martes , 2 marzo 2021

El Vaticano desconcierta por su desconocimiento sobre las vacunas contra COVID

Con gran tristeza publicamos este artículo publicado por la Agencia de Noticias Católica:

Ciudad del Vaticano, 21 de diciembre de 2020/10: 50 am MT ( CNA ) .- La Congregación del Vaticano para la Doctrina de la Fe declaró el lunes que es “moralmente aceptable” recibir vacunas COVID-19 producidas utilizando líneas celulares de fetos abortados cuando no haya alternativa disponible.

En una nota emitida el 21 de diciembre, la Congregación del Vaticano para la Doctrina de la Fe, CDF dijo que en países donde las vacunas sin problemas éticos no esten disponibles para médicos y pacientes, o donde su distribución es más difícil debido a condiciones especiales de almacenamiento o transporte, es “moralmente aceptable recibir Vacunas Covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción “.

Esto no implica de ninguna manera una legitimación del grave mal de la práctica del aborto o que exista un respaldo moral al uso de líneas celulares provenientes de fetos abortados, dijo la congregación del Vaticano.

A medida que las vacunas COVID-19 comienzan a distribuirse en algunos países, han surgido preguntas con respecto a la conexión de estas vacunas con líneas celulares fetales abortadas.

Las vacunas de ARNm desarrolladas por Moderna y Pfizer usaron células fetales abortadas en pruebas durante los primeros estados del diseño de la vacuna.

Otros tres candidatos a vacunas líderes desarrollados por AstraZeneca con la Universidad de Oxford, Johnson & Johnson y Novavax, se producen utilizando líneas celulares fetales abortadas.

La CDF dijo que había recibido múltiples solicitudes de orientación con respecto a las vacunas Covid-19, “que en el curso de la investigación y producción, emplearon líneas celulares extraídas de tejido obtenido de dos abortos que ocurrieron en el último siglo”.

La declaración de la CDF, aprobada por el Papa Francisco el 17 de diciembre, continuó diciendo que la propagación del coronavirus que causa el Covid-19 representa un grave peligro y, por lo tanto, el deber moral de evitar la cooperación material pasiva remota no es obligatorio.

El informe fue firmado por su titular, el cardenal Luis Ladaria, y el secretario, el arzobispo Giacomo Morandi.

“De hecho, el uso lícito de tales vacunas no implica ni debe implicar de ninguna manera que exista un respaldo moral al uso de líneas celulares provenientes de fetos abortados”, decía la nota.

La CDF también afirmó que la vacunación “debe ser voluntaria”, al tiempo que señaló que quienes se niegan a recibir vacunas producidas con líneas celulares de fetos abortados por razones de conciencia “deben hacer todo lo posible para evitar… convertirse en vehículos de transmisión del agente infeccioso. ”

“En particular, deben evitar cualquier riesgo para la salud de quienes no pueden ser vacunados por razones médicas o de otro tipo y son los más vulnerables.

———*———

Nota del editor: La vacuna contra COVID, no detiene la capacidad de contagio, al contrario, el vacunado por estar vacunado puede ser asintomático y estar contagiando como los explica el Dr. Peter Doshi, editor asociado en The British Medical Journal, BMJ, la vacuna no tiene la capacidad para salvar vidas, ni a la capacidad para prevenir infecciones: https://cienciaysaludnatural.com/los-vacunados-contra-covid-19-podrian-llegar-a-ser-asintomaticos-que-contagian/

Ver más:

Referencias:

El Papa llama a las vacunas contra el coronavirus una obligación ética https://www.nytimes.com/2021/01/09/world/europe/pope-coronavirus-vaccinations.html?s