miércoles , 29 mayo 2024

Estudio: La inmunidad natural al virus de Wuhan podría durar años

Print Friendly, PDF & Email

Según un nuevo estudio del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas y Vacunas, Instituto de Inmunología de La Jolla y el Departamento de Medicina, Universidad de California, los pacientes con Covid-19 que se recuperaron de la enfermedad todavía tienen una sólida inmunidad contra el coronavirus ocho meses después de la infección. El resultado es una señal que significa que la inmunidad al virus probablemente dure muchos años, y debería aliviar los temores de y la urgencia por las inyecciones con genes sintéticos contra Covid-19 que requiere repetidas inyecciones de refuerzo y esta causando graves efectos adversos a miles de personas .

“Originalmente, existía mucha preocupación de que este virus pudiera no inducir mucha memoria”, dice Shane Crotty , investigador del Instituto La Jolla de Inmunología en California y coautor del nuevo artículo. «Memoria inmunológica al SARS-CoV-2 evaluada hasta 8 meses después de la infección».

El estudio , publicado el 6 de enero en la revista Science, contrasta con hallazgos anteriores que sugerían que la inmunidad al Covid-19 podría ser de corta duración . Pero el nuevo estudio sugiere que la reinfección solo debería ser un problema para un porcentaje muy pequeño de personas que han desarrollado inmunidad, ya sea a través de una infección inicial o por vacunación. 

El nuevo artículo estudió muestras de sangre de 185 hombres y mujeres que se habían recuperado del Covid-19. Cada persona proporcionó al menos una muestra de sangre entre seis días y ocho meses después de sus síntomas iniciales, y 43 de las muestras se tomaron después de seis meses. El equipo que realizó la investigación midió los niveles de varios agentes inmunológicos que trabajan juntos para prevenir la reinfección: anticuerpos (que marcan un patógeno para que el sistema inmunológico lo destruya o neutralizan su actividad), células B (que producen anticuerpos) y células T ( que matan las células infectadas). 

Los investigadores encontraron que los anticuerpos en el cuerpo disminuyeron moderadamente después de ocho meses. Pero el número de células T disminuyó solo modestamente, y el número de células B se mantuvo estable y, a veces, creció inexplicablemente. Eso significa que a pesar de la disminución de los anticuerpos que fluyen libremente, los componentes que pueden reiniciar la producción de anticuerpos y coordinar un ataque contra el coronavirus se mantienen en niveles bastante altos. 

Un estudio publicado en agosto mostró que las células T específicas del SARS pueden permanecer en la sangre durante al menos 17 años , lo que refuerza las esperanzas de que la inmunidad natural al covid-19 pueda durar décadas.

 La inmunidad varía de una persona a otra, y las personas poco comunes con una memoria inmune débil aún pueden ser susceptibles a la reinfección, lo mismo pasa con la falla primaria y secundaria de las vacunas. 

Ver estudio en: https://science.sciencemag.org/content/early/2021/01/06/science.abf4063

ver más: