lunes , 8 agosto 2022

Corrigen estudio que infló las muertes infantiles por K0 B1T usadas por el CDC

Un estudio que infló el número de muertes por COVID-19 entre niños ha sido corregido después de ser promovido por altos funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ( CDC ) de EE. UU.

El artículo afirmaba falsamente que al menos 1433 muertes atribuidas principalmente a la COVID-19 habían ocurrido entre los menores de 19 años en los Estados Unidos, pero el número real es 1088, reconocieron los autores en la versión actualizada ( ver el pdf ).

Los autores, dirigidos por el científico británico Seth Flaxman, utilizaron incorrectamente datos del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC para la versión inicial. Dijeron que solo incluyeron muertes en las que COVID-19 se consideró la causa subyacente o principal. Pero en realidad también contaron las muertes en las que COVID-19 figuraba como una causa contribuyente.

La versión inicial «utilizó incorrectamente estos datos», dijeron los autores en el artículo actualizado.

Flaxman no respondió a una solicitud de comentarios. Los correos electrónicos revisados mostraron que no entendía cómo usar la base de datos de los CDC que enumera las muertes por COVID-19 antes de que se le dijera cómo usarla después de la publicación del estudio.

Los otros autores, todos menos uno de los cuales se encuentran fuera de los Estados Unidos, no han comentado públicamente sobre la corrección.

En esta imagen de video, la Dra. Katherine Fleming-Dutra de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se presenta ante el Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados de la Administración de Alimentos y Medicamentos durante una reunión virtual el 14 de junio de 2022. (FDA)

Estudio promovido por tres funcionarios de los CDC

El documento, que aún no ha sido revisado por pares, fue citado por tres funcionarios de los CDC, incluida la directora de la agencia , la Dra. Rochelle Walensky, mientras promovía la vacunación contra el COVID-19 para niños menores de 5 años en reuniones y una conferencia de prensa en junio.

“Durante marzo de 2020 hasta abril de 2022, COVID-19 estuvo entre las cinco principales causas de muerte en cada grupo de edad de niños menores de 19 años y la causa infecciosa número uno de muerte en niños”, dijo Walensky durante una sesión informativa, poniendo las mismas cifras que se describen en el estudio.

Pero los observadores externos identificaron múltiples problemas con la investigación. El problema más importante fue incluir las muertes en las que COVID-19 no figuraba como la causa principal. Otro enumeraba las muertes acumuladas de COVID-19 frente a las muertes anualizadas de 2019 por otras causas, como «accidentes».

Los funcionarios de los CDC, la Dra. Katherine Fleming-Dutra y la Dra. Sara Oliver, citaron el documento en conversaciones con el panel asesor de vacunas de la agencia y los expertos que asesoran a la Administración de Alimentos y Medicamentos sobre vacunas. El Dr. Matthew Daley, quien preside el grupo de trabajo de vacunas COVID-19 del panel de los CDC, también lo mencionó.

Las diapositivas de PowerPoint que los funcionarios mostraron durante las reuniones mientras citaban el documento fueron ampliamente difundidas en las redes sociales por funcionarios externos como el Dr. Nirav Shah, director de los CDC de Maine, al afirmar que las vacunas contra el COVID-19 son necesarias para los niños.

El CDC, Walensky, Fleming-Dutra, Oliver y Daley no han respondido a las consultas y no han alertado al público sobre el artículo corregido.

Esta estrategia de anunciar datos falsos y luego de lograr la autorización, corregirlos, es parte de un patrón de los CDC durante la pandemia.

Cambio en los resultados

El documento inicial cubría las muertes registradas entre marzo de 2020 y abril de 2022.

Los datos destacados por los funcionarios de los CDC ya estaban equivocados porque utilizaron el número acumulado de muertes relacionadas con COVID-19 en comparación con las cifras anualizadas de otras causas de muerte, como enfermedades cardíacas y otras.

Esa dato falso colocó a COVID-19 como una de las cinco principales causas de muerte para todos los niños. Anualizando las muertes por COVID-19 y comparándolas con otras cifras anualizadas, COVID-19 obtuvo una clasificación más baja.

Por ejemplo, en lugar de ser la cuarta causa principal de muerte de niños menores de un año, fue la novena causa principal de muerte para ese grupo de edad.

En la versión actualizada, los investigadores omitieron los números acumulativos. Tomaron los datos de muerte de los 12 meses a partir del 1 de abril de 2022 y compararon los números con otras causas de muerte del año 2019.

Los accidentes, el suicidio y las neoplasias malignas estaban entre los problemas que causan más muertes que el COVID-19, encontraron los investigadores. El COVID-19 figuraba como la octava causa principal de muerte entre los jóvenes de 0 a 19 años durante el tiempo estudiado. Según los datos del certificado de defunción, solo 764 muertes estaban relacionadas con la enfermedad.

Los autores sostuvieron que la amenaza que representa el COVID-19 para los niños significa que los niños deben recibir vacunas y tratamientos farmacéuticos contra el COVID-19 y que se deben usar «mitigaciones como la ventilación». En la versión anterior, dijeron que sus hallazgos “subrayan la importancia de continuar las campañas de vacunación para niños ≥5 años en los EE. UU. y de vacunas efectivas contra el covid-19 para niños menores de 5 años”.