domingo , 19 septiembre 2021

El riesgo de la vacunación masiva durante la actual circulación de variantes Delta

Por Roxana Bruno, Ph.D en Inmunología, Bioquímica

Las vacunas contra el SARS-CoV-2, diseñadas para inducir anticuerpos neutralizantes (protectores), también pueden empeorar la enfermedad COVID-19 a través de los anticuerpos facilitadores de la infección [1]. Esto se conoce como la mejora dependiente de anticuerpos (ADE) o magnificación de la enfermedad dependiente de anticuerpos y ocurre independientemente de la vacuna, la plataforma y método de entrega [2] [3].

En marzo de 2020, los inmunólogos expertos en vacunas y en coronavirus evaluaron los riesgos de la vacuna contra COVID-19 basándose en los ensayos previos en modelos animales de las vacunas contra el SARS-CoV-1 y el MERS. El grupo de expertos concluyó que la ADE y la inmunopatología eran una preocupación real para las vacunas contra COVID-19, pero que su riesgo no justificaba el retraso de los ensayos clínicos, aunque reconocieron que sería necesario un seguimiento continuo de los vacunados [4] . Si bien no hay pruebas claras de la aparición de ADE e inmunopatología relacionada con la vacuna en los voluntarios inmunizados con vacunas contra el SARS-CoV-2 [5], ésto puede deberse a que los ensayos de seguridad no han estudiado específicamente estos efectos adversos graves, y también a que el seguimiento de los voluntarios fue muy breve (no mayor los 2 – 3,5 meses) después de recibir la segunda dosis [6] [7] [8] [9].

Lesiones graves de la inyección K0 B1T a mediano plazo ya están ocurriendo, magnificación de la enfermedad dependiente de anticuerpos, ADE, Dr. Wolfgang Wodarg https://www.bitchute.com/video/mlc05iMVwGQz/

En una publicación reciente, se ha reportado que los anticuerpos potenciadores de la infección (anticuerpos facilitadores de la enfermedad) dirigidos contra la proteína Spike del SARS-CoV-2 facilitan la infección del virus in vitro, pero no in vivo [1]. Hasta ahora, todo parecía indicar que los anticuerpos neutralizantes superaban a los anticuerpos facilitadores, y que el ADE no era motivo de preocupación.

Sin embargo, un trabajo publicado el 9 de agosto de 2021 afirma que la aparición de variantes del SARS-CoV-2, como las variantes Delta, puede inclinar la balanza a favor de la intensificación de la infección por acción de los anticuerpos facilitadores [2] . Los autores sostienen que se puede suponer razonablemente que el “equilibrio” entre los anticuerpos neutralizantes y los anticuerpos facilitadores puede diferir mucho, según la cepa del virus (ver Figura: Equilibrio de neutralización vs. ADE según las diferentes cepas SARS-CoV-2 11).  Los anticuerpos facilitadores de COVID-19 reconocen tanto la cepa original de Wuhan como las nuevas variantes Delta. Los datos mas recientes indican que las variantes Delta son especialmente bien reconocidas por los anticuerpos facilitadores de la infección. Esto significa que la ADE puede ocurrir en las personas que reciben vacunas basadas en la secuencia de la Spike de la cepa original de Wuhan y luego se exponen a una variante Delta. Por lo tanto, el riesgo de ADE debe considerarse e investigarse más a fondo, ya que puede representar un riesgo potencialmente peligroso de la vacunación masiva durante la actual circulación de variantes Delta.

Aunque el riesgo potencial de ADE se anticipó antes del uso masivo de las vacunas Covid-19, la capacidad de los anticuerpos del SARS-CoV-2 para la intensificación de la infección no está siendo monitoreado sistemáticamente para ningún grupo de edad o condición médica al que actualmente se le administra la vacuna. Además, a pesar de que una gran proporción de la población ya tiene anticuerpos [3], las pruebas para determinar la presencia de los anticuerpos anti-SARS-CoV-2 antes de la administración de la vacuna,  no se realizan de forma rutinaria. La ADE de las variantes Delta tampoco se está evaluado específicamente.

Ya lo dijimos: COVID-19 abarca un amplio espectro clínico, que va desde patología pulmonar muy leve a muy grave y enfermedad multiorgánica mortal con desregulación inflamatoria, cardiovascular y de la coagulación sanguínea. En este sentido, los casos de ADE o de inmunopatología relacionados con los anticuerpos facilitadores inducidos por la vacuna estarían siendo clínicamente indistinguibles de COVID-19 grave [1] [2] .

No obstante, la experimentación con la humanidad sigue impunemente adelante: ante las nuevas variantes y el fracaso de la vacunación masiva mundial como estrategia para contener la pandemia, ya se está pensando en que serán necesarias nuevas dosis y nuevas vacunas, las llamadas “vacunas de segunda generación” con formulaciones de proteínas Spike que carecen de los epítopos antigénicos relacionados con ADE [3] .

Es ético y urgente detener la inmunización experimental masiva, hasta que finalicen los ensayos clínicos requeridos para garantizar la seguridad de las inyecciones. 

Figura: Balance de neutralización vs ADE según cepas de SARS-CoV-2. Los anticuerpos facilitadores de la infección por SARS-CoV-2 y de enfermedad agravada por anticuerpos (ADE) tendrían mayor peso que los anticuerpos neutralizantes ante la infección por las nuevas variantes Delta. Antes de continuar con la vacunación masiva de la población, debido a la circulación actual de las variantes Delta, se debe investigar el riesgo potencialmente peligroso ADE, que es indistiguible de COVID-19 grave.

Referencias:

[1] Iwasaki A, Yang Y. The potential danger of suboptimal antibody responses in COVID-19. Nat Rev Immunol. 2020 Jun;20(6):339-341. doi: 10.1038/s41577-020-0321-6. PMID: 32317716; PMCID: PMC7187142. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32317716/ 

[2] Weingartl H, Czub M et al. Immunization with modified vaccinia virus Ankara-based recombinant vaccine against severe acute respiratory syndrome is associated with enhanced hepatitis in ferrets. J Virol. 2004 Nov;78(22):12672-6. doi: 10.1128/JVI.78.22.12672-12676.2004. PMID: 15507655; PMCID: PMC525089. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15507655/

[3] Tseng CT, Sbrana E et al. Immunization with SARS coronavirus vaccines leads to pulmonary immunopathology on challenge with the SARS virus. PLoS One. 2012;7(4):e35421. doi: 10.1371/journal.pone.0035421. Epub 2012 Apr 20. Erratum in: PLoS One. 2012;7(8). doi:10.1371/annotation/2965cfae-b77d-4014-8b7b-236e01a35492. PMID: 22536382; PMCID: PMC3335060. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22536382/

[4] Lambert PH, Ambrosino DM et al. Consensus summary report for CEPI/BC March 12-13, 2020 meeting: Assessment of risk of disease enhancement with COVID-19 vaccines. Vaccine. 2020 Jun 26;38(31):4783-4791. doi: 10.1016/j.vaccine.2020.05.064. Epub 2020 May 25. PMID: 32507409; PMCID: PMC7247514. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32507409/

[5] de Alwis R, Chen S, Gan ES, Ooi EE. Impact of immune enhancement on Covid-19 polyclonal hyperimmune globulin therapy and vaccine development. EBioMedicine. 2020 May;55:102768. doi: 10.1016/j.ebiom.2020.102768. Epub 2020 Apr 16. PMID: 32344202; PMCID: PMC7161485. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32344202/

[6] Folegatti PM, Ewer KJ, et al. Oxford COVID Vaccine Trial Group. Safety and immunogenicity of the ChAdOx1 nCoV-19 vaccine against SARS-CoV-2: a preliminary report of a phase 1/2, single-blind, randomised controlled trial. Lancet. 2020 Aug 15;396(10249):467-478. doi: 10.1016/S0140-6736(20)31604-4. Epub 2020 Jul 20. Erratum in: Lancet. 2020 Aug 15;396(10249):466. Erratum in: Lancet. 2020 Dec 12;396(10266):1884. PMID: 32702298; PMCID: PMC7445431. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32702298/

[7] Polack FP, Thomas SJ et al. Clinical Trial Group. Safety and Efficacy of the BNT162b2 mRNA Covid-19 Vaccine. N Engl J Med. 2020 Dec 31;383(27):2603-2615. doi: 10.1056/NEJMoa2034577. Epub 2020 Dec 10. PMID: 33301246; PMCID: PMC7745181. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33301246/

[8] Ramasamy MN, Minassian AM, Ewer KJ, et al.  Safety and immunogenicity of ChAdOx1 nCoV-19 vac-cine administered in a prime-boost regimen in young and old adults (COV002): a single-blind, randomised,controlled, phase 2/3 trial.Lancet(2021) 396:1979–93.  doi:  10.1016/S0140-6736(20)32466-1 https://www.thelancet.com/article/S0140-6736(20)32466-1/fulltext

[9] Chu L, McPhee R et al. mRNA-1273 Study Group. A preliminary report of a randomized controlled phase 2 trial of the safety and immunogenicity of mRNA-1273 SARS-CoV-2 vaccine. Vaccine. 2021 May 12;39(20):2791-2799. doi: 10.1016/j.vaccine.2021.02.007. Epub 2021 Feb 9. PMID: 33707061; PMCID: PMC7871769. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33707061/

[10] Li D. et al. In vitro and in vivo functions of SARS-CoV-2 infection-enhancing and neutralizing antibodies. Cell. 2021; 184: 1-17 https://www.cell.com/cell/pdf/S0092-8674(21)00756-X.pdf 

[11] Yahi N, Chahinian H, Fantini J. Infection-enhancing anti-SARS-CoV-2 antibodies recognize both the original Wuhan/D614G strain and Delta variants. A potential risk for mass vaccination ? J Infect. 2021 Aug 9:S0163-4453(21)00392-3. doi: 10.1016/j.jinf.2021.08.010.PMID: 34384810. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34384810/

[12] Ioannidis JPA. Infection fatality rate of COVID-19 inferred from seroprevalence data. Bull World Health Organ. 2021 Jan 1;99(1):19-33F. doi: 10.2471/BLT.20.265892. Epub 2020 Oct 14. PMID: 33716331; PMCID: PMC7947934. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33716331/

[13] Negro F. Is antibody-dependent enhancement playing a role in COVID-19 pathogenesis? Swiss Med Wkly. 2020 Apr 16;150:w20249. doi: 10.4414/smw.2020.20249. PMID: 32298458. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32298458/

[14] Bruno R., Mccullough PA. et al. SARS-CoV-2 mass vaccination: Urgent questions on vaccine safety that demand answers from international health agencies, regulatory authorities, governments and vaccine developers. May 2021. DOI: 10.22541/au.162136772.22862058/v1 https://www.researchgate.net/publication/351670290_SARS-CoV-2_mass_vaccination_Urgent_questions_on_vaccine_safety_that_demand_answers_from_international_health_agencies_regulatory_authorities_governments_and_vaccine_developers

[15] Fantini J, Chahinian H, Yahi N. Leveraging coronavirus binding to gangliosides for innovative vaccine and therapeutic strategies against COVID-19. Biochem Biophys Res Commun. 2021 Jan 29;538:132-136. doi: 10.1016/j.bbrc.2020.10.015. Epub 2020 Oct 10. PMID: 33097184; PMCID: PMC7547605. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33097184/