viernes , 20 septiembre 2019
Home » Sin categoría » Las vacunas nunca darán inmunidad al grupo o rebaño

Las vacunas nunca darán inmunidad al grupo o rebaño

Enfermedades como el sarampión, la varicela o paperas, incluso la gripe tienen básicamente un proceso de dos pasos. El primero es exponerse a un virus que infecta las células y luego  la inmunidad mediado por células del cuerpo digiere esas células y luego las excreta a través de canales excretores de erupción cutánea, moco, tos. Este  proceso generalmente toma de 7 a 10 días y es lo que llamamos estar enfermo, a menudo hay fiebre y congestión y moco y todos esos otros síntomas.  Luego para evitar que estas enfermedades sucedan una y otra vez en nuestra vida tenemos un segundo sistema inmune llamado sistema inmune humoral que recuerda lo que pasó y esencialmente registra una parte del virus o bacteria y produce anticuerpos contra esa parte de ese organismo para que si alguna vez quedamos expuestos a estos de nuevo, no necesitaremos la intervención de la inmunidad mediada por células y tendremos básicamente inmunidad de por vida.

La auto curación es la mediada por células del sistema inmunitario que limpia los desechos de los tejidos de nuestro cuerpo y sangre y esto toma entre  7 a 10 días y es es una parte crucial de nuestro bienestar inmunológico completo. Ver a continuación detalles sobre este tema.

Respuesta mediada por células

Es la respuesta mediada por células y no el virus la que nos hace sentir enfermos, el virus sólo estimula esta respuesta. La vacuna pretende liberarnos de sentirnos enfermos dado que es desagradable y en casos peligroso, pero sólo puede generar la parte de memoria, conocida como la parte humoral o de anticuerpos y evita la parte mediada por células. Entonces la vacuna nos inyecta una parte del virus y toxinas como el aluminio para estimular una respuesta de anticuerpos y nos quieren convencer de que esto es igual que la inmunidad natural cosa que no es verdad.

La  inmunidad natural con relación a paperas, varicela, sarampión resulta cuando los dos métodos mencionados del sistema inmune trabajan juntos, asi se logra un 100%  de resultado infalible e inmune de por vida.

La historia real de las vacunas

Es sus comienzo nos dijeron que una vacuna contra el sarampión nos daría inmunidad de por vida pero con los  brotes de Sarampión en las universidades se demostró que la vacuna contra el sarampión como mucho dura de 10 a 12 años a veces menos y no hay posibilidad de inmunidad de por vida al sarampión con la vacuna.

Con la inmunidad inducida por la vacuna no hay participación de la inmunidad mediada por células por lo tanto nunca se logrará obtener inmunidad de grupo o rebaño a través de la vacunación.

La teoría de vacunarse por el bien mayor, el bien de todos, no es real, creer que los no vacunados están poniendo a todos en riesgo es falso y está siendo usado como estrategia de marketing para imponer la vacunación obligatoria.

Por otro lado hay personas que tienen baja respuesta a esta vacunas es decir que solo generan anticuerpos por dos años y luego los refuerzos no dan resultado , esta personas ponen en evidencia la imposibilidad de llegar a lograr el 90 % de inmunidad del rebaño como promueven los fabricantes de vacunas.

Tazas de Mortalidad

Cuando vemos la tasa de mortalidad de sarampión desde 1900 hasta el año 2000 la tasa de mortalidad había caído a casi cero alrededor de 1950 a 1953 es decir diez años antes de la vacuna contra el sarampión sea introducida. La tasa de mortalidad llegó  a casi cero, gracias a mejor higiene y campañas de salud pública, calles libres de excremento, cloacas, agua potable y el uso de dosis de vitamina A en niños con sarampión lo que erradicó por completo el sarampión como una amenaza para la salud pública.  De acuerdo con los CDC la vacuna no tuvo que ver con la disminución en la tasa de mortalidad por sarampión.

Ver estudio publicado: https://pediatrics.aappublications.org/content/106/6/1307

Antes de la vacuna todos niños quedaban inmunes de por vida y todas las madres que tuvieron sarampión cuando niñas fueron capaces de dar anticuerpos, llamada inmunidad pasiva, a sus bebés así que los bebes estaban protegidos en su etapa más vulnerable.

Ahora  la vacuna inicial dura tal vez 10 a 12 años las vacunas de resfuerzo duran 2 a 3 años,  el porcentaje de los adultos que reciben vacunas contra el sarampión cada dos o tres años por el resto de su vida es tal vez un 1%, por tanto, aproximadamente 95% aprox.  de los adultos que son más de dos tercios de la población no están inmunizados.

Los fabricantes de vacunas sugieren que el  90% de la población tiene que vacunarse para estar protegidos pero muchos adultos no responden a la vacuna o lo hacen por poco tiempo luego los anticuerpos inducidos desaparecen y así que hemos creado un potencial desastre para la salud de ancianos y bebés, que si contraen sarampión cuando bebes o adultos es mucho más letal.

Los que no han tenido varicela en su adolescencia por causa de haber sido vacunados, tienen mayor riesgo de contraer Herpes Zoster o culebrilla .

Las paperas adquiridas naturalmente engendraron inmunidad al cáncer de ovario a través de anticuerpos contra un antígeno asociado al cáncer.

Las personas que experimentaron enfermedades infecciosas inductoras de fiebre en la infancia (como la rubéola y la varicela) tienen un menor riesgo de cánceres no mamarios, incluidos el melanoma y el cáncer de ovario.

Infecciones infantiles agudas protege contra el linfoma de Hodgkin y el sarampión, en particular, protegidas contra el linfoma no Hodgkin.

Está claro que todo el concepto de inmunidad colectiva solo puede ser logrado dejando que los niños a la edad adecuada contraigan sarampión y la pasen con éxito. ¿Cuántas personas contraen sarampión dos veces?

Albert Sabin, el desarrollador de la vacuna contra la polio dijo: “los datos han demostrado que a gran escala la vacunación en los Estados Unidos no ha logrado obtener cualquier mejora significativa sobre las enfermedades por las cuales fueron creadas para proporcionar inmunización” en esencia fue y es un fracaso.

La verdadera cuestión

Es impactante ver qué pocos estudios científicos auténticos se han hecho, no para demostrar que las vacunas reducen la incidencia de la enfermedad para la cual se es vacunado sino, estudios sobre la reducción de todas las causas de mortalidad o la de padecer enfermedades en general.

Por ejemplo ¿los niños que se vacunan contra la tos ferina tienen mejor salud? y esto rara vez se estudia y considerando los eventos adversos reportados de daños por vacunas y los citados en los prospectos luego de post venta este tema deja mucha preocupación en los que leen sobre el tema.

DTP, menos pertussis pero mas muertes

Søren Wengel Mogensen, hizo un estudio en un grupo de África occidental la mitad del pueblo fue vacunado con DPT y la otra mitad no. Morgenson y Peter Aaby quienes fueron los autores principales de este estudio son los científicos investigadores más destacados en el mundo en este momento y su conclusión publicada  en publicaciones científicas revisadas por expertos concluyeron que la vacuna contra DPT está asociada a una mortalidad 5 veces mayor en los vacunados que en los no vacunados. Desafortunadamente, DPT es la vacuna más utilizada globalmente dejando en evidencia la negligencia de los programas de vacunación de la OMS y sus asociados que son laboratorios fabricantes de vacunas.

En este estudio estos expertos demuestran que la vacuna DTP no beneficia a la supervivencia, que es uno de los principales slogans de las vacunas. Los niños que recibieron DPT tenían menos incidencia de tos ferina pero tenían cinco veces mayor tasa de mortalidad que los niños que los que no fueron vacunados.

Entonces lo que queremos saber es si la salud de nuestros hijos mejora cuando vacunamos. Hay una cantidad suficiente de estudios científicos publicados, que demuestra que no, porque genera una serie de eventos adversos y enfermedades autoinmunes provocados por vacunas y en cantidades de personas significativamete mayores a los números que se repiten en los medios de comunicación masiva.

Aluminio

La vacuna necesita generar anticuerpos, sin la mediación celular del sistema inmune, entonces el problema es cómo generar una respuesta de anticuerpos. Para esto se agrega un ingrediente que se le llama adyuvante en la vacuna para que estimule al niño a producir anticuerpos y dado que está mezclado por ej. con varicela o sarampión o tétano toxoide uno de los anticuerpos que se producen va a estar en contra de ese virus o toxina. El punto es que se van a producir anticuerpos para todos los ingredientes que la vacuna inyecta. Los adyuvantes pueden ser aluminio, y hay otros ingredientes tales como formaldehído y ADN fetal entre otras cosas que están en algunas vacunas, estos estimulan las respuestas de anticuerpos en una forma no específica, en otras palabras, simplemente se empiezan a generar anticuerpos, uno de ellos contra el virus y otro contra por ejemplo proteínas de maní si la vacuna en cuestión tiene este ingrediente, causando al que recibe la vacuna alergia al maní, por lo que vamos a tener personas alérgicas al mani u a otros ingredientes por el resto de sus vidas.

Para que la vacuna funcione hay que usar tóxicos para producir anticuerpos, no funciona de otra manera, no se puede tener vacunas seguras porque no causarán esta reacción, por otro lado si seguimos estimulando el sistema inmune para que genere anticuerpos tendremos una persona con demasiados anticuerpos es decir alguien con una enfermedad autoinmune.

Aproximadamente 100.000.000 de personas en los Estados Unidos tienen una enfermedad autoinmune es decir que están en una situación donde tienen producción acelerada de anticuerpos.

En muchos casos las vacunas están produciendo todos estos anticuerpos en nuestros cuerpos que luego conducen a condiciones crónicas, no es la única razón, pero sin duda es la causante en gran parte.

Yehuda Schoenfeld es el editor del Medical Journal Association en Israel y es co-editor en jefe de revisiones de autoinmunidad en el  Journal de Autoinmunología, miembro del consejo editorial de las revisiones clínicas y alergia e inmunología, el dice: “A lo largo de nuestra vida el sistema inmune camina una línea fina entre preservar las reacciones inmunes normales y no desarrollar una enfermedad autoinmune,  el sistema inmune saludable es tolerante a antígenos propios pero cuando esta regulación del sistema inmune de auto tolerancia es perturbada resulta en la aparición de enfermedades autoinmunes.

La vacunación es uno de los principales factores que perturban esta homeostasis (la capacidad que tiene el cuerpo para mantener y regular sus condiciones internas) que resultan en enfermedades autoinmunes y  ASIA, Síndrome Autoinmune Inducido por Adyuvante. Se estima que hay al menos 150.000.000  de personas en todo el mundo que tienen Asia en otras palabras, tienen síndrome autoinmune inducido por adyuvante inyectado de vacunas, que de acuerdo Schoenfeld puede suceder incluso 40 años después de ser vacunado porque ese es el tiempo que dura el aluminio que además tiene detergentes para que el aluminio sea absorbido mejor por el tejidos y esto es el tiempo que el aluminio puede permanecer en el sistema. Esto está abundantemente explicado en la literatura científica.

Yehuda Shoenfeld: Las Vacunas producen Enfermedades

Además no hay ningún estudio que pueda demostrar que no hay vínculo entre las vacunas y el autismo.  Hay un estudio realizado en 2010 por Smith y otros que dicen que los vacunados no tiene más autismo o enfermedad de neurodesarrollo que los no vacunados y esto quedo como definitivo para muchos médicos. Pero pocos han leído el estudio de  Smith y de los dos grupos que comparó en su estudio, ambos grupos estaban vacunados, la única diferencia fue que los mal llamados “no vacunados” recibieron 10 vacunas en vez de 12 como recibieron los del grupo llamado “vacunados” y aun así con solo dos vacunas de diferencia dadas en lapsos no similares pero similares, aun así los vacunados con 12 vacuna tuvieron más incidencia de autismo y problemas neurológicos que los vacunados con 10 vacunas.

Hace 50 años había muy pocos casos de enfermedades autoinmunes o cantidad de casos de autismo si esto ya ocurría antes, dónde están todas las personas con autismo de 70 años o mas ?

Nunca han podido demostrar que los niños vacunados tienen mejor resultados de salud. Y el CDC se reusa a estudiar Vacunados Vs No Vacunados, pero el estudio no publicado de Verstraeten de los CDC sobre Hepatitis B mostró un aumento dramático del riesgo de autismo 7.6 veces más, subsecuentes estudios demostraron que la vacuna provoca trastornos del sueño 5 veces más, trastornos del habla 2 veces más y trastornos del neurodesarrollo 2 veces más; Las vacunaciones con DTP y tétanos aumentan las probabilidades de alergias 1.63 veces más en niños; Las vacunas contra la hepatitis B aumentan las probabilidades de educación especial en 8.63 veces más; Las vacunas contra la hepatitis B en varones recién nacidos aumentaron las probabilidades de autismo 3 veces más; La vacuna contra la gripe aumenta la tasa de infección sin gripe 4 veces más; DTP aumenta la mortalidad en niñas 10 veces más; La vacunación de bebés prematuros aumentó las probabilidades de trastornos del neurodesarrollo 6 veces más; La vacunación aumenta el riesgo de rinitis alérgica 30 veces más, alergia 3 veces más, TDAH 4 veces más, autismo 4 veces más, eccema 3 veces más, problemas de aprendizaje 5 veces más y trastornos del desarrollo neurológico 4 veces más.

Un estudio piloto comparativo hecho a vacunados vs no vacunados dió los siguientes resultados:

  • Los niños vacunados tenían más del triple de probabilidades de ser diagnosticados con espectro autista.
  •  Los niños vacunados tenían 30 veces más probabilidades de ser diagnosticados con rinitis alérgica (fiebre del heno) que los niños no vacunados.
  • Los niños vacunados tenían 22 veces más probabilidades de requerir un medicamento para la alergia que los niños no vacunados.
  • Los niños vacunados tenían más del cuádruple del riesgo de ser diagnosticados con una discapacidad de aprendizaje que los niños no vacunados.
  • Los niños vacunados tenían un 300 % más de probabilidades de ser diagnosticados con trastorno de déficit de atención e hiperactividad que los niños no vacunados.
  • Los niños vacunados tenían un 340 % más probabilidades de haber sido diagnosticados con neumonía que los niños no vacunados.
  • Los niños vacunados tenían un 300 % más de probabilidades de ser diagnosticados con una infección de oído que los niños no vacunados.
  • Los niños vacunados tenían un 700 % más a someterse a una cirugía para insertar tubos de drenaje del oído que los niños no vacunados.  
  • Los niños con discapacidad tenían 2.5 veces más probabilidades de ser diagnosticados con alguna enfermedad crónica que los niños no vacunados

En los últimos cincuenta años, las tasas de autoinmunidad y enfermedades crónicas han explotado: actualmente 1 de cada 2.5 niños estadounidenses tiene alergia, 1 de cada 11 tiene asma, 1 de cada 13 tiene alergias alimentarias graves y 1 de cada 36 tiene autismo.

En el 2013, el Instituto de Medicina de la Academia de Ciencias de los EEUU., IOM , encontró evidencia de que grupos o subpoblaciones de niños pueden ser potencialmente susceptibles a reacciones adversas a las vacunas. Tanto las investigaciones epidemiológicas como las mecanicistas sugieren que la mayoría de los individuos que experimentan una reacción adversa a las vacunas tienen una susceptibilidad preexistente. Estas predisposiciones pueden existir por varias razones: variantes genéticas (en el ADN humano o microbioma), exposiciones ambientales, comportamientos, enfermedades intermedias o etapa de desarrollo, entre otras y no hay suficiente estudios realizados. ver https://www.nap.edu/read/13164/chapter/5#82

La razon que dan para establecer la ley de vacunas obligatorias es la de proteger al grupo de que los no vacunados contagien los vacunados o, a los mas vulnerables que no puden ser vacunados. Pero se sabe que un porcentaje importante de niños vulnerables van a ser dañados por la inyeccion de vitamina K y la vacuna de hepatitis B , que le dan el primer dia de vida, cuando su sistema inmune aun esta en desarrollo y por otro lado porque temen ser contagiados ¿acaso el fin de vacunarse no es el de quedar inmunizado?

Esta información esta extractada del Libro “Vacunas Autoinmunidad y cambios en la naturaleza de las enfermedad infantil” del Dr. Thomas Cowan, MD.

Cowan argumenta a favor de una relación causal directa con el aumento correspondiente en el número de vacunas que los niños estadounidenses suelen recibir, aproximadamente 60 dosis de vacuna a los dieciocho años. El resultado de estas vacunas es precisamente lo que ahora vemos con tanta abundancia entre nuestros niños con enfermedades crónicas: la provocación de la respuesta inmune. El Dr. Cowan analiza la evidencia emergente de que ciertas enfermedades infantiles en realidad protegen de enfermedades más adelante en la vida; Examina el papel de la fiebre, el intestino y el líquido celular en la salud inmunológica; Argumenta que la vacunación es un intento ineficaz (y dañino) de atajar una respuesta inmune compleja; Y afirma que el establecimiento médico se ha involucrado en un argumento autoritario que roba a los padres el consentimiento informado. Su pregunta final, desde el punto de vista de un médico que tiene décadas de experiencia en el tratamiento de innumerables niños, es: ¿qué les estamos haciendo realmente a los niños cuando los vacunamos?

Hay proteínas de alimentos en las vacunas comenzado por la inyección de vitamina K, que tiene fosfolípido de huevo y aceite de ricino. Hay vasta literatura al respecto. El Aceite de ricino reacciona de forma cruzada con maníes y nueces. Ver estudios: Immune activation by casein dietary antigens in bipolar disorder.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21176030
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0920996409006215

Los siguientes son los puntos principales que muestran la diferencia entre la inmunidad humoral y la mediada por células:

  • Las células presentadoras de antígeno (APC) mostrarán los antígenos presentes en su superficie y se unirán a las células T.
  • Las interleucinas (secretadas por las células T auxiliares) facilitan la activación de las células T.
  • Junto con el MHC-I y los antígenos endógenos, las células T proliferan y producen las células T citotóxicas.
  • Las células T destruyen las células infectadas que exhiben antígenos.
  • En el caso de que los antígenos exógenos y el MHC-II se muestren juntos en la membrana plasmática, las células T se disparan para proliferar las células T auxiliares que liberan interleucinas y citocinas y también estimulan las células B para producir anticuerpos contra ellas. Este proceso también es apoyado por las células asesinas naturales (NK) y los macrófagos, que destruyen los antígenos.

La principal diferencia entre ellas es el mecanismo de inmunidad, la  inmunidad humoral produce anticuerpos contra los antígenos que están presentes fuera de las células infectadas o que circulan libremente en la sangre. La inmunidad mediada por células funciona dentro de las células infectadas, donde destruyó los patógenos o microorganismos mediante el proceso de lisis por las citocinas liberadoras.

Lisis se refiere al deterioro de una célula debido a una lesión en su membrana plasmática (exterior). Esta puede ser por medios químicos o físicos (por ejemplo, detergentes fuertes u ondas sonoras de alta energía) o por infección con una cepa de un virus que puede lisar las células.

Citocinas: Tipo de proteína que elaboran ciertas células inmunitarias y no inmunitarias, y que tiene un efecto en el sistema inmunitario. Algunas citocinas pueden estimular la respuesta inmunitaria y otras pueden disminuirla. 

La inmunidad humoral muestra una respuesta rápida contra los patógenos, mientras que la inmunidad celular es de acción lenta.  

El sistema inmune tiene redes complejas de moléculas, células y sus interacciones están diseñadas para erradicar los organismos infecciosos del cuerpo. La inmunidad o el sistema inmunitario se divide en dos tipos: inmunidad innata (no específica) y adquirida o adaptativa (específica).

La inmunidad innata funciona como barreras defensivas y representa la capacidad de los organismos para protegerse contra cualquier enfermedad. Por otro lado, la inmunidad adquirida representa la línea más potente de mecanismos de defensa en el cuerpo, que es conocida por identificar y destruir los patógenos específicos o cualquier partícula extraña que sea perjudicial para el cuerpo.

La inmunidad adquirida o adaptativa muestra cuatro características principales, como la diversidad de reconocimiento; Memoria inmunológica; Especificidad de antígeno; y Discriminación entre uno mismo y uno mismo .

En este contenido, estudiaremos la inmunidad humoral y la inmunidad celular, que es parte de la inmunidad adaptativa o adquirida. 

Contenido: Humoral contra inmunidad celular

  1. Gráfica comparativa
  2. Definición
  3. Diferencias clave
  4. Conclusión

Gráfica comparativa

BASES PARA LA COMPARACIÓNINMUNIDAD HUMORALINMUNIDAD MEDIADA POR CÉLULAS
Sentido

La inmunidad humoral está asociada con los linfocitos B y es responsable de destruir los patógenos mediante la producción de anticuerpos contra ellos.
La inmunidad mediada por células está asociada con los linfocitos T y es responsable de destruir los patógenos o microorganismos que han invadido las células.
Mediada por

La inmunidad humoral está íntimamente asociada con linfocitos B, linfocitos T y macrófagos.
Estos están asociados con linfocitos T, células T auxiliares, células asesinas naturales y macrófagos.
Anticuerpos

Presente.
Ausente.

Función
1. Desempeña un papel importante en el reconocimiento del antígeno o cualquier partícula extraña y en la producción de anticuerpos contra él.
2. La inmunidad humoral es conocida por trabajar contra patógenos extracelulares.
1. La inmunidad mediada por células está relacionada con los linfocitos T, que funcionan mediante la identificación de virus y microorganismos, destruyéndolos por lisis celular o fagocitosis o pinocitosis.
2. Es conocido por trabajar contra patógenos intracelulares.
Secretos

Secreta anticuerpos.Secreta citoquinas.

Acción contra el patógeno

La inmunidad humoral es rápida o rápida en su respuesta.
La inmunidad mediada por células muestra retraso a través de la acción permanente contra cualquier patógeno.
Hipersensibilidad
Media la hipersensibilidad tipo I, II y III.

La respuesta mediada por células es la respuesta tardía y media la hipersensibilidad tipo IV.
Rechazos

La inmunidad humoral está involucrada en la etapa temprana del rechazo del injerto debido a la formación de anticuerpos.
La inmunidad celular está implicada en el rechazo de los trasplantes de órganos.

Definición de inmunidad humoral

La respuesta inmune humoral o la respuesta mediada por anticuerpos está asociada con las células B, donde el papel de estas células (células B) es identificar los antígenos o cualquier partícula extraña que esté presente en la circulación en la sangre o la linfa. Esta respuesta inmune también es asistida con células T auxiliares que, junto con las células B, se diferencian en células B plasmáticas que pueden producir anticuerpos.

Tan pronto como las células B produzcan anticuerpos, se unirán a un antígeno; neutralizarlos y causar fagocitosis o lisis celular (destrucción de las células). El antígeno es la partícula extraña, que generalmente es un carbohidrato o una proteína que desencadena una respuesta inmune, pero por encima de eso nuestro cuerpo tiene una capacidad tremenda para identificar los antígenos.

Cualquier tipo de exposición de antígenos conduce al desarrollo de una respuesta inmunológica secundaria que aumenta el nivel de la respuesta inmune. Las inmunoglobulinas o anticuerpos median la inmunidad humoral, estos son un grupo particular de proteínas producidas por los linfocitos B.

Los siguientes puntos pueden explicar el proceso final:

  • Los antígenos se desencadenan en el cuerpo.
  • Los antígenos se unen a las células B presentes en la circulación sanguínea.
  • Las células T auxiliares o las interleucinas ayudan a las células B e inician la proliferación de células B que activa las células B plasmáticas.
  • Las células plasmáticas portan anticuerpos que son específicos de antígeno y tienen receptores de unión específicos de las células B activadas.
  • Estos anticuerpos viajan por todo el cuerpo y se unen a los antígenos.
  • Las células B después de destruir los antígenos, producen células de memoria que a su vez proporcionan inmunidad futura cuando el mismo antígeno activa el cuerpo nuevamente.

Definición de inmunidad celular

Los linfocitos T ayudan a la inmunidad celular o inmunidad celular. En este tipo, se han liberado citocinas que ayudan a activar las células T que destruyen aún más la célula infectada. Del mismo modo, las células B, las células T se originan en la médula ósea pero maduran en el timo y luego circulan en el torrente sanguíneo y el tejido linfoide.

El antígeno presente en la superficie de las células presentadoras de antígeno (APC) con las proteínas anormales del Complejo mayor de histocompatibilidad (MHC) . Las moléculas de MHC anormales o aberrantes se forman a partir de los antígenos que han sido destruidos o descompuestos o de cualquier virus infectado (antígenos exógenos) o de las células tumorales que producen activamente proteínas extrañas (antígenos endógenos).

Ahora las células T auxiliares liberan las citocinas, que activarán las células T, que reconocerán el complejo aberrante de antígeno MHC y se unirán a él y se diferenciarán en células T citotóxicas . Después de esta célula se someterá a lisis (destrucción celular).

Los siguientes puntos pueden explicar el proceso final:

  1. La inmunidad humoral está asociada con los linfocitos B y es responsable de destruir los patógenos mediante la producción de anticuerpos contra ellos, mientras que la inmunidad celular está asociada con los linfocitos T y es responsable de la destrucción de los patógenos o microorganismos que han invadido el células sin producir anticuerpos.
  2. La inmunidad humoral está íntimamente asociada con linfocitos B, linfocitos T y macrófagos, por el contrario, la inmunidad mediada por células está asociada con linfocitos T, células T auxiliares, células asesinas naturales y macrófagos.
  3. La inmunidad humoral juega un papel importante en el reconocimiento del antígeno o cualquier partícula extraña y en la producción de anticuerpos contra él. Es conocido por trabajar contra patógenos extracelulares.
  4. La inmunidad celular está relacionada con los linfocitos T, que funcionan mediante la identificación de virus y microorganismos, destruyéndolos por lisis celular o fagocitosis o pinocitosis. Es conocido por trabajar contra los patógenos intracelulares.
  5. La inmunidad humoral segrega anticuerpos para luchar contra los antígenos, mientras que la inmunidad mediada por células segrega citocinas y ningún anticuerpo para atacar a los patógenos.
  6. La inmunidad humoral es rápida o rápida en su acción contra los antígenos, mientras que la inmunidad mediada por células muestra retraso a través de la acción permanente contra cualquier patógeno.
  7. La inmunidad humoral media la hipersensibilidad tipo I, II y III , mientras que la respuesta mediada por células se retrasa y media la hipersensibilidad tipo IV .
  8. La inmunidad humoral está involucrada en una etapa temprana de rechazo del injerto debido a la formación de anticuerpos contra cualquier partícula extraña, mientras que la inmunidad mediada por células está involucrada en el rechazo de los trasplantes de órganos después de un cierto tiempo, ya que muestran una respuesta tardía.

Conclusión

Del contenido anterior, llegamos a conocer las pocas, aunque críticas, diferencias entre los dos tipos del sistema inmune activo que son una respuesta inmune humoral y mediada por células. Llegamos a la conclusión de que ambos tipos de inmunidad difieren en el proceso de destrucción de los patógenos, donde los antígenos anticuerpos específicos se producen rápidamente contra los antígenos, mientras que en la inmunidad celular los patógenos se destruyen a través de la lisis celular.

Debido a las propiedades de las vacunas modernas, los individuos no vacunados no representan un mayor riesgo de transmisión de la poliomielitis, la difteria, la tos ferina, y numerosas cepas de non-type b H. influenzae que los individuos vacunados. Los individuos no vacunados no ponen en peligro de transmisión de la hepatitis B en un entorno escolar, y el tétano que no se transmite en absoluto. La discriminación en una escuela pública en contra de los niños que no están vacunados por razones de conciencia es completamente injustificada y estos no representan ningún riesgo para la salud pública.

Check Also

Vacuna DTP probablemente aumenta la mortalidad en países de bajos ingresos.

Vacuna DTP probablemente aumenta la mortalidad en países de bajos ingresos.