sábado , 18 enero 2020
Home » vacunas » Falsa Alarma en los casos de sarampión en Buenos Aires, Argentina

Falsa Alarma en los casos de sarampión en Buenos Aires, Argentina

Dr. Eduardo Ángel Yahbes – Matrícula Nacional: 30101, año 1966

Según informe al 25 de noviembre de 2019 del Área de Salud del Gobierno Nacional se está atravesando el mayor brote de sarampión desde la eliminación de la circulación endémica del virus desde el año 2000, certificada por la Organización Panamericana de la Salud en 2016.

Se denunciaron 54 casos a esta fecha, identificándose el genotipo viral como D8, linaje Mvs/Gir Somnath.IND/42.16 de circulación habitual en Región Americana. Con 11871 casos en Brasil, donde se lo considera endémico, al igual que en Venezuela.

Como podemos apreciar la mayor proporción de casos son en menores de un año y los sumados a partir de los 10 años. Si bien algunos se han dado en niños no vacunados, la mayoría se han dado en hijos menores de un año de madres previamente vacunadas o en quienes han recibido la vacunación con anterioridad.

Confirmando la denominada falla primaria de los vacunados, 5 a 10% no responden inmunológicamente o esta respuesta se reduce con los años (falla secundaria). Confirmando la aseveración de Gregory Poland de la paradoja de que el sarampión se ha convertido en una enfermedad de los vacunados, y por lo que se ve es utópica su desaparición mientras se continúe vacunando.

El área de Salud de la Nación aconseja actualmente vacunar a partir de los 6 meses y lograr una doble vacunación entre los 13 meses y 4 años. Olvidando la advertencia del investigador senior del CDC (Centro de Control de Enfermedades de USA), William Thompson con relación al mayor riesgo del desarrollo de Autismo Regresivo si se vacuna con la vacuna SPR (MMR II) o triple viral a menor edad.

En los primeros cinco meses del año en Estados Unidos se denunciaron cerca de 900 casos de sarampión sin ninguna muerte y en ese mismo lapso se denunciaron 26000 nuevos casos de Autismo

Es necesario recordar que los vacunados con virus atenuados pueden permanecer eliminando virus que pueden contagiar a convivientes, incluidos embarazadas e inmunocomprometidos. Para el sarampión esta eliminación puede llegar hasta cerca de 3 años, conllevando también el riesgo de activarse a virus salvaje. Como según parece aconteció en Samoa, luego de una vacunación masiva según la propia manifestación del Ministro de Salud Dr. Take Naseri.

Por otra parte, se continúa demonizando al sarampión cuando está constatada su baja mortalidad producida antes del comienzo de la vacunación y que la complicación del mismo obedece a patologías que afectan la inmunidad o fallas nutritivas que también la afectan: falta de proteínas, vitamina C y D3.

Para los factores de poder sólo importa el germen y el “sistema vacunatorio”, olvidando de la importancia de los elementos que hacen a una salud integral teniendo en cuenta los factores medioambientales y nutritivos.

El Dr. Eduardo Yahbes informa sobre estudios de expertos revisados por expertos publicados en revistas científicas ( y en PubMed.gov) en donde queda demostrado que los No Vacunados gozan varias veces de mejor salud que los Vacunados y estos últimos corren mayor riesgo de contraer enfermedades crónicas y/o autismo.