sábado , 2 marzo 2024

Tanto el azucar como las inyecciones contra K0 B1T afectan la salud bucal provocando caries

Print Friendly, PDF & Email

Comparison of Salivary Secretion, pH, and Buffer Capacity Between COVID-19 Vaccinated and Unvaccinated Child Patients Visiting Dental Clinics of University Hospitals in Riyadh City, Saudi Arabiahttps://www.dovepress.com/comparison-of-salivary-secretion-ph-and-buffer-capacity-between-covid–peer-reviewed-fulltext-article-IJGM https://doi.org/10.2147/IJGM.S437563

En la boca viven muchos tipos diferentes de bacterias. Algunos son beneficiosos para tu salud dental, pero otros son perjudiciales. Una cosa es segura: el azúcar causa caries.

Estudios han demostrado que un grupo selecto de bacterias dañinas producen ácido en la boca cada vez que encuentran y digieren el azúcar ( 1 ). Estos ácidos eliminan los minerales del esmalte dental, que es la capa exterior brillante y protectora del diente. Este proceso se llama desmineralización.

La saliva ayuda a revertir constantemente este daño en un proceso natural llamado remineralización.

Los minerales de la saliva, como  el calcio y el fosfato, ayudan al esmalte a repararse a sí mismo reemplazando los minerales perdidos durante un «ataque de ácido». Esto ayuda a fortalecer los dientes. Sin embargo, el ciclo repetido de ataques ácidos provoca la pérdida de minerales en el esmalte. Con el tiempo, esto debilita y destruye el esmalte, formando una cavidad. Una carie es el resultado de bacterias dañinas que digieren el azúcar de los alimentos y producen ácidos.

Si no se trata, la caries puede extenderse a las capas más profundas del diente, provocando dolor y posible pérdida del diente.

El azúcar y atrae bacterias dañinas y reduce el pH de la boca

Las dos bacterias destructivas que se encuentran en la boca son  Streptococcus mutans  y  Streptococcus sorbrinus . Ambos se alimentan del azúcar que consumes y forman placa dental, que es una película pegajosa e incolora que se forma en la superficie de los dientes ( 2 ).

Si la placa no se elimina con la saliva o el cepillado, el ambiente de la boca se vuelve más ácido y pueden empezar a formarse caries. La escala de pH mide qué tan ácida o básica es una solución, siendo 7 neutral.

Cuando el pH de la placa cae por debajo de lo normal, o menos de 5,5, la acidez comienza a disolver los minerales y destruir el esmalte del diente ( 3 ,  4 ).

Las inyecciones contra Covid

Los sujetos vacunados mostraron una secreción salival, un pH y una capacidad amortiguadora significativamente reducidas que los participantes no vacunados. La mayoría de los participantes vacunados estaban en la categoría de amortiguación inferior. Con base en los hallazgos, se puede inferir que es probable que la inyección COVID-19 reduzca la tasa de secreción salival, el pH y la capacidad amortiguadora de los pacientes pediátricos y que aumente el riesgo de caries. Por lo tanto, se deben llevar a cabo programas de educación sobre salud bucal y programas dentales preventivos dirigidos a niños vacunados contra la COVID-19 para evitar consecuencias para la salud bucal. ( 9 )

Los datos extraídos de 18 estudios transversales realizados en Arabia Saudita revelaron una prevalencia muy alta de caries dental entre los niños. Se determinó que la prevalencia de caries entre niños de 5 a 7 años era del 84%. De manera similar, se observó una prevalencia de caries del 72% entre niños de 12 a 15 años. 22 Los factores salivales podrían jugar un papel importante en el proceso de caries. El flujo de saliva y su capacidad amortiguadora son factores vitales que desempeñan un papel sustancial en el mantenimiento de la salud bucal. 23 Los sistemas de amortiguación salival desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento del equilibrio ácido-base adecuado y un nivel de pH relativamente estable. 24

Los tampones salivales pueden contrarrestar los niveles de pH ácido que se encuentran en la placa dental, facilitando así la eliminación oral. En consecuencia, este proceso ayuda a prevenir la desmineralización del esmalte dental. La saliva, por su capacidad amortiguadora, es fundamental para preservar la integridad dental. Lo logra ejerciendo control sobre el proceso de desmineralización y facilitando la promoción continua de la remineralización del esmalte. 25 Múltiples estudios de investigación han establecido una asociación significativa entre la capacidad amortiguadora de la saliva y la actividad de la caries dental. Esta correlación se ha utilizado para anticipar e identificar eficazmente el riesgo de caries dental en personas médicamente vulnerables. 26 , 27

Se ha observado documentación ocasional de efectos adversos orales después de las vacunas COVID-19, lo que requiere una mayor investigación sobre la respuesta provocada por la vacuna en los parámetros salivales. 28 Los impactos negativos de la inyección COVID-19 en las glándulas salivales pueden contribuir a una mayor susceptibilidad a la caries dental entre los niños, lo que lleva a un aumento tanto en la prevalencia como en la gravedad de la afección. Por lo tanto, se justifica realizar más investigaciones para dilucidar los efectos ambiguos de la vacunación contra la COVID-19 sobre la secreción salival, los niveles de pH y la capacidad amortiguadora en poblaciones pediátricas.

El objetivo principal de este estudio fue evaluar las diferencias entre la cantidad de saliva, el pH y la capacidad de amortiguación salival entre pacientes infantiles vacunados y no vacunados contra COVID-19 que visitan las clínicas del Hospital Dental Universitario de Riad, Arabia Saudita.

Hábitos dietéticos que causan caries

En los últimos años, los investigadores han descubierto que ciertos hábitos alimentarios son importantes a la hora de formar caries.

 Muchos estudios han encontrado que el consumo frecuente de dulces y bebidas azucaradas provoca caries ( 2 ,  5 ,  6 ).

Comer alimentos con azúcar aumenta la cantidad de tiempo que los dientes están expuestos a los efectos disolventes de varios ácidos, lo que provoca caries. Un estudio reciente entre escolares encontró que aquellos que comían galletas y papas fritas tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar caries que los niños que no lo hacían ( 7 ).

Bebidas azucaradas y ácidas

La fuente más común de azúcar líquido son  los refrescos azucarados , las bebidas deportivas, las bebidas energéticas y  los jugos . Además de azúcar, estas bebidas tienen altos niveles de ácidos que pueden provocar caries.

En un gran estudio realizado en Finlandia, beber 1 o 2 bebidas azucaradas al día se relacionó con un 31% más de riesgo de caries ( 8 ).

Además, un estudio australiano en niños de 5 a 16 años encontró que la cantidad de bebidas azucaradas consumidas estaba directamente correlacionada con la cantidad de caries encontradas .

Es más, un estudio en el que participaron más de 20.000 adultos demostró que solo una bebida azucarada ocasional provocaba un aumento del 44 % en el riesgo de perder de 1 a 5 dientes, en comparación con aquellos que no bebían ninguna bebida azucarada ( 10 ). Esto significa que beber una bebida azucarada más de dos veces al día casi triplica el riesgo de perder más de seis dientes.

Afortunadamente, un estudio encontró que reducir el  consumo de azúcar  a menos del 10% de las calorías diarias disminuye el riesgo de caries ( 11 ).

Un estudio demostró que mantener bebidas azucaradas en la boca durante un tiempo prolongado o beberlas constantemente aumentaba el riesgo de caries ( 3 ). La razón se debe en parte a que esto expone los dientes al azúcar durante más tiempo, lo que da a las bacterias dañinas más oportunidades de causar daño.

Comer alimentos pegajosos

Los “alimentos pegajosos” son aquellos que proporcionan fuentes duraderas de azúcar, como caramelos duros, pastillas de menta y piruletas. Estos también están relacionados con las caries. Debido a que estos alimentos se retienen en la boca por más tiempo, sus azúcares se liberan gradualmente. Esto les da a las bacterias dañinas de la boca suficiente tiempo para digerir el azúcar y producir más ácido.

El resultado final son períodos prolongados de desmineralización y períodos más cortos de remineralización ( 3 ).

Incluso los alimentos procesados ​​con almidón, como las papas fritas, los chips de tortilla y las galletas saladas con sabor, pueden permanecer en la boca y causar caries ( 12 ,  13 ).

No permita que los bebés duerman con biberones que contengan líquidos endulzados, jugos de frutas o leche de fórmula.

Higiene bucal

Cepillarse los dientes al menos dos veces al día es un paso importante para prevenir las caries y las caries. Se recomienda cepillarse después de cada comida siempre que sea posible y luego nuevamente antes de acostarse.

Dulces a evitar

Algunos de los peores infractores incluyen:

  • Caramelos duros y pastillas para la tos.  Los caramelos para chupar permanecen en la boca durante mucho tiempo, generando un baño ácido para los dientes.
  • Dulces gomosos o pegajosos.  Los ositos de goma, el glaseado, los frutos secos y la miel se adhieren a los dientes, dando a las bacterias mucho tiempo para crecer.
  • Bebidas gaseosas.  Las colas y otros refrescos no sólo están llenos de azúcar, sino que también son ácidos.

Pérdida de esmalte (dentina)

Los alimentos y bebidas azucarados contienen carbohidratos fermentables. Cuando los carbohidratos fermentables se mezclan con las bacterias dañinas que viven en la boca, se produce ácido. A menos que el ácido se enjuague o se cepille, elimina los minerales del esmalte dental, provocando erosión.

La  pérdida de esmalte  hace que los dientes sean vulnerables y más sensibles a los estímulos. La saliva contiene minerales que ayudan a restaurar los minerales del esmalte dental. Sin embargo, si come constantemente dulces como chocolates, su saliva tiene menos oportunidades de reemplazar los minerales que necesita el esmalte dental.

Caries dentales

Las bacterias que se alimentan del azúcar en la boca provocan una película pegajosa llamada placa, que se forma en los dientes y debajo de las encías. El contenido ácido de la placa provoca la desmineralización del esmalte dental. Una vez que el esmalte se desgasta, las bacterias y el ácido pueden ingresar y llegar a la dentina blanda del interior de los dientes.

Gingivitis (enfermedad de las encías)

La acumulación de placa también puede provocar  enfermedades de las encías . Cuando la placa se endurece en los dientes, se convierte en sarro. El sarro y la placa pueden irritar las encías y provocar:

  • inflamación
  • infección
  • hinchazón
  • sangrado

El tejido de las encías inflamado y dolorido puede aumentar  la sensibilidad dental debido a la exposición de las raíces del diente, que contienen terminaciones nerviosas.

Encías retraídas

Tus encías están diseñadas para cubrir el hueso y proteger la raíz de cada diente. A medida que envejecemos, las encías pueden comenzar a retroceder, exponiendo las raíces de los dientes.

Fumar y cepillarse los dientes agresivamente puede exacerbar la recesión de las encías. La mala salud bucal y las enfermedades de las encías también desempeñan un papel importante.

La gingivitis y la enfermedad periodontal se pueden tratar con CDS

Prevención

Estos consejos le ayudarán a mantener sus dientes sanos y evitar el dolor al comer azúcar:

  • Evite el azúcar para ayudar a prevenir las caries.
  • Considere dejar de fumar.
  • Utilice un cepillo de dientes de cerdas suaves al menos dos veces al día, hay pastas dentales populares no recomendables.
  • Trate de evitar los enjuagues bucales a base de alcohol.
  • Si comes alimentos dulces u otros alimentos con alto contenido de carbohidratos, como papas fritas, cepillate después de cada comida.

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos

Referencias

  1. Diet and Dental Caries: The Pivotal Role of Free Sugars Reemphasized https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26261186/

2. Diet, nutrition and the prevention of dental diseases https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/14972061/

  1. Sugars and dental caries https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/14522753/
  2. Nutrition, dental caries and periodontal disease: a narrative review https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28266117/
  3. Dental caries, tooth trauma, malocclusion,
    toothbrushing and dietary habits in 4-year-old Swedish children: changes between 1967 and 1992 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9601234
  4. Oral health behavior of 6-year-old Danish children https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/1566620/
  5. The relationship between snacking habits and dental caries
    in school children https://internalmedicine.imedpub.com/the-relationship-between-snacking-habits-and-dental-cariesin-school-children.pdf
    8.Sugar-sweetened beverages and dental caries in adults: a 4-year prospective study https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24813370/
  6. Comparison of Salivary Secretion, pH, and Buffer Capacity Between COVID-19 Vaccinated and Unvaccinated Child Patients Visiting Dental Clinics of University Hospitals in Riyadh City, Saudi Arabia https://www.dovepress.com/comparison-of-salivary-secretion-ph-and-buffer-capacity-between-covid–peer-reviewed-fulltext-article-IJGM
  7. Comparison of Salivary Secretion, pH, and Buffer Capacity Between COVID-19 Vaccinated and Unvaccinated Child Patients Visiting Dental Clinics of University Hospitals in Riyadh City, Saudi Arabia https://www.dovepress.com/comparison-of-salivary-secretion-ph-and-buffer-capacity-between-covid–peer-reviewed-fulltext-article-IJGM
  1. Permanent tooth loss and sugar-sweetened beverage intake in U.S. young adults https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27886383/
  2. Effect on caries of restricting sugars intake: systematic review https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24323509/
  3. Sugar-starch combinations in food and the relationship to dental caries in low-risk adolescents https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12887397/
  4. Mixed dentition cavitated caries incidence and dietary intake frequencies https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12887397/

22. Adam TR, Al-Sharif AI, Tonouhewa A, AlKheraif AA. Prevalence of caries among school children in Saudi Arabia: a meta-analysis. Adv Prev Med. 2022;2022:7132681. doi:10.1155/2022/7132681

23. Dawes C, Wong DTW. Role of saliva and salivary diagnostics in the advancement of oral health. J Dent Res. 2019;98(2):133–141. doi:10.1177/0022034518816961

24. Kubala E, Strzelecka P, Grzegocka M, et al. A review of selected studies that determine the physical and chemical properties of saliva in the field of dental treatment. BioMed Res Int. 2018;2018:6572381. doi:10.1155/2018/6572381

25. Farooq I, Bugshan A. The role of salivary contents and modern technologies in the remineralization of dental enamel: a narrative review. F1000Research. 2020;9:1.

26. Kim JH, Kim MA, Chae YK, Nam OH. Salivary characteristics, individual casual parameters, and their relationships with the significant caries index among Korean children aged 12 years. Int J Environ Res Public Health. 2021;18(6):3118. doi:10.3390/ijerph18063118

27. Alkhateeb AA, Mancl LA, Presland RB, Rothen ML, Chi DL. Unstimulated saliva-related caries risk factors in individuals with cystic fibrosis: a cross-sectional analysis of unstimulated salivary flow, pH, and buffering capacity. Caries Res. 2017;51(1):1–6. doi:10.1159/000450658