lunes , 27 junio 2022

1 de cada 44 niños ha sido identificado con trastornos del espectro autista (TEA) en EE.UU.

Ver datos del Centro de Control de Enfermedades, CDC https://www.cdc.gov/ncbddd/autism/addm.html

Los CDC estiman que aproximadamente 1 de cada 44 niños de 8 años ha sido identificado con trastornos del espectro autista (TEA) (o 23.0 por 1.000 niños de 8 años). Estas estimaciones de la red ADDM se basan en datos recopilados de los registros de salud y educación especial de niños que viven en 11 comunidades en los Estados Unidos durante 2018. Se recopiló información sobre niños que tenían 8 años porque trabajos anteriores han demostrado que, a esta edad , la mayoría de los niños con TEA han sido identificados para recibir servicios. Obtenga más información sobre las estimaciones de la prevalencia del autismo desde que la Red ADDM comenzó a informar por primera vez en 2000.

A pesar de que la discusión predominante se centra en el misterio de todo esto, o en las causas genéticas y ambientales teóricas. De hecho, los estudios y científicos independientes han asociado durante mucho tiempo el autismo con la vacunación, junto con las susceptibilidades genéticas o biológicas de un niño en particular.

Chris Exley Ph.D Peligro del aluminio en las vacunas del calendario escolar https://www.bitchute.com/video/fJcwKK0plSeB/

El propio testigo principal a favor de las vacunas del gobierno que defiende a las compañías de vacunas contra las lesiones por autismo, llegó a la conclusión de que las vacunas pueden provocar casos de autismo. Dice que cuando les dijo tanto a los abogados del Departamento de Justicia para los que trabajó hace años, ellos encubrieron sus hallazgos y tergiversaron sus opiniones médicas como si hubiera dicho lo contrario. El gobierno también resolvió en secreto, notoriamente, un caso clave de autismo por vacunación mientras continuaba negando en público que hubiera algún posible vínculo. Más tarde, la noticia se filtró al público.

En comparación, las tasas de autismo en Francia son una de cada 144, una de cada 139 en Islandia y una de cada 138 en Austria. 4

Altos niveles de aluminio en el tejido cerebral de personas con autismo

Una de las toxinas ambientales, que se ha estudiado por su papel potencial en el desarrollo del autismo, es el aluminio. En un estudio publicado en PubMed , 6 investigadores utilizaron espectrometría de absorción atómica en horno de grafito calentado transversalmente para medir el contenido de aluminio del tejido cerebral de donantes con diagnóstico de autismo. Descubrieron que el contenido de aluminio del tejido cerebral en el autismo era constantemente alto en los lóbulos occipital, frontal, temporal y parietal. Los autores del estudio afirman:

Estos son algunos de los valores más altos de aluminio en el tejido cerebral hasta ahora registrados y uno tiene que preguntarse por qué, por ejemplo, el contenido de aluminio del lóbulo occipital de un niño de 15 años sería de 8,74 (11,59) μg / g de peso seco. . 6

Las fuentes de exposición humana al aluminio incluyen alimentos, contaminación del aire, utensilios de cocina, medicamentos, productos para el cuidado personal pero sobre todo vacunas del calendario escolar. Si bien los funcionarios de salud pública sostienen que no existe un vínculo entre las vacunas que contienen aluminio y los trastornos neurológicos, incluido el autismo, el aluminio se usa de hecho como adyuvante en algunas vacunas, como las vacunas contra la hepatitis A y B, las vacunas contra la difteria y el tétanos, Haemophilus influenzae tipo b (Hib) y vacunas antineumocócicas. 7

Los niveles permisibles actuales de aluminio inyectado se ha basado en un enfoque que ignora la edad, el peso y las consideraciones individuales, como la genética y las influencias ambientales en la desintoxicación.

Resultados:

Para apoyar este informe independiente y luchar contra la extralimitación del gobierno colabore aquí: