publicado los datos de los estudios de fase 1 y 2 [10]. También se ha iniciado un ensayo clínico de fase 1/2 en personas de 6 años o más y ensayo clínico de fase 3 que tiene previsto inscribir voluntarios en Perú, Argentina, Marruecos, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

Las vacunas que se destinen a la población deben ser seguras y efectivas. Sería ingenuo pensar que en tiempo récord alguna de las empresas podría ofrecer una vacuna contra COVID-19 que sea científicamente comprobada segura y eficaz [11].

ver más:

Dra. María José Martínez Albarracín
Asociación positiva entre las muertes por COVID-19 y la vacuna contra la influenza

Referencias:

1. «La vacunación imperfecta puede mejorar la transmisión de patógenos altamente virulentos» («Imperfect Vaccination Can Enhance the Transmission of Highly Virulent Pathogens») https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26214839/

2. Immunization with SARS Coronavirus Vaccines Leads to Pulmonary Immunopathology on Challenge with the SARS Virus https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0035421

3. Is antibody-dependent enhancement playing a role in COVID-19 pathogenesis? Negro F. Swiss Med Wkly. 2020 Apr 16;150:w20249. doi: 10.4414/smw.2020.20249. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32298458/

4. Immunodominant SARS Coronavirus Epitopes in Humans Elicited both Enhancing and Neutralizing Effects on Infection in Non-human Primates. Wang, Q., Zhang, L., Kuwahara, K., Li, L., Liu, Z., Li, T., Zhu, H., Liu, J., Xu, Y., Xie, J., et al. (2016). ACS infectious diseases. 2(5), 361–376. DOI: 10.1021/acsinfecdis.6b00006. https://pubs.acs.org/doi/pdf/10.1021/acsinfecdis.6b0000610.

5. Immunological Lessons from Respiratory Syncytial Virus Vaccine Development. Ruckwardt, T.J., Morabito, K.M., and Graham, B.S.(2019). Immunity. 51(3), 429–442. DOI: 10.1016/j.immuni.2019.08.007. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1074761319303334

6. Immunoglobulin g antibody-mediated enhancement of measles virus infection can bypass the protective antiviral immune response. Iankov ID, Pandey M, Harvey M, Griesmann GE, Federspiel MJ, Russell SJ. J Virol. 2006;80:8530–8540. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16912303/


7. Dengvaxia sensitizes seronegatives to vaccine enhanced disease regardless of age. Halstead, S.B. (2017) Vaccine, 35, pp. 6355-6358 https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X17313610

8. Is COVID-19 receiving ADE from other coronaviruses? Jason A.Tetro. Microbes and Infection Volume 22, Issue 2, March 2020, Pages 72-73. https://doi.org/10.1016/j.micinf.2020.02.006

9. Immunity after COVID-19: protection or sensitization? Antoine Danchin, doi: https://doi.org/10.1101/2020.05.21.20108860. https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.05.21.20108860v2

10. Effect of an inactivated vaccine against SARS-CoV-2 on safety and immunogenicity outcomes: interim analysis of 2 randomized clinical trials. Xia S, Duan K, Zhang Y. JAMA. 2020;324:951–960. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32789505/

11. Caution urged on SARS vaccines. Marshall E, Enserink M. Medicine. Science. 2004 Feb 13;303(5660):944-6. doi: 10.1126/science.303.5660.944. PMID: 14963300 DOI: 10.1126/science.303.5660.944. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/14963300/
33 Wodarg

Wife of ‘perfectly healthy’ Miami doctor, 56, who died of a blood disorder 16 days after getting Pfizer Covid-19 vaccine is certain it was triggered by the jab https://www.dailymail.co.uk/news/article-9119431/Miami-doctor-58-dies-three-weeks-receiving-Pfizer-Covid-19-vaccine.html