miércoles , 3 marzo 2021

Bill Gates y Experimentos de Perturbación Estratosférica

Ahora Bill Gates está respaldando financieramente el desarrollo de tecnología de atenuación solar que potencialmente reflejaría la luz solar fuera de la atmósfera de la Tierra, provocando un efecto de enfriamiento global. El Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica ( SCoPEx ), lanzado por científicos de la Universidad de Harvard, tiene como objetivo examinar esta solución rociando polvo de carbonato de calcio (CaCO 3 ) en la atmósfera, un aerosol que refleja el sol y que suponen podría contrarrestar los efectos del calentamiento global. 

La investigación generalizada sobre la eficacia de la geoingeniería solar esta en controversia. Muchos científicos creen que esta ciencia conlleva riesgos impredecibles, incluidos cambios extremos en los patrones climáticos que no son diferentes a las tendencias de calentamiento que ya estamos presenciando. Además este supuesto paliativo puede seguir dando luz verde para continuar emitiendo gases de efecto invernadero con pocos o ningún cambio en los patrones actuales de producción.

SCoPEx dará un pequeño paso en su investigación inicial este junio cerca de la ciudad de Kiruna, Suecia, donde la Corporación Espacial Sueca acordó ayudar a lanzar un globo con equipo científico a 12 millas (20 km) de altura. El lanzamiento no liberará aerosoles estratosféricos. Más bien, servirá como prueba para maniobrar el globo y examinar las comunicaciones y los sistemas operativos. Si tiene éxito, esto podría ser un paso hacia una segunda etapa experimental que liberaría una cantidad de polvo de CaCO 3 a la atmósfera.

Frank Keutsch es el investigador principal de SCoPEx, el primer experimento de microfísica de aerosoles estratosféricos vinculado explícitamente a la geoingeniería solar.

David Keith , profesor de física aplicada y políticas públicas en la Universidad de Harvard, reconoce las “muchas preocupaciones reales” de la geoingeniería. Es cierto que nadie sabe qué pasará hasta que se libere el CaCO 3 y luego se estudie. Keith y sus colegas científicos de SCoPEx publicaron un artículo en 2017 que sugiere que el polvo en realidad puede reponer la capa de ozono al reaccionar con moléculas que destruyen el ozono. “La investigación adicional sobre este y otros métodos similares podría conducir a la reducción de los riesgos y mejorar la eficacia de los métodos de geoingeniería solar”, escriben los autores del artículo.

Se desconoce la cantidad exacta de CaCO 3 necesaria tampoco pueden confirmar si es el mejor aerosol estratosférico

Se desconoce la cantidad exacta de CaCO 3 necesaria para enfriar el planeta, y los científicos de SCoPEx tampoco pueden confirmar si es el mejor aerosol estratosférico para el trabajo. Las primeras investigaciones sugieren que la sustancia tiene “propiedades ópticas casi ideales” que le permitirían absorber mucha menos radiación que los aerosoles de sulfato, lo que provocaría un calentamiento estratosférico significativamente menor. Este es el propósito del experimento: una vez que se libera una cantidad experimental segura de CaCO 3 , el globo volará a través de ella, muestreando las reacciones atmosféricas y registrando la dinámica resultante. Frank Keutsch, el investigador principal del proyecto, no sabe qué podrían traer los resultados. Teoricamente el aerosol no alteraría inmediatamente la química estratosférica : Suponen que “Lo único que haría es dispersar la luz solar máxima y, por lo tanto, enfriar el planeta”.

Los defensores de la geoingeniería citan los efectos de enfriamiento global de las erupciones volcánicas que resultan de la introducción de ceniza sulfúrica en la atmósfera. La erupción del monte Tambora en Indonesia en 1815 resultó en el ” año sin verano “, mientras que la erupción del monte Pinatubo en las Filipinas en 1991 redujo la temperatura media global en 0,5 ° C.  

Una vez más, estos descensos de temperatura conllevan graves riesgos. Las temperaturas bajo cero en 1815 llevaron a cosechas fallidas en condiciones cercanas a la hambruna. Los científicos británicos han citado los aerosoles estratosféricos de las erupciones volcánicas en Alaska y México como la causa potencial de la sequía en la región africana del Sahel . Una alteración importante del clima global podría traer consecuencias no deseadas, impactando negativamente en regiones densamente pobladas y generando otra crisis de refugiados.

David Keith ha propuesto la creación de un “grupo de riesgo” para compensar a las naciones más pequeñas por el daño colateral causado por tales pruebas, pero tal pago podría ser de poco consuelo para los desplazados por condiciones inhabitantes. Estados Unidos, Brasil y Arabia Saudita bloquearon una evaluación de las Naciones Unidas de 2019 de los planes globales de geoingeniería.

Teniendo en cuenta los riesgos desconocidos asociados a la geoingeniería solar, los miembros de la OCDE en vez deberían continuar sus esfuerzos para desarrollar tecnologías de energía renovable económicamente atractiva.