lunes , 12 abril 2021

El ARNm de las inyecciones puede ingresar al núcleo y modificarnos geneticamente

mRNA, Nanolipid Particles and PEG: A Triad Never Used in Clinical Vaccines is Going to Be Tested on Hundreds of Millions of People – DOI: 10.26717/BJSTR.2021.34.005501 Alejandro Sousa 1; María José Martínez-Albarracín 2 y Almudena Zaragoza Velilla 3 – 1 Urólogo Hospital Comarcal de Monforte, Universidad de Santiago de Compostela, España . 2 Profesora de Procesos de Diagnóstico Clínico, Médica. Universidad de Murcia, Murcia, España. 3 Bióloga Universidad Autónoma de Madrid. Máster en técnicas de caracterización y conservación de la diversidad biológica por la Universidad Rey Juan Carlos, Madrid, España

Dra. María José Martínez Albarracín, Médica cirujana, catedrática de procesos diagnósticos clínicos, experta en inmunología, bioquímica y técnicas de laboratorio, link al video: https://www.bitchute.com/video/91AvUt12sBqQ/

Resumen

  • El tema más controvertido sobre las vacunas de ARNm es si dicho material genético se puede mezclar o no con nuestro ADN permanentemente y las posibles complicaciones que este hecho pueden producir. Los fabricantes de este tipo de vacunas afirman que después de la traducción, el ARNm sintético será degradado por las enzimas del huesped y no interactuará con el genoma del huésped. En este articulo demostraremos que esta afirmación puede ser incorrecta y que la aplicación de una vacuna sin garantía total de que no modificará nuestro código genético es un claro error. Aplicarlo a miles de millones de personas es una total imprudencia.
  • El uso de ARNm en una vacuna puede inducir alteraciones genéticas que se puede transmitir a la descendencia a través del esperma afectado, pero su uso especialmente en mujeres embarazadas podría producir una mutagénesis del células en crecimiento del feto, alterando la diferenciación inherente a la formación de órganos en desarrollo [71].
  • Hasta ahora, las vacunas de ARNm nunca se habían utilizado clínicamente, por lo que estas declaraciones no han sido probadas de manera confiable a nivel clínico. Muchos investigadores independientes plantean la cuestión de la alta semejanza y que dicho material genético acabará formando parte de nuestro cromosomas.

El material genético ARNm puede introducirse en nuestro genoma

Las empresas comerciales que fabrican vacunas de ARNm, los
los funcionarios de salud del gobierno y algunas universidades aseguran firmemente que dicho material genético no puede introducirse en nuestro genoma. Se basan en el concepto de unidireccionalidad del flujo de
información genética celular para afirmar que no hay posibilidad de
mutagénesis de nuestro ADN mediante la inserción de ARNm, ya que es literalmente imposible que entre en el núcleo celular.
Los únicos argumentos “probatorios” para esta afirmación son:

  • 1.- Imposibilidad de la unión física al ADN: el ARNm no puede pasar del citoplasma al núcleo debido al efecto barrera que la membrana nuclear supone [20] y debido a que el ARNm es degradado naturalmente después de la traducción en proteínas en el citosol [21].
  • 2.- Ausencia de transcriptasa inversa (RT): Afirman que, incluso si lograra ingresar al núcleo, no podría convertirse en ADN y entrar en nuestro genoma ya que no hay transcriptasa inversa, RT que permita tal conversión.

Mecanismos de entrada de ARNm en el núcleo

La primera de estas declaraciones que rechazan cualquier riesgo de mutagénesis se basa en la idea simplista de que el ADN del núcleo es
transcrito en ARNm que atraviesa la membrana nuclear y cuando llega al citoplasma se traduce en proteínas por los ribosomas. Está perfectamente probado que el ADN-ARNm-> El proceso de proteínas no es un proceso exclusivamente unidireccional y que la vía retrógrada es perfectamente posible. A continuación el estudio describe 4 situaciones en las que esto puede suceder: las dos primeras en células en división celular y las dos siguientes en células en interfase.

Durante la división celular

La biología elemental nos enseña que durante la división celular (mitosis y meiosis), hay fases en las que la membrana nuclear desaparece y los cromosomas se mezclan con el citoplasma. Después de estas fases, se reconstruye la membrana nuclear, y sería perfectamente posible que el ARNm de las vacunas sea incluido dentro del nuevo núcleo [22].

Es cierto que los cromosomas son material empaquetado genéticamente, al que el nuevo material genético no se puede adjuntar . Sin embargo, después de las divisiones celulares, una nueva membrana se vuelve a crear, y los cromosomas vuelven a una situación conformacional no compactada.
Esta descondensación de los cromosomas da lugar a que la cromatina, que representa un estado completamente funcional de nuestro ADN. En estas condiciones, la introducción del ARNm de la vacuna en nuestro material genética es solo cuestión de tiempo y probabilidades estadísticas [23, 24].

Mitosis

Como podemos ver, durante la mitosis hay una reorganización total de la
material celular durante la cual, las moléculas presentadas en el citoplasma celular (proteínas, lípidos, ARNm) puede acabar incluyéndose durante la telofase dentro del nuevo núcleo celular (Figura 1) y más tarde unir nuestro ADN a través de una RT.

Meiosis I y II

Como en la prometafase de la mitosis, durante la prometafase de meiosis I y II, se produce una fragmentación de la membrana nuclear en vesículas múltiples. De la misma manera, durante ambas fases de la meiosis, se produce una reorganización total del material celular durante la cual,
las moléculas presentes en el citoplasma celular (proteínas, lípidos, ARNm)
puede terminar envuelto dentro del nuevo núcleo celular y por lo tanto unirse a nuestro ADN de la misma forma que en la mitosis (Figura 1). Sin embargo, en este caso, las consecuencias pueden ser más graves porque dicha mutación genética se transmitiría a nuestra descendencia [29-31].

Antecedentes de riesgo de infección inducida por fragmentos de ADN humano y retroviral

En un ensayo inicial de terapia génica, expertos de la División de Terapia Génica de la FDA estimaron que el riesgo de infección inducida por fragmentos de ADN humano y retroviral que cause mutaciones y cáncer era de 1 en un billón. Trágicamente, cuando el se administraron fragmentos de ADN retrovírico y humano a niños con enfermedad SC1D en un ensayo de terapia génica, 4 de 9 (44%) de los niños desarrollaron leucemia [65]. La subestimación del riesgo debe avergonzar a aquellos que hicieron tales predicciones .

Los autores Zhang L et al [70] estudiaron específicamente la posibilidad
que el ARN del SARS-CoV-2 se transcribe de forma inversa y se integra en
el genoma humano. Demostraron experimentalmente que su ARN puede
ser transcrito de forma inversa en células humanas por RT de elementos LINE-1 o por RT del VIH-1, y que estas secuencias de ADN se pueden integrar en el genoma celular y posteriormente ser transcrito. Expresión de
LINE-1 humana endógena fue inducida después de la infección por SARS-CoV-2 o por exposición a citocinas en células cultivadas, lo que sugiere una
mecanismo de retrointegración del SARS-CoV-2 en pacientes. Esta
La nueva característica de la infección por SARS-CoV-2 puede explicar por qué los pacientes puede continuar produciendo ARN viral después de la recuperación y podría ser un vía para que el ARNm de la vacuna ingrese al núcleo celular.

El uso de ARNm en una vacuna puede inducir alteraciones genéticas que se
puede transmitir a la descendencia a través del esperma afectado, pero su uso especialmente en mujeres embarazadas podría producir una mutagénesis del células en crecimiento del feto, alterando la diferenciación inherente a la formación de órganos en desarrollo [71].

Nanopartículas lipídicas (LNP) y polietilenglicol (PEG)

Las “pseudovacunas” de Moderna y Pfizer-BioNTech para COVID-19 contienen ARNm envuelto por nanopartículas lipídicas (LNP) y polietilenglicol (PEG). Ninguno de estos 3 componentes han sido aprobados para vacunas o medicamentos parenterales (inyectables). La investigación ha mostrado que los LNP ingresan fácilmente al cerebro y pueden desencadenar reacciones inmunes, especialmente después de la segunda dosis.

Más del 70% de la población estadounidense es alérgica al PEG, por lo que estos las vacunas pueden causar reacciones alérgicas y anafilaxia. Existen sospechas fundadas de que estas vacunas pueden insertarse en nuestro ADN, provocando mutaciones cuyo impacto se desconoce y que incluso podrían transmitirse a nuestra descendencia. Explicamos cómo el ARNm existente en el citosol celular puede ingresar al núcleo tanto durante la división celular (mitosis y meiosis) como en reposo (interfase). Además, las
posibles rutas de integración de ADN y ARN en nuestros cromosomas a través de la transcripasas inversa (RT) se ven especialmente en los espermatozoides donde una RT endógena específica ha sido identificada.

¿Cómo pueden asegurar de que esta vacuna no se integre en nuestro genoma?

Simplemente no podemos aceptar que esta inyección (pseudo vacuna) no lo hará, especialmente cuando no hay estudios específicos llevados a cabo a nivel preclínico para evaluar dicho efecto. También sabemos que las células eucariotas tienen sus propios RT endógenos y que son capaces de convertir ARN en ADN, ¿cómo pueden asegurar de que esta vacuna no se integre en nuestro genoma? Hay demasiadas dudas al respecto para autorizar el uso clínico de inyecciones, de este tipo.

Los fabricantes de inyecciones de ARNm afirman que como no usan el virus completo, su uso no puede infectar los vacunados. Sin embargo, desde que comenzó la vacunación en las residencias de ancianos, se han originado infecciones masivas y muertes entre los ancianos. Este es un hecho clínico innegable, y nadie da una respuesta adecuada a por qué se originan estas infecciones poco después de la vacunación [77,78]. En nuestra opinión, es indiscriminado el uso en cientos de millones de personas en todo el mundo para prevenir una enfermedad con una mortalidad en la población general entre 0,3 y el 1% [79] es simplemente una falta imprudente en sentido ético.

Referencias:

  1. Wu F, Zhao S, Yu B, Chen YM, Wang W, et al. (2020) A new coronavirus
    associated with human respiratory disease in China. Nature 579: 265-
    269.
  2. Wang C, Horby PW, Hayden FG, Gao GF (2020) A novel coronavirus
    outbreak of global health concern. Lancet 395: 470-473.
  3. Pardi N, Hogan MJ, Porter FW, Weissman D (2018) mRNA vaccines. A
    new era in vaccinology. Nat Rev Drug Discov 17(4): 261-279.
  1. Lavarone C, O’hagan DT, Yu D, Delahaye NF, Ulmer JB, et al. (2017)
    Mechanism of action of mRNA-based vaccines. Expert Rev Vaccines
    16(9): 871-881.
  2. https://www.modernatx.com/modernas-work-potential-vaccineagainst-
    covid-19
  3. https://www.nytimes.com/2020/11/20/health/covid-vaccine-95-
    effective.html
  4. Hodgson S, Mansatta K, Mallet G, Harris V, Emary K, et al. (2021) What
    defines an efficacious COVID-19 vaccine? A review of the challenges
    assessing the clinical efficacy of vaccines against SARS-CoV-2. Lancet
    Infect Dis 21(2): e26-35.
  5. https://www.nytimes.com/2015/03/10/health/protection-without-avaccine.
    html
  6. Chung Y, Beiss V, Fiering S, Steinmetz N (2020) COVID-19 Vaccine
    frontrunners and their nanotechnology design. ACS Nano 14(10):
    12522-12537.
  7. Buschmann M, Carrasco M, Alishetty S, Paige M, Alameh M, et al. (2021)
    Nanomaterial Delivery Systems for mRNA Vaccines. Vaccines 9(1): 65.
  8. https://childrenshealthdefense.org/news/components-of-mrnatechnology-
    could-lead-to-significant-adverse-events-in-one-or-moreof-
    our-clinical-trials-says-moderna/
  9. https://anthraxvaccine.blogspot.com/2021/01/maine-emts-beinggiven-
    false-and.html
  10. https://www.fda.gov/media/144246/download
  11. https://www.statnews.com/2017/01/10/moderna-trouble-mrna/
  12. h t t p s : / / w w w . s e c . g o v / A r c h i v e s / e d g a r /
    data/1682852/000119312518323562/d577473ds1.htm
  13. Dai L, Gao G (2021) Viral targets for vaccines against COVID-19. Nature
    Reviews Immunology volume 21: 73-82.
  14. Blakney A, Ip S, Geall A (2021) An update on self-amplifying mRNA
    vaccine development. Vaccines 9(2): 97.
  15. Xu S, Yang K, Li R, Zhang L (2020) mRNA Vaccine Era-Mechanisms, drug
    platform and clinical prospection. Int J Mol Sci 21(18): 6582.
  16. Griffiths D (2001) Endogenous retroviruses in the human genome
    sequence. Genome Biol 2(6).
  17. Sahin U, Karikó K, Türeci Ö (2014) mRNA-based therapeutics–developing
    a new class of drugs. Nat Rev Drug Discov 13: 759-780.
  18. Guevara ML, Persano S, Persano F (2019) Lipid-based vectors for
    therapeutic mRNA-based anti-cancer vaccines. Curr Pharm Des 25(13):
    1443-1454.
  19. O’Connor C (2008) Cell Division: Stages of Mitosis. Nature Education
    1(1): 188.
  20. Cheeseman IM, Desai A (2008) Molecular architecture of the kinetochoremicrotubule
    interface. Nature Reviews Molecular Cell Biology 9(1): 33-
    46.
  21. Hagstrom KA, Meyer BJ (2003) Condensin and cohesin: More than
    chromosome compactor and glue. Nature Reviews Genetics 4: 520-534.
  22. Cremer T, Cremer C (2001) Chromosome territories, nuclear architecture
    and gene regulation in mammalian cells. Nature Reviews Genetics 2:
    292-301.
  23. Hirano T (2002) At the heart of the chromosome: SMC proteins in action.
    Nature Reviews Molecular Cell Biology 7: 311-322.
  24. Paweletz N (2001) Walther Flemming: Pioneer of mitosis research.
    Nature Reviews Molecular Cell Biology 2: 72-75.
  25. Ohkura H (2015) Meiosis an overview of key differences from mitosis.
    Cold Spring Harb Perspect Biol 7(5): a015859.
  26. Grelon M (2016) Meiotic recombination mechanism. C R Biol 339(7-8):
    2472-2451.
  27. Eguizabal C, Montserrat N, Vassena R, M Barragan, E Garreta, et al.
    (2011) Complete meiosis from human induced pluripotent stem cells.
    Stem Cells 29(8): 1186‐1195.
  28. Arbel A, Simchen G (2019) Elevated mutagenicity in meiosis and its
    mechanism. Bioessays 41(4): e1800235.
  29. Rangel G, Alves R (2017) Gene therapy: advances, challenges and
    perspectives. Einstein (Sao Paulo) 15(3): 369-375.
  30. Ni R, Feng R, Chau Y (2019) Synthetic Approaches for Nucleic Acid
    Delivery: Choosing the Right Carriers. Life (Basel) 9(3): 59.
  31. Mieruszynski S, Digman MA, Gratton E, Jones MR (2015) Characterization
    of exogenous DNA mobility in live cells through fluctuation correlation
    spectroscopy. Sci Rep 5: 13848.
  32. Panté N, Kann M (2002) Nuclear Pore Complex Is Able to Transport
    Macromolecules with Diameters of about 39nm. Mol. Biol. Cell 13(2):
    425-434.
  33. Diana Y Vargas, Arjun Raj, Salvatore A E Marras, Fred Russell Kramer,
    Sanjay Tyagi, et al. (2005) Mechanism of mRNA transport in the nucleus.
    Proc Natl Acad Sci USA 102(47): 17008-17013.
  34. Rong Ni, Ruilu Feng, Ying Chau (2019) Synthetic Approaches for Nucleic
    Acid Delivery: Choosing the Right Carriers. Life (Basel) 9(3): 59.
  35. Luqye JC (2012) The invisibility cloak “for nanoparticles. Rev Ciencias
    Univ Pablo Olavide. 6: 101-103.
  36. Zhanga P, Suna F, Liub S, Jianga S (2016) Anti-PEG antibodies in the
    clinic: current issues and beyond PEGylation. J Control Release 244(pt
    B): 184-193.
  37. Garay R, El-Gewely R, Armstrong J, Garratty G, Richette P, et al. (2012)
    Antibodies against polyethylene glycol in healthy subjects and in
    patients treated with PEGconjugated agents. Expert Opinion on Drug
    Delivery 9(11): 1319-1323.
  38. Yang Qi Jacobs T, McCallen J, Moore D, Huckaby J, Eldestein J, et al. (2016)
    Analysis of pre-existing IgG and IgM antibodies against Polyethylene
    Glycol (PEG) in the general population. Anal Chem 88(23): 11804-
    11812.
  39. https://www.sciencemag.org/news/2020/12/suspicions-grownanoparticles-
    pfizer-s-covid-19-vaccine-trigger-rare-allergic-reactions
  40. Arana L, Bayo L, Sarasola L, Berasategui M, Ruiz S, et al. (2019)
    Chemotoxic treatment in an oral carcinoma cell Line. Nanomaterials
    9(3): 464.
  41. Guevara M, Persano F, Persano S (2020) Advances in Lipid Nanoparticles
    for mRNA-Based Cancer Immunotherapy. Frontiers in chemestry 2020
    8: 589959.
  42. Kranz LM, Diken M, Haas H, Kreiter S, Loquai C, et al. (2016) Systemic
    RNA delivery to dendritic cells exploits antiviral defence for cancer
    immunotherapy. Nature 534: 396-401.
  43. Reichmuth A, Oberti M, Jaklenec A, Langer R, Blankschtein D, et al.
    (2016) mRNA vaccine delivery using lipid nanoparticles. Ther Deliv
    7(5): 319-334
  44. Gómez I, Rodriguez J, Vicente M, Alicia Rodríguez-Gascón, María Ángeles
    Solinís, et al. (2020) Nanomedicines to Deliver mRNA: State of the Art
    and Future Perspectives. Nanomaterials 10(2): 364.
  45. Richter AW, Akerblom E (1984) Polyethylene glycol reactive antibodies
    in man: titer distribution in allergic patients treated with monomethoxy
    polyethylene glicol modified allergens or placebo, and in healthy blood
    donors. Int Arch Allergy Appl Immunol 74(1): 36-39.
  46. Tian L, Kim M, Li H, Wang J, Yang W, et al. (2018) Structure of HIV-1
    reverse transcriptase cleaving RNA in an RNA/DNA hybrid. PNAS
    115(3): 507-512.
  47. Hu W, Hughes S (2012) HIV-1 Reverse Transcription. Cold Spring Harb
    Perspect Med 2(10): a006882.
  48. Dharan A, Bachmann N, Talley S. Virginia Zwikelmaier, Edward M.
    Campbell, et al. (2020) Nuclear pore blockade reveals that HIV- completes reverse transcription and uncoating in the nucleus. NatMicrobiol 5: 1088-1085.
  1. Selyutina A, Persaud M, Lee K, Kewa V, Diaz F, et al. (2020) Nuclear
    Import of the HIV-1 Core Precedes Reverse Transcription and Uncoating.
    Cell press 32(13): 108201.
  2. Cartier R, Reszka R (2002) Utilization of synthetic peptides containing
    nuclear localization signals for nonviral gene transfer systems. Gene
    Therapy 9(3): 157-167.
  3. Christ F, Thys W, De Rijk J, Gijsbers R, Albanese A, et al. (2008)
    Transportin-SR2 imports HIV into the nucleus. Curr Biol 18(16): 1192-
    1202.
  4. Luban J (2008) HIV-1 infection: going nuclear with TNPO3/Transportin-
    SR2 and integrase. Curr biol 18(16): R710-713.
  5. Yakubov LA, Deeva EA, Zarytova VF, Ivanova EM, Ryte AS, et al. (1989)
    Mechanisms of oligonucleotide uptake by cells: Involvement of specific
    receptors? Proc Natl Acad Sci 86(17): 6454-6458.
  6. Lee YN, Bieniasz PD (2007) Reconstitution of an infectious human
    endogenous retrovirus. PLoS Pathog 3.
  7. Kitamura Y, Ayukawa T, Ishikawa T, Kanda T, Yoshiike K, et al. (1996)
    Human endogenous retrovirus K10 encodes a functional integrase. J
    Virol 70: 3302-3306.
  8. Dewannieux M, Harper F, Richaud A, Letzelter C, Ribet D, et al. (2006)
    Identification of an infectious progenitor for the multiple-copy HERV-K
    human endogenous retroelements. Genome Res 16(12): 1548-1556.
  9. Dewannieux M, Ribet D, Heidmann T (2010) Risks linked to endogenous
    retroviruses for vaccine production: a general overview. Biologicals
    38(3): 366-370.
  10. Belshaw R, Dawson AL, Woolven-AUen J, ReddingJ, Burt A, et al. (2005)
    Genome wide screening reveals high levels of insertional polymorphism
    in the human endogenous retrovirus family HERV-K(HML2):
    Implications for present-day activity. J Virol 79: 12507-12514.
  11. Victoria JG, Wang C, Jones MS, Jaing C, McLoughlin K, et al. (2010) Viral
    nucleic acids in live-attenuated vaccines: detection of minority variants
    and an adventitious virus. J Virol 84: 6033-6040.
  12. Brady T, Lee YN, Ronen K, Malani N, Berry CC, et al. (2009) Integration
    target site selection by a resurrected human endogenous retrovirus.
    Genes Dev 23(5): 633-642.
  13. Jarzyna P, Doan N, Deisher T (2016) Insertional mutagenesis and
    autoimmunity induced disease caused by human fetal and retroviral
    residual toxins in vaccines. Issues in Law & Medicine 31(2): 221-234.
  14. Hacein-Bey-Abina S, Garrigue A, Wang GP, Soulier J, Lim A, et al. (2008)
    Insertional oncogenesis in 4 patients after retrovirus-mediated gene
    therapy of SCID-X1. J Clin Invest 118(9): 3132-3142.
  15. Vargas D, Raj A, Marras S, Kramer F, Tyagi S, et al. (2005) Mechanism
    of mRNA transport in the nucleus. PNAS 2005, 102(47): 17008-17013.
  16. Gladyshev E, Arkhipova I (2011) A widespread class of reverse
    transcriptase-related cellular genes. PNAS 108(51): 20311-20316.
  17. Spadafora C (2008) A Reverse transcriptase-dependent mechanism
    plays central roles in fundamental biological processes. Syst Biol Reprod
    Med 54(1): 11-21.
  18. Sciamanna I, Landriscina M, Pittoggi C, Quirino M, Mearelli C, et al.
    (2005) Inhibition of endogenous reverse transcriptase antagonizes
    human tumor growth. Oncogene 24: 3923-3931.
  19. Zhang L, Richards A, Khalil A, Wogram E, Ma H, et al. (2020) SARS-CoV-2
    RNA reverse-transcribed and 1 integrated into the human genome.
  20. https://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2021/02/10/
    nanoparticles-in-moderna-vaccine.aspx
  21. Nicholson A (1999) Function, mechanism and regulation of bacterial
    ribonucleases. FEMS Microbiol Rev 23(3): 371-390.
  22. Durbin A, Wang C, Marcotrigiano J, Gehrke L (2016) RNAs Containing
    Modified Nucleotides Fail to Trigger RIG-I Conformational Changes for
    Innate Immune Signaling. Bio 7(5): e00833-00816.
  23. Syitkin Y, Cheng Y, Chackraborty T, Presnvak V, John M, et al. (2017) N1-
    methyl-pseudouridine in mRNA enhances translation through eIF2α-
    dependent and independent mechanisms by increasing ribosome
    density. Nucleic Acid Res 45(10): 6023-6036.
  24. https://montoliu.naukas.com/2020/12/27/la-ciencia-que-hay-detrasde-
    la-primera-vacuna-contra-la-covid-19/
  25. Grunwitz C, Krantz L (2017) mRNA Cancer vaccines-messages that
    prevail. Curr Top Microbiol Immunol 405: 145-164.
  26. https://www.euroweeklynews.com/2021/01/15/huge-outbreak-inbenidorm-
    nursing-home-after-covid-jab/
  27. h t t p s : / / w w w. b b c . c o m / n e ws / u k- s c o t l a n d – e d i n b u rgh – e a s t –
    fife-55962427
  28. Anderson RM, Heesterbeek H, Klinkenberg D, Hollingsworth TD (2020)
    How will country-based mitigation measures influence