lunes , 22 julio 2024

Tratamiento de manifestaciones neuropsiquiátricas por COVID prolongado

Print Friendly, PDF & Email

Treatment of Neuropsychiatric Manifestations of Long-COVID with Empiric Acyclovir, German ER, Jairath MK, Caston J. doi: 10.7759/cureus.37926. PMCID: PMC10205150. https://www.cureus.com/articles/128535-treatment-of-long-haul-covid-patients-with-off-label-acyclovir

El  programa de investigación COVID prolongado (Long-COVID) del HHS de EE. UU. ha gastado mil millones de dólares de los contribuyentes y no ha producido ni un nuevo medicamento, protocolo o ideas sobre cómo la comunidad clínica puede manejar la gran cantidad de pacientes con secuelas posagudas después de la inyección contra Covid.

Una serie de características clínicas parecen ser distintivas del síndrome de la inyección post-COVID-19; en particular, los síntomas neurológicos graves (en particular, la neuropatía de fibras pequeñas) parecen ser más comunes después de la vacunación [ 86 ,87 , 88 ].  Los pacientes con COVID-19 prolongado a menudo se vacunan [ 89 ], lo que dificulta la cuestión de la definición. 

Análisis específico para detectar la proteína spike o espiga de las inyecciones Covid

Hay varios tipos de análisis: El más contundente es la cromatografía HPLC (High-Performance Liquid Chromatography) con espectrometría de masas. Es una técnica publicada por los italianos (Brogna et al, 2023) que permite detectar la spike vacunal en sangre y otros líquidos del organismo. La proteína spike o espiga de las inyecciones covid exclusivamente, porque se basa en la detección de un fragmento de 12 aminoácidos de esta proteína que contiene las dos prolinas artificiales que le añadieron para estabilizarla en conformación de prefusión, algo que no existe en la spike vírica, por lo que no se puede confundir con la infección viral y en caso de covid persistente, permite diferenciar si es debido a la inyección. Ver mas aqui.

A raíz de esta crisis ha surgido la necesidad de prevenir y tratar dos afecciones relacionadas, la lesión por la inyección contra la COVID-19 y la COVID-19 prolongada, las cuales pueden rastrear al menos parte de su etiología hasta la proteína espiga (spike), que puede causar daño a través de varios mecanismos.  Ver más sobre esto aqui.

Tratamiento de manifestaciones neuropsiquiátricas

En el estudio de German et al German et al se observaron cuatro casos en un consultorio de psiquiatría, todos con manifestaciones neuropsiquiátricas bien documentadas del síndrome de COVID prolongado, incluidos:

  • delirio,
  • convulsiones,
  • síntomas disociativos y
  • encefalopáticos ( pérdida de memoria o sutiles cambios de personalidad, a graves, tales como demencia, convulsiones, estado de coma o la muerte)

Cada caso fue tratado con aciclovir oral, presumiblemente para la replicación persistente del SARS-CoV-2 o la reactivación sistémica de un virus endógeno. El aciclovir es activo contra el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1), HSV-2, el virus varicela zóster (VZV), el herpesvirus simiae (virus B) y, en menor grado, el virus de Epstein-Barr (EBV). La justificación la dan los autores:

El aciclovir actúa inhibiendo competitivamente la ADN polimerasa mediante la fosforilación del compuesto farmacológico [14, ,15]. Ahora también se propone que el aciclovir actúe impidiendo la unión de la IL-12 al receptor de IL-12. Esto es prometedor para el tratamiento de COVID-19 al tratar los altos niveles de citocinas séricas, inhibiendo la respuesta inflamatoria de la tormenta de citocinas. [16].  El uso de aciclovir está indicado por la FDA para el tratamiento de infecciones por herpes zóster, herpes genital, varicela y encefalitis por el virus del herpes simple. [1718]. El aciclovir se ha utilizado para tratar la COVID-19, con eficacia, seguridad y bajo costo comprobados en estudios a pequeña escala. [15]

En cada caso, después de varios meses de tratamiento, hubo evidencia clínica y serológica de eliminación viral. Se necesitan grandes ensayos prospectivos, doble ciego y controlados con placebo para hacer afirmaciones terapéuticas y recomendaciones de tratamiento sólidas. Sin embargo, la próxima vez que vea a un paciente que entre en esta categoría sindrómica, se puede considerar este medicamento genérico seguro y ampliamente disponible para un ensayo empírico de aciclovir 400 mg tres veces al día.

Otros síntomas

Existen varias hipótesis sobre los mecanismos de la larga duración de la COVID-19, incluida la:

  • desregulación inmunitaria,
  • la autoinmunidad,
  • la disfunción endotelial,
  • la activación de la coagulación y
  • la persistencia viral latente [ 67 , 68 ] 

Las complicaciones cardiovasculares, en particular la formación de microtrombos, se presentan tanto en las etiologías de la COVID-19 prolongada [ 69 , 70 ] como en la lesión por la inyección COVID-19 [ 71 ].La proteína de punta o spike del SARS-CoV-2 (producida por infección o inyección ) puede unirse al receptor ACE2 en las plaquetas, lo que lleva a su activación [ 72 ], y puede causar coágulos de sangre resistentes al fibrinógeno [ 73 ]. 

Los fragmentos de proteína Spike también pueden ser amiloidogénicos por sí solos [ 74 ]. Varios informes demuestran niveles elevados de troponina en los síntomas cardíacos después de la inyección COVID-19 75 ].

Ontológicamente, tanto la infección como la vacunación expresan la proteína espiga, aunque existen algunas diferencias sutiles entre la proteína espiga generada por la inyección y la generada por la infección. 

Es importante señalar que la proteína espiga codificada por las vacunas es estática y no evoluciona, mientras que la proteína espiga producida por la infección evoluciona a medida que evoluciona el virus [ 76 , 77 ]. 

Hay una excepción a esto, y es cuando se actualiza la inyección, como ocurre con los refuerzos bivalentes de Pfizer y Moderna, que expresan la proteína espiga tanto del sublinaje B.1.1.529 (omicron) BA.5 como del cepa ancestral WA1/2020 [ 78]. 

La otra distinción importante entre la proteina pico de la vacuna y la proteina pico de la infección es el estado de prefusión estabilizado en la proteina pico de la inyección, lo que da como resultado una mayor afinidad de unión a ACE2 en comparación con las proteínas del pico generadas a través de la infección por SARS-CoV-2 [79 ] . Ver más sobre esto aqui.

Dra. Stephanie Seneff, las inyecciones K0 B1T pueden provocar enfermedades neurodegenerativas
Este estudio podría ayudar a explicar la inusual alta cantidad de eventos neurológicos que están ocurriendo en personas inyectadas contra K0 B1T. Por Karina Acevedo Whitehouse Ph.D, sobre un estudio de Stephanie Seneff Ph.D, Dr. Peter A Mccullough https://cienciaysaludnatural.com/la-inyeccion-k0-b1t-puede-provocar-enfermedades-neurodegenerativas/https://www.bitchute.com/video/ovx0ShevHZej/

Un estudio de cohorte a nivel nacional de veteranos de EE. UU. informó reacciones adversas en el 8,5 % de los que recibieron la inyección de Pfizer y en el 7,9 % de los que recibieron la inyección de Moderna [ 92 ]. Varios factores están asociados con un mayor riesgo de eventos adversos; éstas incluyen:

  • Genética: los familiares de primer grado de las personas que han sufrido una lesión por inyección parecen tener un riesgo muy alto de sufrir una lesión por vacuna. Las personas con una mutación del gen de la metilentetrahidrofolato reductasa (MTHFR) 93 ] y aquellas con síndromes de tipo Ehlers-Dan los pueden tener un mayor riesgo de lesión. El aumento de los niveles de homocisteína se ha relacionado con peores resultados en pacientes con COVID-19 [ 94 , 95 ]. El aumento de los niveles de homocisteína puede potenciar la lesión microvascular y las complicaciones trombóticas asociadas con la lesión de la vacuna relacionada con la proteína espiga [ 96 , 97 ].
  • Carga de ARNm y cantidad de proteína pico producida: esto puede estar relacionado con lotes de inyección específicos que contienen una concentración más alta de ARNm debido a las variaciones en la calidad de fabricación, así como a la heterogeneidad dentro del vial [ 98 ] .
  • Tipo y lote de inyección: se observaron variaciones en los niveles de reacciones adversas, según el fabricante de la inyecciones [ 91 ].
  • Número de inyecciones administradas: el riesgo de aumento de anticuerpos (ADE) aumenta con cada exposición al virus o una inyección. También se observó una correlación inversa negativa de las dosis administradas, así como de la eficacia [ 99 ].
  • Sexo: la mayoría de las personas lesionadas por inyecciones son mujeres [ 100 ], e históricamente las inyecciones tienen efectos específicos del sexo [ 101 ].
  • Estado nutricional subyacente y comorbilidades: ciertas condiciones preexistentes probablemente hayan preparado al sistema inmunitario para que sea más reactivo después de la vacunación [ 102 ]. Esto incluye a aquellos con trastornos autoinmunitarios preexistentes [ 103 ].

Sugerimos enfocarse en varios procesos diferentes para reducir los síntomas asociados tanto con la lesión por vacuna como con el COVID-19 prolongado. Éstas incluyen:

Terapéuticas potenciales

En la Tabla 1 , de este estudio se agruparon las terapias por mecanismo y etapa (según definiciones anteriores) e incluimos información sobre sus orígenes. Nuestra categorización de fuentes se basa en la clasificación de productos naturales (NP) o fármacos (PD). Para los productos naturales, incluimos los organismos de origen más comunes en función de su nombre científico para mantener la coherencia. Los compuestos farmacéuticos con aplicabilidad plausible para el tratamiento de la COVID-19 prolongada y el síndrome posvacunal se enumeran en la Tabla 1.

En la Tabla 2 se enumeran los compuestos y suplementos naturales con aplicabilidad plausible para el tratamiento del síndrome prolongado de COVID-19 y posvacunal. Ver más sobre Covid Prolongado aqui

Otros riesgos de la inyección Covid son las enfermedades priónicas

Las enfermedades priónicas son enfermedades neurodegenerativas en las que una proteína malformada, la proteína priónica, se acumula en las neuronas y provoca su muerte. El rasgo característico de las patologías de las proteínas priónicas es que provocan cambios en la conformación de las proteínas priónicas circundantes. Luego se propagan paso a paso de una neurona a otra.

Síntomas y diagnóstico de enfermedades priónicas

Las enfermedades priónicas como la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob se caracterizan por demencia asociada con diversos trastornos neurológicos como problemas de visión, movimiento o equilibrio. Existen diferentes formas de enfermedad de Creutzfeldt-Jakob ( ECJ ): esporádica , en la que se desconoce el origen, hereditaria , debida a una mutación en el gen de la proteína priónica, y adquirida , como la forma variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ) Jakob lo relacionó con la ingestión de derivados bovinos contaminados con una proteína priónica anormal, y por la inyeccion contra Covid.

El diagnóstico de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob sólo puede establecerse formalmente después de la muerte del paciente mediante el examen de las lesiones cerebrales características . Por lo tanto, sólo se puede realizar en función de los signos clínicos del paciente. En el caso de formas genéticas, la búsqueda de mutaciones se puede realizar mediante muestras de sangre.

Tratamientos para la enfermedad priónica

No existen tratamientos para las enfermedades priónicas . Se pueden ofrecer tratamientos sintomáticos. La atención médica, psicológica y social es esencial.

La razón de tan pocos casos de Creutzfeldt-Jacob reconocidos oficialmente después de las inyecciones de ARNm-Covid es por que no se realizan autopsias. El diagnóstico de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob se establece formalmente sólo después de la muerte del paciente mediante el examen de las lesiones cerebrales.

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos