miércoles , 29 mayo 2024

La FDA admite que las inyecciones Covid pueden provocar convulsiones y miocarditis en niños

Print Friendly, PDF & Email

Safety of Ancestral Monovalent BNT162b2, mRNA-1273, and NVX-CoV2373 COVID-19 Vaccines in US Children Aged 6 Months to 17 Years doi:10.1001/jamanetworkopen.2024.8192 https://jamanetwork.com/journals/jamanetworkopen/fullarticle/2818033

Evidence Review of the Adverse Effects of COVID-19 Vaccination and Intramuscular Vaccine Administration https://nap.nationalacademies.org/catalog/27746/evidence-review-of-the-adverse-effects-of-covid-19-vaccination-and-intramuscular-vaccine-administration

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) detectó una señal de seguridad (lease inseguridad) para las convulsiones en niños pequeños después de la vacunación con ARNm COVID-19, según un estudio publicado el miércoles en JAMA Network Open .

Los investigadores que analizaron datos de seguimiento casi en tiempo real de niños vacunados identificaron esta nueva señal de seguridad en niños de 2 a 4 años que recibieron la vacuna original de Pfizer (BNT162b2) y niños de 2 a 5 años que recibieron la inyección original de Moderna (mRNA-1273).

Los investigadores también identificaron una señal de seguridad para la miocarditis o pericarditis después de la inyección Pfizer en adolescentes de 12 a 17 años. Esa señal había sido identificada previamente.

Un estudio preliminar publicado el mes pasado, también financiado por la FDA, encontró que los niños de 2 a 5 años que recibieron la inyección de ARNm contra el COVID-19 tenían 2,5 veces más probabilidades de sufrir una convulsión febril al día siguiente de haber sido vacunados que de tener una convulsión febril entre ocho y 63 días después de la vacunación.

Los autores de la preimpresión, que analizaron los mismos datos que los autores del nuevo estudio JAMA, también encontraron un mayor riesgo de convulsiones febriles entre los niños de 2 a 4 años el primer día después de la inyección Pfizer que entre los 8 y 63 días siguientes a la vacunación.

Mientras tanto, un informe financiado por el gobierno publicado a principios de este mes confirmó un vínculo causal entre las inyecciones de ARNm contra la COVID-19 y la miocarditis . El comité revisó estudios sobre eventos adversos relacionados con las inyecciones COVID-19 en niños menores de 18 años , pero dijo que no encontró evidencia suficiente para sacar conclusiones específicas para los niños.

El nuevo informe de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NASEM) confirmó tambien la posibilidad de contraer Síndrome de Barré, parálisis de Bell, síndrome de trombosis con trombocitopenia e infarto.

La lista de afecciones por las que las personas solicitaron reclamaciones de compensación incluía síndrome de Guillain-Barré , polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica , parálisis de Bell , mielitis transversa , dolor de cabeza crónico, síndrome de taquicardia postural ortostática  (POTS), pérdida auditiva neurosensorial , tinnitus , síndrome de trombosis con trombocitopenia ,  trombocitopenia inmune , púrpura , síndrome de extravasación capilar , infarto de miocardio ( ataque al corazón ), ictus isquémico , ictus hemorrágico , trombosis venosa profunda , embolia pulmonar , tromboembolia venosa , miocarditis, pericarditis , muerte súbita e infertilidad femenina .

La mayoría de las convulsiones ocurrieron dentro de los tres días posteriores a la vacunación.

Los autores del nuevo estudio de JAMA analizaron datos de más de 4 millones de niños de tres bases de datos de declaraciones de salud administradas por Optum, Carelon Research y CVS Health, complementadas con información sobre vacunación de los sistemas estatales y locales.

Las bases de datos de declaraciones de propiedades saludables son parte del Sistema de Seguridad y Efectividad de los Productos Biológicos de la FDA , un sistema de monitoreo de la seguridad de los medicamentos diseñado para monitorear la aparición de señales de seguridad después de la vacunación.

Una señal de seguridad es una señal de que la vacunación puede causar un evento adverso, pero se requiere más investigación para verificar un vínculo.

Los investigadores analizaron 21 resultados de salud preespecificados después de la vacunación antes de principios de 2023 entre niños de 6 meses a 17 años. Seleccionaron los resultados (como el síndrome de Guillain-Barré, encefalitis, convulsiones, miocarditis y pericarditis) en función de eventos graves que siguieron a otras inyecciones o que podrían estar relacionados con las nuevas plataformas o adyuvantes de ARNm.

Para las 15 condiciones que tenían datos históricos suficientes, los investigadores compararon las tasas de cada resultado después de la vacunación con las tasas históricas anuales antes de que la inyección estuviera disponible en 2019, 2020 o ambos.

En general, los investigadores identificaron 72 casos de convulsiones entre niños de 2 a 4 o 5 años. La mayoría ocurrieron dentro de los tres días posteriores a la inyección y la mayoría de las convulsiones fueron febriles . Encontraron la misma señal en las tres bases de datos analizadas.

También encontraron señales de miocarditis y pericarditis en niños de 12 a 17 años en las tres bases de datos. Como esa señal ya era conocida, no la investigaron más a fondo.

Los puntos fuertes del estudio JAMA incluyeron la población grande y geográficamente diversa cubierta por las bases de datos, dijeron los autores del estudio.

El estudio incluyó únicamente datos sobre el control de la seguridad de las inyecciones monovalentes contra la COVID-19. No evaluó los refuerzos bivalentes.

La FDA no toma las medidas correspondientes

«La nueva señal estadística de convulsiones observada en nuestro estudio debe interpretarse con cautela e investigarse más a fondo en un estudio epidemiológico más sólido», escribieron.

“La FDA concluye que los beneficios conocidos y potenciales de la vacunación contra el COVID-19 superan los riesgos conocidos y potenciales de la infección por COVID-19”, agregaron.

La autora correspondiente, Patricia C. Lloyd, Ph.D., de la FDA, no respondió a la solicitud de comentarios.

MedPage citó al Dr. Michael Smith, jefe de la división de Enfermedades Infecciosas Pediátricas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, quien dijo que los resultados generales del análisis le parecían tranquilizadores.

“Sí, [los autores del estudio] encontraron miocarditis y pericarditis, lo cual se sabe. Encontraron un aumento potencial de las convulsiones después de estas inyecciones que se está analizando más a fondo”, dijo el Dr. Michael Smith, jefe de la división de Enfermedades Infecciosas Pediátricas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

Los CDC encuentran que la inyección no brinda protección a largo plazo para los niños y recomiendan refuerzos

Varios días antes de que la FDA informara la señal de seguridad para las convulsiones en niños pequeños, los CDC publicaron un nuevo estudio que muestra que la protección ofrecida por la inyección contra enfermedades graves y hospitalizaciones en niños disminuyó rápidamente después de la vacunación.

El estudio encontró que entre los niños que habían recibido dos o más dosis de la inyección monovalente original, la inyección tuvo inicialmente una eficacia del 52% contra la hospitalización. Después de cuatro meses, la efectividad cayó al 19%.

La protección contra “enfermedades críticas” también cayó del 57% al 25% después de cuatro meses.

Los investigadores analizaron datos sobre las inyecciones monovalentes contra la COVID-19 administradas desde el 19 de diciembre de 2021 (cuando se autorizaron por primera vez las vacunas para niños de 5 años en adelante) hasta el 29 de octubre de 2023.

Informaron que muy pocos niños y adolescentes habían recibido las inyecciones bivalentes o monovalentes actualizadas para evaluar por separado su eficacia.

El estudio se publicó en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC el 18 de abril. Varios investigadores del estudio informaron haber recibido apoyo para la investigación de Pfizer o poseer acciones de Pfizer. Uno informó el apoyo a la investigación de Moderna.

Los CDC continúan recomendando que los niños de 6 meses en adelante se vacunen contra el COVID-19 y se mantengan al día con sus inyecciones.

Al 13 de abril de 2024, se informó que el 14 % de los niños estaban al día con la inyección COVID-19 2023-24 .

La exposición prenatal a la inyección de ARNm de COVID-19 BNT162b2 (Pfizer) induce comportamientos similares al autismo en ratas neonatales macho

Por ptro lado han surgido preocupaciones sobre las posibles implicaciones de las inyecciones contra Covid para el desarrollo neurológico, especialmente en grupos susceptibles como las mujeres embarazadas y sus hijos.

Un estudio reciente que tuvo como objetivo investigar la expresión genética de WNT, los niveles del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), las citocinas específicas, la expresión de m-TOR, la neuropatología y los resultados neuroconductuales relacionados con el autismo en un modelo de rata. Las ratas preñadas recibieron la vacuna de ARNm BNT162b2 de COVID-19 durante la gestación. Las evaluaciones posteriores de descendientes masculinos y femeninos incluyeron comportamientos similares al autismo, recuentos neuronales y rendimiento motor. 

A la Argentina llegan nueva vacuna monovalente contra el Covid para niños

Las 115.000 dosis fueron adquiridas por el Ministerio de Salud de la Nación para inocular a la población pediátrica y se aplicarán en los vacunatorios públicos de todo Argentina

El CONICET como siempre cómplice de los laboratorios, Daniela Hozbor, directora de grupo en el Laboratorio VacSal de la Universidad Nacional de La Plata e investigadora principal del Conicet, supone que el virus sigue evolucionando y que por eso es necesario que las inyecciones se actualicen.

Ya se sabe que la vacuna de la gripe con la de COVID juntas es contraproducente pero aún asi siguen ignorando este riesgo comprobado

Aún asi Eduardo López, jefe del departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez dice:

“Se puede coadministrar la vacuna contra el coronavirus con la vacuna de la gripe. Sería importante que la vacuna del coronavirus se incorpore al calendario nacional de vacunación. Hoy el Covid es el virus respiratorio más frecuente”, indica López.

Ver datos de la realidad de esta inyección en : https://cienciaysaludnatural.com/mayor-riesgo-de-convulsiones-en-menores-por-la-inyeccion-covid/

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos