viernes , 29 mayo 2020

Peticion Vacunas – Libre eleccion


Quien y como deciden sobre nuevas vacunas y nos ponen en grave riesgo sin nosotros saberlo

‘Ya no vacunaré a mis hijos … … porque soy un médico bien entrenado y ex editor de una revista médica que ha estudiado la investigación de la vacuna y analizado ambos lados de la evidencia … La literatura médica reconoce puede darse cuenta de una investigación bien hecha de una fraudulenta … porque sé que gran parte de la ciencia que respalda las vacunas es fraudulenta y está pagada por los propios fabricantes de vacunas … porque entiendo los riesgos de la vacunación, así como los beneficios para mis hijos y nietos que enfrentan y superan las enfermedades de tipo natural de forma natural … porque sé que las enfermedades como las paperas, el sarampión y la varicela no son enfermedades peligrosas e intratables que justifiquen el riesgo de inyectar sustancias tóxicas. Ingredientes en los tejidos de mis hijos …  porque he visto evidencia de neurotoxicidad de ingredientes como el aluminio, el polisorbato 80, el ADN humano y los residuos celulares de las células  de fetos humanos de abortos provocados, sobre los cuales se cultivan muchos de los virus vivos. … porque he visto a fabricantes de vacunas como Merck promover lo que ya sabían que era mala medicina con fines de lucro, matar a 60,000 pacientes con el medicamento Vioxx, y no tengo ninguna razón para creer que no harían lo mismo con las vacunas, especialmente cuando usted considere que no pueden ser demandados cuando sus vacunas mutilan o matan niños. … porque creo que la industria de las vacunas ha corrompido la ciencia y la seguridad de las vacunas. … porque reconozco las tácticas agresivas e irrazonables de una industria farmacéutica multimillonaria que trabaja desesperadamente para mantener la ilusión de la seguridad de las vacunas, que los consumidores consumen, aumentan sus mercados y aumentan sus ganancias. … porque he conocido a muchas familias cuyos hijos les fueron robados por la cantidad de vacunas administradas en las visitas pediátricas de vacunas. … porque creo que el programa de vacunación de los EE. UU. se ha convertido en un asalto progresivamente peligroso a la salud y la vida de los niños de América. … porque estoy despierto y consciente, no voy a vacunarme, ni me quedaré en silencio mientras las industrias farmacéutica y médica pretenden que las vacunas son seguras y efectivas … ‘ Dr. Jim Meehan


Inconstitucionalidad de la Vacunación Obligatoria y violación a los Derechos Humanos

La vacunación obligatoria se contrapone con el Protocolo de Nüremberg, el derecho a la integridad física, el derecho a la vida, el derecho a la patria potestad y el derecho al consentimiento informado contemplado por la Ley Nacional 26.529, los artículos 42 y 43 de la Constitución Nacional y la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos, entre otros derechos naturales.

 El proyecto Cal‐Oregon que fue financiado por Generation Rescue y controlado por padres de niños vacunados y no vacunados. De los 17.674 niños incluidos en la encuesta se demostraron los siguientes resultados:

Los niños vacunados tenían:

•El 120% más de asma 

•El 317% más de TDAH

•El 185% más de trastornos neurológicos 

•El 146% más de autismo

• Los hospitales se benefician económicamente de las pruebas y hospitalizaciones. 

• Las compañías farmacéuticas ganan miles de millones de dólares con las vacunas.

• Las compañías farmacéuticas ganan decenas de miles de millones de dólares en los fármacos administrados para tratar los efectos colaterales y las enfermedades causadas por las vacunas. 

• Las vacunas son la columna vertebral del sistema médico. Sin vacunas, bajarían los costes sanitarios porque tendríamos a la sociedad en general muy saludable.

 • Con el afán de eliminar una serie de microbios relativamente benignos, han aparecido enfermedades temporales, enfermedades crónicas a lo largo de toda la vida, trastornos, disfunciones y discapacidades.

Fuente: Doctores contra la vacunación

http://vaccinetruth.org/doctors-against-vaccines.html

Firma la Petición No a las Vacunas Obligatorias