miércoles , 22 mayo 2024

Grave incremento de médicos fallecidos en Guatemala vacunados contra K0 B1T

Print Friendly, PDF & Email

Por Karina Acevedo Whitehouse

Los sistemas de monitoreo solo sirven si les hacemos caso a su señal de alarma. En otros años, esas señales de alarma de los sistemas de monitoreo han sonado y han sido escuchadas: por ejemplo, en 1976, durante la vacunación contra influenza H1N1, se registraron 53 muertes ‘posiblemente asociadas con las vacunas’ (es decir, personas que murieron después de ser inoculadas, sin que hubiera otros motivos que explicasen su muerte) y se detuvo la campaña de vacunación.

Ahora, con la humanidad ‘avanzada’, ‘civilizada’ y tan ‘lleno de conocimiento y tecnología’ del Siglo XXI, tan solo en VAERS (el sistema Estadounidense de monitoreo de eventos adversos) se han registrado al 10 de marzo de 2023, 34.725 muertes en sólo EE.UU., posiblemente asociadas a las inyecciones anti-COVID (https://openvaers.com/covid-data). ¡En un periodo de 27 meses se han registrado 655 veces más muertes que las asociadas con las vacunas contra influenza en 1976! Y, ¿cuál ha sido la respuesta? Pues, nada.

El problema con esas 34.725 muertes posiblemente asociadas a las inoculaciones es que es una subestimación tremenda. No solamente porque no se reportan todos los casos, sino porque solamente toma en cuenta lo que ocurre en los 28 días posteriores a recibir una inoculación, y eso si nos va bien… de hecho normalmente se toman en cuenta los eventos que ocurren siete días después de recibir dicho producto (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8539830/).

El problema es que 28 días de monitoreo no tiene fundamento alguno, y menos cuando se trata de productos nuevos, basados en terapia génica, con potencial de ocasionar problemas de inmunosupresión, autoinflamación, autoinmunidad y malignización (ver https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/36718314/), con efectos que son improbables de ser manifestados dentro de 28 días, sino mucho después. Claro, si solamente tomo en cuenta lo que pasa 28 días, entonces todo lo que pase después ya no lo asocio a las inoculaciones, ¿no? Veo por qué esta lógica sería de utilidad a las farmacéuticas, pero ¿y los reguladores? ¿y los médicos? ¿y las autoridades sanitarias? ¿tan corrompidas están ya que no les importa la seguridad de sus ciudadanos?

Hay mucha evidencia. Por ejemplo, los datos https://www.ons.gov.uk/peoplepopulationandcommunity/birthsdeathsandmarriages/deaths/datasets/deathsbyvaccinationstatusengland del gobierno del Reino Unido en donde se ve que, al pasar el tiempo de haberse inoculado, incrementa la tasa de mortalidad. De acuerdo a esos datos oficiales, las personas que recibieron una inyección anti-COVID incrementaban, mes con mes, su riesgo de morir, en 290% un mes después de haberla recibido, a 413% el siguiente mes, en 389% el siguiente mes, etc.

Es decir, el riesgo de morir incrementa conforme pasa el tiempo de haber sido inyectado. Conocí estos datos gracias a Craig Pardekooper, y he reanalizado los datos, les adelanto que mientras que para los no-inoculados no incrementa la tasa de mortalidad, en los inoculados sí .

Lo que me parece muy importante de precisar es que, las muertes no se limitan a los 28 días post-inoculación, sino que se ven en oleadas.

Tal vez sea justamente esto lo que explica en su reporte Rodrigo Ambrocio (documento anexo), que muestra datos de 104 médicos y jóvenes fallecidos en Guatemala desde el inicio de la campaña de inoculación COVID-19 (datos actualizados hasta el 2 de marzo, 2023), y donde se ve que hay asociaciones temporales en oleadas, concordando con lo observado en otros países.

PDF Completo: https://bit.ly/42CnqjJ Ver vídeo en: https://rumble.com/v2dx1b4-muerte-programada-vacunas-covid-informe-final-guatemala.html

No sé ¿por qué se empeñan en ignorar la evidencia, como la aquí presentada, que muestra problemas evidentes de seguridad? A estas alturas del partido me parece que hablar de ‘eventos adversos’ ya queda corto. Estos productos están – intencionalmente o no – matando a mucha gente.

El Dr. John Campbell presenta el documentos de Pfizer sobre la biodistribución de la inyección de Pfizer recientemente liberado gracias a juicio ganado via FOIA. Por ahora sólo en ingles. Colabore con nosotros para que podamos subtitular este video al español, gracias. https://cienciaysaludnatural.com/colaboracion/ Link al documento: https://www.tga.gov.au/sites/default/files/foi-2389-06.pdf
https://rumble.com/v2eqpz2-biodistribucin-de-la-inyeccin-de-pfizer-dr.-john-campbell.html

Si encuentra “ este artículo útil suscríbase como miembro de nuestro equipo para apoyarnos y en conjunto podamos aclarar el tema en discusiones con familiares, amigos, funcionarios y empleadores. L Muchas gracias. Puede Apoyarnos en  https://cienciaysaludnatural.com/colaboracion

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos