miércoles , 18 mayo 2022

Como se encontró virus vivos de la gripe estacional y de la gripe aviar del 2009 en material para fabricar vacunas – Parte 3

Por Teresa Forcades i Vila , Médica internista. Doctora en Salud Pública, Universidad de Barcelona. Teóloga y Monja Benedictina, Monasterio Sant Benet, Monserrat, Barcelona.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), nacida en 1948 con el elevado ideal de brindar liderazgo en asuntos de salud mundial, se encuentra desacreditada por un gran escándalo al declarar una » pandemia que nunca existió » en beneficio de las compañías farmacéuticas. Hasta el día de hoy, el organismo mundial no ha podido producir pruebas concluyentes de lo contrario.

Comenzó cuando la OMS modificó la definición de pandemia, lo que ayudó a declarar la gripe H1N1 o porcina como pandemia en junio de 2009. Anteriormente, para que un brote se declarara pandemia, tenía que haber “varias epidemias simultáneas en todo el mundo con una enorme cantidad de muertes y enfermedades”. La OMS eliminó las dos últimas condiciones sobre enfermedades graves y muchas muertes de la definición. El 11 de junio, cuando se declaró la pandemia, aunque se habían informado casi 30.000 casos confirmados de H1N1 en 74 países, solo habían muerto 144 personas. Por lo tanto, según la antigua definición, el H1N1 no habría calificado como una pandemia. Hasta ahora, la OMS no ha podido explicar satisfactoriamente por qué se tuvo que cambiar la definición. Varios países europeos habían firmado los llamados contratos “dormidos” con grandes grupos farmacéuticos que entrarían en vigor solo con la declaración de pandemia por parte de la OMS. Esto ha alimentado la acusación de que la OMS se apresuró a declarar una pandemia bajo la presión del poderoso lobby farmacéutico.

Para empeorar las cosas, una investigación del British Medical Journal (BMJ) junto con la Oficina de Periodismo de Investigación de Londres reveló que los científicos, que dieron consejos sobre qué vacunas y cuántos de sus países miembros deberían comprar, tenían vínculos financieros con varios compañías farmacéuticas, incluidos los fabricantes de vacunas, incluso la vacuna H1N1, como GlaxoSmithKline (GSK), Novartis, Solvay, Baxter, MedImmune y Sanofi Aventis. Sin embargo, la mayoría de estos expertos de la OMS no declararon ningún conflicto de intereses.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE), que inició una investigación sobre el manejo de la pandemia H1N1, observó que la confianza pública se había erosionado no solo en la OMS sino también en otras autoridades de salud pública a nivel nacional por la forma en que la se había manejado la declaratoria de pandemia .
 
Todo lo que la directora general de la OMS, la Dra. Margaret Chan, dijo en defensa del BMJ fue: «La OMS necesita establecer y hacer cumplir reglas más estrictas de compromiso con la industria, y lo estamos haciendo». Sin embargo, más allá de negar con vehemencia que los intereses comerciales influyeron en la toma de decisiones del organismo mundial, no ha habido ninguna iniciativa de la OMS para una evaluación abierta de la toma de decisiones en torno a la pandemia, con divulgación completa de la evidencia detrás de las decisiones, los nombres de los contribuyendo a las decisiones, y sus conflictos de intereses.

Una lección que esto seguramente tiene para los gobiernos nacionales, especialmente aquellos con presupuestos de salud limitados que no pueden permitirse el lujo de desperdiciar en «pandemias falsas» y en el almacenamiento de vacunas de dudosa eficacia, es ser más circunspectos con respecto a los avisos de la OMS. Podría ser el organismo de control epidemiológico mundial, pero vale la pena recordar que incluso los asesores de la OMS podrían estar en contra de las compañías farmacéuticas y que incluso las recomendaciones de la OMS podrían estar impulsadas por motivos distintos al puro compromiso con la salud pública.

El virus H1N1 2009 contiene una combinación única de segmentos de genes de los virus de la influenza A humana, porcina y aviar.

Pandemia 2009-2010 por gripe A: la importancia de evitar que las alarmas sanitarias sean rentables

A finales de enero de 2009, la filial austríaca en Orth-Donau de la farmacéutica norteamericana Baxter entregó a la compañía de investigación austriaca Avir Green Hills Biotechnology 72 kilos de material supuestamente destinado a la elaboración de vacunas experimentales para la gripe, y esta compañía repartió el material a laboratorios subcontratados en la República Checa, Alemania y Eslovenia. Un técnico de la empresa BioTest de la República Checa inoculó este material para vacunas a doce hurones: los hurones enfermaron de forma tan severa que hubo que sacrificarlos.

Se investigó entonces en qué consistía exactamente el material enviado por Baxter y se descubrió que contenía virus vivos de la gripe aviar (virus A/H5N1) combinados con virus vivos de la gripe estacional (virus A/H3N2). El caso fue discutido en el parlamento austriaco (a) y en el parlamento inglés (b).

Alois Stöger, ministro de sanidad de Austria, confirmó en su respuesta oficial a la investigación parlamentaria de su país, que se trataba de 72 kilos de material contaminado accidentalmente, que el material no estaba destinado al uso en humanos y que los trabajadores que habían estado en contacto con este material, habían sido medicados profilácticamente con antivirales (c).

Cristopher Bona, portavoz de la farmacéutica Baxter, confirmó que se trataba de material que debería haber contenido exclusivamente virus de la gripe estacional y que fue contaminado accidentalmente con virus vivos de la gripe aviar (4)

¿Cómo explicar la presencia del virus de la gripe aviar vivo en este material? Baxter se negó a dar explicaciones sobre para qué era el material amparándose en la confidencialidad del secreto de producción. Este incidente plantea como mínimo dos preguntas básicas de carácter empírico y una de carácter político.

Las preguntas empíricas son:

1. Teniendo en cuenta que los laboratorios a los que se permite investigar con el virus de la gripe aviar A/H5N1 están obligados a trabajar con el nivel 3 de bioseguridad que exige restringir y controlar el acceso al laboratorio y ventilarlo por flujo de aire direccional controlado, y teniendo en cuenta que los virus solamente se reproducen en el huésped, ¿cómo es posible contaminar accidentalmente con virus vivos la enorme cantidad de 72 kilos de material para vacunas?
2. Teniendo en cuenta que el portavoz de Baxter afirmó que el material contaminado debería haber contenido virus de la gripe estacional, ¿qué estudio experimental puede justificar el envío de 72 kilos de material que contenga virus gripales estacionales vivos? Si el material que se contaminó supuestamente de forma accidental no era para producir vacuna para humanos a gran escala, ¿para qué era?

La pregunta de carácter político es:

1. Teniendo en cuenta que la pandemia de la llamada «gripe rusa» de 1977 se originó en el escape de un virus de laboratorio (5 p.208) (d) y teniendo en cuenta que la recombinación de virus A/H3N2 con A/H5N1 produce un virus híbrido de alta virulencia (7), ¿cómo se puede justificar bajo el derecho de confidencialidad de la empresa, la falta de información pública sobre los detalles precisos de lo ocurrido en enero de 2009 en el laboratorio Baxter? ¿Cómo pueden el gobierno austríaco y los organismos responsables de la salud a nivel mundial, dar precedencia a los intereses privados de esta compañía por encima de los intereses de la población general?

Lamentablemente, la prioridad de los intereses privados frente al interés general ha sido la constante por lo que respecta al manejo de la pandemia de la gripe A (8,9). Tal como denunció en su momento el político y médico epidemiólogo Wolfgang Wodarg, para comprender de qué manera una epidemia gripal más benigna que la de años anteriores ha podido alcanzar el grado de pandemia, es necesario evaluar de forma crítica tanto la forma, como el fondo del plan para la pandemia gripal, elaborado en abril de 1999 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) (10,11). Por lo que respecta a la forma, el plan fue elaborado por la OMS en estrecha colaboración con un grupo de científicos del European Scientific Working Group on Influenza (ESWI), financiado en su totalidad por las compañías farmacéuticas con intereses directos en la promoción de antivirales y vacunas para la gripe (9). Este Reglamento permite que se patenten las llamadas «vacunas pandémicas» y permite que las compañías que poseen estas patentes negocien, a precio de monopolio y con cuantas cláusulas secretas consideren oportunas, precontratos legalmente vinculantes con los gobiernos de los distintos países miembros de la OMS. Estos precontratos se activan de forma automática en el momento en que es declarado el nivel 6 de alerta pandémica mundial.

Esta es una situación altamente irregular que en nada favorece al bien público, ya que una vez firmados los precontratos, la declaración del máximo nivel de alarma mundial por pandemia se convierte en algo extraordinariamente rentable para las compañías que detentan las patentes (12,13). Por este motivo resulta incomprensible que la OMS se niegue aún al día de hoy a hacer públicos los nombres y los conflictos de intereses de los miembros del comité de emergencia que instó a la directora general Margaret Chan a declarar el 11 de junio de 2009 el nivel de alerta pandémica 6, a pesar del posicionamiento de distintos países miembros en contra de esta declaración (9,14). Esta declaración activó los contratos que han permitido, a las industrias con patentes en vacunas gripales pandémicas, obtener beneficios superiores a los 18.000 millones de dólares (11,15).

Ante estos hechos, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa encargó una investigación, cuyos resultados se hicieron públicos el 23 de marzo de 2010 (16). Según esta investigación, es urgente tomar medidas a nivel de las agencias de sanidad mundiales (OMS), europeas y nacionales para evitar que se repita en una próxima pandemia lo ocurrido en esta, a saber:

1. Distorsión de las prioridades en salud pública.
2. Inversión desorbitada de dinero público en vacunas y antivirales que no han demostrado eficacia alguna (Polonia los rechazó y tiene una mortalidad y una morbilidad por gripe en nada superior a los países que los adquirieron).
3. Propagación de la angustia y el miedo entre la población.
4. Exposición innecesaria de la población a riesgos de enfermedad grave o de muerte a causa de la vacuna: según el Instituto Paul-Ehrlich, solamente en Alemania son más de 50 las personas cuyo fallecimiento es atribuible a la vacunación por gripe A (17); en ese momento se estaba investigando la posibilidad de que la vacuna Pandemrix de GSK esté asociada a un incremento en los casos de narcolepsia en Suecia, Finlandia y Francia (18); en Australia la vacuna fue prohibida en niños menores de cinco años tras detectarse un incremento en los casos de convulsiones (19).

El informe de la Asamblea Parlamentaria destaca asimismo la inaceptable relación de poder establecida entre gobiernos y compañías farmacéuticas a la hora de negociar los contratos, y señala particularmente las presiones indebidas que las compañías han ejercido sobre los gobiernos forzándolos a tomar decisiones sobre la conveniencia y las características de las campañas de vacunación nacionales sin disponer de la debida información (por lo que respecta, por ejemplo, a la conveniencia de vacunar con doble dosis) (16). El informe señala también que sin justificación alguna las vacunas pandémicas se han vendido a un precio muy superior al de las vacunas estacionales y denuncia la transferencia de las responsabilidades propias de la compañía que comercializa el producto a los gobiernos por lo que respecta a la compensación por enfermedad grave o muerte a causa de la vacuna (16).

El informe insiste que ante estas prácticas comerciales resulta totalmente inaceptable que la OMS no haya dado todavía a conocer los nombres y los conflictos de intereses de los miembros del comité de emergencia y que el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) rehúse asimismo dar a conocer los nombres y los conflictos de intereses de los miembros de los comités internos que los han asesorado durante esta pandemia. Todas estas instituciones son públicas y deberían estar financiadas por dinero público. En los últimos años, una parte creciente del presupuesto de estas instituciones ha sido asumido por las empresas farmacéuticas, con lo cual la independencia en la toma de decisiones de las instituciones de referencia en materia de salud a nivel mundial y europeo queda en entredicho: la OMS puede llegara estar actualmente financiada hasta en un 50% por capital privado a través de los llamados partenariatos público-privados –por ejemplo, con la fundación GAVI de Bill Gates (20)–; la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA) en un 70% (21) y el grupo de expertos europeos para la gripe ESWI en un 100% (9).

Si la mezcla de virus vivos de la gripe estacional y de la gripe aviar descubierta en Europa en febrero de 2009 hubiera contaminado efectivamente material para vacunación en humanos, la pandemia que sin base real han estado anunciando las autoridades sanitarias hubiera sido una realidad (22) y no habría hecho falta cambiar la definición de pandemia (23,24) para poder declarar la fase de alerta 6 a fin de activar los contratos multimillonarios. Creo que ese incidente debe ser investigado a fondo. Mas, la verdadera prioridad es la recuperación de la independencia en la toma de decisiones en salud pública.

Teresa Forcades i Vila Médica internista. Doctora en Salud Pública, Universidad de Barcelona.
Teóloga y Monja Benedictina, Monasterio Sant Benet, Monserrat, Barcelona.

Vea la Parte 1 y 2: Comparación de las estrategias de la OMS para crear la falsa pandemia de K0 B1T y la falsa pandemia de la gripe porcina, H1N1 del 2009. Fraudes muy similares solo cambiaron los laboratorios involucrados y algunos protagonistas.


NOTAS FINALES

a. El documento  Verschweigen eines schweren Laborzwischenfalls durch mit H5N1 verseuchten Grippeimpfstoff (Silenciamiento de un accidente de laboratorio grave consistente en la contaminación de material para la vacunación de la gripe con H5N1), fue presentado el 20 de marzo de 2009 por la doctora y diputada Dagmar Belakowitsch-Jenewein (1).

b. Cuestión parlamentaria [HL3798] presentada el día 1 de junio de 2009 en la Cámara de los Lores por el diputado Earl Howe y atendida por el subsecretario de Estado en materia de sanidad Lord Danzi of Denham (2).

c. Respuesta del ministro de sanidad austríaco Alois Stöger al documento 1437/J dirigida el 20 de mayo (el último día del plazo adjudicado por ley) a la presidenta del parlamento austríaco, la magistrada Barbara Prammer (3).

d. Para un convincente argumento a favor de que el virus de la pandemia H1N1 2009 haya sido también producido en un laboratorio, ver el artículo de Adrian J. Gibbs, John S. Armstrong y Jean C. Downie (6).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Belakowitsch-Jenewein D. Verschweigen eines schweren Laborzwischenfalls durch mit H5N1 verseuchten Grippeimpfstoff [Internet]. Viena: Republic Österreich Parlament; 20 mar 2009 (1437/J XXIV GP) [citado 14 sep 2010]. Disponible en: www.parlament.gv.at/PG/DE/XXIV/J/J_01437/pmh.shtml        

2. Howe E. Health: Influenza Virus [Internet]. UK Parliament; 2009 (HL3798) [citado 14 sep 2010]. Disponible en: http://services.parliament.uk/hansard/Lords/ByDate/20090601/writtenanswers/part045.html        

3. Stöger A. Verschweigen eines schweren Laborzwischenfalls durch mit H5N1 verseuchten Grippeimpfstoff [Internet]. Viena: Republic Österreich Parlament; 20 may 2009 (1457/AB XXIV.GP) [citado 14 sep 2010]. Disponible en: http://www.parlament.gv.at/PAKT/VHG/XXIV/AB/AB_01457/index.shtml         

4. The Canadian Press. Baxter admits flu product contained live bird flu [Internet]. CTV News, 27 feb 2009 [citado 14 sep 2010]. Disponible en: www.ctv.ca/CTVNews/Health/20090227/Bird_Flu_090227/         

5. Zimmer SM, Burke DS. Historical perspective: emergence of Influenza A (H1N1) viruses. New England Journal of Medicine.2009;361:279-285.         

6. Gibbs AJ, Armstrong JS, Downie JC. From where did the 2009 ‘swine-origin’ influenza A virus (H1N1) emerge? Virology Journal [Internet]. 2009;6:207 doi:10.1186/1743-422X-6-207 [citado 15 sep 2010]. Disponible en: http://www.virologyj.com/content/6/1/207        

7. Li C, Hatta M, Nidom CA, Muramoto Y, Watanabe S, Neumann G, Kawaoka Y. Reassortment between avian H5N1 and human H3N2 influenza viruses creates hybrid viruses with substantial virulence. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America [Internet]. doi: 10.1073/pnas.0912807107 [citado 15 sep 2010]. Disponible en: http://www.pnas.org/content/early/2010/02/18/0912807107.full.pdf+html        

8. Cohen D, Carter P. WHO and the pandemic flu «conspiracies»: key scientists advising the World Health Organization on planning for an influenza pandemic had done paid work for pharmaceutical firms that stood to gain from the guidance they wrote. BMJ. 210; 340: 1274- 1279.

9. Cohen D, Carter P. WHO and the pandemic flu «conspiracies». BMJ . 2010; 340:c2912 doi: 10.1136/bmj.c2912 [citado 15 sep 2010]. Disponible en: www.bmj.com/content/340/bmj.c2912.full        

10. World Health Organization. Influenza Pandemic Plan: The role of WHO and Guidelines for National and Regional Planning [Internet]. Ginebra: WHO; 1999 (WHO/CDS/CSR/EDC/99.1) [citado 15 sep 2010]. Disponible en: http://whqlibdoc.who.int/hq/1999/WHO_CDS_CSR_EDC_99.1.pdf        

11. Wodarg W. Public hearing on handling of H1N1 pandemic [Internet]. 26 ene 2010 [citado 15 sep 2010]. Disponible en: www.wodarg.de/english/3069477.html        

12. Spiegel Online International. A whole industry is waiting for a pandemic. Interview with Epidemiologist Tom Jefferson [Internet]. 21 jul 2009 [citado 15 sep 2010]. Disponible en: www.spiegel.de/international/world/0,1518,637119,00.html        

13. Wodarg, W, Aburto Baselga F, Ayva L, Conde Bajén A, Czinege I, Flynn P, et al. Faked Pandemics: a threat for health [Internet]. Council of Europe, Parliamentary Assembly; 18 dic 2009 (Doc. 12110) [citado 15 sep 2010]. Disponible en: http://assembly.coe.int/main.asp?Link=/documents/workingdocs/doc09/edoc12110.htm        

14. Wodarg, W. WHO hat schon im Mai 2009 die Warnungen zahlreicher Mitgliedstaaten ignoriert [Internet]. 30 ene 2010 [citado 17 sep 2010]. Disponible en: http://www.wodarg.de/show/3071788.html?searchshow=who         

15. Wodarg W. The Handling of the H1N1 Pandemic: More Transparency Needed! (selected parts) . Vimeo, 26 ene 2010 [citado 15 sep 2010]. Disponible en: http://vimeo.com/9169322        

16. Flynn P. The handling of the H1N1 pandemic: more transparency needed [Internet]. Council of Europe, Parliamentary Assembly, Social, Health and Family Affairs Committee, Recommendation 1929 (2010); 24 jun 2010 [citado 15 sep 2010]. Disponible en: http://assembly.coe.int/main.asp?Link=/documents/adoptedtext/ta10/erec1929.htm        

17. Paul Ehrlich Institut. UAW-Datenbank. Zugangshilfe zur Datenbank von Verdachtsfällen von Impfkomplikationen und Unerwünschten Arzneimittelwirkungen (UAW) [Internet]. Paul-Ehrlich-Institut; 10 ene 2010 [citado 14 sep 2010]. Disponible en: http://www.pei.de/cln_180/DE/infos/fachkreise/pharmakovigilanz/db/db-1/db-1-node.html?__nnn=true         

18. National Institute for Health and Welfare. National Institute for Health and Welfare recommends discontinuation of Pandemrix vaccinations [Internet]. Helsinki: National Institute for Health and Welfare; 25 ago 2010 [citado 14 sep 2010]. Disponible en: http://www.thl.fi/en_US/web/en/pressrelease?id=22930        

19. Thomson C. Flu vaccination ban goes national after fever, convulsions in children. WA News [Internet]; 23 abr 2010 [citado 14 sep 2010]. Disponible en: http://www.watoday.com.au/wanews/flu-vaccination-ban-goes-national-after-fever-convulsions-in-children-20100423-tglp.html        

20. McNeil Jr. DG. Gates Foundation’s Influence Criticized. The New York Times [Internet]; Science, 16 feb 2008 [citado 17 sep 2010]. Disponible en: http://www.nytimes.com/2008/02/16/science/16malaria.html?_r=1        

21. Istituto di Ricerche Farmacologiche «Mario Negri». Mario Negri sends letter to the European Parliament, raising a number of concerns on drug regulation and public interest [Internet]. Health Action International; 25 feb 2002 [citado 17 sep 2010]. Disponible en: http://www.haiweb.org/campaign/DTCA/MariaNegristatementDTCA.html        

22. Virus mix-up by lab could have resulted in pandemic. The Times of India [Internet]. Sciences; 6 mar 2009 [citado 14 sep 2010]. Disponible en: http://timesofindia.indiatimes.com/home/science/Virus-mix-up-by-lab-could-have-resulted-in-pandemic/articleshow/4230882.cms        

23. Doshi P. Calibrated response to emerging infections. BMJ. 2009;339:b3471.         

24. Cohen E. When a pandemic isn’t a pandemic [Internet]. CNN.com/Health; 4 may 2009 [citado 14 sep 2010]. Disponible en: http://edition.cnn.com/2009/HEALTH/05/04/swine.flu.pandemic/index.html       

Cochrane reviewer sues Roche for claiming Tamiflu could slow flu pandemic https://www.bmj.com/content/368/bmj.m314

What Went Wrong? The World Health Organization from Swine Flu to Ebola https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7122988/#article-1aff-info

Wodarg WHO and swine flu scandal https://www.youtube.com/watch?v=FwM2H9NAME8

PACE Health Committee denounces ‘unjustified scare’ of Swine Flu, waste of public money https://pace.coe.int/en/news/2937