lunes , 19 octubre 2020

Alteraciones del comportamiento neurológico inducidas por la vacunación neonatal contra la hepatitis B

IL-4 mediates the delayed neurobehavioral impairments induced by neonatal hepatitis B vaccination that involves the down-regulation of the IL-4 receptor in the hippocampus.

Wang X, Yang J, Xing Z, Zhang H, Wen Y, Qi F, Zuo Z, Xu J1, Yao Z.

PMID: 29751176 DOI: 10.1016 / j.cyto.2018.04.037

Departamento de Anatomía y Neurobiología, Facultad de Medicina Zhongshan, Universidad Sun Yat-sen, República Popular China; Provincia de Guangdong Laboratorio clave de función cerebral y enfermedad, Facultad de medicina Zhongshan, Universidad Sun Yat-sen, República Popular China.

Departamento de Anatomía y Neurobiología, Facultad de Medicina Zhongshan, Universidad Sun Yat-sen, República Popular China; Provincia de Guangdong Laboratorio clave de función cerebral y enfermedad, Facultad de medicina Zhongshan, Universidad Sun Yat-sen, República Popular China. Dirección electrónica: yao.zb@163.com.

Resumen

Hemos verificado previamente que la vacunación neonatal contra la hepatitis B indujo neuroinflamación del hipocampo y alteraciones del comportamiento en ratones. Sin embargo, el mecanismo exacto de estos efectos sigue sin estar claro. En este estudio, observamos que la vacunación neonatal contra la hepatitis B indujo una respuesta de citocina antiinflamatoria que dura 4-5 semanas tanto en el suero como en el hipocampo, principalmente indicado por niveles elevados de IL-4. Sin embargo, tres semanas después del calendario de vacunación, los ratones vacunados contra la hepatitis B (VHB) mostraron neuroinflamación hipocampal tardía. En la periferia, IL-4 es la principal citocina inducida por esta vacuna. Los análisis de correlación mostraron una relación positiva en los niveles de IL-4 entre suero e hipocampo en ratones HBV. Por lo tanto, investigamos si la sobreexposición neonatal a IL-4 sistémica influye en el cerebro y el comportamiento. Observamos que los ratones inyectados intraperitonealmente con IL-4 de ratón recombinante (mIL-4) durante la vida temprana tenían neuroinflamación y deterioro cognitivo similares a los inducidos por la vacunación neonatal contra la hepatitis B. A continuación, se exploró el mecanismo subyacente a los efectos de IL-4 en el cerebro de ratones mediante una serie de experimentos. En resumen, estos experimentos mostraron que la IL-4 media las alteraciones neuroconductuales tardías inducidas por la vacunación neonatal contra la hepatitis B, que implica la permeabilidad de la barrera hematoencefálica neonatal y la baja regulación del receptor de IL-4. Este hallazgo sugiere que los eventos clínicos relacionados con la sobreexposición neonatal a IL-4, incluida la vacunación neonatal contra la hepatitis B y el asma alérgica en bebés humanos, pueden tener implicaciones adversas para el desarrollo y la cognición del cerebro.

El Dr. Zhibin Yao de la Universidad de Yat-sen (una de las 10 universidades más importantes de China) no es un nombre familiar en la comunidad es autor de 33 estudios revisados ​​por pares y también es el autor principal de los tres estudios biológicos más importantes que se han realizado al analizar cómo, ‘estos hallazgos sugieren que los eventos clínicos que involucran sobreexposición neonatal de IL-4, incluida la vacunación neonatal contra la hepatitis B y el asma en bebés humanos, pueden tener efectos adversos en el desarrollo del comportamiento neurológico’.

La vacuna contra la hepatitis B se probó sin ningún grupo placebo y con solo 4-5 DÍAS de observación en los niños que recibieron la vacuna (después de recibir la vacuna, no se llevaron mas registros de cualquier efecto adverso. La respuesta inmune cambia con el tiempo. Un cambio dramático ocurre entre 35-42 días. Esto significa que los estudios a corto plazo son inútiles para detectar lesiones neurológicas.

Primer estudio del  Dr. Zhibin Yao: Neonatal vaccination with bacillus Calmette-Guérin and hepatitis B vaccines modulates hippocampal synaptic plasticity in rats

Segundo estudio del  Dr. Zhibin Yao, Neonatal hepatitis B vaccination impaired the behavior and neurogenesis of mice transiently in early adulthood, trabajo que revela por primera vez que la vacunación temprana contra el VHB induce alteraciones en el comportamiento y la neurogénesis del hipocampo. Este trabajo proporciona datos innovadores que respaldan la posible asociación potencial del VHB con ciertos trastornos neuropsiquiátricos, como el autismo y la esclerosis múltiple.

Luego El Dr. Yao publico su tercer estudio IL-4 mediates the delayed neurobehavioral impairments induced by neonatal hepatitis B vaccination that involves the down-regulation of the IL-4 receptor in the hippocampus.

En este nuevo estudio, el Dr. Yao y sus colegas buscaron confirmar lo que habían descubierto previamente. Ya sabían que “la vacunación neonatal contra la hepatitis B indujo neuroinflamación del hipocampo y alteraciones del comportamiento en ratones”. Ahora, querían asegurarse de que entendían el mecanismo exacto de acción dentro del cerebro que causaba todo el daño. Y, eso es exactamente lo que hicieron, aprendieron que la sobreexposición a la citocina IL-4 produjo la misma reacción en los cerebros de los ratones que al darles la vacuna contra la hepatitis B:

Después de observar la correlación positiva en el nivel de IL-4 en la periferia y en el hipocampo, se llevaron a cabo una serie de experimentos para examinar los efectos de la sobreexpresión de IL-4 neonatal en el cerebro. Finalmente, el presente estudio proporciona evidencia directa por medio de la neutralización de IL-4, apoyando que la IL-4 media un retraso en el deterioro del comportamiento neurológico inducido por la vacunación neonatal contra la hepatitis B que implica la baja regulación del receptor de IL-4 en el hipocampo. Hay que señalar que este nuevo estudio solo analizó una sola citocina, IL-4, a pesar del hecho de que otras citocinas también se han correlacionado con el autismo.

Sobre IL-4 Básico

Las células del sistema inmunológico son capaces de comunicarse entre sí, una vez que se han activado. Esta activación y comunicación se da gracias a mediadores llamados citoquinas.

Las citoquinas son proteínas. Su función en el organismo es coordinar la respuesta del sistema inmunológico y lo hacen reclutando o inhibiendo las funciones de células específicas regulando la proliferación y diferenciación celular, activando o inhibiendo la expresión de algunos genes.

Existen distintas clases de citoquinas, con múltiples funciones biológicas. Algunas tienen funciones similares y otras antagónicas. La misma citoquina puede tener además una función concreta sobre un tipo de células y una función.

Las citoquinas se pueden dividir en varios grupos, según su contexto de activación, la clase de células que las producen, etc. Entre ellas se encuentran las  Interleucinas (IL), estas  se encargan principalmente de regular la activación de las células del sistema inmune y de controlar la diferenciación y proliferación de algunas subpoblaciones celulares. Algunas tienen funciones pro-inflamatorias y otras anti-inflamatorias. También activan el endotelio  y aumentan la permeabilidad vascular, facilitando la migración de células de la inmunidad desde el torrente sanguíneo hacia el tejido, promueven la secreción de anticuerpos y controlan la respuesta de los linfocitos T.