jueves , 13 junio 2024

Aumento de abortos espontáneos y muerte fetal vinculados a la inyección K0 B1T

Print Friendly, PDF & Email

Abortos espontáneos/mortinatos por año de recepción de vacunas o inyecciones en EE.UU., https://www.openvaers.com/covid-data/reproductive-health

https://cienciaysaludnatural.com/embarazadas-y-bebes-en-grave-riesgo-por-las-inyecciones-k0-b1t/
Sobornaron a las instituciones médicas en EE.UU. para que no cuestionen la seguridad de las inyecciones K0 B1T y asi inyectar embarazadas . Dr. James Thorp

Un grave aumento en abortos espontáneos entre las mujeres embarazadas estuvo directamente relacionado con el lanzamiento de la inyeccion contra el COVID-19 en Suiza, según un nuevo análisis del estadístico y profesor de la Universidad de Lucerna, el Dr. Konstantin Beck .

Beck, exasesor del Ministro de Salud alemán y del Parlamento suizo, analizó datos suizos y alemanes disponibles públicamente de publicaciones científicas, compañías de seguros de salud y la Oficina Federal de Estadística de Suiza (FOS).

Descubrió que las tasas de abortos espontáneos y mortinatos en 2022 correspondían directamente a la vacunación contra la COVID-19 entre mujeres embarazadas en Suiza nueve meses antes.

Y, dijo, los fabricantes de inyecciones y los funcionarios de salud pública sabían o podrían haber sabido esta información en ese momento, si se hubieran molestado en mirar. En cambio, presentaron la información al público de una manera que ocultaba los riesgos.

En inglés, Dr. Konstantin Beck presentó los hallazgos de su investigación innovadora a Doctors for Covid Ethics. Colabore con nosotros para que podamos subtitular estos videos,

Además, contrariamente a las declaraciones públicas de las autoridades suizas de que «no hay un exceso de mortalidad relevante entre los jóvenes» en Suiza, el reexamen de Beck de los propios datos del gobierno revela patrones significativos de exceso de mortalidad entre los jóvenes que surgieron a finales de 2021 y principios de 2022. .

Estos hallazgos muestran que durante la pandemia de COVID-19, “Expusimos innecesariamente a los más vulnerables a nuevos riesgos que superan con creces el riesgo pandémico original”. Y que “hoy, más y más graves consecuencias de las medidas de la supuesta pandemia aparecen en nuestras estadísticas oficiales, pero solo unos pocos están interesados ​​​​en saber sobre ellas”.

“En el lanzamiento de estas inyecciones, especialmente para las mujeres embarazadas y sus hijos por nacer, se ve evidencia clara desde el principio de que habría sido imperativo repensar y posponer la estrategia de vacunación”, dijo.

Suiza vio una caída histórica en la tasa de nacidos vivos en 2022

Cada mes de ese año, hubo menos nacimientos que en promedio durante los seis años anteriores, para una reducción general del 8,5% en la tasa de natalidad nacional, según el análisis de Beck.

En algunos lugares, la caída fue aún más significativa: Zúrich tuvo una caída del 16,5 % en su tasa de natalidad.

La última caída comparable en los nacimientos, 13%, dijo Beck, fue durante la movilización del ejército suizo en 1914 al comienzo de la Primera Guerra Mundial, cuando la mayoría de los jóvenes se fueron a luchar en la guerra.

La caída en picada de las tasas de natalidad de 2022 se produjo inmediatamente después de un pequeño «baby boom de Corona»: un aumento del 3% en las tasas de natalidad en 2021, que siguió al cierre de la pandemia.

Según los datos recopilados por el analista Raimund Hagemann, las tasas de vacunación contra la COVID-19 entre las mujeres suizas en 2021 y principios de 2022 correspondieron muy de cerca a la caída de las tasas de natalidad nueve meses después de la vacunación.

La Figura 1 (abajo), que ajusta la línea de tiempo de la tasa de natalidad en nueve meses para tener en cuenta el momento del embarazo, muestra esta fuerte correlación entre las tasas de vacunación y la disminución de la tasa de natalidad: los dos números se reflejan entre sí.

Los investigadores han ofrecido algunas hipótesis diferentes para esta «brecha de bebés», que evaluó Beck.

Algunos propusieron una explicación conductual, con la hipótesis de que las personas cambiaron su comportamiento por el miedo asociado con la pandemia en sí o la incertidumbre económica asociada.

Pero Beck dijo que esta hipótesis no coincidía con los patrones de comportamiento históricos: el baby boom en sí ocurrió en medio de la Segunda Guerra Mundial. Y no puede explicar el baby boom que siguió al comienzo de la pandemia, cuando el miedo público y el desempleo estaban en su apogeo.

También descartó la hipótesis de que la infección por COVID-19 reducía la fertilidad. Si ese fuera el caso, dijo, no habría habido un aumento en la tasa de natalidad en 2021 luego de la primera ola de infección en 2020, y no hubo evidencia de reducción de la fertilidad luego de la ola del virus Omicron .

De hecho, dijo Beck, no hay evidencia de reducción de la fertilidad en absoluto. Por el contrario, los datos muestran que las mujeres se embarazaban al mismo ritmo que antes de la pandemia.

Usando datos del seguro de salud alemán, porque los datos suizos aún no están disponibles, demostró que la cantidad de mujeres que buscan pruebas de embarazo y que visitan médicos para recibir tratamiento por embarazo se mantuvo constante durante 2021 y 2022.

Incluso hubo un ligero crecimiento continuo y un pico relacionado con el mini-baby boom de 2021.

Eso hace que el aborto espontáneo inducido por la inyección COVID-19 sea la hipótesis más evidente para la caída en las tasas de natalidad, porque la misma cantidad de mujeres quedaba embarazada, pero mucho menos de ellas llevaban sus embarazos a término.

Respaldando esa afirmación, los datos de las aseguradoras de salud alemana y suiza muestran que a partir del cuarto trimestre de 2021, hay aumentos claros y significativos en la cantidad de complicaciones del embarazo tratadas y en la duración de las estadías en el hospital después del parto, los cuales habían sido una tendencia. a la baja durante años.

Los datos alemanes también indican que el número de mortinatos aumentó un 20% en el cuarto trimestre de 2021.

Aunque los datos sobre mortinatos no estaban disponibles para Suiza, dijo, no hay razón para creer que sería sustancialmente diferente.

El impacto de las inyecciones en el embarazo no fue simplemente un resultado trágico e inesperado, porque ya era evidente en los propios datos de los fabricantes de inyecciones o en la falta de ellos, dijo Beck.

Cualquiera que hubiera «leído un prospectodel fabricante», agregó, «habría sido informado» de que no había datos sobre el embarazo, pero que existían serias preocupaciones sobre los posibles efectos de las inyecciones en los bebés.

La versión alemana de la advertencia de Moderna Spikevax decía, esencialmente: “No tenemos idea de cuál es el riesgo para las mujeres embarazadas. No se han realizado buenos estudios controlados. No hay suficientes datos disponibles”, dijo Beck.

Datos de riesgo grave en los propios prospectos

Los datos posteriores a la comercialización publicados en el prospecto de Corminaty demuestran un mayor riesgo de miocarditis y pericarditis, particularmente dentro de los 7 días después de la segunda dosis. El riesgo observado es más alto en hombres de 12 a 17 años de edad. Item 5.2 pag. 8
https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/clinical-considerations/myocarditis.html.

El item 5.3 del prospecto menciona la posibilidad de Síncope, es decir desmayo.

En el Item 8.1

Los datos disponibles sobre COMIRNATY administrada a mujeres embarazadas son insuficiente para informar los riesgos asociados con la inyección en el embarazo. Se ha realizado un estudio de toxicidad del desarrollo en ratas hembra a las que se administró y luego dice «no reveló evidencia de daño al feto debido a la vacuna». Esto último se ha demostrado que no es cierto a partir de los documentos publicados en Australia recientemente mencionados.

Luego en el item 8.2 dice: «No se sabe si COMIRNATY se excreta en la leche humana. No hay datos disponibles para evaluar los efectos de COMIRNATY sobre el lactante o sobre la producción/excreción de leche». Esto tampoco es cierto dado que ya hay estudios demostrando que esto, realmente acontece.

El item 13.1 dice «COMIRNATY no ha sido evaluado por el potencial de causar carcinogenicidad, genotoxicidad o deterioro de fertilidad masculina. En un estudio de toxicidad del desarrollo en ratas con COMIRNATY, no hubo cambios relacionados con la vacuna. Esto tambien es Falso

En el item 8.1 de el prospecto de Moderna dice: «Datos disponibles sobre SPIKEVAX administrado a mujeres embarazadas es insuficiente para informar los riesgos asociados con la vacuna en el embarazo»

Un nuevo estudio publicado Asociación Americana del Corazón (American Heart Association AHA) encuentra que los niños con miocarditis asociada a la inyección contra el COVID-19 tienen una función cardíaca alterada casi un año después de la inyección.


“Evaluamos los resultados cardiovasculares hasta 1 año en pacientes adolescentes diagnosticados con miocarditis asociada a la inyección COVID-19.

Hasta donde sabemos, este es el estudio de seguimiento más largo hasta la fecha con evaluación cardíaca integral e imágenes de pacientes adolescentes diagnosticados con miocarditis asociada a la inyección COVID-19. La función ventricular sistólica global parece estar preservada. Sin embargo, se observó un deterioro de la deformación miocárdica del VI y el VD y la persistencia de LGE en un subconjunto significativo de pacientes con hasta 1 año de seguimiento. La creciente evidencia sugiere peor pronóstico en presencia de deformación miocárdica alterada y LGE en pacientes con miocarditis.

Dado que la deformación miocárdica deteriorada y el LGE son indicadores de disfunción miocárdica subclínica y fibrosis, existe un efecto potencial a largo plazo sobre la capacidad de ejercicio y la reserva funcional cardíaca durante el estrés”. https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.123.064772

La autoridades afirman que son seguras

La ex directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Dra. Rochelle Walensky en octubre de 2021, afirmando que no hay riesgos en embarazadas. Colabore con nosotros para que podamos subtitular estos videos,

Las indicaciones también recomendaba no vacunar a las madres que amamantan, pero la recomendaba enfáticamente a las mujeres embarazadas, dijo Beck.

El 20 de abril de 2021, Pfizer envió su informe sobre la inyección de ARNm y el embarazo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), según los documentos de Pfizer.

Al día siguiente, el New England Journal of Medicine (NEJM) publicó hallazgos preliminares sobre la seguridad de la inyección COVID-19 en mujeres embarazadas basados ​​en un análisis de V-safe y el Sistema de Informe de Eventos Adversos de Vacunas ( VAERS ).

Intervención fraudulenta del CDC

Durante el apogeo de la propagación del miedo pandémico, el director de la Oficina de Seguridad de Inmunización de los CDC , el Dr. Tom Shimabukuro, fue coautor de un estudio muy influyente pero estadísticamente defectuoso. El estudio fué publicado el 21 de abril del 2021 en el New England Medical Journal (NEJM) , con la conclusión de que no había problemas de seguridad obvios con el uso de las inyecciones COVID-19 durante el embarazo.  https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/nejmoa2104983 .

En base a un cálculo defectuoso, las conclusiones del estudio fueron que la tasa de aborto espontáneo para las vacunadas era del 12,6%. El estudio concluyó que la inyección era segura, por supuestamente estar en línea con los datos históricos de abortos espontáneos. El defecto está en que los autores del estudio llegaron a esta tasa de aborto espontáneo incluyendo a 700 participantes «vacunadas» en el tercer trimestre., sin embargo, por definición médica, el aborto espontáneo solo puede ocurrir antes de las 20 semanas de embarazo.

Estas participantes nunca podrían haber sufrido un aborto espontáneo, es decir ya habían pasado el periodo del embarazo en el que podría ocurrir un aborto espontáneo.

Colocar a estas 700 participantes del estudio que recibieron la “vacuna”después de las 28 semanas de embarazo en el denominador de aborto espontáneo (antes de las 20 semanas) redujo efectivamente la tasa de aborto espontáneo del estudio del 82 % al 12,6 %.

El documento informó 46 abortos espontáneos relacionados con la vacunación de un total de 104 informados. Eso, dijo Beck, es un aumento del 73,1% en el aborto espontáneo.

Haciendo cálculos basados ​​en los datos del NEJM, Beck descubrió que con la tasa de vacunación informada del 75 % de las mujeres embarazadas en Suiza, 1 de cada 10 embarazos termina en aborto espontáneo o muerte fetal.

Los siguientes datos VAERS hasta mediados de julio de 2023 – el Sistema de Informe de Eventos Adversos de Vacunas, de EE.UU., demuestran que hubo un aumento en abortos espontáneos y muertes fetales desde el inició de la vacunación contra Covid. 

Abortos espontáneos/mortinatos por días después de la inyección Covid en EE.UU. https://www.openvaers.com/covid-data/reproductive-health

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos