sábado , 2 marzo 2024

Sistema de reportes de eventos adversos de las vacunas en Argentina, no funciona

Print Friendly, PDF & Email

Luego de haber anunciado al público que las vacunas eran perfectamente seguras, la Dra. Soumya Swaminathan, científica jefa de la Organización Mundial de la Salud OMS, admitió (en privado ante los expertos) que no hay estadísticas para saber la cantidad y cuales son los efectos adversos que las vacunas causan. Sucedió durante la Cumbre Mundial de Seguridad de Vacunas de la OMS en diciembre pasado en Ginebra, Suiza.

Nunca nos van a dar los datos sobre las cantidades reales de efectos adversos de vacunas, la única solución es un sistema independiente. El sistema de reportes de efectos adversos que hemos implementado en https://reportar.cienciaysaludnatural.com/ esta tomado del modelo de VAERS, pero necesita mas sistemas de seguridad. Por ahora hemos podido contrarrestar ataques pero no podemos minimizar la necesidad de seguridad. Necesitamos apoyo. Durante ya mas de 5 años hemos estado realizando todo tipo de acciones legales para solo lograr persecución y amenazas a nuestros abogados. Lamentablemente la única opción para que algún Juez considere la evidencia que presentamos, va a ser cuando podamos demostrar la cantidad de gente afectada que todo el plan de vacunación e inyecciones transgénicas causa.

Como se supone nos deben proteger de los efectos adversos de vacunas

Los reportes de eventos adversos por vacunas e inmunización (ESAVI) deben realizarse en el Sistema Nacional de Farmacovigilancia de la ANMAT pero el sistema online no funciona hace ya mas de un año. [1]

En la siguiente pagina encontramos un formulario PDF para llenar y enviar por mail. Presentar este reporte y mandarlo por mail como sugieren, en este momento de la historia, es decir, con la llegada de vacunas experimentales (Rusa Sputnik V que aún no ha completado la fase 3) y tantas nuevas vacunas en el calendario, además de la época en que vivimos en donde todo esta digitalizado, es una demostración más, de que «Salvar vidas», aún no es la prioridad.

Compruébelo usted mismo

Si buscamos en https://duckduckgo.com/ usando como búsqueda lo siguiente: ANMAT evento adverso vacunas Argentina, nos lleva al siguiente URL: http://sistemas.anmat.gov.ar/aplicaciones_net/applications/fvg_eventos_adversos_nuevo/index.html, en esta pagina sale una ventana diciendo que el navegador no permite que el formulario online funcione y esto pasa con todos los navegadores, es decir el sistema no funciona.

http://sistemas.anmat.gov.ar/aplicaciones_net/applications/fvg_eventos_adversos_nuevo/index.html

Urgente necesidad de petición legal

Es necesario hacer una solicitud con respecto a la vigilancia de seguridad de cualquier vacuna COVID-19 que sea, autorizada con licencia para su uso en nuestro país.
La autoridad correspondiente debe exigir a los proveedores de atención médica y a los fabricantes de vacunas que informen reacciones, eventos y contraindicaciones posteriores a la recepción de una inyección o vacuna contra el COVID y cualquier otra.

El Sistema de notificación de eventos («ESAVI»): es un sistema que no funciona y no es lo suficientemente conocido por profesionales de la salud.
Por lo tanto, hay que solicitar que se haga obligatorio inmediatamente que todos los eventos posteriores a la vacunación COVID-19, sean informados por fabricantes de vacunas y todos los proveedores de atención médica a ESAVI y también a nuestro sistema independiente del Estado por las razones dadas al principio.
Actualmente, solo se informa un número muy limitado de eventos adversos de conformidad a saber, lesiones en el hombro o desmayos {2] dentro de los pocos días de recibir la vacuna. Estos datos tendrían que estar disponibles al público pero la transparencia no es la tendencia en esta «nueva anormalidad» comenzada hace décadas con la agenda 2030 de la ONU disfrazada de «desarrollo sostenible».

El uso de emergencia requiere que los proveedores de atención médica informen una lista limitada de eventos adversos graves, sin embargo, esta lista no es exhaustiva y no capturará todos los eventos adversos, incluidos, por ejemplo, Bell’s Palsy, ni hay ninguna indicación de que el requisito de informar tales eventos se aplicará con estas inyecciones de ARNm, con genes sintéticos mal llamadas vacunas. [3]

Tanto los CDC , la FDA como la OMS han reconocido la necesidad de una vigilancia y seguridad integral a medida que las naciones implementan la administración generalizada de vacunas COVID-19.
Tom Shimabukuro (Directos de Seguridad de las Vacunas del Servicio de Salud Pública de EE. UU., Jefe de Equipo de Respuesta COVID19 para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) presentó recientemente divulgación para médicos, sobre la importancia de la vigilancia de la seguridad:

“Los ensayos clínicos utilizados para autorizar el uso de vacunas – Es posible que no detecte todos los tipos de eventos adversos, especialmente los que son raros o tardan más en ocurrir, y no siempre se fijan en poblaciones especiales (p. ej., mujeres embarazadas y personas con ciertas condiciones médicas preexistentes) ”. [4] https://emergency.cdc.gov/coca/calls/2020/callinfo_121420.asp

La FDA también ha reconocido que “tras la autorización de la vacuna, el uso en grandes número de individuos puede revelar reacciones adversas adicionales, potencialmente menos frecuentes y / o más graves
eventos no detectados en la población durante el período de seguimiento en este momento «. [5] La FDA ha declarado, entonces, que» la seguridad activa y pasiva continuará durante el período posterior a la autorización para detectar nuevas señales de seguridad ”. [6]

Por tanto, la vigilancia de la seguridad debe llevarse a cabo de la forma más rigurosa posible. La necesidad de un seguimiento de seguridad a largo plazo de todos los eventos adversos (excepto los locales leves o
reacciones sistémicas) también es crítico. El protocolo del ensayo de la vacunas debe exigir el seguimiento de ciertos eventos adversos durante mínimo 2 años. El protocolo requiere un seguimiento de solo 6 meses después de la segunda dosis. Ninguno de estos es un período de tiempo apropiado para capturar posibles eventos adversos graves a largo plazo, incluido el cáncer o cualquier enfermedad neurológica, cardiovascular o autoinmune.

Además, Pfizer como Moderna están planeando actualmente obviar el grupo placebo de comparación. Para agravar este problema está el hecho bien conocido de que VAERS sufre de deficiencias significativas. Este sistema pasivo recopila un porcentaje drásticamente bajo de eventos adversos que ocurren.

En un estudio financiado por el gobierno federal se encontró que solo el 1% de los eventos adversos de la vacuna se informan a VAERS. [7]

Muchos profesionales de la salud no informan a VAERS o a ESAVI, porque no están obligados a hacerlo, no saben qué eventos adversos buscar
asociados a una vacuna, o porque no hay un seguimiento de rutina con el médico o el paciente después de que uno se vacune o informe un evento adverso. Hasta que se corrijan estos problemas muy graves, informar de cualquier y todos los eventos adversos (con la excepción de reacciones locales leves) deben ser requeridos en un intento de identificar cualquier señal o relación causal no registrada en los breves ensayos clínicos para inyecciones para COVID-19 y cualquier otra vacuna.

Vea nuestro sistema y haga saber su dirección web: https://reportar.cienciaysaludnatural.com/

Más Referencias:

1 http://sistemas.anmat.gov.ar/aplicaciones_net/applications/fvg_eventos_adversos_nuevo/index.html

2 https://vaers.hhs.gov/docs/VAERS_Table_of_Reportable_Events_Following_ Vaccination.pdf

3 https://www.fda.gov/media/144413/download

4 https://emergency.cdc.gov/coca/calls/2020/callinfo_121420.asp

5 https://www.fda.gov/media/144434/download at 50.

6 https://www.fda.gov/media/144434/download at 50.

7 https://digital.ahrq.gov/sites/default/files/docs/publication/r18hs017045-lazarus-final-report-2011.pdf