sábado , 20 abril 2024

Inyecciones de ARNm COVID-19 causan trastornos sanguíneos y anemia aplásica

Print Friendly, PDF & Email

Hematologic abnormalities after COVID-19 vaccination: A large Korean population-based cohort study doi: https://doi.org/10.1101/2023.11.15.23298565 – https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2023.11.15.23298565v1.full

Un estudio preimpreso de Corea del Sur demuestra que las inyecciones de ARNm contra el COVID-19 pueden causar una variedad de trastornos sanguíneos, incluida la anemia aplásica.

La pandemia de COVID-19 provocó un rápido desarrollo y despliegue de inyecciones génicas a nivel mundial. Entre ellas, las inyecciones de ARNm como la BNT162b2 de Pfizer/BioNTech y la mRNA-1273 de Moderna. La falta de transparencia en los ensayos clinicos y de estudios de seguridad están revelando efectos adversos, incluidas anomalías hematológicas.

Un estudio preimpreso realizado en Corea del Sur, arroja luz sobre este tema y se centra en los eventos hematológicos posteriores a la vacunación contra el COVID-19. El estudio, en el que participaron varias instituciones médicas destacadas, como:

  • el Hospital Universitario Kyung Hee,
  • el Hospital Universitario de Mujeres Ewha de Seúl,
  • el Hospital Mokdong y
  • la Facultad de Medicina de la Universidad Ajou,

tuvo como objetivo investigar el desarrollo de anomalías hematológicas después de la vacunación contra la COVID-19.

Comprensión de la metodología de estudio

El estudio utilizó análisis de cohortes retrospectivos basados ​​en datos de la base de datos del Servicio Nacional de Seguro Médico de Corea (KNHIS) que abarca desde julio de 2022 hasta agosto de 2023. La cohorte incluyó personas de 20 años o más, que comprendían grupos vacunados y no vacunados, con un total de 4.203.887 participantes.

Las anomalías hematológicas bajo escrutinio incluyeron anemia nutricional, anemia hemolítica, anemia aplásica, defectos de coagulación y neutropenia, identificadas mediante los códigos de la Décima Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10). Se compararon las tasas de incidencia de estas anomalías entre las cohortes vacunadas y no vacunadas.

Historial demográfico y de vacunación

Los datos demográficos de los participantes en el estudio revelaron una tasa de vacunación del 85,5%, con una proporción ligeramente mayor de mujeres vacunadas que de hombres. En cuanto a la edad, las personas de 50, 60 y 70 años mostraron tasas de vacunación más altas, mientras que las de 20 y 30 años mostraron tasas más bajas.

En cuanto al historial de vacunación, aproximadamente el 58% recibió vacunas de ARNm, mientras que el 42% recibió inyecciones de vectores virales. En particular, se observó vacunación cruzada en un pequeño porcentaje de personas. El intervalo entre vacunaciones promedió alrededor de 50, 79 días.

Tasas de incidencia de anomalías hematológicas

Anemia nutricional

El estudio observó tasas de incidencia significativamente mayores de anemia nutricional en el grupo vacunado en comparación con el grupo no vacunado en varios intervalos después de la vacunación. Los análisis de regresión logística revelaron un mayor riesgo de anemia nutricional asociada con la vacunación contra la COVID-19, en particular con las inyecciones de ARNm.

Anemia aplásica

Las tasas de incidencia de anemia aplásica fueron notablemente más altas en el grupo vacunado, y las inyecciones de ARNm mostraron un riesgo significativamente mayor en comparación con las vacunas de vectores virales. Factores como la edad, el sexo y la carga de comorbilidad contribuyeron aún más al riesgo de anemia aplásica.

Defectos de coagulación

Los defectos de coagulación fueron más prevalentes después de la vacunación, y tanto las inyecciones de ARNm como las de vectores virales contribuyeron a un mayor riesgo. En particular, la edad avanzada y ciertas comorbilidades se asociaron con un mayor riesgo de defectos de coagulación.

Neutropenia

Aunque las tasas de incidencia de neutropenia fueron bajas, ciertos factores demográficos y de salud, como el sexo y el estado de comorbilidad, influyeron en el riesgo de neutropenia posvacunación.

Detalles de los hallazgos del estudio

Las tasas de incidencia de anomalías hematológicas en el grupo vacunado 3 meses después de la vacunación fueron significativamente mayores que en el grupo no vacunado: 14,79 frente a 9,59 (P <0,001) para la anemia nutricional, 7,83 frente a 5,00 (P <0,001) para la anemia aplásica y 4,85 frente a 1,85 (p < 0,001)) para defectos de coagulación.

La inyecciones de ARNm de COVID-19 se asoció con un mayor desarrollo de anemia nutricional (odds ratio [OR], 1.230 [IC 95%, 1.129-1.339], P <0,001) y anemia aplásica (OR, 1.242 [IC 95%, 1.110- 1,390] ​​p<0,001) que la vacuna de vector viral.

El riesgo de defectos de coagulación aumentó (OR, 1,986 [IC del 95 %, 1,523-2,589], P < 0,001) después de la vacunación, y no hubo diferencia de riesgo entre la inyecciónde ARNm y la vacuna de vector viral (OR, 1,075 [IC del 95 %] , 0,936-1,233], P=306).| Los hallazgos mostraron que la vacunación contra la COVID-19 aumentaba el riesgo de anomalías hematológicas.

Discusión: Desentrañar las complejidades de las anomalías hematológicas relacionadas con las inyecciones

Los hallazgos del estudio subrayan el impacto matizado de las inyecciones COVID-19 en la salud hematológica. Si bien las inyeccionesde ARNm se asociaron con mayores riesgos de anemia nutricional y anemia aplásica, las vacunas de vectores virales también contribuyeron a defectos de coagulación.

Estos resultados sugieren una interacción compleja entre los tipos de inyecciones, la demografía individual y las condiciones de salud subyacentes. Para aquellos que quizás no lo sepan, la anemia aplásica ocurre cuando la médula ósea no produce suficientes glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

Tener menos glóbulos rojos hace que la hemoglobina baje. La hemoglobina es la parte de la sangre que transporta oxígeno a través del cuerpo. Tener menos glóbulos blancos aumenta la probabilidad de contraer una infección.

La anemia aplásica es una afección potencialmente mortal con tasas de mortalidad muy altas (alrededor del 70% en 1 año) si no se trata. La tasa de supervivencia general a cinco años es aproximadamente del 80% para pacientes menores de 20 años.

Aunque la anemia aplásica no es un tipo de cáncer, a veces se asocia con leucemia. La anemia aplásica, si no se trata, puede aumentar el riesgo de desarrollar cánceres de la sangre como leucemia mieloide aguda y afecciones graves como latidos cardíacos irregulares e insuficiencia cardíaca.

Perspectivas mecanicistas y direcciones futuras

El estudio sugiere posibles mecanismos subyacentes a las anomalías hematológicas relacionadas con la inyección, incluidas las respuestas autoinmunes y el mimetismo molecular. Es vital realizar más investigaciones, incluidos estudios prospectivos e investigaciones de laboratorio, para dilucidar estos mecanismos de manera integral.

Implicaciones clínicas y estratificación del riesgo.

Los conocimientos del estudio tienen importantes implicaciones clínicas y enfatizan la necesidad de una evaluación de riesgos personalizada y un seguimiento estrecho después de la vacunación, especialmente entre los adultos mayores, las mujeres y las personas con comorbilidades. La estratificación del riesgo basada en el tipo de vacuna y las características individuales puede ayudar a los proveedores de atención médica a mitigar los resultados adversos.

Conclusión:

El estudio preimpreso de Corea del Sur ofrece información valiosa sobre las consecuencias hematológicas de la vacunación contra la COVID-19. Los hallazgos resaltan la importancia de la vigilancia continua, la evaluación de riesgos y las investigaciones mecanicistas para garantizar la seguridad y eficacia de los programas de vacunación a nivel mundial. Mientras el mundo continúa su batalla contra la corrupción de los laboratorios fabricantes y los entes reguladores con la complicidad de los medios masivos comprender y abordar las anomalías hematológicas relacionadas con las vacunas siguen siendo pilares cruciales de la estrategia de salud pública.

Hace aproximadamente dos semanas, un estudio preimpreso japonés generó advertencias sobre el uso de sangre de personas vacunadas con ARNm de COVID-19 para su uso en transfusiones de sangre. El estudio encontró que la sangre de quienes habían recibido estas vacunas de ARNm tenía muchos problemas y también estaba «biológicamente contaminada» y advirtió sobre problemas de seguridad al usar dicha sangre para transfusiones, ya que puede poner en peligro la salud y la vida de los receptores.

https://www.thailandmedical.news/news/breaking-japanese-researchers-warn-about-risks-associated-with-blood-transfusions-from-covid-19-mrna-vaccinated-individuals

South Korean Preprint Study Five Months Ago Warns That COVID-19 mRNA Vaccines Can Cause A Variety Of Blood Disorders Including Aplastic Anemia! Nikhil Prasad Fact checked by:Thailand Medical News Team Mar 28, 2024 17 minutes ago COVID-19 News: The COVID-19 pandemic brought about a rapid development and deployment of vaccines globally. Among these, mRNA vaccines such as Pfizer/BioNTech’s BNT162b2 and Moderna’s mRNA-1273 emerged as pivotal tools in combating the SARS-CoV-2 virus. While vaccines have been claimed to be highly effective in preventing severe COVID-19 outcomes, concerns have been raised regarding potential adverse effects, including hematologic abnormalities.

A preprint study that is covered in this COVID-19 News report, conducted in South Korea sheds light on this issue, focusing on hematologic events post-COVID-19 vaccination. The study, involving several prominent medical institutions such as Kyung Hee University Hospital, Ewha Womans University Seoul Hospital, Mokdong Hospital, and Ajou University School of Medicine, aimed to investigate the development of hematologic abnormalities following COVID-19 vaccination.

Understanding the Study Methodology

The study utilized retrospective cohort analyses based on data from the Korean National Health Insurance Service (KNHIS) database spanning from July 2022 to August 2023. The cohort included individuals aged 20 years and above, comprising both vaccinated and non-vaccinated groups, totaling 4,203,887 participants. Hematologic abnormalities under scrutiny included nutritional anemia, hemolytic anemia, aplastic anemia, coagulation defects, and neutropenia, identified through International Classification of Diseases, Tenth Revision (ICD-10) codes. The incidence rates of these abnormalities were compared between the vaccinated and non- vaccinated cohorts.

Demographics and Vaccination History

The demographics of the study participants revealed a vaccination rate of 85.5%, with a slightly higher proportion of women vaccinated compared to men. Age-wise, individuals in their 50s, 60s, and 70s exhibited higher vaccination rates, while those in their 20s and 30s showed lower rates. Regarding vaccination history, approximately 58% received mRNA vaccines, while 42% received viral vector vaccines. Notably, cross-vaccination was observed in a small percentage of individuals. The interval between vaccinations averaged around 50.79 days.

Incidence Rates of Hematologic Abnormalities –

Nutritional Anemia The study noted significantly higher incidence rates of nutritional anemia in the vaccinated group compared to the non-vaccinated group at various intervals post-vaccination. Logistic regression analyses revealed an increased risk of nutritional anemia associated with COVID-19 vaccination, particularly with mRNA vaccines. –

Hemolytic Anemia

Contrary to expectations, the incidence of hemolytic anemia was lower in the vaccinated cohort, regardless of vaccine type. Age and a history of COVID-19 infection w ere identified as risk factors for hemolytic anemia.

Incidence Rates of Hematologic Abnormalities -Nutritional Anemia The study noted significantly higher incidence rates of nutritional anemia in the vaccinated group compared to the non-vaccinated group at various intervals post-vaccination. Logistic regression analyses revealed an increased risk of nutritional anemia associated with COVID-19 vaccination, particularly with mRNA vaccines. -Hemolytic Anemia Contrary to expectations, the incidence of hemolytic anemia was lower in the vaccinated cohort, regardless of vaccine type. Age and a history of COVID-19 infection w ere identified as risk factors for hemolytic anemia. –

Aplastic Anemia

Incidence rates of aplastic anemia were notably higher in the vaccinated group, with mRNA vaccines showing a significantly increased risk compared to viral vector vaccines. Factors such as age, gender, and comorbidity burden further contributed to the risk of aplastic anemia. –

Coagulation Defects

Coagulation defects were more prevalent post-vaccination, with both mRNA and viral vector vaccines contributing to increased risk. Notably, older age and certain comorbidities were associated with a higher risk of coagulation defects.

-Neutropenia

Although neutropenia incidence rates were low, certain demographic and health factors such as gender and comorbidity status influenced the risk of neutropenia post-vaccination.

Details of Study Findings

ncidence rates of hematologic abnormalities in the vaccination group 3 months after vaccination were significantly higher than those in the nonvaccinated group: 14.79 vs. 9.59 (P<,001) for nutritional anemia, 7.83 vs. 5.00(P<.001) for aplastic anemia, and 4.85 vs. 1.85(P<.001) ) for coagulation defects. COVID-19 mRNA vaccine was associated with higher development of nutritional anemia (odds ratio [OR], 1.230 [95% CI, 1.129-1.339], P<,001) and aplastic anemia (OR, 1.242 [95% CI, 1.110-1.390] P<.001) than the viral vector vaccine. The risk of coagulation defects was increased (OR, 1.986 [95% CI, 1.523-2.589], P<.001) after vaccination, and there was no risk difference between mRNA vaccine and viral vector vaccine (OR, 1.075 [95% CI, 0.936-1.233], P=306).| The findings showed that COVID-19 vaccination increased the risk of hematologic abnormalities.

Discussion: Unraveling the Complexities of Vaccine-Related Hematologic Abnormalities

The study’s findings underscore the nuanced impact of COVID-19 vaccines on hematologic health. While mRNA vaccines were associated with higher risks of nutritional anemia and aplastic anemia, viral vector vaccines also contributed to coagulation defects. These results suggest a complex interplay between vaccine types, individual demographics, and underlying health conditions. For those that might not know, aplastic anemia occurs when your bone marrow doesn’t make enough red and white blood cells, and platelets. Having fewer red blood cells causes hemoglobin to drop. Hemoglobin is the part of blood that carries oxygen through your body. Having fewer white blood cells makes you more likely to get an infection. Aplastic anemia is a life-threatening condition with very high death rates (about 70% within 1 year) if untreated. The overall five-year survival rate is about 80% for patients under age 20.

Aunque la anemia aplásica no es un tipo de cáncer, a veces se asocia con leucemia. La anemia aplásica, si no se trata, puede aumentar el riesgo de desarrollar cánceres de la sangre como leucemia mieloide aguda y afecciones graves como latidos cardíacos irregulares e insuficiencia cardíaca.

Mechanistic Insights and Future Directions

The study hints at potential mechanisms underlying vaccine-related hematologic abnormalities, including autoimmune responses and molecular mimicry. Further research, including prospective studies and laboratory investigations, is warranted to elucidate these mechanisms comprehensively.

Clinical Implications and Risk Stratification

The study’s insights have significant clinical implications, emphasizing the need for tailored risk assessment and close monitoring post-vaccination, especially among older adults, females, and individuals with comorbidities. Risk stratification based on vaccine type and individual characteristics can aid healthcare providers in mitigating adverse outcomes.

Conclusion:

Navegando por el panorama hematológico de las vacunas contra la COVID-19 En conclusión, el estudio preimpreso de Corea del Sur ofrece información valiosa sobre las consecuencias hematológicas de la vacunación contra la COVID-19. Los hallazgos resaltan la importancia de la vigilancia continua, la evaluación de riesgos y las investigaciones mecanicistas para garantizar la seguridad y eficacia de los programas de vacunación a nivel mundial. Mientras el mundo continúa su batalla contra la pandemia, comprender y abordar las anomalías hematológicas relacionadas con las vacunas e inyecciones siguen siendo pilares cruciales para investigar antes de seguir sumando este tipo de terapia.

Riesgos de los depósitos de sangre

Hace aproximadamente dos semanas, un estudio preimpreso japonés generó advertencias sobre el uso de sangre de personas vacunadas con ARNm de COVID-19 para su uso en transfusiones de sangre. El estudio encontró que la sangre de quienes habían recibido estas inyecciones de ARNm tenía muchos problemas y también estaba «biológicamente contaminada» y advirtió sobre problemas de seguridad al usar dicha sangre para transfusiones, ya que puede poner en peligro la salud y la vida de los receptores. ver más click aqui

Sobre la sangre de los vacunados y donacion de Sangre

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos