jueves , 13 junio 2024

El aparato farmacéutico militar de EE.UU. Australia, Canadá y UK dirigió la falsa pandemia

Print Friendly, PDF & Email

El senador australiano Malcolm Roberts reveló detalles sobre el aparato farmacéutico militar que une a Estados Unidos, Australia, Canadá y el Reino Unido para la producción de contramedidas médicas (o “MCM”, es decir, “vacunas” que en realidad son inyecciones génicas) en el marco del “Programa Cooperativo de Defensa CBR” (Defense Cooperative Program) liderado por Estados Unidos.

El video y la transcripción del discurso del senador se encuentran a continuación:

¿El Consorcio de Contramedidas Médicas acaso dirigió el COVID?

Colabore con nosotros para que podamos subtitular este video aún sólo en inglés, si solo el 1% de nuestros lectores colaborara con el costo de un cafe podriamos llegar a muchas más personas https://cienciaysaludnatural.com/colaboracion/, por ahora vea la trascripción abajo

Transcripción y vídeo – Senador Roberts – 9 de agosto de 2023

El consorcio busca desarrollar contramedi.das médicas para ayudar con… amenazas químicas y biológicas que afectan a las poblaciones civiles y militares y a enfermedades infecciosas y pandemias emergentes’.

Se utilizó información que nuestro aparato de seguridad sabía o debería haber sabido que estaban equivocados.

La respuesta de Estados Unidos a la COVID incorporó al proceso al Consorcio de Contramedidas Médicas en una etapa muy, muy temprana. El ejército de Australia participó desde el principio, brindando asistencia que incluía control de multitudes, cuarentena fronteriza, rastreo de contactos y personal médico, cosas en las que uno esperaría que ayudaran los militares.

El ex primer ministro y funcionario despilfarrador Scott Morrison cerró el sistema COAG porque era abierto y transparente (el COAG era el Consejo de Gobiernos australianos). El COAG no fue una simple reunión; COAG era una secretaría con comités, incluido un comité de salud, que servía de enlace entre los consejos locales y el gobierno estatal y federal.

Aunque no es un instrumento constitucional, esta estructura del COAG estaba muy bien posicionada para administrar nuestra respuesta al COVID. ¿Por qué fue abolido y reemplazado por un aparato farmacéutico militar?

Espero que la comisión real haga esa pregunta. En lugar del COAG, Morrison creó un gabinete secreto llamado Gabinete Nacional, compuesto únicamente por los primeros ministros estatales y los ministros principales de los territorios. ¿Cuál fue el secreto tan importante para que un aparato que funcionaba bien como la COAG tuviera que ser demolido y la verdad oculta durante 30 años?

Luego, Morrison nombró a un oficial militar en servicio, el teniente general Frewen, para dirigir el lanzamiento de la inyección en Australia, rebautizado como  Operación Escudo COVID .

El Reino Unido respondió al COVID en marzo de 2020 con una operación militar masiva llamada Operación Rescript . Esto trasladó a 23.000 militares a una nueva unidad llamada operación de apoyo COVID, bajo los poderes británicos conocida como ayuda militar a autoridades civiles, MACA. El mando de esta gran fuerza militar permaneció en manos de los militares. Y Canadá… ¿qué pasa con Canadá? Canadá llamó a las Fuerzas Armadas canadienses con «medidas sin precedentes» bajo las Operaciones LÁSER y Vector.

“Está claro que el acuerdo del Consorcio de Contramedidas Médicas… fue diseñado para hacer de la respuesta a la pandemia una operación militar, no una operación de salud civil. Australia puso equipos militares en las calles… encerrando a las personas en sus hogares. Todo esto creó un clima de miedo e intimidación que facilitó la aceptación de la inyección de COVID”.

Está claro que el acuerdo del Consorcio de Contramedidas Médicas , que el gobierno laborista de Gillard firmó en 2012, fue diseñado para hacer de la respuesta a la pandemia una operación militar, no una operación de salud civil. Esto debería haber quedado claro en julio de 2021, cuando el general Frewen tomó el micrófono con uniforme militar completo. Australia vio puestos de control militares en las fronteras, militares custodiando instalaciones médicas, militares con sus equipos en las calles de Sydney y Melbourne encerrando a las personas en sus hogares. Todo esto creó un clima de miedo e intimidación que facilitó la aceptación de la inyección de COVID. ¿Era este el plan? ¿Se ha puesto ya el uniforme de faena la industria farmacéutica?

¿Nuestras autoridades sanitarias civiles defendieron los principios médicos establecidos, basados ​​en el juramento hipocrático de prescribir sólo tratamientos beneficiosos? No, no lo hicieron. Sabemos que nuestra Administración de Productos Terapéuticos, la TGA, no revisó los datos de los ensayos clínicos de las etapas II y III de Pfizer y, en cambio, se basó en la documentación de la FDA estadounidense.

Sabemos que la FDA no revisó los datos y, en cambio, tomó la palabra de Pfizer sobre el desarrollo de los ensayos. Seguramente la TGA lo sabía. Si así fuera, la TGA sería cómplice. Si no lo sabía, la TGA es irremediablemente o deliberadamente negligente. Es una mala conducta.

«… Pfizer le dio al gobierno de EE. UU. la inyección que el gobierno solicitó y, por lo tanto, afirmó que Pfizer no es responsable de los eventos adversos».

El ejército parece haber estado involucrado en el encubrimiento de los orígenes del COVID*. Ahora está claro que el COVID se desarrolló durante una investigación de ganancia de función en el Instituto de Virología de Wuhan de China, en conexión con el ejército chino. ¿Quién financió esta investigación en China? Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, bajo la dirección de Anthony Fauci. Canadá y Australia participaron en esta investigación.

En 2020, el CSIRO publicó un comunicado de prensa no solo admitiendo su investigación de ganancia de función sino también defendiéndola. He hablado sobre eso anteriormente. Después de una serie de fugas de laboratorio que involucraban patógenos en la sede de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) en Georgia, el presidente Obama suspendió en 2014 la investigación sobre ganancia de función. Anthony Fauci ignoró la orden del presidente y trasladó la investigación a Wuhan, China.


Los australianos, entre los «ciudadanos del mundo» a los que se refirió el Pentágono el 5 de marzo de 2020, quieren respuestas a estas importantes cuestiones relativas a la respuesta al Covid planteadas por el senador Malcolm Roberts, en particular en referencia al despliegue «de emergencia» de la inmunidad de responsabilidad obligatoria. contramedidas médicas (MCM), las mal llamadas «vacunas».

Tenga en cuenta la lista » Partes interesadas internacionales en MCM » representadas en el sitio web australiano de Defensa DMTC, es decir. Las agencias de Defensa y Salud de Estados Unidos, junto con la OMS:

Partes interesadas internacionales en MCM (2018): agencias de Defensa y Salud del Gobierno de Estados Unidos y la OMS Fuente: ‘ Centro de Tecnología de Materiales de Defensa ‘ de Australia – https://dmtc.com.au/ – 2018

Y tenga en cuenta el plan anterior a Covid para una “respuesta médica rápida” dirigida por el ejército estadounidense (y ‘dirigida por la salud’) con MCM aceleradas (es decir, pruebas y ‘vacunas’)…

“Asociaciones de respuesta rápida” para MCM aceleradas supervisadas por el Departamento de Defensa y el HHS de EE. UU. (2019) Fuente: JPEO-CBRN Defense youtube – » Respuesta rápida médica » – capturas de pantalla – junio de 2019


Material de referencia:

Este medio continuará explorando los orígenes de la respuesta al Covid-19 basándose en información disponible públicamente, con énfasis en el papel del complejo de seguridad militar de los Estados Unidos y su “aparato militar-farmacéutico”, como lo destacó el senador Roberts.

El plan anterior a Covid de Estados Unidos para una ‘Respuesta Médica Rápida’ de todo el gobierno, supervisado por el Departamento de Defensa (DoD) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU., se destacó en un breve infomercial publicado por la agencia estadounidense «JPEO-CBRN Defense» en junio de 2019.

Esta respuesta estratégica, que comprende las llamadas «Asociaciones de Respuesta Rápida» entre el gobierno, la industria, el mundo académico, las ONG y las entidades internacionales, enfatizó el desarrollo y el despliegue acelerados de contramedidas médicas (también conocidas como » MCM” -desde pruebas de diagnóstico hasta ‘vacunas’) – a través de alianzas público-privadas existentes en caso de un ‘brote’, incluido el papel clave de los «avances en la ciencia regulatoria».

El vídeo de tres minutos más la transcripción de junio de 2019 que hay que ver se puede ver aquí:

Fuente: Youtube de Defensa JPEO-CBRN – “ Respuesta Rápida Médica ” – Junio ​​de 2019

En una conferencia de prensa del Pentágono el 5 de marzo de 2020, los “líderes médicos militares” estadounidenses afirmaron que Estados Unidos planeaba “proteger a los ciudadanos del mundo” del Covid-19 mediante el despliegue de contramedidas médicas, ya en desarrollo en ese momento, para lo que Los expertos del ejército reunidos confirmaron que era “una infección de bajo riesgo… incluso en ausencia de una vacuna”.

Desarrollo de una inyección de ARNm modificada con nucleósidos contra el virus de la influenza aviar. La Universidad de Pensilvania y el NIAID anuncian una inyección de ARNm para la gripe H5N1

La Dra. Colleen Furey , el Dr. Scott Hensley y un grupo de autores, incluido el reciente premio Nobel Dr. Drew Weissman del Departamento de Microbiología de la Universidad de Pensilvania, obtuvieron subvenciones de los Institutos Nacionales de Salud y del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) Salud y Servicios Humanos, contrato 75N93021C00015, 75N93021C00016 y otorga R01AI08686 y R01AI126899 para desarrollar una inyección de ARNm para esta variante. Ver en: Furey C, Scher G, Ye N, Kercher L, DeBeauchamp J, Crumpton JC, Jeevan T, Patton C, Franks J, Rubrum A, Alameh MG, Fan SHY, Phan AT, Hunter CA, Webby RJ, Weissman D, Hensley SE . Desarrollo de una vacuna de ARNm modificada con nucleósidos contra el virus de la influenza aviar altamente patógeno del clado 2.3.4.4b H5. Comuna Nacional. 23 de mayo de 2024; 15 (1): 4350. doi: 10.1038/s41467-024-48555-z. PMID: 38782954.

Este desarrollo recuerda inquietantemente al brote de SARS-CoV-2 a pocos días del anuncio de una emergencia de salud pública y nacional, cuando Stephan Bancel de Moderna anunció que tenían una inyección contra el nuevo virus. La diferencia entre que el público quede sorprendido por la pandemia de COVID-19 y la crisis de la gripe aviar, la enfermedad X, es que los informes independientes son muy directos a la hora de mostrar la verdad. Otra amenaza de enfermedad infecciosa que ha sido manipulada abiertamente por la humanidad en un laboratorio ahora está enfermando a nuestro ganado, todo con el objetivo de vacunar masivamente a los humanos con ARNm. ver más en: https://cienciaysaludnatural.com/accidentes-de-laboratorios-virus-modificados-vacunas-masivas/

Recordemos que Ralph Baric y colegas, financiados por los Institutos Nacionales de Salud NIH de EE.UU., a través de Peter Dasak y el EcoHealthAlliance, publicaron dos artículos en 2015 y 2016 destacando su creación de virus quiméricos similares al SARS con la ayuda del Instituto de Virología de Wuhan y la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

https://www.pnas.org/doi/full/10.1073/pnas.1517719113

En la sección de bioseguridad de los artículos, admiten haber realizado investigaciones sobre ganancia de función: “Estos estudios se iniciaron antes de la pausa en el financiamiento de la investigación del proceso deliberativo del gobierno de EE. UU. sobre investigaciones seleccionadas sobre ganancia de función que involucran los virus de la influenza, el MERS y el SARS… La continuación ‘Todos estos estudios han sido solicitados y aprobados por los NIH’.
Estos estudios disponibles públicamente proporcionan evidencia clara de queel NIH
financió la investigación sobre la ganancia de función del coronavirus, que puede haber llevado a la pandemia de COVID-19.

SObre esto

El Dr. Daszak, es el presidente de EcoHealth Alliance, una organización con sede en EEUU, que lleva a cabo investigaciones y programas de salud global, conservación y desarrollo a nivel internacional.

La página web de la organización de Daszak ha sido «fundamental para identificar y predecir los orígenes y el impacto de las enfermedades emergentes en todo el mundo, lo que incluye identificar el origen del SARS en murciélagos, impulsor de la aparición del virus Nipah, publicando el primer mapa global de «puntos críticos» de enfermedades emergentes, como el descubrimiento del coronavirus SADS». «Ha jugado un papel decisivo en el crecimiento de EcoHealth, One Health y ahora Planetary Health».

Una parte fundamental del trabajo del Dr. Daszak sobre ecología de enfermedades «está dirigida por la convicción de que los brotes de enfermedades no sólo son predecibles, sino también prevenibles. Este enfoque se basa en una perspectiva sobre la investigación de enfermedades infecciosas emergentes que considera que los problemas de las enfermedades humanas y animales están íntimamente relacionados, exacerbados por el cambio ecológico.» Entre su extenso CV, destaca su asesoramiento frecuente a la OMS, siendo líder institucional de la EHA para USAID-EPT-PREDICT.

La información que está recabando el subcomité selecto sobre la pandemia del Covid-19, en el Congreso de EEUU, ha sido fundamental para la decisión que recientemente ha tomado el Departamento de Salud y Servicios Humanos respecto a la suspensión de la financiación con fondos públicos destinados a EcoHealth Alliance. Consideran que la organización ha mentido a las agencias gubernamentales sobre su proyecto de investigación en Wuhan, financiado con dinero público.

El proyecto desarrollado en Wuhan, China, estaba financiado por los Institutos Nacionales de Salud, entre otras fuentes.

Desde el HHS se ha remitido hoy una carta al presidente de EcoHEalth Alliance, el Dr. Daszak para informarle de la suspensión inmediata de toda financiación con dinero público. Y se ha señalado que la decisión es «necesaria para proteger el interés público y debido a una causa de naturaleza tan grave, que tiene que ver con la responsabilidad de EcoHealth».

Los miembros del Subcomité, concretamente, han emitido un informe a principios de este mes, donde solicitaban la retirada de la licencia médica al presidente de EcoHealth Alliance, Peter Daszak, y también solicitando una investigación por la vía penal, por haber engañado, presuntamente, al gobierno federal.

«EcoHealth Alliance y el Dr. Peter Daszak no debería recibir nunca más aportes de los contribuyentes estadounidenses», ha señalado el presidente del Subcomité, Brad Wenstrup. «Sólo dos semanas después de que el Subcomité Selecto publicara un extenso informe que detalla las malas prácticas de EcoHealth y recomendara la inhabilitación formal de EcoHealth y de su presidente, el HHS ha comenzado a esforzarse por cortar todos los fondos estadounidenses a esta organización corrupta», ha señalado en una carta.

El informe elaborado por el Subcomité, así como los documentos del HHS, muestran cómo EcoHealth recibió fondos de los Institutos Nacionales de salud en 2014 para realizar investigaciones sobre el coronavirus de murciélagos en el Instituto de Virología de Wuhan, con la intención de crear coronavirus quiméricos para comprender mejor la aparición natural del virus con potencial pandémico.

Las pruebas del subcomité publicadas a comienzos del mes de mayo, muestran que EcoHealth presentó su informe del año 5 para la revisión del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas con dos años de retraso y violó los términos de la subvención al no informar de investigaciones potencialmente peligrosas del Instituto de Virología de Wuhan al NIAID.

«EcoHealth facilitó la investigación en ganancia de función en Wuhan, China, sin un adecuado control, violando además múltiples requerimientos exigidos para su multimillonaria subvención de los Institutos Nacionales de Salud, y aparentemente dio información falsa».

«Estas acciones son totalmente aborrecibles, indefendibles y deben abordarse con acción rápida. La suspensión inmediata de la financiación de EcoHealth y su futura inhabilitación no es sólo una victoria para los contribuyentes estadounidenses, sino también para la seguridad nacional estadounidense y la seguridad de los ciudadanos de todo el mundo», ha señalado el presidente de la Subcomisión en su escrito.

Sobre el aislamiento del virus ver en: https://telegra.ph/Un-problema-biol%C3%B3gico-de-conceptos-y-de-comprensi%C3%B3n-01-21

El siguiente documento es todo un compendio de las técnicas de ingeniería genética que se usan y que se han usado para construir y comprobar que las quimeras funcionan y que producen las proteinas que hacen que un virus diseñado pueda ser una realidad más allá de un constructo bioinformático y que ese comunicador tan locuaz y versado en aportar información contrastada y apoyada en hechos que últimamente se despachó a gusto con eso de «que los trabajos de ganancia de función son todos una mentira», «lo importante es derribar la falsa teoría del contagio y del germen» me explicase qué de falso hay en toda la colección de técnicas que se describen aquí:
Esta no es una patente hipotética, es el desarrollo de 30 años de trabajo de laboratorio

https://patentimages.storage.googleapis.com/a8/c0/6a/0584dd67435ef2/US7279327.pdf

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos