miércoles , 29 mayo 2024

Pfizer no revela los resultados de los estudios de seguridad de inyecciones en embarazadas

Print Friendly, PDF & Email
  • El estudio de Pfizer en mujeres embarazadas inicialmente se estableció para inscribir a 4.000 mujeres , Pfizer solo inscribió a 349 y luego detuvo la inscripción por completo.
  • Los resultados del embarazo de las que participaron en el ensayo y sus bebés aún no son públicos.

No hay datos de ensayos aleatorios disponibles para el uso de la inyección COVID-19 en mujeres embarazadas , y Pfizer acortó su ensayo de embarazo.

Pero aún asi los CDC recomiendaron las inyecciones de COVID-19 para todas las personas mayores de 6 meses, incluidas «las personas que están embarazadas , amamantando, tratando de quedar embarazadas ahora o aquellas que podrían quedar embarazadas en el futuro».

El Dr. Martin Makary, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y un equipo de científicos solicitaron a la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) una aclaración en la etiqueta de la inyección sobre la falta de datos de ensayos sobre su seguridad en mujeres embarazadas. La FDA se negó, afirmando que esta información no sería relevante.

Las mujeres embarazadas, sin embargo, necesitan saber acerca de la falta de pruebas de la inyección durante el embarazo; es la base del consentimiento informado. Es probable que también les interese saber por qué Pfizer detuvo su prueba de embarazo antes de tiempo y aún tiene que hacer públicos los resultados que encontró.

Pfizer detuvo el ensayo de embarazo de la inyección COVID y retiene datos

En febrero de 2021, Pfizer lanzó un estudio aleatorizado, controlado con placebo y ciego para evaluar la seguridad de su inyección COVID-19 , BNT162b2 , en mujeres embarazadas sanas. Las inyecciones se programaron entre las semanas 24 y 34 de gestación, y los participantes se aleatorizaron 1 a 1 para recibir una inyección de COVID-19 o un placebo.

Pero si bien el estudio inicialmente se estableció para inscribir a 4.000 mujeres , Pfizer solo inscribió a 349 y luego detuvo la inscripción por completo.

“Lo más preocupante”, explicó Makary, “los resultados del embarazo de las que participaron en el ensayo y sus bebés aún no son públicos hoy, casi dos años después”.

Las mujeres embarazadas y lactantes fueron excluidas de los ensayos clínicos de fase 3 de Pfizer y Moderna , pero en abril y en septiembre de 2021, la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, anunció: “Los CDC recomiendan que las personas embarazadas reciban la inyección contra el COVID-19 ”.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) y la Sociedad de Medicina Materno Fetal pronto se hicieron eco de esta declaración y recomendaron que las mujeres embarazadas se inyectaran, al igual que el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido.

Entonces, a medida que pasaban los meses, cientos de miles de mujeres embarazadas en todo el mundo recibieron la inyección, a pesar de la ausencia de ensayos clínicos.

“El mensaje de las autoridades era que: el daño de la infección por COVID-19 superó cualquier daño de la inyección de ARNm, pero, en realidad, es imposible que lo supieran”, señaló Maryanne Demasi, Ph.D. , científico médico de la Universidad de Adelaida. La etiqueta del producto de Pfizer sugería: «No se informaron efectos adversos relacionados con la inyección sobre la fertilidad femenina, el desarrollo fetal o el desarrollo posnatal».

Los estudios en animales muestran pérdida fetal, variaciones esqueléticas

Demasi informó  que una solicitud de libertad de información de 2021 mostró que esto se basó en un estudio en animales de solo 44 ratas, que demostró hallazgos preocupantes sobre la pérdida fetal:

“El estudio encontró que la inyección condujo a una duplicación estadísticamente significativa de la pérdida fetal (9,77 % de ARNm frente a 4,09 % de solución salina), pero Pfizer concluyó que la diferencia entre los dos grupos ‘no era biológicamente significativa’.

“La etiqueta también establece que la inyección de ARNm de Pfizer no se probó por su potencial para causar carcinogenicidad (capacidad de causar cáncer), genotoxicidad (capacidad de dañar la información genética) o deterioro de la fertilidad masculina”.

Un estudio en animales realizado por Moderna también mostró que un número significativo de ratas nacieron con variaciones esqueléticas después de que a sus madres se les inyectara la inyección COVID-19 durante el embarazo.

Pero, según Demasi, «Moderna concluyó que las ‘variaciones esqueléticas son cambios estructurales que no afectan el desarrollo o la función de un embrión en desarrollo’ y, por lo tanto, ‘no se consideran adversos'».

El ensayo se detuvo repentinamente

Pfizer no ha explicado públicamente por qué su ensayo en mujeres embarazadas se detuvo repentinamente, ni por qué no se han publicado los datos resultantes. Es posible que terminaron el ensayo debido a los resultados desfavorables. No sería la primera vez.

Sin embargo, en este caso, parece que el apoyo de los CDC a las inyecciones de COVID-19 para mujeres embarazadas, antes de que se completara el estudio, puede haber omitido la necesidad del ensayo por completo, al menos desde la perspectiva de Pfizer.

Como dice Makary:

“En el caso del ensayo de la inyección COVID en mujeres embarazadas, el ensayo puede haber terminado no porque los resultados fueran desfavorables, sino porque no se exigió la presentación de estos datos. Los establecimientos médicos y de salud pública ya se habían decidido, declarándolo segura y eficaz independientemente de lo que mostraran los datos. ¿Por qué evaluar un producto si el CDC y el ACOG ya están convencidos del producto?”.

De hecho, publicó un correo electrónico de Pfizer, en el que la compañía admitió que la inscripción para su prueba disminuyó significativamente a fines de 2021, porque los funcionarios de salud ya habían dado su sello de aprobación a la inyección.

Debido a que tantas mujeres embarazadas ya habían seguido adelante y recibido la inyección, debido al respaldo del gobierno, no había motivo para seguir adelante con el estudio.

Demasi publicó la respuesta por correo electrónico de Pfizer, que dice:

“En el cuarto trimestre de 2021, se detuvo la inscripción en el estudio C4591015 (un estudio ciego, aleatorizado, controlado con placebo, de fase 2/3 para evaluar la seguridad, la tolerabilidad y la inmunogenicidad de BNT162b2 contra la COVID-19 en mujeres embarazadas sanas de 18 años de edad y mayores). Este estudio se desarrolló antes de la disponibilidad o recomendación para la vacunación de COVID-19 en mujeres embarazadas.

“El entorno cambió durante 2021 y, para septiembre de 2021, los organismos de recomendación aplicables (p. ej., ACIP en los EE. UU.) recomendaron las inyecciones COVID-19 para mujeres embarazadas en todos los países participantes/planificados y, como resultado, la tasa de inscripción disminuyó significativamente.

“Con la disminución de la inscripción, el estudio tenía un tamaño de muestra insuficiente para evaluar el objetivo de inmunogenicidad principal y la continuación de este estudio controlado con placebo ya no podía justificarse debido a las recomendaciones globales. Esta propuesta fue compartida y acordada por la FDA y la EMA”.

En cuanto a la falta de datos publicados, Pfizer afirmó que no los tiene:

“Pfizer aún no tiene un conjunto completo de datos del estudio de inmunización materna, C4591015. Pfizer y BioNTech planean completar el análisis del ensayo clínico C4591015 y compartirlo con los reguladores de salud pública globales y buscar su publicación o presentación como es nuestra práctica habitual.

“Es importante tener en cuenta que la evidencia relevante del mundo real sobre el uso de las inyecciones COVID-19 en mujeres embarazadas ha sido presentada y publicada numerosas veces por varias partes en múltiples revistas y foros”.

La inmunidad natural completamente ignorada

El ACOG no solo «recomienda encarecidamente» que las mujeres embarazadas se vacunen contra el COVID-19 , sino que también recomiendan una dosis de refuerzo.

“La vacunación puede ocurrir en cualquier trimestre, y se debe hacer hincapié en recibir la inyección lo antes posible para maximizar la salud materna y fetal. Esta recomendación se aplica tanto a la serie primaria como a la vacunación de refuerzo”, afirma el ACOG .

Pero en su información faltan datos sobre la inmunidad natural.

La investigación de Makary y sus colegas, publicada en JAMA, mostró que la inmunidad natural al COVID-19 , lograda por una infección previa, no por una inyección , fue duradera durante aproximadamente dos años, lo que sugiere que es más duradera que cualquier protección obtenida con una inyección contra el COVID-19.

Una revisión sistemática y un metanálisis publicados en The Lancet también revelaron que la inmunidad natural es al menos tan efectiva como las inyecciones de COVID-19 y probablemente superior a ellas .

Los funcionarios de salud no tienen los datos del ensayo aleatorio de Pfizer sobre las inyecciones en mujeres embarazadas. Pero en lugar de equivocarse por el lado de la precaución, especialmente para aquellos con inmunidad natural, todavía recomiendan que todos se vacunen.

Los científicos advierten a las mujeres embarazadas que no reciban inyecciones COVID

https://cienciaysaludnatural.com/embarazadas-y-bebes-en-grave-riesgo-por-las-inyecciones-k0-b1t/
Embarazadas y bebes en grave riesgo por las inyecciones K0 B1T
Ponencia de Alberto Castro, editor de Cienciaysaludnatural.com en el Seminario Internacional sobre la Pandemia K0 B1T
OMV Angelo Giorgianni, Juez, Dra. Chinda Brandolino, Dolores Cahill y 90 expositores más

No todos están de acuerdo con el impulso de las agencias de salud para que las mujeres embarazadas se inyecten.

“La promoción de estas inyecciones experimentales contra el COVID-19 a nivel mundial es la mayor violación de la ética médica en la historia de la medicina, tal vez de la humanidad”, dijo el Dr. James Thorp , experto en medicina materno-fetal.

Thorp y sus colegas publicaron un estudio preliminar que encontró riesgos sorprendentes para las mujeres embarazadas que recibieron las inyecciones, junto con sus bebés por nacer.

Los resultados fueron tan graves que los investigadores concluyeron que las mujeres embarazadas no deberían recibir inyección contra el COVID-19 hasta que se completen más investigaciones.

“Se recomienda una moratoria mundial sobre el uso de las inyección COVID-19 en el embarazo hasta que los ensayos prospectivos aleatorios documenten la seguridad en el embarazo y el seguimiento a largo plazo en la descendencia”, explicaron.

En comparación con la inyección contra la gripe, las inyecciones de COVID-19 se asociaron con un aumento significativo de eventos adversos, que incluyen:

  • anormalidad menstrual
  • Aborto espontáneo
  • anomalías cromosómicas fetales
  • Malformación fetal
  • Higroma quístico fetal
  • Trastornos cardíacos fetales
  • arritmia fetal
  • Paro cardíaco fetal
  • Fetal vascular mal-perfusion
  • Anomalías del crecimiento fetal
  • Vigilancia fetal anormal
  • Trombosis placentaria fetal
  • Líquido amniótico bajo
  • Muerte fetal/mortinato

Los datos también revelaron un riesgo 27 veces mayor de aborto espontáneo y un riesgo más del doble de resultados fetales adversos en seis categorías diferentes, según el Dr. Peter McCullough, internista y cardiólogo certificado por la junta .

Estudio de NIH confirma cambios menstruales después de pinchazos

También se ha confirmado el retraso de la menstruación después de las inyección contra el COVID-19, según un estudio publicado en Obstetrics & Gynecology, financiado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano y la Oficina de Investigación sobre la Salud de la Mujer de los Institutos Nacionales de Salud.

El estudio involucró a 3.959 personas entre las edades de 18 y 45 años. Aquellos que no habían recibido una inyección contra el COVID-19 no notaron cambios significativos en el ciclo cuatro durante el estudio en comparación con los primeros tres ciclos.

Pero las que recibieron inyecciones de COVID-19 tenían ciclos menstruales más largos, por lo general menos de un día cuando recibieron las inyecciones.

Mientras tanto, la Unión Europea ha recomendado que se agregue » sangrado menstrual abundante » como efecto secundario a las inyecciones de ARNm COVID-19.

Makary señaló:

“Aquí en los EE. UU. no ha habido tal actualización en el etiquetado de los productos. Esta falta de humildad también fue evidente cuando a mujeres jóvenes sanas se les dijo con un absolutismo increíble que la inyección contra el COVID no puede afectar la fertilidad. La respuesta correcta debería haber sido: no creemos que afecte la fertilidad, pero no tenemos buenos datos sobre la pregunta».

Los funcionarios eligen el ‘paternalismo severo’ sobre el consentimiento informado

En ausencia de datos para una población vulnerable (mujeres embarazadas y lactantes), los funcionarios de salud deberían haber pedido precaución.

A medida que se hizo evidente la efectividad de la inmunidad natural, las personas deberían haber sido informadas sobre esto y advertidas sobre los riesgos potenciales de las inyecciones contra el COVID-19. De esta manera, podrían tomar una decisión informada antes de consentir una inyección que podría tener efectos reproductivos graves.

El Instituto para el Conocimiento Puro y Aplicado consideró que los datos eran lo suficientemente convincentes en 2021 como para retirar las inyecciones para las poblaciones vulnerables como las mujeres embarazadas, pero los funcionarios de salud optaron, en cambio, por convertirlas en conejillos de indias para una inyección experimental no probada.

Makary continuó «Pfizer no ha publicado los datos, tal vez los datos no fueron favorables, o tal vez Pfizer se dio cuenta de que habían convencido al establecimiento médico sin datos, entonces, ¿por qué correr el riesgo de compartir lo que muestra un ensayo controlado con placebo?»

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos