lunes , 22 julio 2024

Los vacunados podrían estar produciendo de manera permanente la proteína pico tóxica de la inyección K0 B1T

Print Friendly, PDF & Email

Detection of recombinant Spike protein in the blood of individuals vaccinated against SARS-CoV-2: Possible molecular mechanisms DOI:10.1002/prca.202300048 – https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1002/prca.202300048

Al comienzo de la falsa pandemia las autoridades de salud decian que “la inyección permanece en el brazo” y “la proteína pico (spike), sólo se produce durante un par de días”. Dijeron que estaban seguros de ello, aunque no hay estudios que confirmen sus declaraciones. Los datos ya están disponibles y demuestran que tales afirmaciones son erróneas.

Un estudio científico  de Brogna et al., recién publicado, detectó la presencia de proteína pico en personas vacunadas contra Covid seis meses después de la vacunación y excluyó la posibilidad de contaminación cruzada de datos experimentales con infecciones de Covid en circulación salvaje.

Sobre el estudio

Los autores del estudio utilizaron una prueba sensible, llamada espectrometría de masas, para detectar una secuencia de aminoácidos específica que existe sólo en la proteína pico inducida por la inyección.

Las inyecciones de ARNm contra el Covid contienen un código genético para producir la llamada «proteína pico» o «spike», un componente del virus SARS-CoV-2 que permite que el virus penetre e infecte las células humanas. Durante el proceso de penetración, llamado «fusión», la proteína pico viral cambia de forma, convirtiéndose en una especie de lanza que penetra la superficie celular.

La única modificación que hicieron tanto Pfizer como Moderna fue ‘estabilizar por prefusión’ la proteína pico codificada por la inyección para evitar que cambie de forma y sea más estable en el cuerpo humano. (Puedes leer más sobre esto  aquí ).

Los científicos decidieron buscar ese componente proteico específico modificado genéticamente.

Diseño experimental: se utilizó un examen de espectrometría de masas de muestras biológicas para detectar la presencia de fragmentos específicos de proteína Spike recombinante en sujetos que recibieron inyecciones basadas en ARNm.

Los autores del estudio se refieren al reemplazo, que utiliza dos aminoácidos de prolina, como «PP» (PP significa prolina-prolina). En la mayor parte de la literatura inglesa la secuencia se llama ‘2P’. Los autores del estudio se centran en el componente de proteína pico que sólo existe en la inyección Covid y no se encuentra en el virus SARS-CoV-2, que existe de forma natural.

Para asegurarse de que su hallazgo no sea falso, incluyeron un grupo de control de personas que nunca recibieron las inyecciones Covid.

El grupo de estudio, procedente de Italia, estuvo formado por 40 sujetos, 20 fueron vacunados con el ciclo completo de la inyección ARNm a partir de abril de 2022, siendo parte del sector salud, y 20 eran no vacunados con negatividad para COVID-19 a prueba nasofaríngea y sin título de cualquier anticuerpo. Se sumaron otras 20 personas no vacunadas que dieron positivo a COVID-19.

Se observaron los tres grupos.

Resulta que  solo las personas del subgrupo vacunado portaban la proteína de pico derivada de la inyección. Lo que es peor, la proteína pico de la inyección se encontró hasta seis meses después de la última dosis.

El fragmento específico PP-Spike se encontró en el 50% de la muestra biológica analizada. Esta presencia fue independiente del título de anticuerpos IgG contra el SARS-CoV-2. Los títulos de anticuerpos tuvieron una media geométrica de 629,86 BAU/ml. El tiempo mínimo en que se detectó PP-Spike fue de 69 días después de la vacunación, mientras que el tiempo máximo fue de 187 días. Todos los controles (muestras de individuos no vacunados) fueron negativos. El grupo de control (20 personas no vacunadas) también fue sometido a pruebas después de contraer COVID-19 y resultó negativo para PP-spike.

El estudio no afirma en ninguna parte que la producción de proteína de pico finalice después de 187 días; el límite superior de tiempo después de la vacunación formó parte del diseño del estudio.

Esta imagen explica el diseño del estudio y muestra la ubicación de la secuencia de aminoácidos de la “proteína de pico 2P estabilizada”:

Los autores explican el probable mecanismo de producción persistente de proteína pico:

Existe la posibilidad de que «el ARNm pueda integrarse o retranscribirse». 

Un elemento a tener en cuenta es la frase anterior: «Es posible que el ARNm se integre o se vuelva a transcribir en algunas células». La llamada transcripción inversa, es decir, que el ARNm de la inyección pase a formar parte del genoma del ADN humano en algunas células afectadas, fue inicialmente descartada sin pruebas por los llamados ‘expertos Covid’, hasta que se demostró en experimentos in vitro .

Si es así, existe una posibilidad inquietante de que la producción de proteína pico Covid nunca termine. Para ilustrar esto, el virus VIH, que causa el SIDA, también se integra inversamente en el ADN humano, de modo que las células reprogramadas de los enfermos producen copias del VIH sin cesar. Por eso el VIH no se puede curar, sólo suprimirlo con medicamentos.

De manera similar, las células humanas con el código genético de la inyección Covid transcrito de manera inversa también pueden producir sin cesar la proteína de pico para toda la vida de los individuos afectados.

Tolerancia inmune a IgG4

La llamada tolerancia inmune, que es una tendencia del organismo a ignorar los patógenos persistentes en lugar de ofrecer una reacción inmune vigorosa, puede ser la razón por la que las  personas vacunadas son más susceptibles  a infecciones repetidas frecuentes y a una eliminación más lenta del virus.

La tolerancia inmune es perfectamente aceptable para los alérgenos, irritantes que no se replican y existen de manera persistente. Ignorar los alérgenos (por lo que la mayoría de la gente no sufre la fiebre del heno) es la razón por la que la tolerancia inmunitaria es una buena respuesta a irritantes ambientales como el polen o el polvo.

Sin embargo, la tolerancia inmune puede ser mortal cuando se trata de resistir patógenos vivos que se replican.

Un organismo inmunotolerante es similar a una víctima de robo, que se sienta pasivamente mientras saquean su casa sin oponer resistencia. El robo puede parecer «menor», pero los ladrones se llevan el botín y volverán una y otra vez.

La tolerancia inmune, es mala para el COVID-19 falta explorar completamente la razón por la cual la vacunación induce tolerancia inmune.

Brogna  et al. El estudio  que estamos discutiendo nos muestra un mecanismo de por qué podría desarrollarse una tolerancia inmune a la proteína pico. La razón sería que la proteína pico, producida sin cesar, parece un «irritante ambiental» para el organismo vacunado en lugar de ser vista como un intruso peligroso.

Deberían haber realizado pruebas para detectar esto antes de imponer estas inyecciones

Los «expertos de la ciencia Covid», mintieron acerca de que las inyecciones Covid eran «seguras y eficaces». A medida que entramos en la novena ola de Covid y las personas vacunadas se infectan y reinfectan, las inyecciones resultaron ineficaces. Peor aún, también resultaron ser inseguros, como lo demuestran este estudio y muchos otros.

Lamentablemente, los efectos de las inyecciones contra el Covid aparentemente producen persistentemente de proteínas pico.

Una esperanza para las personas vacunadas

Solo la mitad de las personas vacunadas padecían la presencia continua de la proteína de pico de la inyección en la sangre. La otra mitad, afortunadamente, está bien, al menos en este aspecto.

Por lo tanto, todas las personas vacunadas tienen la esperanza de no ser ellos los que sufren este pico continuo de producción. 

Por extraño que parezca, sólo la mitad de las personas vacunadas siguen dando positivo por pico seis meses después de la vacunación, sólo aproximadamente la mitad de las personas vacunadas desarrollan tolerancia inmunitaria. Un proceso puede ir junto con el otro.

Tratamientos

La proteína pico participa directamente en la fisiopatología, provoca inflamación e impulsa la trombosis. Si bien síndromes específicos (cardiovasculares, neurológicos, endocrinos, trombóticos, inmunológico) requerirá terapias adicionales, proponemos la justificación clínica para un régimen de desintoxicación base de nattoquinasa oral, bromelina y curcumina para pacientes con secuelas posagudas de la infección por SARS-CoV-2 y la vacunación contra el COVID-19. El siguiente régimen empírico puede continuarse durante 3 a 12 meses o más y guiarse por parámetros clínicos:

  • Nattokinase 2000 FU (100) mg por vía oral dos veces al día sin alimentos
  • Bromelina 500 mg por vía oral una vez al día sin alimentos.
  • Curcumina 500 mg por vía oral dos veces al día (se sugiere nano, liposomal o con aditivo de piperina)

Ver más sobre este tratamiento aqui

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos

Bienvenidos a Cienciaysaludnatural.com, sitio web que fue implementado en marzo de 2019 por un grupo de personas, médicos y científicos, con el apoyo académico de médicos aliados de todo el mundo, para investigar y desarrollar protocolos que salvan vidas para prevenir y tratar enfermedades y efectos adversos de vacunas e inyecciones.  Por favor vea nuestros téminos y condiciones, con descargo de responsabilidad. https://cienciaysaludnatural.com/terminos-del-servicio/