domingo , 12 julio 2020

Vacunas la historia real

Vea el artículo Usted misma/o

https://pediatrics.aappublications.org/content/106/6/1307
December 2000, VOLUME 106 / ISSUE 6 DOI: https://doi.org/10.1542/peds.106.6.1307

Un concepto erróneo que causa miedo a partir de la desinformación, es que si no nos vacunan a todos  las muertes de las terribles enfermedades que una vez plagaron a la humanidad volverán a los niveles previos a la vacuna. Podemos ver en el gráfico de arriba, que la mortalidad por estas enfermedades estaba disminuyendo drásticamente antes de la vacunación. La explicación de la disminución de enfermedades mortales a mediados del siglo pasado, no fue por la vacunación. Se ha demostrado que fue la higiene, las cloacas y el agua potable. Vea este artículo, ‘¿Cuál es el vínculo causal entre la higiene y las infecciones?’, Los autores de este estudio de Pediatrics ofrecen la evidencia epidemiológica demostrando que las vacunas desempeñaron un papel menor.

Ver articulo Evidencia de vínculo entre higiene e infecciones

Toda la reducción, incluso para la tuberculosis, TB en EE. UU., se logró antes de que se ofreciera cualquier tipo de vacuna, y la mayoría de las reducciones para todas las enfermedades, se lograron antes de que los antibióticos estuvieran disponibles comercialmente en aproximadamente 1950 también. En todos los países que utilizaron el BCG como ‘protección’ de primera línea, se observó una disminución idéntica a la que observamos en los EE. UU. Que no utilizaron la vacuna contra la TB.

La mortalidad por varias enfermedades comunes ya había disminuido significativamente mucho antes de que se crearan las vacunas. La tendencia descendente de las curvas no se ve afectada por la introducción de la vacuna.

Los gráficos de disminución de muerte en difteria y escarlatina, son casi idénticos. Sin embargo, nunca hubo una vacuna ampliamente utilizada para la fiebre escarlata. La fiebre escarlata y su complicación resultante, la fiebre reumática, se ha demostrado claramente en la literatura médica, que se basa en la nutrición. Esta es la razón por la que si encuentra a alguien que dice que tuvo fiebre escarlata, se encuentra principalmente en países más empobrecidos, asolados por la guerra, hambrientos y golpeados por la pobreza. En los países desarrollados donde la fiebre reumática es un problema, se observa principalmente en los grupos menos educados, cuya comprensión nutricional falta, o su acceso a una buena alimentación es limitado.

Sin embargo, las personas poco educadas en entornos sociales estables, sin mucho dinero, que entienden y siguen vías nutricionales efectivas, estarán en la escala de baja susceptibilidad porque la nutrición y el bienestar son lo que realmente cuenta.

La mala nutrición, históricamente se correlaciona con la fiebre reumática superior y la muerte. Todos nosotros portamos el estreptococo del grupo A con regularidad, pero los que están bien alimentados entre nosotros no tienen fiebre escarlata, y mucho menos su complicación, la fiebre reumática.

Este punto está lo suficientemente bien estudiado como para dejar de lado cualquier preocupación sobre si la correlación implica causalidad o no.

Vea como nos han mentido para hacernos creer que las vacunas nos han salvado en la historia, o que no causan autismo o encefalitis. Los crimenes de los laboratorios todo documentado.

Históricamente, en el caso de todas las enfermedades infecciosas, la buena nutrición ha sido y sigue siendo un importante factor preventivo que ha provocado enormes descensos de la morbilidad y la mortalidad por la mayoría de las enfermedades infecciosas.

Click sobre el mapa para agrandar

Historia de los Estados Unidos antes de que las vacunas aparecieran en el escenario.

¿Fueron realmente necesarias estas vacunas en primer lugar? ¿Y hacerlas obligatorias en masa sobre toda la población? Los datos provienen de los CDC:

Ver fuente: https://www.cdc.gov/vaccines/pubs/pinkbook/downloads/appendices/e/reported-cases.pdf

Hubo varias versiones experimentales del tratamiento / vacuna contra la difteria durante los años 20 y 30, pero no fueron aceptadas por el público en general debido a la “enfermedad del suero” o la anafilaxia debido a las altas cantidades de sangre de caballo de caballos infectados con la toxina de la difteria. La aceptación y el uso más generalizados del DTP no se produjeron hasta alrededor de 1948. Los CDC comenzaron a rastrear casos y muertes en 1950.

La triple viral, SRP, en ingles MMR fue introducida en 1962.

————————————————-

La historia real del sarampión

Varias décadas después de la introducción de la vacuna, la tasa de mortalidad por sarampión aumentó, en gran parte porque la vacuna hizo que los adultos, las mujeres embarazadas y los bebés fueran más vulnerables

A principios del siglo pasado, el sarampión mató a millones de personas al año. Luego, poco a poco, en los países del mundo desarrollado, la tasa de mortalidad disminuyó, en la década de 1960, en un 98% o más. En el Reino Unido, cayó un asombroso 99.96%. Y luego, la vacuna contra el sarampión entró en el mercado.
 
Las enfermedades infecciosas se desvanecieron de manera similar antes de 1950 y la vacuna de sarampión fue introducida en 1963, para la escarlatina, nunca se desarrollaron vacunas.

El crédito por el declive de un siglo, los científicos están de acuerdo, se dirige a una mejor nutrición, a una campaña de higiene y el establecimiento de cloacas y agua potable, los efectos secundarios del creciente desarrollo de a época. En los Estados Unidos, la tasa de mortalidad se redujo en aproximadamente un 98%, de aproximadamente 10 por cada 100,000 habitantes hace un siglo a un quinto de una persona en 1953, 10 años después las vacunas contra el sarampión hicieron su debut en Estados Unidos. Tanto antes como después de que comenzara la vacunación, las víctimas tendían a ser pobres.
Un estudio en el American Journal of Public Health , “Mortalidad por sarampión en los Estados Unidos 1971-1975”, encontró que la tasa de mortalidad por sarampión es casi 10 veces mayor entre las familias cuyo ingreso medio era inferior a $ 5,000 que entre las familias cuyo ingreso excedía un modesto $ 10,000. Las familias fuera de las áreas metropolitanas, que solían sistema de cloacas y nutrición deficiente, tenían una tasa de mortalidad tres veces mayor.

Un estudio anterior y emblemático en el American Journal of Epidemiology realizado por el Centro para el Control de Enfermedades Roger Barkin encontró resultados inquietantes similares del número de víctimas del sarampión en los desfavorecidos. Aquí la raza entró en escena porque los niños afro-americanos fueron víctimas desproporcionadamente, no por el virus del sarampión per se sino por la pobreza. Un niño afro-americano pobre y un niño blanco pobre tenían la misma alta probabilidad de morir de sarampión, pero debido a que los niños blancos rara vez vivían en una pobreza extrema, el sarampión reclamó a los afro-americanos.

El sarampión no solo discriminaba por ingresos: en otro estudio, Barkin descubrió que los niños con enfermedades subyacentes eran particularmente vulnerables y que “la mayoría de este grupo tenía retraso físico o mental, o ambos”.
En la era previa a la vacuna, cuando el virus natural del sarampión infectaba a toda la población, el sarampión, “típicamente una enfermedad infantil benigna”, como Clinical Pediatrics lo describió: fue bien recibido por proporcionar inmunidad de por vida, evitando así las peligrosas infecciones en adultos. En la era actual de las vacunas, los adultos han representado entre un cuarto y la mitad de los casos de sarampiónla mayoría de ellos involucran neumonía, una cuarta parte de ellos hospitalización.

También es importante destacar que el sarampión durante los embarazos ha aumentado peligrosamente porque las mujeres embarazadas ya no tienen inmunidad de por vida. Las futuras madres vacunadas están en riesgo porque la vacuna contra el sarampión disminuye con el tiempo y porque a menudo no protege contra el sarampión.
 El peligro se extiende a los bebés, cuyos cuerpos son demasiado inmaduros para recibir la vacuna contra el sarampión antes de cumplir un año, lo que los hace completamente dependientes de los anticuerpos heredados de sus madres. En su primer año fuera del útero, los bebés sufren la tasa más alta de infecciones de sarampión y el daño más duradero. Sin embargo, las madres vacunadas tienen pocos anticuerpos para transmitir, solo alrededor de una cuarta parte de las madres protegidas por el sarampión natural, lo que deja a los bebés vulnerables tres meses después del nacimiento, según un estudio realizado el año pasado en el Journal of Infectious Diseases .

En 1970, una de las dos vacunas originales contra el sarampión se retiró en Canadá y los EE. UU. Después de causar el síndrome de sarampión atípico, una enfermedad grave que desencadena altas tasas de neumonía. En 1975, la segunda vacuna original se retiró debido a fiebres de más de 103 grados, entre otros efectos secundarios graves. Dos variantes de esta vacuna también resultaron insatisfactorias. Una vacuna contra el sarampión se convirtió en parte de la vacuna combinada MMR (sarampión, paperas, rubéola) en la década de 1980, solo para ser retirada en 1990 por Canadá y en 1992 por el fabricante después de que informes de Canadá, Estados Unidos, Suecia y Japón culparan a MMR por convulsiones febriles, meningitis, sordera y muerte. Una segunda versión de MMR, ahora en uso generalizado, sigue presentando problemas dado que utiliza línea de células de fetos humanos abortados que puden causar mutagénesis y cancer.

———————————————–

Polio fue introducida en 1954.

  • Censo de población de EE. UU. En 1950: 150.697.361
  • Censo de población de EE. UU. En 1960: 179.323.175
  • Censo de población de EE. UU. En 2010: 308.745.538
  • Riesgo de caso de difteria: 5796 / 150,697,361 = 0.0038%
  • Riesgo de muerte por difteria: 410 / 150,697,361 = 0.0003%
  • Riesgo de caso de tétanos: 486 / 150,697,361 = 0.0003%
  • Riesgo de muerte por tétanos: 336 / 150,697,361 = 0.0002%
  • Riesgo de caso de tos ferina: 120,718 / 150,697,361 = 0.0801%
  • Riesgo de muerte por tos ferina: 1,118 / 150,697,361 = 0.0007%
  • Riesgo de caso informado de sarampión: 481,530 / 179,323,175 = 0.2685%
  • Riesgo de caso estimado real de sarampión: 4,000,000 / 179,323,175 = 2.2306%
  • Riesgo de muerte por sarampión: 408 / 179,323,175 = 0.0002%
  • Riesgo de muerte por paperas: 48 / 179,323,175 = 0.000027%
  • Riesgo de muerte por rubéola: 16 / 179,323,175 = 0.000009%
  • Riesgo de caso de polio (paralítico o no paralítico): 35,592 / 150,697,361 = 0.0236%

(95-99% de los casos son asintomáticos. Menos del 1% resultan en parálisis permanente)

  • Riesgo de muerte por polio: 1450 / 150,697,361 = 0.00096%

Aquí hay una tabla con algunos riesgos diarios: https://www.bmj.com/content/suppl/2003/09/25/327.7417.694.DC1

Temas muchos mas gaves ocultos

Staphylococcus aureus resistente a la meticilina casos y muertes. 80,000 casos 11.000 muertes del National Children’s Hospital en Washington D.C.

https://childrensnational.org/news-and-events/childrens-newsroom/2017/mrsa-blood-infections-are-less-fatal-in-kids-vs-adults-but-cause-significant-complications

En 2013 hubo casi medio millón de infecciones con Clostridium Difficile, lo que resultó en 15.000 muertes directas.

https://www.cdc.gov/media/releases/2015/p0225-clostridium-difficile.html

Los enterovirus no polio causan de 10 a 15 millones de infecciones y decenas de miles de hospitalizaciones en los Estados Unidos cada año. https://www.cdc.gov/non-polio-enterovirus/index.html

Número de infecciones adquiridas en el hospital en los EE. UU .: 687.000 con 72.000 muertes. https://www.cdc.gov/hai/data/portal/index.html

23.000 muertes por infecciones resistentes a los antibióticos, 2 millones de casos cada año, en los EE. UU. https://www.cdc.gov/globalhealth/infographics/antibiotic-resistance/antibiotic_resistance_global_threat.htm

250.000 mueren por error médico en EE. UU. Cada año. Eso representa el 10% de todas las muertes en los Estados Unidos cada año. Tercera causa principal de muerte. https://www.hopkinsmedicine.org/news/media/releases/study_suggests_medical_errors_now_third_leading_cause_of_death_in_the_us

Más referencias

La contribución cuestionable de las medidas médicas a la disminución de la mortalidad en los Estados Unidos en el siglo XX. – McKinlay JB, McKinlay SM, The questionable contribution of medical measures to the decline of mortality in the United States in the twentieth century, Milbank Mem Fund Q Health Soc.1977 Summer;55(3):405-28.
PMID: 413067 https://vaccine.guide/necessity-of-vaccination/decline-in-disease-mortality/the-questionable-contribution-of-medical-measures-to-the-decline-of-mortality-in-the-united-states-in-the-twentieth-century/

Guia sobre Vacunas: https://vaccineguide.sfo2.digitaloceanspaces.com/VaccineGuide-October-2019.pdf