lunes , 3 octubre 2022

La infección sin vacunación brinda mayor inmunidad, la inyección K0 B1T aumenta el riesgo

Effects of Previous Infection and Vaccination on Symptomatic Omicron Infections, June 15, 2022
DOI: 10.1056/NEJMoa2203965https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2203965

Tener dos dosis de una inyección COVID-19 se ha relacionado con una protección negativa contra la infección sintomática de la enfermedad, dicen los científicos, mientras que una infección previa sin vacunación ofrece alrededor del 50 por ciento de inmunidad, según un estudio que analiza la ola Omicron en Qatar .

El estudio, publicado en el New England Journal of Medicine el 15 de junio, examinó la ola de Omicron en Qatar que ocurrió desde diciembre de 2021 hasta febrero de 2022, comparando las tasas de vacunación y la inmunidad entre más de 100.000 personas infectadas y no infectadas con Omicron.

Los autores del estudio encontraron que aquellos que tenían una infección previa pero no estaban vacunados tenían una inmunidad del 46,1 y 50 por ciento contra las dos subvariantes de la variante Omicron, incluso en un intervalo de más de 300 días desde la infección anterior.

Sin embargo, las personas que recibieron dos dosis de la inyección de Pfizer y Moderna pero que no tenían una infección previa, se encontraron con inmunidad negativa contra las subvariantes Omicron BA.1 y BA.2, lo que indica un mayor riesgo de contraer COVID-19 que una persona promedio.

Más de seis meses después de recibir dos dosis de la inyección de Pfizer , la inmunidad contra cualquier infección de Omicron se redujo a -3,4 por ciento.

Pero para dos dosis de la inyección Moderna, la inmunidad contra cualquier infección de Omicron se redujo a -10,3 por ciento después de más de seis meses desde la última inyección.

Aunque los autores informaron que tres dosis de la inyección de Pfizer aumentaron la inmunidad en más del 50 por ciento, esto se midió poco más de 40 días después de la tercera vacunación, que es un intervalo muy corto. En comparación, la inmunidad natural persistió en alrededor del 50 por ciento cuando se midió durante 300 días.

Las cifras indican un riesgo de disminución de la inmunidad para la tercera dosis de inyección a medida que pasa el tiempo.

Los hallazgos están respaldados por otro estudio reciente de Israel  que también encontró que la inmunidad natural disminuyó significativamente más lentamente en comparación con la inmunidad artificial o vacunada.

Los individuos previamente infectados pero no vacunados tenían la mitad de riesgo de reinfección en comparación con aquellos que fueron vacunados con dos dosis pero no infectados.

“La inmunidad natural vuelve a ganar”, escribió en Twitter el Dr. Martin Adel Makary, investigador de políticas públicas de la Universidad Johns Hopkins, refiriéndose al estudio israelí.

“Entre las personas que habían sido previamente infectadas por el SARS-CoV-2, la protección contra la reinfección disminuyó a medida que aumentaba el tiempo”, concluyen los autores, “esta protección fue superior” a la protección conferida en el mismo intervalo de tiempo a través de dos dosis de la misma inyección.

Importante si va a leer el estudio

Aca aclaro lo que dice el estudio entre lineas. Una recomendación importante es la de no prestar atención a la conclusión o resumen de los estudios, dado que tienen que ser muy moderados para que se los publiquen, los medios como el NEJM, financiado por los laboratorios saben que muchos médicos solo leen la conclusión pero lo importante esta escondido entre líneas y muchas veces en los anexos que pocos se toman el tiempo de revisar:

EFFECTIVENESS OF PREVIOUS INFECTION AND BNT162B2 VACCINATION AGAINST ANY OMICRON INFECTION
«The analysis of the effectiveness of previous infection, two-dose vaccination, and three-dose vaccination as a function of time since the immunologic event (previous infection or vaccination) showed rapidly waning vaccine protection after the second and third doses»

EFFECTIVENESS OF PREVIOUS INFECTION AND MRNA-1273 VACCINATION AGAINST BA.1, BA.2, AND ANY OMICRON INFECTION

«Effectiveness of Previous Infection, Vaccination with mRNA-1273, and Hybrid Immunity against Symptomatic Omicron BA.1 and BA.2 Infection and against Severe, Critical, or Fatal Covid-19.
The effectiveness of previous infection, vaccination, and hybrid immunity in the analysis of mRNA-1273 showed similar patterns to those of the analysis of BNT162b2

Two-dose vaccination and no previous infection had negligible effectiveness against BA.1 and BA.2,

These findings are explained by the short-lived protection of primary-series vaccination against omicron infections and the more durable protection from natural infection, as confirmed by the additional analysis of protection as a function of time after previous infection or vaccination (Figure 3).

Situación de Niños y Menores

A pesar de lo dicho en una decisión históricamente vergonzosa, la FDA se convirtió recientemente en el único organismo regulador internacional en  autorizar el uso de vacunas de ARNm  de Moderna y Pfizer para niños de seis meses a cinco años.

Para la gran mayoría de los niños pequeños no hay justificación o necesidad de esta autorización. Ellos tienen un riesgo muy pequeño de sufrir complicaciones graves por la COVID, lo que significa que el cálculo de riesgo-beneficio es precario en el mejor de los casos y potencialmente negativo en el peor.

También es un testimonio de la politización de las agencias reguladoras de EE. UU. , ningún otro país respetado internacionalmente en ninguna parte del mundo ha tomado esta desconcertante decisión.

Suecia, por ejemplo, ha  detenido el lanzamiento  de la vacuna Moderna para cualquier persona menor  de 30 años . 

Estados Unidos va a vacunar ahora a niños de hasta seis meses de edad con el mismo producto que Suecia ha prohibido para cualquier persona menor de 30 años, citando efectos secundarios que inclinan las cifras de riesgo-beneficio.