sábado , 4 febrero 2023

Inyecciones contra K0 B1T vinculadas a POTS, una condición debilitante que afecta el corazón y otros órganos

Kwan, AC, Ebinger, JE, Wei, J. et al. Riesgos aparentes de los diagnósticos del síndrome de taquicardia ortostática postural después de la vacunación contra el COVID-19 y la infección por SARS-Cov-2. Nat Cardiovasc Res (2022). https://doi.org/10.1038/s44161-022-00177-8https://www.nature.com/articles/s44161-022-00177-8

Una de las quejas sintomáticas más comunes después de la vacunación es el POTS (síndrome de taquicardia postural ortostática). Este es un trastorno en el que hay una falta de sincronización entre el corazón, el cerebro, la cadena simpática de los ganglios de la médula espinal, la glándula suprarrenal y los vasos sanguíneos tanto arteriales como venosos. 

La proteína Spike en el SARS-CoV-2 y la inundación del sistema después de la vacunación dañan el tejido neurológico, las glándulas suprarrenales y el corazón. El resultado final puede ser una frecuencia cardíaca inapropiadamente elevada y una presión arterial alta o baja que cause mareos. 

Hay casos de síncope con trauma facial como resultado de esta molesta condición. Kwan et al ha demostrado (n = 284,592) que el riesgo de POTS es sustancial.

Una de las quejas sintomáticas más comunes después del COVID-19, la vacunación y ahora en la mayoría de las personas que tienen ambas exposiciones es el POTS (síndrome de taquicardia postural ortostática). Este es un trastorno en el que hay una falta de sincronización entre el corazón, el cerebro, la cadena simpática de los ganglios de la médula espinal, la glándula suprarrenal y los vasos sanguíneos tanto arteriales como venosos. 

La mayor parte de la atención para POTS es de apoyo (medias de compresión en la parte inferior de la pierna, aumento de la ingesta de sal y líquidos, ejercicio). En casos severos con presión arterial adecuadaque el uso de nadolol puede controlar la taquicardia y ayudar mientras el paciente tiene reflejos cardiovasculares-neurológicos para volver a la normalidad en un período de meses. 

Dado que la mayoría de los niños y adultos en los EE. UU se han recuperado de COVID-19, no hay razón para recibir vacunas adicionales y correr el riesgo de POTS, miocarditis o ambos. 

Según un estudio publicado recientemente en Nature Cardiovascular Research , las inyecciones COVID-19 están relacionadas con el síndrome de taquicardia ortostática postural ( POTS ), un trastorno debilitante del sistema nervioso autónomo. (Usamos la palabra K0 B1T en vez de COVID, para evitar la creciente censura de Google y redes sociales que efectuan con inteligencia artificial).

Los síntomas de POTS incluyen:

  • una frecuencia cardíaca elevada,
  • mareos,
  • palpitaciones cardíacas,
  • desmayos,
  • aturdimiento,
  • dolores de cabeza,
  • dolor de pecho,
  • confusión mental,
  • ansiedad,
  • depresión y fatiga, entre otros.

Al comparar los diagnósticos de POTS 90 días antes y después de la exposición a la inyección, los investigadores encontraron que algunos pacientes vacunados contra el COVID-19 pueden desarrollar POTS como respuesta a la inyección contra K0 B1T. Varios estudios de investigación confirmaron previamente que POTS es un posible síndrome post-COVID-19 , pero esta investigación también valida los informes de POTS que ocurren después de la vacunación.

Los investigadores plantearon la hipótesis de que POTS podría estar asociado con las inyecciones, dado que la vacunación provoca una respuesta inmunológica a la proteína de punta o spike del SARS-CoV-2. Esta investigación afirma esa hipótesis.

“Podemos decir de manera más definitiva que creemos que este [POTS posterior a la vacunación] es una observación real”, 

dijo a TCTMD el investigador principal, el Dr. Alan Kwan .

«No se llega al punto de poder decirle a un paciente individual: ‘Estas son sus probabilidades específicas de POTS después de una inyección’, pero creemos que esto esencialmente aporta cierta validez a la observación de que POTS puede ocurrir después de la vacunación.

Los investigadores analizaron datos de 284.592 pacientes vacunados y 12.460 pacientes con COVID-19 del Sistema de Salud Cedars-Sinai en el condado de Los Ángeles entre 2020 y 2022.

La mayoría de las personas vacunadas fueron vacunadas con una inyección de ARNm de Pfizer o Moderna. Las personas infectadas con COVID-19 no habían sido vacunadas.

Entre los pacientes vacunados, se diagnosticó POTS posterior a la vacunación en una tasa más alta que otras nuevas afecciones comúnmente informadas a los médicos de atención primaria después de la vacunación, aunque hubo una asociación más fuerte entre la vacunación y la miocarditis .

Una limitación del estudio fue que examinó a personas vacunadas contra COVID-19 y personas no vacunadas infectadas con COVID-19, pero excluyó a personas que estaban vacunadas pero que también desarrollaron el virus.

En otras palabras, no respondieron la gran pregunta, que es si vacunarse reduciría el riesgo de contraer POTS (u otras dolencias) una vez que contrajo COVID.

“Debido a que la inyección no previene las infecciones, y no sabemos si las inyecciones mitigan el riesgo de contraer POTS después de COVID-19, no tenemos idea de si el riesgo supera el beneficio.

Un creciente cuerpo de evidencia sobre los efectos secundarios de las inyecciones

Este estudio se suma al creciente cuerpo de evidencia revisada por pares que demuestra los efectos secundarios de las inyecciones , un tema que rara vez se cubre en los principales medios de comunicación, dijo Setty.

En su cobertura del estudio que vincula las inyecciones COVID-19 y mRNA con POTS, NBC News no solo mencionó la conexión de la inyección con POTS, sino que incluso la incluyó en el titular, una rareza para un medio de comunicación convencional.

Los datos de las compañías farmacéuticas sobre los eventos adversos relacionados con las inyecciones se hicieron públicos solo después de que un juez federal ordenara a la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. publicar documentos relacionados con los ensayos clínicos de Pfizer.

Los documentos de la vacuna muestran evidencia de que Pfizer minimiza los eventos adversos graves sufridos por los participantes.

Después de una serie de estudios revisados ​​por pares que demostraron cómo las inyecciones de ARNm afectan el corazón, Pfizer y Moderna se vieron obligados a lanzar ensayos clínicos para rastrear problemas de salud a largo plazo luego de un diagnóstico de miocarditis y pericarditis asociada a la vacuna en adolescentes y adultos jóvenes.

Investigaciones recientes mostraron que cualquier beneficio potencial del refuerzo de COVID-19 no supera los daños asociados con los efectos secundarios de la vacuna para los jóvenes de 18 a 29 años.

Los datos más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, publicados el 2 de diciembre, mostraron un total de 595 casos de POTS informados al Sistema de Informe de Eventos Adversos a las Vacunas, o VAERS, con 437 casos atribuidos a Pfizer, 134 casos a Moderna y 23 casos a J&J.

En general, se enviaron a VAERS 1.476.227 informes de eventos adversos después de las inyecciones contra el COVID-19 entre el 14 de diciembre de 2020 y el 2 de diciembre de 2022.

VAERS es el principal sistema financiado por el gobierno para informar reacciones adversas a las vacunas en los EE. UU.

Los datos incluyeron un total de 32.691 informes de muertes y 268.885 lesiones graves , incluidas las muertes, durante el mismo período de tiempo solo en EE.UU.

En los EE. UU., se habían administrado 657 millones de dosis de la inyección COVID-19 hasta el 7 de diciembre.

Stephanie Seneff Ph.D: Por qué las inyecciones K0 B1T están lesionando a tanta gente en todo el mundo https://cienciaysaludnatural.com/expertos-explican-que-podria-estar-causando-la-muerte-subita-luego-de-la-inyeccion-k0-b1t/ https://www.bitchute.com/video/2hujSNj4BRgl/

Si encuentra “ este artículo útil suscríbase como miembro de nuestro equipo para apoyarnos y en conjunto podamos aclarar el tema en discusiones con familiares, amigos, funcionarios y empleadores. La experiencia nos dice que cuando la gente esta siendo coaccionada y no entiende que pasa, cuando finalmente se enteran quien y como los están coaccionando, entonces pueden salir de la confusión, eliminar el miedo y actuar seguros para defenderse. Para lograr esto primero hace falta informar con evidencia de primera línea, no de forma periodística sino con una base de datos con la documentación científica de expertos, libre de conflictos de intereses. Para llevar a cabo esta base de datos en cienciaysaludnatural.com hacen falta recursos, pagar hosting y el tiempo de elaboración de contenidos. Necesitamos que las personas que reconocen el valor del proyecto nos recomienden para poder continuarlo. Muchas gracias. Puede Apoyarnos en  https://cienciaysaludnatural.com/colaboracion

Tambien agradecemos su apoyo a esta base de datos con un bono contribución en mercado pago por única vez:
3000$ https://mpago.la/2qphKTN
1000$ https://mpago.la/1Q1NEKM
500 $ https://mpago.la/2u2cZrG
300 $ https://mpago.la/1bPs2pS

Via Paypal: Euros o dólares click aqui