jueves , 5 diciembre 2019
Home » Salud » CDS MMS Dioxido de Cloro

CDS MMS Dioxido de Cloro


El Clorito de Sodio, -(NaCLO2)- es una sal mineral simple, utilizada para potabilizar agua. Elimina bacterias, virus, hongos, etc., que infectan alimentos y medio ambiente y enferman al organismo.
En casos el agua potable de la canilla, ha sido potabilizada con Clorito de Sodio. (En algunos Países todavía se utiliza el tóxico Hipoclorito -Cloro activo- para desinfectar el agua corriente).

  • La Sal de mesa tiene 1 ion de Sodio y 1 ion de cloro: NaCL — Cloruro de Sodio
  • Incluyendo 2 iones de Oxígeno: O2 se obtiene NaCLO2 Clorito de Sodio

No es el Clorito de Sodio, -en sí mismo-, el que desinfecta el agua, sino un subproducto de su fórmula: el gas Dióxido de Cloro: CLO2

  • El clorito de sodio (NaClO2) y el hipoclorito sódico o lejía o cloro o lavandina (NaClO) no son lo mismo, ¡y no se deben confundir!
Que es el Dioxido de Cloro

Gas Dióxido de Cloro

Al mezclar en agua un Acido orgánico y Clorito, éste se degrada: pierde el ión de sodio -Na-, y produce gas Dióxido de Cloro, que es el que desinfecta y que, en dosis correctas, es inocuo para el organismo

  • La Sal de mesa tiene 1 ion de Sodio y 1 ion de cloro: NaCL Cloruro de Sodio
  • Incluyendo 2 iones de oxígeno: O2 se obtiene: NaCLO2 Clorito de Sodio
  • Extrayendo el Sodio-Na- del Clorito queda el gas — CLO2 Dióxido de Cloro

Cómo Actua en el cuerpo humano

Desde el punto de vista de la Bioquímica, la forma de desinfección del Dióxido de Cloro es por bloqueo del ciclo de Krebs; esto es, el Dióxido de Cloro mata microorganismos por la interrupción del transporte de nutrientes a través de la membrana celular de los gérmenes patógenos, sin afectar al organismo. Químicamente, se dice que los elimina por “oxidación” ( el oxígeno de la molécula “oxida” o “quema” la membrana de los patógenos). La Física nos habla de “intercambio de electrones”.

El Dióxido de cloro no cura. Es un germicida que desinfecta el organismo, eliminando patógenos. Luego el cuerpo, ya libre de la infección, y con una dieta adecuada, se cura solo de los daños causados. También oxida metales pesados: plomo, mercurio, aluminio, flúor etc., posibilitando que sean eliminados por el organismo.
Es muy eficiente desinfectando medio ambiente y utensilios sin dejar residuos tóxicos. Por lo cual es ideal y óptimo para desinfectar ambientes intrahospitalarios, evitando infecciones de ése origen-

Casi todos los cuerpos extraños y sustancias tóxicas para el organismo son de naturaleza acídica. (comparadas con la alcalinidad de la sangre, de -pH 7.365-). Cuando la molécula de Dióxido de Cloro -que es alcalina- toca los patógenos, -que, en general, son más ácidos-, rompe la membrana de los patógenos, libera el átomo de cloro, y los átomos de oxígeno de la molécula, destruyen –queman-por oxidación los restos de patógenos acídicos. Por lo cual, el Dióxido de cloro es inocuo al organismo. Siendo el Dióxido de Cloro efectivo é inocuo en pequeñas dosis – es conveniente utilizarlo –con precaución- para eliminar infecciones

Entonces el CDS o el MMS son soluciones minerales con una mezcla de Clorito de Sodio (que es un mineral extraído del agua de mar) y un Ácido Activador. La reacción de ambos crea y libera un gas llamado Dióxido de Cloro y debido a esta estructura del ion del Dióxido actúa como un fuerte oxidante eléctrico, arrancando todos los electrones a los patógenos que están por debajo de un pH 7. Los patógenos malignos, que suelen ser anaeróbicos, tienen un pH inferior a 7, esto incluye virus, bacterias, hongos, parásitos, microbios, venenos, metales pesados, células cancerígenas, y sabiendo que nuestras celulas sanas tienen un pH por encima de 7 es por lo que el CDS o el MMS no dañan sus membranas, por el contrario recarga con energía a las mitocondrias de nuestras células y aumenta la conectividad entre las mismas.

El Dióxido de Cloro actúa como municiónes de alto calibre para el sistema inmunológico ayudándole a atacar patógenos que normalmente no podría vencer, esto lo consigue a través de la interrupción de la síntesis proteínica rompiendo la pared celular del patógeno como si fuera la explosión de una granada, el CDS o MMS también crea apoptósis o muerte celular en celulas cancerígenas, además de activar las mitocondrias en celulas sanas, todo un prodigio para la buena salud, por que todos tenemos el derecho a vivir y morir sanos.

Según resultado de numerosos ensayos efectuados, si se realiza un análisis a pocos días de empezar el tratamiento con MS, se observa – en contra de lo esperado-, una baja de hasta un 50% en el conteo de células CD4, mientras que el conteo de virus –de todo tipo- sube hasta 6 o 7 millones, observándose también, simultáneamente, una mejora en el estado del paciente. -La situación confunde…-. De acuerdo a opinion del Dr. C. Shustreder de Instituto de investigación en Suiza, esto es debido a lo siguiente:
“El Dióxido de Cloro del MS entra en las células infectadas, y debido a la presencia del Dióxido, los virus no pueden completar su formación -quedan inmaduros-. El Dióxido causa también la muerte de las células CD4 infectadas. Por eso el conteo de células durante el tratamiento baja hasta un 50%, -las células “desaparecidas” son las células infectadas que eliminó el Dióxido- La incrementada cantidad de virus inmaduros –de cualquier tipo- producidos en las células infectadas -trozos de virus en realidad, y por lo tanto inocuos-, pasan a la sangre al morir las células, y son los que se miden como incremento de virus. Ellos son eliminados paulatinamente por el organismo. Ese es el motivo por el cual el conteo de células CD4 baja, y aumenta el conteo de virus -que son inmaduros-. Eso pasa en mayor proporción al principio del tratamiento. Al avanzar éste, las células CD4 infectadas van siendo eliminadas y reemplazadas por células sanas,(que no pueden ser infectadas por los virus inmaduros).
Con menos células infectadas presentes, la cantidad de virus producidos es menor. Entonces baja el conteo de virus y sube el de células CD4 sanas. Con tiempo suficiente de tratamiento (a veces hasta 4-5 meses), la cantidad de células CD4 se normaliza, y ya no se detecta carga viral en el paciente”.
Este resultado se logra también con retrovirales, excepto que éstos destruyen el sistema defensivo del organismo y dañan irreversiblemente órganos, que pueden llevar a la muerte del paciente (morirá “de quimio”, no de Sida). Hecho que no ocurre con el MMS, CDS, que es inocuo al organismo, y posibilita una efectiva recuperación del paciente.
A pesar de los buenos resultados en muchos casos, y por eso se considera infalible. Pero No lo es. No afecta algunas bacterias, como la microaerofilia o pyocyanea, la mycobacterium bovis y pseudomonas. Estas bacterias son casi alcalinas, por lo que -ante una afección pulmonar- no debemos confiarnos y consultar al médico para controlar la efectividad del tratamiento con MS.

Intervención de Teresa Forcades (médica PhD.) ¿Qué es exactamente el MMS? ¿Es cierto que cura enfermedades? ¿Puede curar cáncer? ¿Es peligroso ? ¿Es cierto que está prohibido? ¿Por qué?

La malaria derrotada. Hemos podido realizar este estudio clínico, llevado a cabo junto con la Cruz Roja de Uganda, que demuestra la eficacia de MMS (ClO2 o dióxido de cloro) con una sola dosis para eliminar la malaria. Cada 40 segundos un niño muere por esta enfermedad, aproximadamente 2.000 niños por día en todo el mundo. En África, esta enfermedad tropical sigue siendo una de las principales causas de muerte. La solución es muy simple, pero la industria farmacéutica no está interesada en descubrir la verdad. Si se supiera públicamente que la cura de la malaria consiste en administrar una dosis de simple desinfectante de agua… el problema de esto es que no sería rentable o patentable para la industria. En este estudio clínico participaron 781 pacientes, de los que 154 personas padecían de malaria ¡De ellos 143 enfermos fueron sanados en un solo día, con una dosis única! Los restantes 11 lo hicieron al día siguiente con una segunda dosis. El éxito fue de un 100% ¡Una sensación mundial! Hay que felicitar a la Cruz Roja por tener el coraje y la valentía de innovar con este tratamiento.

Dr. Stephanie Seneff (MIT) CDS destruye Glyphosato
Medico, experiencias con MMS, Dioxido de Cloro

Metales Pesados

La mayoría de las personas tenemos un considerable grado de contaminación por metales pesados y químicos tóxicos en el organismo.
Estos contaminantes, tienen origen principalmente en: Vacunas, ingredientes de medicamentos (aluminio), carne de vaca, cerdo y pollos saturados de antibióticos, y alimentados procesados contaminados y varios orígenes más.
Los recursos bioquímicos del organismo para limpiarlos son casi nulos, porque la toxicidad por metales pesados es un fenómeno totalmente nuevo en la evolución del hombre como especie. Nunca hasta ahora el ser humano ha experimentado este proceso de deterioro por tóxicos industriales residuales.
En su intento por sacar la carga tóxica de la sangre, linfa y líquido extracelular, el organismo deposita los contaminantes que no logra eliminar por la orina o transpiración en: grasas, músculos, órganos, cerebro y huesos.
Según el grado de contaminación -y consecuente daño celular-, empiezan a parecer dolencias, diversas en su naturaleza y nivel de gravedad. –hasta pueden provocar afecciones autoinmunes- Psoriasis, Artritis reumatoide,etc.
Luego, con el envejecimiento, la natural disminución de masa muscular, ósea y órganos provoca la liberación de éstos compuestos tóxicos hacia los fluidos corporales, sobrecargando así la ya contaminada estructura de otros órganos, agravando definitivamente enfermedades ya en progreso, como el Alzheimer o Parkinson, al dañar masivamente las membranas de las células.

La función primordial de las membranas celulares es facilitar el paso de nutrientes a través de ellas hacia el interior de la célula, y dejar pasar los desechos fuera de ésta. Cuando los metales pesados y toxinas ingresan al cuerpo, producen severo daño en la estructura de las membranas celulares, impidiéndoles realizar ésa función. Este daño inhabilita a la célula para alimentarse a pesar de estar presentes los nutrientes en el medio extracelular. Por esto, a menudo la suplementación con vitaminas no produce la mejoría esperada. Asimismo el medio intracelular se llena de desechos que, al no poder ser eliminados, lo acidifican y entorpecen la maquinaria enzimática de las células y su producción de energía, produciendo toxificación y, eventualmente, vejez y muerte prematura de la célula. Y esto pasa con billones de ellas.

Quelación

Uno de los tratamiento de limpieza, (aunque no perciba, todavía, un síntoma específico), que elimina del organismo los metales pesados y tóxicos acumulados, para conservar la salud, el más práctico, inocuo y efectivo es la Quelación.

Quelación o quelatado, es el proceso mediante el cual una molécula orgánica o mineral se “quelata” -se pega-, a una molécula de metal pesado (aluminio, plomo, mercurio, etc.- y otros tóxicos) y posibilita al organismo expulsarla mediante las heces, transpiración y orina. La Quelación Desintoxica y restablece el Potencial Zeta (estado de la sangre) , Los coagulantes de la sangre son principalmente los metales pesados y tóxicos químicos ingeridos.

El Timerosal, Mercurio

El Timerosal es un compuesto de Mercurio orgánico -etilmercurio-. (50% mercurio)
Al ser inoculado, -(mediante vacunas)- atraviesa la barrera hemato-encefálica y se acumula en el cerebro. Es neurotóxico en las dosis empleadas en 1 o 2 vacunas, el riesgo es considerable , ante la cantidad de vacunas que se administra a un niño actualmente, el riesgo aumenta. Pero, si el Timerosal administrado con las vacunas conlleva un grado de riesgo, que se acrecienta varias veces al ser mezclado con aluminio. –otro ingrediente de vacunas- Su interacción dentro del cerebro produce una violenta reacción corrosiva que daña severamente el tejido neurológico. El, mercurio-aluminio, y agroquímicos tóxicos-(Glifosato), y casi siempre se presentan juntos por lo que, ante los primeros síntomas de autismo, se debe efectuar -de forma urgente- una quelación de éstos tóxicos, para detener el daño neurológico.

Acido Clorhídrico

El ácido comúnmente utilizado para preparar el MMS en los últimos años, ha sido el Acido Cítrico. Este método presenta ligeros inconvenientes, ya que, el remanente de ácido cítrico en la mezcla de Gotas, produce malestar estomacal en algunas personas. Estos inconvenientes se han solucionado utilizando Bicarbonato para neutralizar el remanente ácido.

A través del tiempo, se han revisado sistemas de producción, buscando un mejor método de obtener Dióxido de Cloro a partir de Clorito de Sodio y un reactivo ácido, y se ha encontrado que una manera práctica y efectiva de obtenerlo es reemplazar el Acido cítrico por Acido Clorhídrico diluido al 4%. 4% de Acido Clorhídrico y 96% de Agua destilada. El Acido Clorhídrico lo producen glándulas especiales en el estómago, y es el principal componente de los “jugos gástricos” que digieren los alimentos que consumimos, así que, no debe preocuparnos el hecho de que sea utilizado para un procedimiento como el que nos ocupa. Además, el porcentual de concentración de éste ácido en el estómago es de entre el 3% al 6% según el caso. En la generación del Dióxido de Cloro utilizaremos una concentración del 4%. –igual al jugo gástrico pH 2-.
Se debe utilizar sólo Ácido Clorhídrico al 4% –pureza grado farmacéutico— Es incoloro .
Si no consigue “pureza grado farmacéutico”, mejor utilice el sistema de MMS: Cítrico y Agua Alcalina.

Por otra parte, el Acido Clorhídrico que utilizaremos nunca ingresará a nuestro organismo. Dejará de existir al mezclar las gotas de Ácido con las gotas de Clorito (ambos “desaparecen” durante la reacción) quedando solamente el gas Dióxido de Cloro y una ínfima cantidad de sal común

Aviso importante: Los protocolos transcritos incluyen recomendaciones generales de dosifi cación. ¡Escucha la voz de tu cuerpo! Ante cualquier signo de náusea, vómito, diarrea o malestar, debes reducir el número de gotas/cápsulas o dejar de tomarlas durante un día entero. Y empezar de nuevo, al día siguiente, con la dosis más baja, aumentando
progresivamente de manera adaptada a tus sensaciones.

CDS o MMS, cuál elegir

La ventaja principal del CDS respecto al MMS es su pureza. Al consistir únicamente en gas destilado en agua, prácticamente non hay residuos de los componentes básicos de la solución de la que procede y aunque dichos productos básicos fueran de baja calidad, ello no impediría producir un CDS idóneo, ya que para su aplicación terapéutica solo necesitamos el gas disuelto en agua. El CDS es el producto final de una reacción que ya ha finalizado. Dicha reacción no va a volver a producirse, lo que quiere decir que no va a originarse más dióxido de cloro cuando el producto se encuentre en el estómago, a diferencia de lo que ocurre con el MMS.
Una vez ingerido el MMS, este sí produce una reacción secundaria en el estómago, como ya hemos tenido ocasión de explicar. En algunos casos, en personas sensibles, este incremento de gas en el estómago puede originar molestias en forma de desagradables eructos.
Y el CDS tiene además mucho menos sabor a cloro que la mezcla de MMS, y por lo tanto se puede ingerir en cantidades mayores sin resultar repulsivo.

Como hemos explicado ya, el CDS recupera la función mitocondrial, fundamental para que la información llegue a todo el cuerpo y evitar o curar enfermedades.

Precauciones

  • No tomar MMS en alta dosis en ayunas por la reacción secundaria en el estómago.
  • Preparar CDS solo en sitos muy ventilados o en el exterior.
  • No tomar cítricos –naranja, limón, pomelo, lima–, ni kiwis, ni frutas o sustancias que contengan vitamina C durante al menos 4 horas antes de empezar con el MMS o el CDS, o 2 horas después de haberse tomado la última dosis diaria.
  • No preparar cantidades grandes a la vez y usar siempre gafas de protección.
  • El clorito de sodio concentrado no se debe dejar durante mucho tiempo en la piel.
  • El clorito de sodio (NaClO2) y el hipoclorito sódico o lejía o cloro o lavandina (NaClO) no son lo mismo, ¡y no se deben confundir!

Fórmulas básicas y unidades de medida
MMS = NaClO2 = Clorito de sodio
MMS1 = NaClO2 + activador (HCl al 4%)
MMS2 = Hipoclorito cálcico = Ca(ClO)2 CDS = Destilado de gas ClO2 en agua
CDI = Destilado de gas ClO2 en suero salino al 0,9%
DMSO = Dimetilsulfóxido
ppm = Partes por millón (3000 ppm = 0,3%).

¿Cuánto tiempo puede durar el CDS?

La duración depende del recipiente y de la temperatura. A una temperatura de 5º y en un recipiente de polietileno o de cristal bien cerrado (¡No debemos usar nunca tapones metálicos ni tubos de ensayo de goma!), puede durar hasta seis meses sin perder mucha fuerza. Aunque debe guardarse preferentemente en un recipiente de cristal. Y una vez abierto hay que guardarlo en el frigorífico. Hemos de tener en cuenta que el CDS pierde gas si el recipiente no está lleno hasta arriba, igual que una botella de refresco que se ha abierto y se vuelve a cerrar.

Manipulación del CDS

Si el CDS no tiene que estar expuesto a una temperatura mayor a 60º, no hay problema en el transporte, siempre y cuando el recipiente esté bien cerrado y completamente lleno. La concentración no debe superar 3000 ppm por razones de seguridad.

No caduca, pierde concentración y al final solo queda agua. La pérdida de concentración no resulta peligrosa. Se compensa incrementando dosis.

Protocolo estándar CDS 101

Tomar 10 ml de CDS al 3000 ppm (particulas x millon) en un 1 litro de agua y por día. Se toma cada hora una parte, hasta terminar el contenido de la botella (de 8 a 12 tomas). En caso de enfermedad grave o peligro para la vida, debe elevarse la dosis, lenta y progresivamente, en dosis separadas tomadas a lo largo del día y no de forma simultánea, según bienestar. Se debe reducir la dosis si se siente malestar o náuseas. No se recomienda
superar 100 ml diarios.

Disruptores tóxicos

Factores actúan como disruptores tóxicos contribuyendo a los desequilibrios:
Excitoxinas: Son estimuladores químicos presentes en bastantes alimentos comunes que sobreestimulan la química cerebral vía los neurotransmisores y receptores nerviosos. Esta sobreestimulación puede conllevar muerte celular, que resulta en dificultades para señalar, contribuyendo a estereotipias y dificultades con el lenguaje.
• Toxicidad por metales pe
sados: Derivada de la exposición ambiental, y de determinadas vacunas, los metales pesados obstaculizan el sistema inmunológico y los órganos digestivos, reduciendo la energía, perjudicando las funciones neurológicas y cognitivas a la vez que debilitan al individuo.
Virus crónicos e infecciones bacterianas: Derivada de la exposición ambiental y de las bacterias y virus inoculados en las vacunas, esas infecciones crónicas obstaculizan los sistemas inmunes, digestivos y respiratorios, minando la capacidad autoregenerativa del cuerpo.
Deficiencias de metilación: Sub o sobreactivación de la metilación, una función celular clave que promueve la detoxificación, controla la inflamación y equilibra los neurotransmisores, puede resultar en cambios de humor y emocionales así como en desequilibrios en el riñón, pancreas, estómago, suprarrenal, tiroides y hormonales. P

CDS, como prepararlo

Qué no Comer ni Beber

1. Espaciar las dosis de las comidas ½ hora y en los medicamentos 1 ó 2 horas.
2. Zumo (cítricos) antioxidantes esperar mínimo 4 horas, mejor evitar.
3. Preferentemente, no mezclar CD con: café, alcohol, bicarbonato, vitamina C, ácido ascórbico, zumo de naranja, conservantes o suplementos (antioxidantes), aunque no suelen hacer interacción, pueden neutralizar la eficacia del dióxido de cloro.

Advertencias y Contraindicaciones

  • Cuanto más enferma la persona, más lento debe ser el aumento de la dosis.
  • Es tóxico por inhalación masiva, hay que evitar su respiración prolongada directa.
  • Como interacción hay que tener en cuenta, el uso de los anti-coagulantes (warfarina-coumadina).
  • El dióxido de cloro no aumenta la dilución de la sangre directamente, sino que aumenta la carga eléctrica en las membranas de los hematíes, cosa que se refleja en el índice de medición.
  • Si está tomando un medicamento para una enfermedad “crónica”, se disminuye la dosis del mismo paulatinamente, comprobando los niveles de medición muy a menudo (medicación para la hipertensión, diabetes…).
  • Algunas personas informan acerca de síntomas parecidos a los de un resfriado cuando se utiliza CD.
  • Esto puede producirse por patógenos encapsulados en la mucosidad de la nariz o los pulmones de un resfriado anterior, llamado biofilm. Los gérmenes a veces se encapsulan en el moco endurecido pero siguen vivos.
  • El gas ClO2 es conocido en la industria de saneamiento de aguas, ya que es capaz de eliminar biofilm, debilita el moco y los antiguos gérmenes del resfriado.

Cuanto más enferma esté una persona, más lento tiene que ser el aumento de la dosis.

  • 10 ml de CDS 3000 ppm (o 100 ml de CDS 300 ppm) + 1 litro de agua, por día.

IMPORTANTE

Explicado de manera simple el dióxido de cloro libera oxígeno en las zonas ácidas del cuerpo muy similar como lo hacen los glóbulos rojos de la sangre, pero de forma mucho más potente, entonces cuando el dióxido emplea su mecanismo de acción, lo que hace es lograr que se liberen toxinas que a su vez liberan sustancias tóxicas y ácidas que estimulan el hipotálamo ocasionando un metabolismo extremo en el organismo, entonces cuando la capacidad de metabolizar toxinas de nuestro cuerpo se ve superada lo que pasa es que ocurren estas reacciones tales como mareos, vómitos, náuseas o diarreas. Sabemos que en la mayoría de las enfermedades están relacionados con demasiada acidez en el cuerpo (pueden buscar un vídeo de 13 minutos en youtube que se llama la causa de todas las enfermedades para que entiendan mejor), también llamado acidosis metabólica. Este oxígeno liberado reacciona oxidando los componentes o toxinas ácidas que están en la sangre o en el tejido intersticial donde la sangre, muchas veces, ni siquiera llega (en este punto es importante el DMSO, el cual transporta al dióxido de cloro hasta esos sitios). El dióxido de cloro se disuelve extremadamente bien en el agua y por lo tanto puede repartirse por todo nuestro cuerpo que al 70% es agua. Si una persona pesa 100 kilos, son 70 kilos de agua, pero sólo 5 a 6 litros de sangre (que es la volemia normal de una persona), que tiene la función de líquido hidráulico de transporte. El dióxido se reparte mucho mejor en el agua y llega a zonas escondidas también que se llaman el tejido intersticial. Ahora, para solucionar esto, es necesario aplicar un protocolo de inicio donde el dióxido de cloro se vaya adaptando a la capacidad metabólica de nuestro cuerpo para lidiar con esas toxinas que van a estar siendo procesadas y esta acción no se vea superada y traigan las consecuencias antes descritas. Intenté y espero no sea tan técnica mi explicación y se pueda comprender.

Protocolo

“Cuando el dióxido de cloro se ingiere adecuadamente, entre otros beneficios explicados más abajo, contribuye a la formación de mieloperoxidasa que ayuda al sistema inmune para lograr que tenga una modulación adecuada y así, tener mejor respuesta logrando que los receptores de reconocimientos de patrones puedan discriminar lo propio de lo no propio con mucha más alta efectividad. El dióxido de cloro no afecta a las bacterias benignas del organismo pues el ph del intestino grueso es de alrededor de 8, tampoco daña a las células ni a tejidos del cuerpo por su bajo potencial oxidativo”

Hace más de 80 años se conoce el clorito de sodio al 3.5 % como “oxígeno estabilizado” (OE) y sigue presente en el mercado como un purificador de agua, sin embargo y como un magnífico descubrimiento, el año 1996 en la selva de Guyana, Jim Humble lo usó como única herramienta disponible para tratar de aliviar los síntomas que la malaria produjo en sus compañeros de trabajo, quienes estaban a 2 días de distancia de una atención médica y sin capacidad física de acudir producto de los estragos que rápidamente la malaria ocasiona en el organismo, los tratados con el producto a las pocas horas se encontraban en un estado de bienestar.

Analizando los magníficos y asombrosos resultados obtenidos, Jim Humble descubrió que el compuesto que elimina patógenos es el DIÓXIDO DE CLORO (CD), resultante de la mezcla entre clorito de sodio y un ácido débil, el protocolo actualizado gracias a investigaciones de Andreas Kalcker, se realiza con ácido clorhídrico que es el mismo ácido del estómago que al mezclarse con el clorito se produce dióxido de cloro. En los E.E.U.U. desde 1944 se utiliza el dióxido de cloro para la desinfección del agua potable pues no produce DPD peligroso (subproductos de la desinfección con Hipoclorito de sodio) como THM (trihalometanos).

Jim Humble buscó por años la mejor manera de aplicar dióxido de cloro en forma terapéutica para eliminar los patógenos en el organismo y recobrar la salud, considerando que el cuerpo humano está constituido un 70% de agua, por ello cambia y sube la concentración del clorito de sodio, llamándolo MMS y sugiere mezclar previamente con un ácido débil para lograr más eficientemente el compuesto DIOXIDO DE CLORO que al diluir con agua se ingiere en micro dosis con el propósito de eliminar virus, bacterias, hongos, metales pesados y toxinas.

Hace más de 15 años se ha utilizado en muchas partes del mundo y por más de 8 millones de usuarios al día de la fecha con la concentración y protocolos (métodos de uso) sugerido por Jim Humble, por lo que se puede destacar que si fuese un producto con efectos nocivos no deseados o simplemente sin resultados con tan solo el 1% de esas personas subieran un video contando su mala experiencia en YouTube significarían 80000 videos alertando sobre MMS, por el contrario, se encuentran vídeos con testimonios sorprendentes.

Jim Humble entonces, organizó e implementó la Iglesia Génesis II para capacitar cada día a más personas que puedan guiar en el uso adecuado de MMS alrededor del mundo, esta iglesia no religiosa fue creada exclusivamente para ayudar a mantener la salud del mun2

También es un antioxidante de muy bajo potencial oxidativo 0,95 mv. aproximadamente. Por ejemplo, en virus lo que hace es oxidar las cápsides para que el virus no invada, ni infecte la célula y así no pueda replicarse, por lo tanto, no pueda causar tropismo ni infección.

A las bacterias se las neutraliza para que no puedan colonizar ni transportarse.

A los parásitos y helmintos en el caso de intracelulares logran destruirlos y en los más grandes se logra neutralizar las toxinas que van largando ayudando al reclutamiento de eosinófilos para que los eliminen.

El dióxido de cloro también es un excelente quelador de metales pesados que pueden hallarse en el organismo.

El CLO2 diferencia muy bien las partes acidificadas de las alcalinas, entonces al encontrarse con un patógeno acidificado explosiona liberando el oxígeno necesario para oxidar el microorganismo en cuestión.

Es un oxidante selectivo contra patógenos acidificados.

La información proporcionada por los miembros de Génesis II, no pretende ni implica ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Todo el contenido, incluyendo textos, gráficos, imágenes, información y sugerencias disponibles a través del sitio Web o en los folletos, es para propósitos de información general, por lo tanto, los exime de responsabilidad del uso que se le dé al MMS®

Usted es el máximo responsable de sus propias decisiones en torno a su salud y la salud de sus hijos.

USO DEL KIT DE MMS

El protocolo (forma de uso) general de limpieza se le llama “protocolo 1.000” y es recomendado como básico y fundamental, sin embargo, existen otros protocolos complementarios los cuales se pueden aplicar según los síntomas, consulte y adquiera MMS® con el Ministro de Génesis más cercano.

Se le recomienda leer minuciosamente todo el protocolo base sugerido (protocolo 1000), conseguir agua mineral sin gas de preferencia benedictino, agua purificada con filtros domiciliarios, agua purificada en bidones de 20 litros o agua hervida fría y cambiar las tapas de los envases de MMS y Activador por los gotarios, con sumo cuidado de no derramar o, caso contrario usar pipetas tipo Pasteur. (Las tapas enjuáguelas y guárdelas para cuando viaje y las utilice para evitar derrames y es muy importante que no se mezclen para no contaminar o activar los contenidos restantes en los frascos).

El kit de MMS se debe componer de:

• MMS (clorito de sodio al 22.4% neto, 28% en solución)

• “Activador” (ácido clorhídrico al 4-5% de grado alimentario/laboratorio)

• Botella rociadora vacía (spray)

Las tapas de los envases resérvelas si necesita viajar y transportar el MMS, si retira los gotarios lávelos con abundante agua y espere que se sequen antes de guardarlos.

Guarde las botellas de MMS y activador en un lugar fresco y oscuro, no exponer a luz solar, calor directo o fuentes electromagnéticas, no es necesario que sea en el refrigerador, sin embargo, una vez mezclados los dos componentes (MMS y Activador) y posteriormente con agua para ser usado, la mezcla requiere ser reservada en botella hermética con tapa de plástico, idealmente en el refrigerador con bolsa oscura para que no reciba luz y tenga la precaución de que no se congele la mezcla.

La botella rociadora vacía que va en su kit es para preparar el protocolo cutáneo, es uno de los protocolos complementarios que más se utilizan.

Porcentaje ideal

Un tema que causa confusión y temores entre los usuarios del clorito de sodio es precisamente el porcentaje de la dilución correcta. Se pueden encontrar con que el mismo es diferente como 22,4%, 25%, 28% etc.

La realidad es que no hay dualidades sino que siempre son exactos cuando se calculan y se hacen de la manera que corresponde.

Cuando encontramos videos o leemos los libros para realizar la preparación casera del producto nos vamos a dar cuenta de grosísimos errores, el primero es la mezcla de unidades, en este caso gramos con mililitros y lo correcto es que siempre se hagan reacciones en las mismas unidades, gramos con gramos, mililitros con mililitros.

El error que originó esta confusión fue que al decir cómo preparar 100 ml de clorito de sodio a partir del polvo al 80% indicaron que hay que poner X cantidad de gramos del clorito solido al 80% y luego de agregan agua hasta los 100 ml y en realidad se debe agregar agua hasta los 100 gramos pues si no se hace una mezcla mucho más diluida y al percatarse de este error se corrigió indicando que el 22,4% es el neto y el 28% es el total.

Forma de preparación de protocolo cutáneo:

En un vaso de vidrio limpio y seco colocar 20 gotas de MMS® con 20 gotas de activador, esperar 50 segundos y poner un poco de agua, vierta en la botella rociadora y termine de llenar el envase rociador con 60 ml. de agua (use agua recomendada, es decir, filtrada, destilada, hervida).

Este rociador se puede usar de variadas formas, sobre la piel, para lavado de dientes y para desinfección de cepillo de dientes, en remplazo del desodorante, en los pies y manos si tiene dolores, en las heridas abiertas y hematomas, en los pies si tiene hongos, entre los dedos, uñas o en las plantas, en la cara si presenta acné o tiene fístulas, en los genitales si tiene herpes, condilomas, verrugas o infección; en definitiva, puede aplicar a lo largo de todo su sistema tegumentario.

Tiene variados usos y sólo debe tener precaución con su ropa ya que la puede decolorar, al aplicar el rociador espere 3 a 5 minutos y puede retirar el exceso secando con toalla de papel o si prefiere enjuagar con agua. Si usted es de piel delicada puede preparar esta mezcla con menos cantidad de gotas de MMS y activador o diluirlo en más agua, por ej. 100 ml, use una concentración más baja si tiene lesiones severas de larga data porque la piel está delicada por las agresiones que ha sufrido, también para aplicar en la piel de los niños que son más delgadas y delicadas. Puede aplicar cuántas veces quiera, mínimo 1 vez al día, excepto en caso de heridas que se recomienda usar bastantes veces al día (5 a 6 veces), dejando la herida el mayor tiempo posible descubierta de parches, sanará más rápido. No necesita enjuagar, pero podría hacerlo.

Esta botella rociadora con la preparación de MMS® activado dura con la potencia requerida de 6 a 8 días si se guarda en lugar fresco y oscuro, especialmente cuidado de la exposición solar. Luego de ese tiempo y si le queda parte de la mezcla preparada es mejor cambiar la solución por una nueva, lo que le queda o sobre de la anterior mezcla puede utilizarla para lavar sus verduras y frutas o bien para lavar sus pies.

Sacramento de Salud de Génesis II

PROTOCOLO 1000 con MMS1: PROTOCOLO BASE LEA TODAS LAS INDICACIONES ANTES DE COMENZAR EL SACRAMENTO MÉTODO DE LA BOTELLA

Tome una botella de 500 ml que tenga tapa hermética (pueden ser botellas de plástico o vidrio pero siempre con tapa de plástico, no metálica), la botella debe marcarla con un plumón permanente dividiendo en 8 partes el contenido, así tendrá 8 dosis de 60 ml. aproximados de MMS® activado para hacer el protocolo durante todo el día.

Puede diluir en más agua si gusta.

Puede preparar el MMS® en la noche y guardar en refrigerador para comenzar el día siguiente puede crear una bitácora para anotar el desarrollo del protocolo, su evolución y reacción para que en caso de hacer consultas al ministro certificado o distribuidor que le proveyó MMS® tenga toda la información a mano.

PREPARACIÓN

Debe añadir el número de gotas recomendadas de MMS (según tabla que se muestra más adelante) a un vaso de vidrio limpio y seco, la proporción será 1 a 1, es decir por cada gota de MMS® debe poner 1 gota de “activador” que es ácido clorhídrico al 4-5%, (sino se consigue usar ácido cítrico al 35 – 50 %), al mezclarse cambian de color a amarillo ámbar y expele olor a cloro transformándose en Dióxido de Cloro que es el agente que ayudará a eliminar de su cuerpo lo que no debe estar allí (no aspire directamente el gas que expele), mueva y rote suavemente el vaso para que se unan bien, esperar 40 segundos y mezclar con el agua de la botella previamente reservada, cierre con la tapa y revuelva, así obtendrá las 8 dosis del día listas para usar. (Debe siempre preparar las dosis con agua fría preferentemente).

Siga el horario que le acomode y programe sus dosis de MMS® dando espacio suficiente para su alimentación y descanso, siendo fundamental que si tiene apetito, coma y si tiene sueño, duerma. Si olvida alguna dosis o no le es posible hacer estrictamente el protocolo, no tome dosis juntas, siga el tratamiento y trate de terminar el día, si le quedan dosis, las puede usar para el siguiente día.

En estricto rigor el protocolo 1000 comienza al lograr usar 24 gotas para todo el día, los días anteriores son el protocolo de inicio, un proceso de adaptación y limpieza gradual para evitar crisis curativas, por ello se ha implementado este método de la botella que los une a ambos, dosificando y subiendo gotas suavemente.

NOTA: Esta botella de MMS activado tendrá una duración de hasta 3 días en el refrigerador y 1 día a temperatura ambiente excepto si le llega luz solar con lo cual dura sólo horas. Es mejor tenerlo en el refrigerador bajo los 11°C, pues a esa temperatura el aroma y sabor disminuyen porque no se libera ni se activa el Dióxido de cloro, sino sólo al ingerirlo gracias a la temperatura corporal. Debe cubrir la botella de agua de MMS activado con un paño o bolsa oscura para evitar que la luz solar desactive la solución.

Tabla:

El primer día mezclar 4 gotas de MMS® con 4 gotas de activador.

El segundo día mezclar 6 gotas de MMS® y 6 gotas de activador.

El tercer día mezclar 10 gotas de MMS® con 10 gotas de activador.

El cuarto día mezclar 11 gotas de MMS® y 11 gotas de activador.

El quinto día mezclar 12 gotas de MMS® con 12 gotas de activador.

El sexto día mezclar 13 gotas de MMS® y 13 gotas de activador.

El séptimo día mezclar 14 gotas de MMS® con 14 gotas de activador.

El octavo día mezclar 15 gotas de MMS® y 15 gotas de activador.

El noveno día mezclar 16 gotas de MMS® con 16 gotas de activador.

El décimo día mezclar 17 gotas de MMS® y 17 gotas de activador.

El décimo primer día mezclar 18 gotas de MMS® con 18 gotas de activador.

El décimo segundo día mezclar 19 gotas de MMS® y 19 gotas de activador.

El décimo tercer día mezclar 20 gotas de MMS® con 20 gotas de activador.

El décimo cuarto día mezclar 21 gotas de MMS® y 21 gotas de activador.

El décimo quinto día mezclar 22 gotas de MMS® con 22 gotas de activador.

El décimo sexto día mezclar 23 gotas de MMS® y 23 gotas de activador.

El décimo séptimo día mezclar 24 gotas de MMS® y 24 gotas de activador.

Por 21 días seguidos mantenga esta cantidad, descansar por 7 días, luego puede continuar hasta por tres ciclos de 21 días. En los días de descanso se sugiere consumir vitaminas A, C, D, E y K y micronutrientes como hierro, zinc y selenio. En su defecto algún complejo vitamínico sin conservantes.

IMPORTANTE: Si en algún día usted siente mareos, nauseas o experimenta vómitos o diarreas, entonces, durante ese día corta las tomas y al día siguiente, continua con disminuyendo 2 gotas a las del día anterior sin subir más la dosificación, pues, su cuerpo define que esa es la cantidad exacta que necesita su organismo y su estado mitocondrial determina ese requerimiento. Pasado unos d;ias puede volver a

intentar subir la cantidad.

Ejemplo de horario:

8:00 horas =Desayuno

1° dosis de MMS 9:00 horas. (Beber 1/8 parte del agua activada de la botella)

2° dosis de MMS 10:00 horas. (Beber 1/8 parte del agua activada de la botella)

3° dosis de MMS 11:00 horas. (Beber 1/8 parte del agua activada de la botella)

12:00 horas =Almuerzo

4° dosis de MMS 14:00 horas. (Beber 1/8 parte del agua activada de la botella)

5° dosis de MMS 15:00 horas. (Beber 1/8 parte del agua activada de la botella)

6° dosis de MMS 16:00 horas. (Beber 1/8 parte del agua activada de la botella)

17:00 horas = Merienda

7° dosis de MMS 19:00 (beber 1/8 parte del agua activada en la botella)

8° dosis de MMS 20:00 (beber 1/8 parte del agua activada en la botella)

21:00 horas = Cena

Este es un horario tentativo, usted lo ajusta y adapta a su comodidad mientras tome las 8 dosis diarias, cuando deba ingerir comida o tomar medicamentos lo separe por lo menos 1 hora.

Entre otros, los alimentos que interfieren la acción del MMS son: antioxidantes en suplementos o naturales, jugos industriales en polvo o líquido, leche de vaca en polvo y líquida, néctares y bebidas en general, bicarbonato (si por alguna razón o descuido ingirió más dosis, el antídoto a usar es una cucharadita de bicarbonato de sodio diluido en agua).

Todo alimento ultraprocesado (hecho en fábricas, listos para consumir) se debe evitar mientras dure el tratamiento de limpieza con MMS®, pues así el poder limpiador de MMS® actuará sobre lo acumulado en el organismo y no sobre las toxinas que usted consume diariamente.

**Se recomienda consumir agua de mar isotónica a lo largo de la vida**

No debe sentirse más enfermo de lo que ya está, para evitarlo, como hemos indicado, debe ajustar sus dosis, el MMS® podría causar náuseas, vómitos o diarrea (llamadas crisis curativas o depurativas) porque es la manera del cuerpo de manifestar la acción del MMS® y la eliminación de aquellas toxinas que posiblemente nos esté provocando una afección. Cuando usted nota alguno de estos síntomas debe tomar menos gotas y tomas de MMS® pero trate de no dejar de tomar para continuar con la limpieza de su organismo a su ritmo.

Es muy importante incorporar actividad física, aunque sea tres veces por semana como mínimo.

Las molestias, fatiga, dolor, diarrea, náuseas o vómitos ocasionan pérdida de energía, lo que a su vez hace más lenta la curación y recuperación, por eso evite tener estos síntomas ajustando su dosis y no esfuerce su cuerpo en demasía, más cantidad de MMS® no es mejor, siempre debe ajustarlo a su tolerancia. Tomar más cantidad no necesariamente significa adelantar los tiempos de sanación.

Las personas que sufren sobrepeso deben aumentar la cantidad de MMS® que ingieren una vez que hayan logrado consumir las 24 gotas diarias por una semana, se sube por DOSIS, 1 gota por cada 11 kilos de peso adicional en dosificación progresiva. El ministro que le suministró el MMS® debe guiarlo en el procedimiento.

Las personas que estén BAJO peso, pueden utilizar Moringa dos horas después de terminado el protocolo de MMS®, también pueden consumir caldo de huesos o pasta budwig durante el día.

Es de suma importancia aumentar la dosis de una en una gota más hasta conseguir la dosis recomendada (24 gotas de MMS® activado para el día), pero si no se siente mejor, tiene síntomas de crisis depurativas o curativas o siente cansancio DEBE DISMINUIR 2 GOTAS de la preparación del día, mantener por dos días con esas dosis disminuidas y luego tratar de continuar subiendo a lo recomendado. Si siente náuseas o dolor de cabeza, tome bastante agua o coma una manzana roja que le ayudarán a movilizar y que salgan del cuerpo el exceso de toxinas y metales pesados que el MMS® ayuda a desechar; si siente ruidos, inflamación de estómago o tiene muchos gases que eliminar puede utilizar dos cápsulas de 300 mg. de carbón vegetal activado, esto ocurre sobre todo en casos de personas que sufren de cándidas.

El éxito de la limpieza que propende MMS® depende de usted, ponga atención a su alimentación, a su entorno y a sus emociones y considere brindarse todos los momentos que su cuerpo requiere para conseguir la recuperación o reparación biológica completa (Medicina Germánica del Dr. Ryke Hamer)

Existen variados protocolos para complementar el protocolo 1000 que es la base, éstos dependen de los síntomas de las personas y no de su diagnóstico o enfermedad.

• Protocolo 2000: en caso de enfermedades que amenazan la vida, se usa MMS® y MMS2.

• Protocolo 3000: en caso de no poder tomar MMS® oralmente, se usa MMS® y DMSO.

• Protocolo 4000: en caso de no poder conseguir MMS®, se realiza sólo con MMS2.

• Protocolo cutáneo: en caso de lesiones o expresiones en piel o uñas, se usa en variadas otras situaciones.

• Protocolo para niños: es según sus kilos de peso, no su edad.

• Otros Protocolos: oídos, ojos, nariz, gas, baño de pies, sauna casero, baños de tina, bucal, quemaduras, venenos, malaria (aquí es protocolo de dos tomas diarias de 15 gotas activadas cada toma) o infecciones de fuente desconocida, enema rectal, enema vaginal, hongos en uñas, desinfección de ambientes, para animales, desinfección de frutas y verduras, de emergencia, de mantención, gripe, etc. Éstos se describen en página web www.genesis2chile.cl o www.serensalud.com o www.cdsperu.com y usted puede solicitar el folleto resumen en PDF al mail genesis2chile@gmail.com o genesis2argen@gmail.com

Documento preparado por

Eyre Pacheco M.

Obispo en Chile de Génesis II # 106

Certificada # 686 año 2013-2014

Filial Génesis en Chile #227

Sargento Aldea 557, Santiago.

Teléfono: 2-23027025

Y por Gusty López

Ministro en Argentina de Genesis II #1241

Estudios Científicos y Referencias:

click sobre idiomas para ver traducción al español

1982 Estudio (Controlled clinical evaluations of chlorine dioxide, chlorite and chlorate in man)
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0272059081800425

2007. Informe Oficial de la OMS
https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/43870/9789241209472_eng.pdf

2011. Estudio de Neuraltus Pharmaceuticals para el uso de Clorito de Sodio en la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)
https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT01281631?term=NP001&rank=4

2013. Agencia Europea del Medicamento
https://www.ema.europa.eu/en/medicines/human/orphan-designations/eu3131139

2016/18 Safety and Efficacy Study of NP001 in Patients With Amyotrophic Lateral Sclerosis (ALS) and Systemic Inflammation
https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT01091142?term=NP001&rank=3

2018 Anuncio de la compañía Neuraltus Pharmaceuticals del siguiente estudio http://www.neuraltus.com/april-26-2018/

2018. carta de Teresa Forcades: “A quien pueda interesar”
https://alish25.files.wordpress.com/2019/02/teresa-forcades-a-quien-pueda-interesar.pdf