sábado , 1 octubre 2022

Las propias vacunas contra polio son las culpables del aumento del número de casos

Mucha gente pensó que el poliovirus se había extinguido en la mayor parte del mundo, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado a muchos continentes libres de polio, pero de hecho, los casos de poliomielitis han ido en aumento a nivel mundial desde 2016, y este resurgimiento del brote está relacionado con el uso de estas vacunas .

El 21 de julio, el Departamento de Salud del Estado de Nueva York informó el primer caso de poliomielitis en casi una década y este caso también estaba relacionado con una cepa del poliovirus derivado de la vacuna

El poliovirus no tiene envoltura. Es un enterovirus compuesto por un ARN monocatenario y una cubierta proteica. Aproximadamente 3 de cada 4 personas infectadas con polio son asintomáticas . Incluso si hay síntomas, por lo general se parecen a los de la gripe.

Sin embargo, en el 1% de todos los casos de polio, la polio causa parálisis fláccida o discapacidad, e incluso puede provocar la muerte. Esto entonces se llama poliomielitis paralítica.

Después de contraer poliomielitis paralítica espinal, del 25% al ​​40% de los pacientes desarrollarán diversos grados de secuelas hasta 15 a 40 años más tarde, lo que también se conoce como “síndrome pospoliomielitis”.

Esto puede deberse a que, cuando algunos pacientes son jóvenes, su sistema inmunitario es bastante fuerte y puede inhibir la replicación del poliovirus. A medida que envejecen, su inmunidad tiende a disminuir y el virus dentro de su cuerpo puede volver a causar estragos.

Si el virus afecta las neuronas o los músculos, puede, en casos graves, provocar parálisis o discapacidad temporal o incluso permanente, así como reducir la función de los músculos respiratorios e incluso detener la respiración, lo que luego conduce a la muerte.

¿Por qué está resurgiendo la poliomielitis después de haber sido ‘erradicada’?

En la década de 1950, la poliomielitis se convirtió en una preocupación mundial. En 1955 se desarrollaron las vacunas inactivadas contra la poliomielitis (inactivated polio vaccines, IPV) y en 1962 se inventaron las vacunas orales contra el poliovirus (oral poliovirus vaccines, OPV).

En 1988, la OMS, el Fondo Internacional de Emergencia para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF) y la Fundación Rotaria lanzaron la “Iniciativa de erradicación mundial de la poliomielitis (GPEI)”, con la Fundación Bill y Melinda Gates como el principal instituto de financiación.

Prometiendo su parte de $ 450 millones de $ 1.2 mil millones para erradicar la poliomielitis, Gates tomó el control del Grupo Nacional de Asesoramiento Técnico sobre Inmunización (NTAGI) de la India, que ordenó hasta 50 dosis de vacunas contra la poliomielitis mediante la superposición de programas de inmunización a niños antes de la edad de cinco. Los médicos indios culpan a la campaña de Gates de provocar una devastadora epidemia de parálisis flácida aguda sin polio (NPAFP) que paralizó a 490.000 niños más allá de las tasas esperadas entre 2000 y 2017. En 2017, el gobierno indio canceló el régimen de vacunación de Gates y le pidio a Gates que abandone India con sus políticas de vacunación. Las tasas de parálisis flácida aguda sin polio , NPAFP cayeron precipitadamente. Las epidemias [de poliomielitis] más severas en el Congo, Afganistán y Filipinas están causadas por las vacunas.

En 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS) admitió de mala gana que la explosión mundial de la poliomielitis es causada por una predominantemente una cepa de vacuna . Las epidemias más aterradoras en el Congo, Afganistán y Filipinas están relacionadas con las vacunas. De hecho, para 2018, el 70% de los casos mundiales de poliomielitis fueron cepa de vacuna.

A través de la distribución mundial de vacunas contra la poliomielitis (especialmente en los países en desarrollo) junto con campañas de educación y prevención, la GPEI decía que intentaba erradicar la poliomielitis por completo. Desde entonces, la OMS ha otorgado certificados a muchos países y regiones para demostrar que han erradicado la poliomielitis.

Los principales medios de comunicación y las agencias de salud pública de todo el mundo han hecho una gran propaganda, unánimemente y en voz alta a la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis (The Global Polio Eradication Initiative, GPEI) y dan todo el crédito por la erradicación de la poliomielitis a las vacunas y a la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, GPEI y han ocultado los fracasos a cambio de financiación y publicidad.

Además, hablando de manera realista, la circulación del poliovirus en el mundo también tiene sus propios patrones, con picos y descensos con o sin la intervención de las personas.

De hecho, los casos de poliomielitis en el mundo entraron en una fuerte fase de declive desde finales de la década de 1950, antes de que la vacuna inactivada contra la poliomielitis se distribuyera ampliamente y antes incluso de que se inventara la vacuna oral contra la poliomielitis. Pero la propaganda de los medios con publicidad de los laboratorios se han encargado a través de las revistas cientificas prestigiosas de cambiar la verdadera historia.

Cuando la Erradicación Mundial de la Poliomielitis, GPEI comenzó en 1988. De hecho, no se ha probado en la práctica hasta qué punto las vacunas contra la poliomielitis realmente funcionaron para controlar los brotes de poliomielitis a gran escala.

Además, la “certificación libre de polio” de la OMS se dirige únicamente a las cepas de tipo salvaje del poliovirus. En 2016, el número de casos de polio, que cayó a su nivel más bajo en décadas, experimentó un aumento repentino.

Y esta vez, las cepas del poliovirus que causaron el brote estaban relacionadas con las vacunas.

Las vacunas orales contra la poliomielitis pueden causar la transmisión del poliovirus

Dado que las vacunas orales de poliovirus se produjeron con cepas atenuadas de poliovirus, los virus no estaban muertos en la vacuna. Simplemente fueron atenuados para perder la neurovirulencia y tenían una transmisibilidad reducida.

Sin embargo, cuando se promovieron las Vacunas de Polio Orales, OPV en muchos países en desarrollo, las cepas menos virulentas podían replicarse silenciosamente durante mucho tiempo en las personas que recibían la Vacunas de Polio Orales, OPV (Sabin). En raras ocasiones, el poliovirus atenuado podia revertirse y replicarse nuevamente de manera eficiente, o incluso volverse virulento nuevamente, especialmente entre las personas que tienen sistemas inmunológicos débiles.

Esto se debe a que la OPV utiliza una tecnología de virología tradicional para reducir la virulencia y la productividad del virus en lugar de matarlo.

Cuando los virus «debilitados» de las OPV ingresan a los intestinos humanos, es posible que algunos muten y recuperen su neurovirulencia. Estos tipos de virus se denominan poliovirus derivados de vacunas (vaccine-derived polioviruses, or VDPVs).

Estos virus derivados de vacunas son transmisibles entre humanos. Y pueden hacer que los pacientes  desarrollen  síntomas como parálisis y discapacidad.

Esta condición se llama poliomielitis paralítica asociada a la vacuna (vaccine-associated paralytic poliomyelitis, VAPP)..

Estudios sugieren que el riesgo de VAPP de un recién nacido es de 4.7 casos por millón, pero los métodos para llevar las estadísticas es muy deficiente y esto esta reconocido en video por la propia Dra. Soumya Swaminathan, científica jefa de la Organización Mundial de la Salud OMS, ver siguiente video en donde admite (en privado ante los expertos) que no hay estadísticas para saber la cantidad y cuales son los efectos adversos que las vacunas causan. Al principio del video ante el publico dice todo lo contrario. Sucedió durante la Cumbre Mundial de Seguridad de Vacunas de la OMS en diciembre 2019 en Ginebra, Suiza.

Dra. Soumya Swaminathan, científica jefa de la Organización Mundial de la Salud OMS, admite (en privado ante los expertos) que no hay estadísticas para saber la cantidad y cuales son los efectos adversos que las vacunas causan. Al principio del video ante el publico dice todo lo contrario. – https://www.brighteon.com/86821eac-41b7-4663-9161-c2c3ec431f98

Según datos de Our World in Data, casi el 80% de los bebés de 1 año en todo el mundo han recibido las vacunas contra la poliomielitis desde 1990. En Argentina recién cambiaron de la vacuna oral OPV a la inyectable de Salk en el 2020, cuando ya se sabia desde hace años que esta causaba polio, como lo explica claramente Jonas Salk en el siguiente video, Salk fue el creador de la vacuna inyectable:

El Dr. Jonas Salk declara que la vacuna oral contra la polio, OPV , que se usa en muchos paises aún – https://www.bitchute.com/video/V7CWk0Z81h4Q/

Las vacunas más utilizadas seguían siendo las OPV en ese momento. Esto significa que si nacieran 100 millones de niños y 80 millones recibieran las OPV, entonces podría haber 376 casos de VAPP.

Los poliovirus derivados de vacunas comenzaron a propagarse después de 2016

Hay 3 tipos de poliovirus, incluidos los tipos 1, 2 y 3. La versión original de las OPV (Vacuna Polio Oral) incluía los tres tipos, y los tres serotipos de cepas atenuadas pueden generar poliovirus derivados de vacunas (vaccine-derived polioviruses, or VDPVs), revertientes, respectivamente.

Sin embargo, las cepas VDPVs-2 (tipo 2) revertientes fueron más dominantes y han sido las principales cepas circulantes de VDPV (cVDPV-2).

Después de que se descubriera este problema en 2016, la OMS tomó la decisión de detener la producción de OPV (oral) con los tres tipos.

En cambio, la versión más nueva de OPV para distribución amplia incluía solo los serotipos 1 y 3. Y OPV-2, una versión más nueva de OPV con solo el tipo 2, también se produjo por separado para usarse en áreas endémicas de poliovirus tipo 2.

Sin embargo, este “cambio” de vacunas OPV trivalentes a bivalentes resultó nuevamente en problemas inesperados. Después de usar la OPV con los tipos 1 y 3 (vacuna OPV bivalente), el brote de casos de polio relacionados con cVDPV-2 aumentó significativamente a partir de 2016.

Esto parece sugerir que el cVDPV-2 ha estado circulando a niveles bajos antes de que se hiciera el cambio en 2016.

Entonces, el cambio eliminó la presión contra el cVDPV-2 y le dio más posibilidades de causar brotes a pequeña escala en muchas regiones del mundo. Y ahora, los casos generales de poliovirus en todo el mundo han vuelto al nivel de hace 20 años, a pesar de que, irónicamente, más continentes y países se declaran «libres de polio».

La principal razón por la que la OPV todavía se usa ampliamente es que la OPV se puede producir y ofrecer a bajo costo, lo que beneficiaría la distribución al mundo en desarrollo.

De hecho, si se usaran las vacunas de polio inactivadas en lugar de las OPV, entonces no habría este problema de generar poliovirus derivados de vacunas (vaccine-derived polioviruses, or VDPVs) circulantes. Los países desarrollados, incluido Estados Unidos, han dejado de usar las OPV desde el año 2000 y todos usan las IPV. Argentina recien se adaptó en el 2020 dejando evidencia que la OMS y sus sistemas de seguridad no funcionan.

Esto crea un dilema: por un lado, los países en desarrollo solo pueden usar OPV para prevenir y controlar brotes; pero, por otro lado, las OPV pueden causar una mayor propagación de los virus.

En el minuto 2:55 el Dr. Stanley Plotkin (considerado una eminencia en el tema vacunas) asesor de laboratorios fabricantes de vacunas, admite bajo declaración jurada que la Vacuna de Polio IPV, (inyectable) solo tuvo 48 horas de estudios de seguridad y seguimiento de efectos adversos, esto esta descrito en le propio prospecto de la vacuna – https://www.bitchute.com/video/0ojBNV0Z19PA/

La nueva vacuna oral contra el poliovirus también puede mutar

Está bien establecido que el poliovirus de tipo salvaje tiene significativos errores de mutación durante su ciclo de replicación, sin embargo, no se sabe claramente si las cepas de virus atenuadas en la OPV (Vacuna Polio Oral) original tenían una tasa de mutación tan alta como la del virus de tipo salvaje.

La aparición frecuente de poliovirus derivados de vacunas (vaccine-derived polioviruses, or VDPVs) sugirió que la tasa de mutación aún era relativamente alta en esas cepas atenuadas. Por ello, la comunidad científica se dispuso en 2010 a trabajar en una nueva versión de las OPV, que no son propensas a la mutación.

Hicieron muchas modificaciones en el genoma del poliovirus tipo 2, incluidas mutaciones dentro de la región 5′ no traducida (UTR), las polimerasas de ARN dependientes de ARN y otras regiones importantes. Estas mutaciones se confirmaron en experimentos in vitro para reducir la tasa de error del proceso de replicación del virus y hacer que el virus sea menos propenso a la mutación.

Posteriormente, se demostró que esta nueva OPV (nOPV-2) es bien tolerada, tiene una inmunogenicidad no inferior y tiene una mejor estabilidad genética en comparación con la OPV monovalente tipo 2 original. Los estudios en ratones transgénicos mostraron una neurovirulencia significativamente menor del virus de la vacuna excretado por las heces.

Por lo tanto, la nOPV-2 se produjo comercialmente rápidamente con la esperanza de reducir el riesgo de generar VDPV y el riesgo de casos de poliomielitis paralítica asociada a la vacuna.

En base a la emergencia de salud pública de interés internacional generada por la transmisión del poliovirus salvaje endémico en curso y los brotes de cVDPV tipo 2, la OMS autorizó el uso de nOPV2 bajo la vía de la Lista de uso de emergencia en noviembre de 2020, lo que permitió su primer uso para la respuesta a brotes en marzo de 2021.

Sin embargo, según un informe de vigilancia de 2021 durante la fase inicial de uso de la nOPV-2 de marzo a octubre de 2021, la caracterización genética de las cepas de poliovirus relacionadas con la vacuna mostró que, en 251 aislamientos de VDPV analizados en este estudio, las mutaciones alteran las estructuras secundarias del ARN. , así como también se observaron mutaciones de la cápside que afectan la antigenicidad y la atenuación.

Y las combinaciones de mutaciones (incluida la reversión A481G) identificadas en los aislamientos de nOPV2 harían que la cepa de nOPV2 se acercara a la neurovirulencia del poliovirus-2 de tipo salvaje.

Por lo tanto, la nOPV-2 todavía expresó preocupaciones de seguridad a pesar de que ahora se usa ampliamente en algunos países africanos.

Con todos estos desafíos y desastres inesperados de virus revertidos en circulación, debemos preguntarnos seriamente: ¿Es la erradicación del poliovirus un objetivo realista?

De hecho, GEPI se basó principalmente en campañas de vacunación. Sin embargo, las vacunas no son medicamentos y no funcionan para “matar” un virus. Solo ayuda a detener la transmisión del virus en situaciones ideales.

No conocemos ningún otro reservorio animal natural para que el poliovirus se esconda, fuera de los huéspedes humanos. ¿Cómo podríamos “erradicar” un determinado virus con vacunas cuando no sabemos de dónde viene el virus?

¿Estamos creando más problemas con un objetivo equivocado junto con un enfoque equivocado?

Por un lado, la gente quiere acabar con la poliomielitis de la faz de la tierra, pero por otro lado, las vacunas están “propagando” los virus por todo el mundo.

Los poliovirus derivados de vacunas (vaccine-derived polioviruses, or VDPVs) siguen siendo poliovirus, aunque no son poliovirus de tipo salvaje.

Las variantes Delta u Omicron siguen siendo virus SARS-CoV-2, aunque no son la cepa de Wuhan de tipo salvaje.

¿Nos estamos engañando a nosotros mismos al declarar que algunas regiones o países están libres de poliomielitis, simplemente por no detectar el poliovirus de tipo salvaje, cuando sabemos claramente que los poliovirus derivados de vacunas (vaccine-derived polioviruses, or VDPVs) siguen circulando e incluso propagándose más rápido debido a las grandes campañas de OPV en muchos países en desarrollo?

Con miles de millones de dólares gastados en GEPI a nivel mundial, con muchas campañas intensivas para inocular a las personas, especialmente a los niños, con OPV (independientemente de las versiones antiguas o novedosas), estamos inoculando al mundo con más poliovirus derivados de vacunas (vaccine-derived polioviruses, VDPVs) en la naturaleza, ya que no tenemos forma de contener su existencia. y difundir

¿Erradicar la poliomielitis se está convirtiendo en un engaño del que el mundo no puede despertar, ya que hemos invertido tanto dinero, esfuerzo y dedicación en ello, a pesar de que sabemos que el tren va por el camino equivocado?

De hecho, las epidemias tienen sus propios patrones. Como se mencionó anteriormente, la epidemia mundial de poliomielitis ya estaba en declive antes de que se implementaran las vacunas.

Durante la pandemia de COVID-19 , a medida que se administraban dosis tras dosis de las vacunas, la pandemia siguió aumentando y disminuyendo, y el virus SARS-CoV-2 también siguió mutando.

Las vacunas no parecían poder revertir la tendencia de la pandemia ni detener la mutación del virus. Si podemos calmarnos y no solo tratar ciegamente a las vacunas como la única solución, podríamos encontrar una mejor manera de prevenir futuras pandemias.

No aprendimos las lecciones de la poliomielitis y la GEPI, por lo que estamos repitiendo los esfuerzos y los errores en las campañas contra el COVID-19, y probablemente lo repetiremos en otro brote futuro, una vez más y con tristeza.

Artículo Extractado con modificaciones del El Dr. Xiaoxu Sean Lin que es profesor asistente en el Departamento de Ciencias Biomédicas en Feitian College – Middletown NY, . El Dr. Xiaoxu Sean Lin es un veterano que se desempeñó como microbiólogo del ejército de los EE. UU.