lunes , 22 julio 2024

Las inyecciones Covid no salvaron vidas

Print Friendly, PDF & Email

La «respuesta a la pandemia» fue la política más desastrosa seguida por varios gobiernos, la cuestión de los daños de las vacunas comienza a darse a conocer. Un artículo publicado en la revista BMJ Public Health  le dio al tema el crédito que tanto necesitaba. Es necesario una investigación adecuada sobre el exceso de muertes.

Ha habido mucha persecución a los que cuestionaban la narrativa de la vacuna. The Lancet estimó que las vacunas evitaron un exceso de 19,8 millones de muertes. No se deben utilizar modelos matemáticos para justificar la política: el último informe muestra que las cifras no corresponden con la documentación.

Por supuesto, no es sólo The Lancet el que se ha basado en modelos matemáticos sin sla evidencia que corresponde para justificar la adopción generalizada de la tecnología de ARNm. Muchos medios masivos repitieron la ridícula afirmación de que la vacuna AstraZeneca salvó seis millones de vidas. Las afirmaciones de que el confinamiento salvó 500.000 vidas, que las vacunas de ARNm salvaron 20 millones de vidas o que AstraZeneca salvó seis millones se basan en modelos. Sin embargo, tenemos evidencia comprobable que demuestran una realidad muy diferente.

Durante parte del invierno de 2021-22, el Reino Unido experimentó su último período en el que Covid representó más del 10% de las muertes por todas las causas. El lanzamiento de las vacunas se completó en el otoño anterior, momento en el que la mayoría de las personas mayores y vulnerables (que representaban la gran mayoría de las muertes por Covid) habían sido vacunadas al menos tres y, en muchos casos, cuatro veces.

Si las vacunas Covid realmente evitaron 20 millones de muertes y la vacuna AstraZeneca realmente salvó seis millones de vidas, entonces se asumiría que durante el mini ‘pico de Covid’ de 2021-22, las muertes de los ‘nunca vacunados’ habrían aumentado más rápido que las muertes de los vacunados.

Esto no haya sucedido confirmamdo que las vacunas no funcionaron. La Figura 1, en un gráfico simple, que utiliza datos oficiales del gobierno del Reino Unido, demuestra que si bien las muertes por Covid aumentaron en enero de 2022, las muertes por todas las causas de los «nunca vacunados», en lugar de aumentar, disminuyeron modestamente (línea verde). De hecho, la reducción de muertes por todas las causas entre los nunca vacunados fue algo más pronunciada que la de los vacunados (línea roja).

Figura 1

Los datos de este gráfico provienen de dos organismos gubernamentales: el informe de la ONS de muertes mensuales por estado de vacunación desde el 1 de abril de 2021 hasta finales de mayo de 2023; y la Oficina para Mejoras y Disparidades en la Salud (OHID) que muestra las muertes semanales, divididas y divididas de múltiples maneras, desde octubre de 2021 hasta julio de 2022.

La Oficina para Mejoras y Disparidades en la Salud (OHID) abandonó seguir publicando su informe mensual en diciembre de 2023 tras su controvertida decisión de adoptar el cambio radical de la ONS en el cálculo de las «muertes esperadas».

Sorprendentemente, el gráfico confirma que durante los meses de invierno, de diciembre a febrero:

  • Las ‘muertes por Covid’ (representadas en el eje de la izquierda) aumentaron un 74%, de 3.145 en diciembre de 2021 a 5.460 en enero de 2022, antes de retroceder un 25% a 4.088 en febrero.
  • Entre los «nunca vacunados», las muertes por todas las causas disminuyeron un 7% desde el total de 3.858 de diciembre de 2021 a 3.606 en enero de 2022, antes de volver a disminuir en febrero de 2022 en un 30% adicional a 2.533.
  • Entre los vacunados, el total de muertes de diciembre, de 46.951, disminuyó un 3% a 45.587 muertes en enero, seguido de otra caída del 14% a 39.063 en febrero.

Entre diciembre de 2021 y febrero de 2022, las muertes de los vacunados disminuyeron un 17%, mientras que las muertes de los no vacunados disminuyeron un 34%, el doble de la tasa de disminución de los vacunados.

Sólo puede haber dos explicaciones: o la proporción de personas vacunadas aumentó o las vacunas no surtieron efecto.

El número de personas nunca vacunadas no cambió sustancialmente durante este período. Lo que significa que la única conclusión lógica es que las vacunas no funcionaron. Como lo demuestra el siguiente estudio:

Estudio de junio de 2024 demuestra que las inyecciones de ARNm de Pfizer COVID-19 no protegen contra la infección o transmisión de COVID , presentale esto a tu médico , por favor, gracias. https://bmcmedicine.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12916-024-03444-6

Figura 2 : Porcentaje total de personas que han recibido la vacuna contra la COVID-19, por grupo de edad. Para las áreas inglesas, el denominador es la cantidad de personas de 12 años o más en la base de datos del Servicio Nacional de Gestión de la Inmunización (NIMS). Para las áreas escocesas, el denominador es la estimación de población de mediados de 2020 para las personas de 12 años o más. Esto significa que las comparaciones entre áreas, el denominador es la estimación de población de mediados de 2020 para las personas de 12 años o más. Esto significa que las comparaciones entre áreas locales en diferentes naciones deben hacerse con cautela. La aceptación del área local de Inglaterra tampoco es comparable con la aceptación nacional de Inglaterra por fecha de informe, ya que utiliza un denominador diferente.

Si observamos las muertes por todas las causas de personas que nunca se vacunaron como porcentaje de todas las muertes, como se muestra en la Figura 3, dos cosas son evidentes. En primer lugar, las líneas para cada grupo de edad caen consistentemente; no hay repuntes. Seguramente, si anduviera suelto un virus mortal del que solo múltiples vacunas podrían salvarlo, se podría esperar que las muertes entre los nunca vacunados demuestren cierta volatilidad, especialmente en momentos en que aumentaron las muertes por Covid. En segundo lugar, vemos que el porcentaje de muertes por todas las causas entre los que nunca se vacunaron es aproximadamente igual o menor que la proporción general de personas dentro de cada cohorte de edad (que he indicado en rojo en la Figura 2). En otras palabras, los que nunca han sido vacunados no están sobrerrepresentados en las muertes, como se esperaría si las vacunas salvaran muchas vidas entre los vacunados.

Figura 3: muertes por todas las causas de personas que nunca se vacunaron como porcentaje de todas las muertes

Estos datos del «mundo real» ilustran otra característica de la «pandemia»: la sobrenotificación o el sobrediagnóstico de muertes por Covid.

La Figura 4, extraída directamente del sitio web de OHID , muestra que en la semana que terminó el 22 de enero de 2021 (la columna de color más oscura) se registraron 17.568 muertes, de las cuales 8.013 fueron «muertes por Covid»; eso es el 46% del total. El número esperado de muertes para esa semana era 12.535, indicado por la línea discontinua. Seguramente esto debe significar que, en ausencia de Covid, habríamos visto solo 9.555 muertes (17.568 por todas las causas menos 8.013 de Covid), pero esto es 2.980 (31%) menos muertes de las esperadas.

Figura 4

Si las muertes esa semana, excluyendo las muertes por Covid, hubieran estado en el nivel esperado, entonces sugeriría que el 37% de las muertes por Covid fueron una exageración. Sobreestimaciones como ésta se incorporan a los modelos matemáticos. A su vez, conducen a errores en las ‘tasas de letalidad’ y muy pronto tenemos errores que agravan el error y todo el cálculo pierde credibilidad.

Es una buena noticia que personas como David Davis, Carl Heneghan, Tom Jefferson y Andrew Bridgen estén pidiendo una investigación sobre el papel potencial de las vacunas en el exceso de muertes reciente. Pero no debemos pasar por alto los datos que tenemos disponibles públicamente (creo que de manera única en el mundo) que muestran los resultados de los «nunca vacunados», nuestro propio «grupo de control», que muestra muy claramente que sus resultados de salud ciertamente no fueron peores y con toda probabilidad significativamente mejores que los vacunados.

Retiran la inyección de AstraZeneca del mercado dado que su ensayo clínico demuestra que 1 cada 34 personas inyectadas resultaron con efectos adversos graves. Ver ensayo en https://www.clinicaltrialsregister.eu/ctr-search/trial/2020-005226-28/results

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos