lunes , 5 diciembre 2022

Incidencia significativa de miocarditis después de la tercera dosis de la inyección K0 B1T

por Karina Acevedo Whitehouse Ph.D

Un estudio reciente realizado por médicos y científicos de Francia y de Suiza, que encontraron que 1 persona de cada 35 que fueron inoculadas con los productos basados en ARNm sintético (Pfizer y Moderna) tienen daño en el músculo cardíaco, y encontraron que la probabilidad de desarrollar miocarditis en las personas que se inocularon con estos productos es de varios cientos de veces mayor que en la gente que no está inoculada.

Las personas afectadas tendrían que comprender que las células del corazón no regeneran. No son como nuestras células de piel, riñón, hígado, intestino… no, estas no regeneran. Mueren y en su lugar queda tejido fibrótico.

Y si consideramos que la función del corazón es ser una bomba electromecánica que manda sangre oxigenada a todo el cuerpo, imaginarán que no es bueno tener zonas de ese músculo convertidas en un tejido dañado más allá de la recuperación que se reemplaza por tejido fibroso, cicatricial. El artículo (en francés) es una revisión de un trabajo presentado en un Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología 2022 ver en : https://www.cardio-online.fr/Congres/Autres-congres/ESC-2022) y lo pueden leer en: https://www.cardio-online.fr/Actualites/A-la-une/ESC-2022/Incidence-non-negligeable-myocardites-apres-3-dose-vaccin-ARN-messager-anti-COVID-19.

La revisión se titula «Incidencia significativa de miocarditis después de la tercera dosis de la vacuna de ARN mensajero anti-COVID 19«, por los cardiólogos Guillaume le Pessec, Théo Pezel y Albert Hagège y colaboradores, y el trabajo original de investigación, presentado en el Congreso al que menciono arriba, y en el que se basa la revisión fue realizado por Mueller y colaboradores, titulado «Inflamación del miocardio/miocarditis después de la vacunación de refuerzo con ARNm de COVID-19«.

Algunos puntos claves del estudio de Mueller y colaboradores, comentado por Le Pessec y colaboradores (https://www.cardio-online.fr/Actualites/A-la-une/ESC-2022/Incidence-non-negligeable-myocardites-apres-3-dose-vaccin-ARN-messager-anti-COVID-19):

Antecedentes: Es el primer estudio prospectivo sobre lesiones al miocardio posteriores a la inoculación con un producto basado en ARNm. A la fecha solamente se habían notificado las miocarditis hospitalarias más graves, que afectan principalmente a hombres menores de 18 años

Diseño experimental:

  • El estudio fue de tipo prospectivo. Los participantes fueron empleados del Hospital Universitario de Basilea en Suiza, que habían recibido una dosis del producto Pfizer-BioNTech o de Moderna mRNA.
  • El criterio principal de valoración fue la aparición de una lesión miocárdica, definida por un aumento de la troponina sérica por encima de los valores normales y medida al tercer día de la inoculación.
  • En caso de mostrar valores elevados de troponina sérica, al cuarto día se realizaron exploraciones clínicas cardiológicas. Además, los pacientes con lesiones.
  • A los pacientes que presentaron lesiones miocárdicas se les contraindicó hacer ejercicio hasta que la troponina sérica disminuyera. En todos los casos se continuó con el seguimiento del estudio hasta el día 30.
  • Los objetivos secundarios del estudio fueron comparar a la población total con aquellos pacientes que habían ingresado por dolor torácico, sin encontrar ninguna causa cardiaca. El pareado de grupos de estudio se realizó por edad, sexo y antecedentes de enfermedad arterial coronaria y enfermedad aterosclerótica periférica.
  • El segundo objetivo secundario fue la muerte de origen cardiovascular, hospitalización por insuficiencia cardíaca, arritmia ventricular o infarto de miocardio a los 30 días del estudio.
  • Se incluyeron en el estudio a 835 pacientes, incluidos 777 que recibieron prueba de detección de troponina sérica al día 3. • La población que conformó el estudio incluyó mujeres (69%) y hombres (31%), con una edad promedio de 37 años, y la mayoría recibió tres dosis (el 92%) Resultados:
  • Entre los pacientes del estudio, 40 tenían troponina elevada. En 18 de estos 40 pacientes, se pudo determinar causas distintas a la inoculación y en 22 no fue posible identificar ninguna causa distinta que la inoculación. Menos del 2% tenía antecedentes cardiovasculares.
  • Encontraron que el 2.8% de la población inoculada presentana lesiones al miocardio, lo que corresponde a una tasa de 3.7% en mujeres y de 0.8% en hombres (pueden verlo en la Figura 1).
  • Al comparar la población con lesiones miocárdicas con la población que no tenía lesiones miocárdicas, el único factor de riesgo significativo que pudieron encontrar fue el sexo femenino (p=0.03). En contraste, la comparación con el grupo control (no inoculado) no permitió encontrar diferencias significativas más allá de los antecedentes cardíacos en su historia clínica.
  • Los altos niveles de troponina en sangre en la población inoculada fue mayor que en el grupo control (ver Figura 2 del estudio).

Conclusiones:

  • Los autores concluyen que la incidencia de lesiones al miocardio es de 2.8%. Eso contrasta dramáticamente con lo que se ha reportado en estudios retrospectivos previos: es decir, una incidencia previa de 0.0035 % de miocarditis.
  • Lo anterior quiere decir que la incidencia de lesiones miocárdicas 800 veces mayor que la incidencia habitual de miocarditis.
  • A diferencia de las miocarditis ‘comunes’, como las asociadas a algunas infecciones virales, la miocarditis asociada a la inoculación de ARNm sintético se presenta significativamente más en mujeres que en hombres.
  • No se dieron casos de muerte de origen cardiovascular, hospitalización por insuficiencia cardíaca, arritmia ventricular o infarto de miocardio en la población estudiada a los 30 días, sin embargo, debido a las dosis repetidas, los autores plantean si los daños en el miocardio podrían conducir a secuelas que solo se observarían a largo plazo (como insuficiencia cardíaca, arritmias de relevancia clínica). Para ello sería necesario un ensayo aleatorizado con seguimiento a largo plazo.
  • Los autores proponen que se esté subestimando la incidencia de lesiones tempranas al 1er día post inoculación, que pudieran normalizarse en cuanto a los valores de troponina al día 3. Esto es importante a considerar, dado que no es posible detectar el daño temprano y no extendido (leve) al miocardio en resonancias magnéticas cardíacas.
  • Los autores indican que se requiere tener precaución con la repetición de dosis de refuerzo con respecto a posibles lesiones miocárdicas repetidas y su impacto hacia las complicaciones cardiovasculares. Espero que este estudio les sea de utilidad, y que si consideran pertinente hacerlo, lo hagan del conocimiento de médicos y, sobre todo, cardiólogos. Al fin y al cabo, los autores del estudio presentado en el congreso; y los tres autores que escribieron la revisión sobre el estudio son cardiólogos, específicamente, son miembros del Colegio de Cardiólogos en Formación y uno de ellos es Editor de la Revista Cardiology Online.

El Patólogo Ryan Cole explica algunas de las razones por las que puede haber variación en los efectos adversos de las inoculaciones de ARNm. Forma parte de una discusión de mesa redonda en la Conferencia «The Better Way» que se llevó a cabo en Viena, Austria, el pasado 17 de septiembre, 2022, El vídeo fue subtitulado para ustedes por el Equipo de Trabajo de Akasha Comunidad. https://www.bitchute.com/video/D6GC8nyDPJ7z/ ver más sobre lotes : https://cienciaysaludnatural.com/base-de-datos-sobre-que-tan-nocivos-son-los-lotes-de-las-inyecciones-k0-b1t/

Antecedentes:

De acuerdo a Demasi, en julio de 2021, la FDA reportó, sin hacer nada de aspavientos al respecto, acerca de estos hallazgos, mismos que mostraban el incremento potencial en cuatro tipos de eventos adversos graves en personas de edad avanzada, luego de recibir la inoculación de Pfizer.

Los eventos eran: infarto agudo al miocardio, coagulación intravascular diseminada, trombocitopenia inmune y embolismo pulmonar (https://www.fda.gov/vaccines-blood-biologics/safety-availability-biologics/initial-results-near-real-time-safety-monitoring-covid-19-vaccines-persons-aged-65-years-and-older).

A pesar de haber sacado ese reporte, no mostraron detalles específicos, ni siquiera la magnitud del riesgo – lo que es indispensable de saberse, tanto para la gente que debe de decidir si aplicarse un producto farmacéutico, como para los médicos que deben decidir si recomendarlo o no.

La FDA dijo que «compartiría más información con el público conforme se supiera». Dieciocho días después, publicó la agencia un protocolo de investigación que delineaba lo que sería un estudio epidemiológico a seguir para evaluar la seguridad de las vacunas (mismas que ya estaban recibiendo millones de personas).

Aunque el documento no se difundió, mostraba el riesgo relativo de los cuatro eventos adversos detectados en el monitoreo (lo que faltaba en su reporte precio),, y que iban de un incremento en el riesgo desde 42% a 91%.

Sin embargo, más de un año después de haber publicado ese protocolo, no sé ha indicado el resultado del estudio (ni el estatus del mismo), ni como comunicado de prensa, ni como aviso a las comunidades médicas, ni como preprint, ni nada. Y mucho menos han incluído algún aviso en la etiqueta de la vacuna para que la gente conozca el riesgo antes de aceptar aplicarse el producto.

La historia no termina ahí. Los resultados de otro estudio hecho por la FDA, que había detectado señales de eventos adversos incrementados después de la tercera dosis en gente de edad avanzada no se dieron a conocer.

Esto ha llevado a algunos médicos y expertos en seguridad farmacológica a expresar su preocupación sobre el proceder de la FDA. ¿Esto es moverse a la velocidad de la ciencia, como sugirió Pfizer? ¿Les parece que el proceder de la Agencia Reguladora de Fármacos más importante del mundo está actuando desde la ética y el bien hacer científico?

FDA urged to publish follow-up studies on covid-19 vaccine safety signals https://www.bmj.com/content/379/bmj.o2527

La FDA dice que dos estudios que muestran que los refuerzos de omicron no son mucho mejores que las viejas inyecciones de Covid, son demasiado pequeños para llegar a conclusiones

  • Los científicos de Columbia y Harvard, encontraron que los nuevos refuerzos y las inyecciones antiguas básicamente funcionaron de la misma manera contra omicron BA.5 en dos estudios independientes.
  • El Dr. Peter Marks, jefe de la división de vacunas de la FDA, dijo que los nuevos estudios son pequeños y están sujetos a limitaciones. Los datos de estudios más amplios y bien controlados llegarán pronto, añadió.
  • La FDA alentó a las personas a prepararse antes de “la ola de covid-19 que parece estar llegando”, dijo Marks.
  • Los científicos de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York encontraron que los nuevos refuerzos no produjeron una mejor respuesta de anticuerpos en humanos contra BA.5 que las vacunas de primera generación. Un estudio separado realizado por científicos de Harvard esencialmente llegó a la misma conclusión.