miércoles , 29 mayo 2024

1 cada 40 vacunadas contra el VPH, tiene el riesgo de contraer una enfermedad crónica grave

Print Friendly, PDF & Email

En el siguiente video queda demostrado que la vacuna Gardasil contra el VPH, en los ensayos clínicos realizados por el fabricante (Merck) causó que 1 cada 40 vacunadas contrajeran una enfermedad autoinmune que podría durar toda la vida. www.bitchute.com/videos/qF54EmZg3MRt/ comprobar con el prospecto de la propia vacuna en: https://www.fda.gov/media/74350/download

En el siguiente estudio queda demostrado que la vacuna Gardasil contra el VPH, en los ensayos clínicos realizados por el fabricante (Merck) causó que:

  • Una cada 40 vacunadas contrajeran una enfermedad autoinmune que podría durar toda la vida.
  • Una cada 2 vacunadas sufrieran otras condiciones médicas graves.
  • Una cada 30 vacunadas, en los grupos sin placebo necesitaran procedimientos quirúrgicos y médicos

Fraudes del Laboratorio fabricante Merck

A continuación se demuestra los fraudes que el laboratorio Merck ha cometido. Veamos el prospecto que  incluso está en el paquete de cada vacuna y pueden encontrarlo ahora en Internet, en este prospecto producido por Merck hay dos tablas.

En la tabla inicial hay tres columnas, la primera columna solo describe los daños en el sitio de la vacuna: el rubor, la picazón, el morado y el dolor en el sitio de la vacuna en 5.088 niñas que recibieron la vacuna Gardasil contra el VPH. Por otro lado está la segunda tabla con 3.470 chicas que fueron usadas como control pero recibieron AAHS, que es el adyuvante de aluminio de la vacuna y no un placebo inerte. Este aluminio es una neurotoxina, que se coloca en la vacuna para que provoque una respuesta inmune en el sujeto vacunado.

Entonces las  3.470 niñas de la segunda columna recibieron sólo la neurotoxina  sin ningún otro componente de la vacuna. En el grupo de Gardasil (columna 1) y en el control con AAHS (columna 2) se ve prácticamente el mismo número de daños. Cuando se llega al grupo con placebo salino (columna 3,) el porcentaje de reacciones se reduce a la mitad.

Ya hay estudios que demuestran que el adyuvante de aluminio por sí mismo causa muchos daños en las chicas que reciben la vacuna.

Veamos las cifras en la tabla 9 del prospecto:

Ahora, vayamos a ver la tabla 9 en la cual se habla de los daños sistémicos reales… enfermedades autoinmunes. En lugar de mostrarnos la ciencia analizada, que sería mostrarnos lo que ha pasado con el grupo del placebo inerte, en vez se esconde el grupo del placebo y los incluyen en el  grupo que recibió el aluminio y esto sin aclarar. Lo importante es saber que lo que ha pasado es que han habido reacciones muy graves que en muchos casos pueden ser considerados peores que la muerte y afectan a las personas y las debilitan de por vida.

En este cuadro en la parte inferior del grupo de Gardasil vemos que un 2,3% de las chicas que han recibido la vacuna Gardasil han contraido enfermedades autoinmunes dentro de los seis meses de la administración de la vacuna.

Descargar prospecto de Merck desde la FDA

El resultado demuestra que 1 cada 40 niñas contrae efectos adversos graves. 1 cada 40 vacunadas que reciben la vacuna contra el VPH, tienen el riesgo de contraer una enfermedad crónica grave

Y en el grupo que recibió el aluminio ha pasado exactamente el mismo número: 2,3%. Ningún padre permitiría que su hija recibiera una sustancia con una posibilidad de 1 en  40 de convertirse en discapacitada por toda la vida. Dado que 2,3 personas cada 100 es igual a  1 persona cada 40.

  1. El virus del papiloma humano (VPH) es un virus, con más de 200 tipos diferentes, que se transmite sexualmente, generalmente no causa síntomas y el 90% de las veces se resuelve espontáneamente en dos años. 2 , 3
  2. El cáncer de cuello uterino, que representa el 0,7 % 4 de todos los cánceres, es el cáncer relacionado con el VPH más común y ocurre con mayor frecuencia en mujeres de 35 a 49 años (la edad promedio de diagnóstico es de 50 años); rara vez se diagnostica en mujeres menores de 20 años 5 , 6 y es seis veces más común en mujeres con VIH. 7 Juntas, las pruebas de Papanicolaou y VPH pueden detectar con éxito el 95 % de los posibles cánceres de cuello uterino. 8
  3. En California, entre 1999 y 2019, ha habido alrededor de 400 a 500 muertes por cáncer de cuello uterino cada año, lo que representa una tasa de alrededor de 2,1 a 2,9 por 100.000. 9 En general, el 97 % de las muertes por cánceres relacionados con el VPH se dan en poblaciones de alto riesgo (es decir, fumadores, mujeres que no se hacen pruebas de detección cada tres años y tienen comportamiento sexual de riesgo), 10 y el riesgo anual de que una persona con riesgo promedio muera por un el cáncer relacionado con el VPH es de aproximadamente 1 en 900.000. 11
  4. La vacuna contra el VPH actualmente disponible consta de proteínas (partículas similares a virus) hechas de levadura mediante tecnología de ADN recombinante para nueve tipos diferentes de VPH y 500 mcg de aluminio, 12 que se inyectan por vía intramuscular en tres dosis separadas. 13
  5. La vacuna contra el VPH se aprobó por primera vez en 2006 después de los ensayos clínicos; sin embargo, el placebo no era inerte y contenía aluminio, 14 y se han informado eventos adversos graves, 15 por lo que su seguridad es controvertida y actualmente está siendo objeto de litigio en California. 16
  6. El propósito de la vacuna contra el VPH es prevenir las verrugas y los cánceres genitales relacionados con el VPH 17 , dado que se necesitan entre 15 y 20 años 18 para desarrollar cáncer de cuello uterino en la mayoría de las mujeres, se necesita más tiempo e investigación antes de que se puedan hacer afirmaciones definitivas sobre su eficacia.
  7. Dado que para la mayoría de las personas la posibilidad de morir de un cáncer relacionado con el VPH es de aproximadamente 1 en 900.000, y los estudios de seguridad de las vacunas contra el VPH incluyen solo alrededor de 25.000 sujetos, 19 no hay suficiente poder estadístico para concluir que la vacuna contra el VPH es más segura que el riesgo de los cánceres relacionados con el VPH.

Estudio de Mehlsen sobre la lesión del sistema nervioso inducida por la vacuna contra el VPH

Varios casos documentados sobre la lesión de esta vacuna tienen un patrón común en mujeres jóvenes previamente sanas que recibieron la vacuna Gardasil. Tenían síntomas graves del sistema nervioso que surgieron después de la segunda dosis, que a menudo progresaron rápidamente. A la mayoría de ellos se les ha diagnosticado enfermedades desmielinizantes, a pesar de los distintos síntomas externos.

Las enfermedades neuronales desmielinizantes son afecciones en las que la cubierta protectora que rodea las fibras nerviosas se daña y causa problemas con las señales nerviosas, lo que provoca síntomas como debilidad, entumecimiento y dificultades de coordinación.

Dependemos de nuestros nervios para hacer de todo, desde caminar hasta ver e incluso cambiar nuestros gestos. Por ejemplo, cuando nos levantamos desde una posición acostada, nuestro sistema nervioso autónomo se estimula para producir cambios en la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la sudoración y el flujo sanguíneo al cerebro. Cuando estos cambios son anormales, pueden indicar un problema del sistema nervioso autónomo.El Dr. Jesper Mehlsen es un médico danés con más de 35 años de experiencia en trastornos del sistema nervioso autónomo. Ha publicado más de 140 artículos científicos en revistas médicas revisadas por pares, principalmente sobre el sistema nervioso autónomo y, más recientemente, sobre enfermedades complejas que posiblemente resulten de la vacuna contra el VPH.

El Dr. Mehlsen ha trabajado tanto clínicamente como en investigaciones con pacientes con sospecha de efectos secundarios asociados con la vacuna contra el VPH. Sus síntomas son comunes a los observados en el síndrome de fatiga crónica (encefalomielitis miálgica). Cuando fue entrevistado por el equipo del documental «Under the Skin», el Dr. Mehlsen dijo:“Todo comenzó en 2011, cuando recibimos los primeros pacientes con síntomas extraños, como desmayos, frecuencia cardíaca elevada cuando estaban de pie y muchos otros síntomas. Luego, en 2015, realmente aumentó y desde entonces hemos remitido a unos 800 pacientes por posibles efectos secundarios, y hemos estado estudiando esto intensamente. “Muchos de los pacientes acudieron a diferentes especialidades, lo cual es típico de los pacientes que también se desmayan, que pasan un período prolongado antes de llegar al lugar correcto. Al observar los registros de algunos de estos pacientes, puedo ver que han tenido hasta 50 visitas a diferentes médicos en un año”. En 2015, el Dr. Mehlsen publicó un artículo en el Danish Medical Journalpdf ) que describía los efectos secundarios sospechosos de la vacuna tetravalente contra el VPH en 53 niñas y mujeres de entre 12 y 39 años que fueron remitidas a su unidad de síncope para una prueba de «mesa basculante» y Evaluación de la función de su sistema nervioso autónomo.

Para una prueba de inclinación, un paciente se acuesta sobre una mesa que se inclina lentamente hacia arriba, mientras se miden la presión arterial y la frecuencia cardíaca para analizar las respuestas del sistema nervioso autónomo a la fuerza de gravedad con cambios de posición.

Los 53 pacientes tenían síntomas compatibles con una disfunción pronunciada del sistema nervioso autónomo, con diversos grados de intolerancia ortostática, fatiga excesiva, dolor de cabeza intenso, deterioro cognitivo, malestar gastrointestinal y dolor neuropático extenso. Los hallazgos del Dr. Mehlsen sugirieron la necesidad urgente de realizar investigaciones adicionales para aclarar la fisiopatología de los síntomas.“Tenemos contactos con médicos de otros países que han descubierto lo mismo. Entonces la mayoría de las niñas pudieron decirnos que esto sucedió una semana o un mes después de la vacunación. Por eso se nos ocurrió la idea de que tal vez esto se debía a la vacunación”. dijo el Dr. Mehlsen.

Grandes estudios confirman que Gardasil está relacionado con POTS o síncope

Nuestro sistema nervioso autónomo regula procesos corporales esenciales más allá del control consciente, como la presión arterial y el pulso. Los trastornos en este sistema pueden provocar desmayos, síncope (caída repentina de la presión arterial) o POTS, que pueden provocar lesiones en la cabeza.

POTS implica un latido cardíaco rápido al ponerse de pie y es una disfunción del sistema nervioso, a veces similar al síncope. En un  artículo de JAMA de 2009 , poco después del lanzamiento de Gardasil en EE. UU., la FDA y los CDC informaron 1.896 casos de síncope en dos años, lo que equivale a 8,2 casos por 100.000 dosis de VPH. Esto fue significativamente más alto que las tasas anteriores de otras vacunas. Más de la mitad de estos eventos ocurrieron dentro de los 15 minutos posteriores a la vacunación contra el VPH, lo que sugiere un vínculo claro. Una revisión sistemática danesa de 2020  de 79.102 mujeres y 16.568 hombres en 24 ensayos encontró que las vacunas contra el VPH aumentaban los trastornos graves del sistema nervioso en un 49 por ciento en comparación con los controles activos (otras vacunas). El POTS y el síndrome de dolor regional complejo (SDRC) se asociaron notablemente con las vacunas contra el VPH, con tasas 1,92 y 1,54 veces superiores a las del grupo de control, respectivamente. Es esencial señalar que estos aumentos en las tasas se observaron en comparación con los controles activos (otras vacunas o adyuvantes a base de aluminio), no con las inyecciones de solución salina. La mayoría de los sujetos del grupo de control recibieron un pseudoplacebo que contenía el mismo compuesto de aluminio que Gardasil, y sólo una pequeña porción recibió un placebo neutro de agua salada.

La vacuna contra el VPH está relacionada con trastornos autoinmunes

Los mecanismos subyacentes comunes de las lesiones relacionadas con la vacuna contra el VPH son los trastornos autoinmunes. Estudios realizados en varios países europeos han encontrado asociaciones entre la vacunación contra el VPH y enfermedades autoinmunes. Un estudio francés realizado en 2017 entre más de 2 millones de niñas mostró un riesgo casi cuatro veces mayor de sufrir el síndrome de Guillain-Barré (SGB) después de la vacuna contra el VPH. El SGB es un trastorno autoinmune que causa daño a los nervios y altera la función motora. Un estudio estadounidense de 2011 encontró una tasa de SGB post-Gardasil de 2,5 a 10 veces mayor en seis semanas en comparación con la población general, superando las tasas de otras vacunas. Un  estudio danés-sueco de 2013 de casi 1 millón de niñas de 10 a 17 años encontró asociaciones significativas entre la vacuna contra el VPH y el síndrome de Behcet (3,37 veces),  la enfermedad de Raynaud  (1,67 veces) y la diabetes tipo 1 (1,29 veces) .Un estudio de 2017  en el que participaron más de 3 millones de mujeres de 18 a 44 años identificó siete eventos adversos con mayores riesgos después de la vacuna contra el VPH:

  • Pénfigo vulgar : causa ampollas en la piel y las superficies mucosas, casi nueve veces más comunes dentro de los 179 días posteriores a la vacunación.
  • Encefalitis, mielitis o encefalomielitis: Ocurrió 4,27 veces más a menudo al menos 180 días después de la vacunación contra el VPH.
  • Enfermedad de Addison : una afección rara pero potencialmente mortal, con una tasa 2,25 veces mayor al menos 180 días después de la vacunación.
  • Lupus eritematoso : una enfermedad autoinmune multisistémica que afecta la piel, los nervios o los riñones, 1,7 veces más común en cualquier momento después de la vacuna contra el VPH.
  • Enfermedad celíaca: un trastorno autoinmune gastrointestinal, 1,56 veces más común en cualquier momento después de la vacunación contra el VPH.
  • Enfermedad de Raynaud: ocurrió 1,46 veces más a menudo en cualquier momento después de la vacunación contra el VPH.
  • Tiroiditis de Hashimoto: una enfermedad tiroidea autoinmune, 1,42 veces más común al menos 180 días después de la vacunación.

Aumento alarmante de efectos adversos tras el lanzamiento de la vacuna Gardasil contra VPH

Tras el lanzamiento de Gardasil en Estados Unidos en 2006, un estudio que analizó los eventos adversos ocurridos entre 2006 y 2009 reveló estadísticas alarmantes en comparación con la vacunación meningocócica:

  • 26,5 veces más eventos de discapacidad.
  • 12,5 veces más hospitalizaciones.
  • 10 veces más eventos potencialmente mortales.
  • 8,5 veces más visitas al servicio de urgencias.

Tendencias similares surgieron en Colombia y Japón.En agosto de 2012, Colombia introdujo Gardasil en su calendario nacional de vacunación. En agosto de 2014, más de 200 niñas en El Carmen de Bolívar experimentaron síntomas misteriosos, como desmayos y dolores de cabeza, después de las recientes inyecciones de Gardasil. En Japón, numerosos efectos secundarios , incluidas convulsiones en niñas vacunadas, llevaron a la eliminación de la vacuna contra el VPH de la lista recomendada en 2013, lo que provocó que la tasa de vacunación cayera del 70 por ciento a menos del 1 por ciento. A pesar de los casos masivos de lesiones graves tras la vacuna contra el VPH, un artículo de 2019 los descartó como una » enfermedad psicógena masiva «. Sin embargo, ¿cómo es posible que estas niñas que están sentadas en sillas de ruedas, ciegas, confinadas en una cama, etc., no padezcan una enfermedad real? Los casos son reales. Las lesiones están adecuadamente documentadas y son innegables.

Ver este tema en profundidad:

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos

[1] https://leginfo.legislature.ca.gov/faces/billTextClient.xhtml?bill_id=202320240AB659
[2] https://www.cdc.gov/vaccines/pubs/pinkbook/hpv.html
[3] https ://www.cdc.gov/hpv/parents/about-hpv.html
[4] https://seer.cancer.gov/statfacts/html/cervix.html
[5] https://www.cancer.org /cancer/cervical-cancer/about/key-statistics.html
[6] https://gis.cdc.gov/Cancer/USCS/#/Demographics/
[7] https://www.who.int/news- room/fact-sheets/detail/cervical-cancer
[8] https://acsjournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/cncy.21544
[9] https://gis.cdc.gov/Cancer/ USCS/#/Tendencias/
[10]https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33003480/
[11] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33003480/
[12] https://physiciansforinformedconsent.org/aluminum/
[13] https://www.merck.com/product/usa/pi_circulars /g/gardasil_9/gardasil_9_pi.pdf
[14] https://www.merck.com/product/usa/pi_circulars/g/gardasil_9/gardasil_9_pi.pdf
[15] https://www.fda.gov/vaccines-blood -biologics/safety-availability-biologics/gardasil-vaccine-safety
[16] https://www.prnewswire.com/news-releases/judge-appoints-four-lawyers-to-lead-gardasil-mdl-multidistrict-litigation -301647703.html
[17] https://www.cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/risk/infectious-agents/hpv-vaccine-fact-sheet#how-efective-are-hpv-vaccines
[18 ]https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/cervical-cancer
[19] https://www.merck.com/product/usa/pi_circulars/g/gardasil_9/gardasil_9_pi.pdf

Más Referencias

Arnheim-DahlstrÃm L, Pasternak B, SvanstrÃm H, SparÃn P, Hviid A. Autoimmune, neurological, and venous thromboembolic adverse events after immunisation of adolescent girls with quadrivalent human papillomavirus vaccine in Denmark and Sweden: cohort study BMJ 2013; 347 :f5906 doi:10.1136/bmj.f5906.Brinth, L., Theibel, A. C., Pors, K., & Mehlsen, J. (2015). Suspected side effects to the quadrivalent human papillomavaccine. Danish Medical Journal, 62(4), A5064.  https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25872549/, (pdf)

DiMario, FJ, Hajjar, M., & Ciesielski, T. (2010). A 16-Year-Old Girl With Bilateral Visual Loss and Left Hemiparesis Following an Immunization Against Human Papilloma Virus. Journal of Child Neurology. https://doi.org/10.1177/0883073809349322.Hviid, A., Svanström, H., Scheller, N. M., Grönlund, O., Pasternak, B., & Arnheim-Dahlström, L. (2018). Human papillomavirus vaccination of adult women and risk of autoimmune and neurological diseases. Journal of Internal Medicine, 283(2), 154-165. https://doi.org/10.1111/joim.12694Jørgensen, L., Gøtzsche, P. C., & Jefferson, T. (2020). Benefits and harms of the human papillomavirus (HPV) vaccines: Systematic review with meta-analyses of trial data from clinical study reports. Systematic Reviews, 9. https://doi.org/10.1186/s13643-019-0983-yKlinik Mehlsen: https://www.klinikmehlsen.co.uk/about-usMehlsen J Publications in PubMed. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/?sort=date&term=Mehlsen%20J&cauthor_id=37609645Miranda, S., Chaignot, C., Collin, C., Dray-Spira, R., Weill, A., & Zureik, M. (2017). Human papillomavirus vaccination and risk of autoimmune diseases: A large cohort study of over 2 million young girls in France. Vaccine, 35(36), 4761-4768. https://doi.org/10.1016/j.vaccine.2017.06.030Lucier, J., & Weinstock, R. S. (2023). Type 1 Diabetes. In StatPearls. StatPearls Publishing.  https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29939535/#:~:text=Type%201%20diabetes%20mellitus%20(T1D,personalized%20approach%20for%20each%20individual.Simas, C., Munoz, N., Arregoces, L., & Larson, H. J. (2019). HPV vaccine confidence and cases of mass psychogenic illness following immunization in Carmen de Bolivar, Colombia. Human Vaccines & Immunotherapeutics15(1), 163-166. https://doi.org/10.1080/21645515.2018.1511667

Slade BA, Leidel L, Vellozzi C, et al. Postlicensure Safety Surveillance for Quadrivalent Human Papillomavirus Recombinant Vaccine. JAMA. 2009;302(7):750–757. doi:10.1001/jama.2009.1201Souayah, N., Michas-Martin, P., Nasar, A., Krivitskaya, N., Yacoub, H. A., Khan, H., & Qureshi, A. I. (2011). Guillain–Barré syndrome after Gardasil vaccination: Data from Vaccine Adverse Event Reporting System 2006–2009. Vaccine, 29(5), 886-889. https://doi.org/10.1016/j.vaccine.2010.09.020Sutton, I., Lahoria, R., Tan, I., Clouston, P., & Barnett, M. (2009). CNS demyelination and quadrivalent HPV vaccination. Multiple Sclerosis Journal. https://doi.org/10.1177/1352458508096868

B. Wildemann, S. Jarius, M. Hartmann, J. U. Regula, C. Hametner. ACUTE DISSEMINATED ENCEPHALOMYELITIS FOLLOWING VACCINATION AGAINST HUMAN PAPILLOMA VIRUS. Neurology Jun 2009, 72 (24) 2132-2133; DOI: 10.1212/WNL.0b013e3181aa53bbUnder the Skin | Documentary. Epoch Cinema. https://www.theepochtimes.com/epochtv/under-the-skin-documentary-4736070Adil, A., Goyal, A., & Quint, J. M. (2023). Behcet Disease. In StatPearls. StatPearls Publishing. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29262080/#:~:text=Behcet%20disease%20is%20an%20auto,and%20veins%20of%20all%20sizes.Musa, R., & Qurie, A. (2023). Raynaud Disease. In StatPearls. StatPearls Publishing. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29763008/#:~:text=Overall%2C%20Raynaud%20phenomenon%20is%20a,as%20either%20primary%20or%20secondary.Lucier, J., & Weinstock, R. S. (2023). Type 1 Diabetes. In StatPearls. StatPearls Publishing. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29939535/#:~:text=Type%201%20diabetes%20mellitus%20.子宮頸がんワクチン、健康被害巡り集団訴訟 (Cervical cancer vaccine, class action lawsuit over health hazards) https://www.nikkei.com/article/DGXZZO05355350Y6A720C1000000/