martes , 26 octubre 2021

La inyección rusa Sputnik V vendidas a Eslovaquia distintas a las especificadas en el contrato

Fuente Euronews

El Instituto Estatal de Control de Drogas de Eslovaquia afirmó que las inyecciones Sputnik V entregadas al país eran diferentes a las de otros lugares y recomienda devolverlas dado que han habido » múltiples violaciones de contrato».

El instituto dijo que tampoco había recibido suficiente información sobre el Sputnik V para poder evaluar sus beneficios y riesgos.

La cuenta oficial de Twitter de la vacuna Sputnik V acusó al regulador de drogas de Eslovaquia de un «acto de sabotaje» y dijo que había «lanzado una campaña de desinformación contra el Sputnik V y planea una provocación adicional».

Añadió que la vacuna debería haberse probado en un laboratorio que forma parte de la red de Laboratorios Oficiales de Control de Medicamentos de la UE. El instituto dijo que «se opone firmemente a estas acusaciones engañosas » del fabricante del Sputnik V y que la red de laboratorios certificados por la UE es solo para vacunas registradas en la Unión Europea, lo que no es el caso para la Sputnik V.

Sputnik V aún no ha sido aprobada para su uso en la UE, pero el regulador del organismo, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), inició una revisión continua de la vacuna el mes pasado.

Los eslovacos dijeron que esas vacunas parecen «tener sólo el nombre en común» y recomendaron no aplicar la inyección Sputnik-V en el país porque las dosis recibidas son diferentes a las que están publicadas en los estudios de The Lancet, la revista cientifica en donde se detallaban las especificaciones.

El gobierno de coalición de Eslovaquia colapsó el mes pasado después de que el primer ministro Igor Matovic orquestó un acuerdo secreto para comprar 2 millones de vacunas Sputnik V a pesar de los desacuerdos de sus socios de la coalición. Matovic recibió las primeras 200.000 vacunas rusas en un aeropuerto el 1 de marzo. Luego Matovic tuvo que renunciar a su cargo.

El Fondo de Inversión Directa de Rusia que financió la vacuna y la comercializa en el extranjero exigió a los eslovacos que enviaran la Sputnik V a un laboratorio certificado por la UE para realizar pruebas y les pidió que devolvieran las vacunas que habían recibido para que «puedan usarse en otros países».

El número de muertos con COVID-19 en Eslovaquia es actualmente de 10.243, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

Más del 14,5 por ciento de su población de 5,45 millones ha recibido al menos una dosis de las vacunas, según Our World in Data.