domingo , 16 mayo 2021

Australia abandona el desarrollo de su vacuna contra el Covid-19

La compañía australiana CSL ha anunciado la suspensión de las pruebas con voluntarios de su vacuna contra Covid-19 que estaba siendo desarrollada por la Universidad de Queensland, tras la detección de un número aún por determinar de participantes, que en fase 1, dieron falsos positivos en las pruebas para detectar el VIH, debido a los anticuerpos generados por la vacuna.

Australia canceló el viernes un plan de aproximadamente $ 750 millones para un gran pedido de una vacuna contra el coronavirus desarrollada localmente. Ya hay una docenas de vacunas contra el coronavirus que se están probando en todo el mundo. Los desarrolladores australianos dijeron que la vacuna experimental parecía ser segura y efectiva.

El primer ministro Scott Morrison dijo el viernes que su gobierno compensaría la pérdida de 51 millones de dosis que había planeado comprar al consorcio australiano en parte aumentando los pedidos de vacunas fabricadas por AstraZenecaNovavax . El gobierno ha dicho que planea comenzar a vacunar a los ciudadanos en marzo.

No quieren perder la oportunidad de vacunar a tanta gente atemorizada, generada por la campaña de miedo financiada por los laboratorios, antes de que se enteren que es mayor el riesgo de la vacuna, que el de la enfermedad.

Cuando la seguridad de las vacunas queda pospuesta por urgencias fabricadas, es inevitablemente que los científicos, apresurados cometan faltas de seguridad, al querer hacer en meses, lo que lleva años.

En Estados Unidos también se han apresurado a probar una vacuna Covid-19, de Pfizer que ya esta causando efectos adversos graves y los medios masivos no los publican.

El problema que surgió con la vacuna australiana, desarrollada por la Universidad de Queensland y la empresa de biotecnología CSL, estuvo relacionado con el uso de dos fragmentos de una proteína que se encuentra en el VIH.

Aparentemente el uso de pequeños fragmentos de la glicoproteína 41 (gp41) en la composición de la vacuna, que sirve de estabilizador para mantener el virus sintético en su lugar. La proteína, que también forma parte de la envoltura del virus de la inmunodeficiencia humana, interfire con los resultados de las pruebas del VIH y provoca falsos positivos.

Los investigadores decidieron abandonar el desarrollo de la vacuna. Los resultados les dieron suficientes razones para comprobar que no era un proyecto que se puede hacer en los plazos pretendidos por el gobierno local.

Los primeros experimentos con hámsteres mostraron que la vacuna los protegía del coronavirus. Cuando comenzaron los ensayos de fase 1 en humanos en julio, los 216 voluntarios estaban “plenamente informados de la posibilidad de una respuesta inmune parcial” .

El error, dijo John P. Moore, inmunólogo del Weill Cornell Medical College en Nueva York, dijo: “Estoy seguro de que mucha gente está muy avergonzada”, “ cuando corres a 90 millas por hora, a veces tropiezas “.

Lo debe saber sobre las pruebas

La vacuna de la Universidad de Queensland fue una de las varias en desarrollo que contienen una proteína del coronavirus que provoca una respuesta del sistema inmunológico. 

Las principales vacunas basadas en proteínas incluyen una fabricada por Novavax, con sede en Maryland, que se encuentra en ensayos de Fase 3, y otra de Clover Biopharmaceuticals of China que se encuentra en ensayos de Fase 1.

El ministro de salud de Australia, Greg Hunt, dijo a los periodistas que el país todavía tenía acceso a 140 millones de unidades de vacunas contra el coronavirus, más que suficiente para cubrir su población de aproximadamente 25 millones de personas.

Sin duda el negocio de las vacunas es el favorito de los políticos en la era de la pretendida 4ta. Revolución Industrial, promovida por el Foro Económico Mundial.