lunes , 5 diciembre 2022

Estudio explica el fraude de las inyecciones contra K0 B1T

Understanding the Pharmacology of COVID-19 mRNA Vaccines: Playing Dice with the Spike? https://doi.org/10.3390/ijms231810881 https://www.mdpi.com/1422-0067/23/18/10881/htm

“Estas inyecciones génicas se presentaron desde el principio como intrínsecamente seguras, ya que se creía que, de forma similar a las vacunas convencionales, después de la inyección intramuscular, la mayor parte de la dosis permanecería en el músculo y el resto se drenaría a través del sistema linfático, finalmente capturado por células presentadoras de antígeno y células B y sometido a eliminación completa en unas pocas decenas de horas como máximo. Sobre esta base, el público se tranquilizó por propaganda de los medios, así como por páginas web académicas institucionales de que no se esperaba que estos productos exhibieran ninguna disposición sistémica relevante y que la proteína S (Spike) permanezca unido a la superficie de las células y no se liberaría en el torrente sanguíneo y los tejidos para encontrar receptores ACE2 y eventualmente inducir daño a los órganos. Paso a paso, sin embargo,quedó claro que este no era el caso. ” 

 En resumen, tanto el ARNm de la proteína SARS-CoV-2 S como la proteína S exhiben un perfil farmacológico complejo con posibles problemas toxicológicos. Sin embargo, ninguno de estos temas se tuvo en cuenta en los estudios que condujeron a la autorización de comercialización, precisamente porque, en primer lugar, desde un punto de vista regulatorio, Estos productos fueron tratados como vacunas convencionales. ” 

Las tasas de cáncer están incrementando de forma alarmante en todo Estados Unidos y los CDC están encubriendo la información vital: uno de los fraudes más grandes fue permitir que las inyecciones genéticas del ARNm se definan legalmente como ‘vacunas’. Los CDC tuvieron que cambiar la definición de vacuna para que las inyecciones COVID de ARNm pudieran definirse legalmente como vacunas.

“ La definición de las vacunas COVID-19 mRNA como medicamentos farmacéuticos tiene implicaciones directas para su evaluación de seguridad farmacodinámica, farmacocinética, clínica y posterior comercialización. Solo una caracterización precisa de las inyecciones COVID-19 mRNA como medicamentos farmacéuticos garantizará un uso seguro, racional e individualizado de estos productos. ” 

Así dice un nuevo análisis de investigadores italianos del Centro de Investigación en Farmacología Médica, Universidad de Insubria. El título es “ Comprender la farmacología de las vacunas COVID-19 mRNA: ¿jugar a los dados con la spike?” 

Si estas falsas «vacunas» se clasificaran legalmente como medicamentos, entonces los fabricantes no estarían protegidos de acciones legales. Los fabricantes de inyecciones no estarían completamente libres de responsabilidad por efectos adversos o muertes. Teniendo en cuenta la gran cantidad de impactos adversos para la salud y muertes que definitivamente están causalmente vinculados a estas inyecciones. 

Aquí hay algunos extractos de este estudio italiano. Se enfatizó una verdad importante, una que ha ayudado a explicar por qué ha habido tantos impactos adversos para la salud y muertes por las inyecciones : 

“ En conjunto, la evidencia respalda firmemente el posible vínculo entre la expresión inapropiada de la proteína S (spike) en los tejidos sensibles y el daño tisular posterior. ” 

“ … una explicación importante de los efectos adversos después de la vacunación con COVID-19 bien podría ser que las inyecciones contra el ARNm inducen en individuos seleccionados una producción excesiva de proteína S (spike), durante demasiado tiempo y/o en tejidos y órganos inapropiados, y esta ocurrencia es actualmente impredecible, ya que la biodistribución sistémica y la disposición de la inyección COVID-19 mRNA hasta ahora nunca se ha considerado un problema, y como consecuencia nunca se ha estudiado como realmente lo hubiera merecido. ” 

“ estos productos necesitan urgentemente una conceptualización adecuada. Las vacunas convencionales contienen antígeno ( s ), que representan su componente activo, ejerciendo su efecto al actuar sobre objetivos endógenos ( las células del sistema inmunitario ). De lo contrario, las inyeciones contra el ARNm contienen una molécula ( el ARNm ) que no puede desencadenar ninguna respuesta inmune anti-SARS-CoV-2 a menos que se traduzca por metabolismo celular endógeno en un resto activo, que es la proteína S (spike) viral. En otros términos, los ARNm contenidos en las vacunas cumplen completamente con la definición de un profármaco, como se informa, por ejemplo, en el Diccionario Merriam-Webster: “ una sustancia farmacológicamente inactiva que se convierte en el cuerpo ( como por acción enzimática ) en un fármaco farmacológicamente activo ”, que es el caso del ARNm derivado de la vacuna,convertido en proteína S activa por ribosomas a través de su actividad catalítica de peptidil transferasa que une los aminoácidos, lo que lleva a la síntesis de proteínas. De acuerdo con la clasificación convencional de los medicamentos pro, las vacunas COVID-19 de ARNm podrían clasificarse como profármacos tipo I ya que se someten a una conversión intracelular. ”

“ Si no se incluyen las evaluaciones clínicas de laboratorio en la evaluación clínica de las vacunas COVID-19, muchos gobiernos e instituciones tomaron esta ausencia de evidencia “ como evidencia de ausencia de riesgo ” y, en consecuencia, no recomendaron ( y, en algunos casos, incluso desaconsejaron que ) se realice cualquier tipo de examen antes o después de las inyecciones ” 

“ En resumen, fundar la evaluación de seguridad posterior a la comercialización de las inyecciones COVID-19 mRNA solo en sistemas de notificación de eventos adversos espontáneos probablemente esté sesgada por un nivel de subregistro sin precedente. ”

“ En resumen, hemos resaltado las trampas de haber considerado hasta ahora las inyecciones COVID-19 mRNA como solo vacunas convencionales, y hemos indicado lo preclínico, evaluaciones de seguridad clínicas y posteriores a la comercialización que se necesitan con mayor urgencia. Las inyecciones COVID-19 mRNA son en realidad medicamentos farmacéuticos y, en consecuencia, su farmacocinética y farmacodinámica, y posiblemente también su farmacogenética, debe caracterizarse adecuadamente para proporcionar un fondo sólido de conocimiento para su uso racional y específico, deteniendo así riesgos con estos productos debido a la incredulidad de que la misma inyección en la misma dosis es buena para todos, y que los efectos adversos ocurren por casualidad. Una correcta evaluación rigurosa y completa de las inyecciones COVID-19 contra el ARNm será de importancia crítica sobre su uso seguro y efectivo»

Dr. Peter McCullough; :» Vi un par de casos de miocarditis en décadas, ahora veo casos a diario» Miocarditis, números luego de la inyección: hasta 25.000 por millón. Antes de las inyecciones de K0 B1T eran solo 4 por millón… https://www.bitchute.com/video/G5OLNpS1yrbk/

Un estudio reciente demostró que en 7.800 niños menores de cinco años que recibieron inyecciones de ARNm Pfizer, 10 requirieron hospitalización después de la inyección.

Un artículo publicado que promociona la seguridad de la vacuna Moderna para niños de 6 meses a 5 años enterró algo importante en un apéndice. Moderna reveló un caso de diabetes tipo 1 de nuevo inicio en una niña de un año que sus investigadores encontraron que estaba relacionado con la inyección en su ensayo. Esto se reveló en la página 62 del apéndice de 68 páginas del periódico: “ el otro SAE (evento adverso grave) considerado relacionado fue la diabetes mellitus tipo 1 de nuevo inicio y la cetoacidosis diabética en una mujer de 1 año informada 37 días después de la dosis 2. ” 

John Ioannidis acaba de publicar un artículo el 13 de octubre de 2022 que dice que la mediana de IFR es del 0,0003% para niños de 0 a 19 años. doi: https://doi.org/10.1101/2022.10.11.22280963 Lo que eso significa es que en caso de que su hijo tenga COVID, la posibilidad de que su hijo muera es de 3 en un millón. Esto significa que las vacunas no son necesarias. 

CONCLUSIÓN

Si no es víctima de la propaganda pandémica, entonces sabe que las inyecciones COVID son inseguras ( realmente peligrosas ), ineficaces e innecesarias para la mayoría de las personas, especialmente niños y adultos jóvenes sanos. En años anteriores, cualquier vacuna o medicamento con antecedentes de malos impactos como el de las inyecciones COVID habría sido retirado del mercado. Pero la corrupción financiada por el Foro Econimico Mundial, WEF, ha impedido esto.

Muchos médicos/as o científicos o personas en general suponen que por el solo hecho de tener un título académico pueden descalificar estudios de expertos con trayectoria impecable que se están jugando la matricula hace ya años en la lucha contra el fraude sanitario. Todos sabemos que el titulo no hace a la persona, ni al grado de conocimiento certero, cosa fácil de demostrar viendo la cantidad de médicos que recomiendan la inyección génica, sin saber su contenido. Hasta los expertos mas reconocidos en la historia de la salud con docenas de estudios publicados revisados por expertos y trayectoria intachable, cada vez que dan un dato, citan a la fuente y las fuentes son sólidas y comprobables. Por eso pido a médicos/as y lectores de este artículo, cuando quieran descalificar a alguno de este grupo de expertos reconocidos, por favor citen las fuentes de donde proviene su información y que sean fuentes sólidas. Es sentido común comprender que el testimonio verbal no suma a nadie, no podemos ir repitiendo lo que escuchamos de alguien sin a su vez tener la fuente confiable y comprobable que certifique lo dicho. 

Para tener peso ante la ley por ahora no hay mejor estrategia que la de mantenerse lo más próximo posible a estudios publicados y revisados por pares (expertos) con una trayectoria demuestre que no tienen conflicto de intereses y de alguna manera mantengan el principio de precaución. Es decir ante la duda si los virus existen o no, se debe ser precavido y enfocar en las urgencias actuales. Para nosotros la urgencia es detener que inyecten más bebes contra K0 B1T y eliminar las obligación de las vacunas del calendario que tanto mal están haciendo… La vacuna de sarampión causa que 1 cada 700 niños que la reciben tengan convulsiones… y tiene restos de ADN de líneas celulares de fetos humanos abortados que causan graves problemas neurológicos, y enfermedades autoinmunes.  Nuestra prioridad es esta por lo tanto contamos con 1.250 estudios que ya han sido publicados, en donde hablan de que los virus existen y tienen variantes.

OMS presiona para que las vacunas convencionales del calendario escolar pasen a ser inyecciones de ARN.
Microbiologo Sucharit Bhakdi Ph.D, University of Bonn, University of Giessen, University of Mainz, University of Copenhagen, Max Planck Institute of Immunobiology and Epigenetics.
https://www.bitchute.com/video/ehuYMBS16cZX/

Para poder atender la urgencia mencionada de detener las inyecciones K0 B1T y las vacunas con ADN de líneas celulares de abortos humanos y las que tienen sobredosis de aluminio, por el momento seguimos las indicaciones  de nuestros asesores científicos a los cuales hemos investigado sus trayectorias sabemos que no tienen conflicto de intereses y ellos afirman que los virus existen y hay variantes, ellos son:

Stephannie Seneff Ph.D, Peter McCullough Ph.D,  Dr.Pierre Kory,  Dr. Vladimir Zelenko,  Dr. Ryan Cole, Dra. Christiane Northrup, Dr. Russell Blaylock, Roxana Bruno Ph.D, Karina Acevedo Whitehouse Ph.D, Dra. Maria Jose Martinez Albarracín, Dr. Richard Urso, Kary Mullis Ph.D, Peter Doshi Ph.D, Dra. Teresa Forcades Ph.D, Joan Ramon Laporte Roselló Ph.D, Sucharit Bhakdi Ph.D, MD y Arne Burkhardt, MD, Dr. Byram Bridle Ph.D, Dra. Jessica Rose Ph.D, Dr. Peter Goetzsce, Dr. Eric Ménat, Dr. Charles Hoffe, Dra. Judy A. Mikovits Ph.D, Dr. Dietrich Klinghardt, Dolores Cahill Ph.D, Dr. Lawrence Palevsky, Dra. Sherry Tenpenny, Christopher Shaw, Christopher Exley Ph.D, Dr. James Lyons Weiler Ph.D, Dr. Héctor Carvallo, Dr. Mark Geier, Rosallie Bertell Ph.D, Dr. Alvin Moss, Dr. Theresa Disher Ph.D,  Dra. Marcia Angell, Yehuda Shoenfeld Ph.D, John Ioannidis Ph.D y 17.000 médicos más que firman esta declaracion https://doctorsandscientistsdeclaration.org/

Lo que es real y urgente es que a los bebes de 6 meses en Argentina, los están inyectando y  la evidencia para detener este genocidio esta explicada con una ciencia que por ahora habla de la existencia de los virus. Hay más de 1.250 estudios que ponen en evidencia que la inyección K0 B1T es tóxica y con eso podríamos lograr detener que inyecten a los bebes y queden dañados gravemente….   El problema es que cada vez que presentamos esta evidencia, hay un grupo que pregunta si existen los virus y eso demora, dispersa y divide la posibilidad de detener que inyecten más bebes..   Entonces la verdadera pregunta es ¿porque no nos unimos para detener la inyección de bebes y niños que es urgente y luego tranquilos con ciencia de por medio discutimos si existen o no los virus?…