lunes , 5 diciembre 2022

Una investigación independiente sobre el origen del coronavirus

Dra. Mª José Martínez Albarracín

Este mes de octubre, “el mes de la 4ª dosis”, estamos asistiendo a un goteo de información sorprendente aunque no inesperada para algunos aunque, lamentablemente en nuestro país, la gente manipulada por la propaganda y el silencio cómplice de los medios, sigue acudiendo en masa a “vacunarse del covid”.

Es escandaloso el negacionismo de quienes afirman que “nunca, nadie dijo” que las vacunas contra el Sars-CoV-2 prevendrían la trasmisión del virus y alcanzarían la inmunidad de rebaño. Ahora que la sra, Small, directiva de Pfizer, ante la pregunta del eurodiputado holandés Robert Roots, ha reconocido que Pfizer no hizo pruebas para comprobar si sus vacunas detenían la trasmisión. La directiva reconoció ante el Parlamento Europeo que la velocidad que necesita la Ciencia se tuvo que “adaptar” a las “necesidades” del mercado. Escandalosa respuesta que está dando la vuelta al mundo.

La ejecutiva de Pfizer, Janine Small, admite ante el Parlamento de la UE que Pfizer no probó las inyecciones K0 B1T para prevenir la transmisión de COVID antes de ponerlas a disposición del público. https://www.bitchute.com/video/7UcxG0aQ3xsq/

La realidad es que la propia empresa Pfizer ya en enero de 2021  promovía y afirmaba que se detendría la trasmisión con sus vacunas, lo que magnificado por la cohorte de esbirros mediáticos vociferantes, justificó la instauración política de los pasaportes covid y la discriminación y estigmatización no menos escandalosa de los no vacunados.

Por si esto fuera poco, el Tribunal de Cuentas Europeo reconoce que Pfizer negoció en privado con Ursula Von der Leyen sin presentar documentación alguna, contraviniendo la normativa y reconoce también las presiones de las farmacéuticas al grupo negociador, para evitar responsabilidades por los posibles daños causados ¿tendrá algo que ver que el marido de la sra Von der Leyen trabaje para una empresa médica relacionada con Pfizer?

Ursula Von der Leyen diciendo que esta inyección «nos salva la vida» y promoviéndola para que sea obligatoria https://www.bitchute.com/video/2UVHSBVx2xDm/

La sra Joëlle Elvinger, reponsable del Tribunal de Cuentas, admite que a pesar de haber pedido toda la documentación referente a las negociaciones y contratos con la farmacéutica, no ha tenido acceso a la misma, pero lo justifica diciendo que “estamos ante hechos consumados”. Me pregunto qué significa esa expresión, tal vez que ¿en ciertas esferas reina la corrupción y la impunidad? ¿que ya no merece la pena hacer nada, cuando estamos ante una cuarta dosis que irá antes de la quinta? o ¿que sabe que nadie moverá un dedo para exigir responsabilidades?

En las páginas 9 y 10 del informe se habla de 71.000 millones de euros para la adquisición de 4.600 millones de dosis de vacunas, lo que supone un coste medio ponderado de 15 euros por dosis, pero ¿por qué se precontrataron tantas dosis si hay solo 447 millones de ciudadanos en la U.E.? Esto es un despilfarro en toda regla, como lo demuestra el hecho de que millones de dosis de vacunas están ya caducadas en muchos países.

 Pero prosigamos con las nuevas revelaciones:

Recientemente se han publicado los correos electrónicos que el dr Fauci (director del NIAID) y el dr Francis Collins (director de los NIH), intercambiaron con expertos virólogos para “decidir” qué versión dar a principios de 2020, sobre el origen del SARS-CoV-2 y a pesar de que los expertos reconocían que el origen del virus no podía ser natural, fueron “convencidos” de elaborar una publicación científica donde se sostenía que dicho origen se debía muy probablemente a un salto zoonótico, dicho artículo se publicó en la revista Nature con el título:

El origen del SARS-CoV-2.

Finalmente, el bufete americano Renz Law y MAFA  (Make American Free Again) han promovido investigación independiente sobre el origen del coronavirus y gracias a las declaraciones, bajo juramento, del Dr. Andrew G. Huff  quien formaba parte de EcoHealth Alliance como vicepresidente, hemos sabido qué tipo de estudios y experimentos tenían lugar en Wuhan, a través de EcoHealth Alliance con la colaboración de la universidad Chapel Hill de Carolina del Norte, donde trabaja el siniestro biólogo dr Ralph Baric, experto en genética inversa de coronavirus, (con los que ha trabajado por más de treinta años) y elaboración de vacunas. Todo esto financiado, entre otros, por el NIAID de Fauci y los NIH americanos

El Dr. Andrew G. Huff, ex vicepresidente de EcoHealth Alliance convertido en denunciante, habló en exclusiva con Sonia Elijah de Trial Site News sobre su mandato en la controvertida organización, que ha estado en el centro de la teoría de la fuga de laboratorio del origen de Covid. Huff, que es un experto en el campo del bioterrorismo y la biovigilancia, trabajó en EcoHealth Alliance entre 2014 y 2016. Revisó la propuesta de investigación ‘Comprender el riesgo de aparición de coronavirus de murciélago’ que se envió al NIH y que detallaba el trabajo de virología de ganancia de función, que atestigua condujo a la creación de SARS-CoV-2. Advirtió al Dr. Peter Daszak, su antiguo jefe, sobre los riesgos de bioseguridad y bioprotección, pero Daszak descartó sus preocupaciones. Huff también reveló el hecho de que no había un oficial de seguridad biológica ni un comité de bioseguridad institucional en EcoHealth Alliance, lo cual era una violación de las pautas de los NIH.

El dr. Huff, militar, epidemiólogo y experto en enfermedades infecciosas, con décadas de experiencia en investigación científica y seguridad nacional, era uno de los principales científicos de la empresa de biotecnología hasta que dejó su cargo y denunció lo que había vivido respecto al SARS-COV2 y  publicó una obra: «La verdad sobre Wuhan. Cómo se ha creado la mayor mentira de la Historia».

Las pruebas, señala, demuestran las siguientes cuestiones, entre otras:

1.- SARS-COV-2 fue creado en el laboratorio de Wuhan, China.

2.- Anthony Fauci fundó la creación del SARS-COV2 y mintió al Congreso sobre la financiación del trabajo en Ganancia de Función.

3.- La Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos estaba al corriente y habría estado involucrada en la financiación del trabajo denominado Ganancia de Función. (ver proyecto DEFUSE).

4.- Un buen número de socios, tanto públicos como privados, estaban al corriente en los trabajos de Ganancia de Función, que dieron como resultado el SARS-COV-2.

5.- Anthony Fauci y otros coordinaron el encubrimiento de la financiación de los trabajos de Ganancia de Función de los que surgió el SARS-COV-2.

(La ganacia de función consiste en modificar las propiedades de un virus para mejorar su infecciosidad o patogenicidad)

Referencias:

https://www.eca.europa.eu/Lists/ECADocuments/SR22_19/SR_EU_COVID_vaccine_procurement_ES.pdf

https://www.nature.com/articles/s41591-020-0820-9

https://www-documentcloud-org.translate.goog/documents/21066966-defuse-proposal?_x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=sc