lunes , 22 julio 2024

El CDC incluye las muertes por neumonía e influenza como muertes por COVID?

Print Friendly, PDF & Email

El 22 de septiembre, CNN anunció  que 200.000 personas habían muerto a causa del COVID-19 en Estados Unidos.

CNN probó varias formas de difundir la cifra de 200.000. Su mejor esfuerzo fue una infografía a todo volumen, «Las muertes por COVID-19 en EE. UU. equivalen a tener los ataques del 11 de septiembre todos los días durante 66 días».

Aquí hay una comparación menos sesgada, pero menos pegadiza: las muertes por COVID-19 atribuidas en 2020 fueron equivalentes a tener otra temporada de gripe y neumonía 2017-2018 impulsada en un 13%.

El CDC estimó que alrededor de 177.000 estadounidenses murieron durante la temporada de influenza 2017-2018, ya sea por la influenza en sí o por complicaciones de la neumonía. (El CDC nunca hizo un anuncio público sobre este número, pero puede verificarse en los datos de su sitio web, (ver cuadro a continuación).

El mismo día del anuncio de CNN, los CDC publicaron oficialmente un total de 187.072 muertes atribuidas de alguna manera al COVID-19. Las muertes aumentaron a menos de 300.000 después de agregar neumonía y gripe.

 Aun así, no está claro cuántas muertes fueron causadas por el coronavirus solo, cuántas murieron con la infección por el coronavirus, pero no simplemente a causa de ella, y cuántas murieron por otras cosas pero que resultaron infectadas en el momento de la muerte.

Pneumonia and flu deaths by CDC

El propio CDC causó revuelo a fines de agosto al estimar que el virus causó directamente solo el 6%, o ahora poco más de 11.000 de las 187.000 muertes atribuidas. La mayoría de estas muertes ocurrieron en ancianos.

El 94% restante murió con y no exclusivamente por el coronavirus. Estas personas también eran, en promedio, ancianos y tenían otros problemas de salud. Esto implica que una buena fracción de los que sucumbieron tenía tres o más comorbilidades. En otras palabras, la mayoría de las muertes atribuidas al coronavirus fueron de personas muy enfermas.

Desafortunadamente, las pruebas para detectar la presencia del infección tienden a generar falsos positivos. Esto es cuando la prueba dice que alguien tiene una infección actual cuando no la tiene. La prueba puede confundir infecciones pasadas con infecciones actuales o incluso etiquetar infecciones de otros coronavirus. El que causa COVID-19 es solo uno entre muchos.

Los falsos positivos aumentan por la gran cantidad de pruebas realizadas y los medios anuncian sobre la cantidad de casos para crear pánico. Según The COVID Tracking Project, en septiembre realizaron un promedio de más de 800.000 pruebas cada día. Se realizaron más de un millón de pruebas durante varios días.

Incluso una pequeña tasa de falsos positivos a este nivel es un problema. Tomemos la tasa de falsos positivos del 1 por ciento, citada por algunos . Si el 5 por ciento del público tiene la enfermedad al mismo tiempo, un millón de pruebas producirán 9.500 «casos nuevos» falsos.

Puede parecer extraño que los números de pruebas estén aumentando incluso cuando disminuyen las muertes atribuidas. Pero esta paradoja se debe en gran parte al hecho de que hacemos tantas pruebas que no dan resultados erróneos. 

Incluso llamar «casos» a las pruebas positivas exagera el problema. Los casos verdaderos son enfermedades activas que necesitan tratamiento. Pero ahora la mayoría de las personas que dan positivo son asintomáticas o solo tienen una enfermedad leve.

Esta es la verdadera historia: menos personas mueren y más personas se recuperan con pocos o ningún problema. Entonces, ¿por qué la prensa sigue enterrándolo?

El Centro de Control de Enfermedades, CDC oficialmente creó una nueva categoría de mortalidad: PIC, que agrupa Neumonía, influenza y Covid. Ya en el pasado el CDC a sumado las muertes de pneumonía a las muertes de gripe para justificar la vacuna contra la gripe. Es predecible que con la nueva categoría PIC intenten informa que todas las muertes de gripe y pneumonía figuren como muertes por COVID-19.

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/covid-data/covidview/index.html

La nueva clasificación verifica lo que los epidemiólogos argentinos multidisciplinarios vienen denunciado desde hace meses. El CDC ha adoptado desde los inicios de la pandemia, incluir muertes por otras causas como muertes por COVID, aumentando asi las cifras de mortalidad.
Esta nueva y engañosa métrica de los CDC permitirá que el Cartel de los Laboratorios sigan presionando para el uso de una vacuna con riesgos mayores a los presuntos beneficios, a pesar de que los expertos sin conflicto de intereses declaran que el COVID-19 desaparece por sí solo como lo hizo el SARS y todas las infecciones del coronavirus anteriores.

Falsos positivos

Desde finales de enero de 2020, los principales medios de comunicación mundiales han inundado a todos con historias aterradoras sobre la cantidad total de coronavirus infectados. Por lo general, simplemente suman cada aumento diario a un total global de “casos confirmados”, que actualmente superan los 66 millones. Alarmante, pero por el hecho de que, como señalan Pieter Borger y sus colegas científicos, los “casos confirmados” es un número sin sentido. Porque la revisión por pares externos de la prueba de RT-PCR para detectar el SARS-CoV-2 revela 10 defectos científicos importantes a nivel molecular y metodológico: como consecuencias los resultados dan error con muchos falsos positivos.

Los riesgos de la vacuna superan los beneficios de acuerdo a la Administración de Drogas y Alimentos, FDA: Posibles resultados de eventos adversos de las vacunas COVID-19


Sujeto a cambios
 Síndrome de Guillain-Barré
 Encefalomielitis diseminada aguda
 Mielitis transversa
 Encefalitis / mielitis / encefalomielitis / meningoencefalitis / meningitis /
encefalopatía
 Convulsiones / convulsiones
 Accidente cerebrovascular
 Narcolepsia y cataplejía
 Anafilaxia
 Infarto agudo de miocardio
 Miocarditis / pericarditis
 Enfermedad autoinmune
 Muertes
 Resultados del embarazo y el nacimiento
 Otras enfermedades desmielinizantes agudas
 Reacciones alérgicas no anafilácticas
 Trombocitopenia
 Coagulación intravascular diseminada
 Tromboembolismo venoso
 Artritis y artralgia / dolor articular
 Enfermedad de Kawasaki
 Síndrome inflamatorio multisistémico en niños
 Enfermedad potenciada por la vacuna

Fuente: Vaccines and Related Biological Products Advisory Committee October 22, 2020 Meeting Presentation: https://www.fda.gov/media/143557/download