sábado , 20 abril 2024

Varios tipos de lesiones renales después de la inyección contra K0 B1T

Print Friendly, PDF & Email

Renal Complications Following COVID-19 Vaccination: A Narrative Literature Review doi:  10.4103/ijcm.ijcm_654_22 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC10263038/

Según una revisión de 2023 publicada en el Indian Journal of Community Medicine , se han notificado veintiocho lesiones renales diferentes después de la vacunación contra la COVID-19 .

El artículo revisa todas las complicaciones relacionadas con los riñones reportadas en la literatura después de la vacunación contra la COVID-19, dijo el nefrólogo consultor Dr. Richard Amerling, que no participó en la revisión.

Las complicaciones renales pueden ser un brote de una afección previa o ocurrir repentinamente en pacientes sin enfermedad renal previa.

Los autores descubrieron que algunos de estos pacientes también tenían lesiones recurrentes después de una dosis posterior de la vacuna, lo que generó preocupación “sobre si es seguro recibir la dosis posterior de la vacuna”.

«Los médicos, especialmente los nefrólogos, deben ser conscientes de las complicaciones renales y aconsejar a los pacientes que estén atentos a los síntomas renales… después de la vacunación», concluyeron los autores, destacando que la vacuna todavía se recomienda, ya que los beneficios superan los riesgos.

Los autores consideraron cuatro mecanismos que podrían conducir a una lesión renal: una respuesta desregulada de las células T, una respuesta inflamatoria transitoria pero sistémica, una reacción alérgica tardía y una reacción autoinmune.

El artículo también analiza algunas de las otras afecciones renales que han ocurrido, incluidas enfermedades relacionadas con anticuerpos, daños directos autoinmunes y enfermedades asociadas con cicatrices e inflamación del tejido renal.

Un órgano vulnerable

El Dr. Amerling dijo que el riñón es un órgano bastante vulnerable porque filtra toda la sangre del cuerpo. Por lo tanto, cualquier toxina en la sangre, como la proteína de pico o spike, puede potencialmente incrustarse en el órgano y causar daño directo o inmunológico.

«Existen teorías» sobre cómo pueden producirse los daños causados ​​por las vacunas, afirmó.

“Digamos que tienes un complejo de proteína de pico o spike con un anticuerpo. … Estos pueden ser de un tamaño tal que podrían quedar atrapados en este mecanismo de filtrado”. Esto podría desencadenar una “cascada inflamatoria” y dañar los riñones.

Alrededor de la mitad de los vacunados tienen niveles detectables de proteína de pico o spike circulante, mencionó el cardiólogo Dr. Peter McCullough, destacando que esto presenta riesgos para los riñones.

El Dr. Amerling se ha comunicado con colegas que han tratado a pacientes con afecciones renales relacionadas con las vacunas.

“Los nefrólogos lo ven. Que lo reconozcan o no es otra cuestión”, afirmó.

«Es algo que la nefrología convencional, al igual que la medicina convencional, simplemente negará la existencia, y continuará haciéndolo hasta que alguien los obligue a abrir los ojos», dijo el Dr. Amerling.

“Mi temor es que, con tantos problemas médicos urgentes, como miocarditis, paro cardíaco, derrames cerebrales y coágulos sanguíneos, el daño renal pueda pasarse por alto y, cuando la comunidad médica y los pacientes lo descubran, puede que sea demasiado tarde para intervenir. ”, escribió el Dr. McCullough.

El Dr. Amerling dijo que para las personas preocupadas por tener daño renal, la forma más fácil de detectarlo es realizar una prueba de proteína en la orina.»Es barato. No es específico. Pero si tienes proteínas en la orina o en la sangre, entonces tienes un problema”, dijo el Dr. Amerling, añadiendo que esto se puede comprobar con una tira reactiva.

Otros hallazgos

Investigadores de la agencia de salud de Nueva Zelanda publicaron una preimpresión que vinculaba la miocarditis, la pericarditis y la lesión renal aguda con las vacunas COVID-19.

Sin embargo, la versión revisada por pares dijo que la asociación con la lesión renal aguda era insignificante y destacó solo un vínculo entre la miocarditis y la pericarditis y la vacuna COVID-19. Desde entonces, se eliminó la preimpresión completa.

El fallecido patólogo alemán Dr. Arne Burkhardt, que realizó autopsias a quienes murieron después de la vacuna COVID-19, también encontró daño renal con afectación inmune entre algunos de los que concluyó que habían muerto como resultado de la vacuna.

Otro estudio chino que evaluó los informes de lesiones renales realizados al Sistema de notificación de eventos adversos a las vacunas (VAERS) concluyó que pueden ocurrir lesiones renales agudas después de las vacunas COVID-19, y encontró que el vínculo era más fuerte entre las personas mayores.

Los autores descubrieron que quienes recibieron la vacuna Pfizer tendían a tener los peores resultados, con una mayor proporción de personas que morían como resultado, seguidos por la vacuna Moderna.

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos

Estudio: Los pacientes vacunados contra K0 B1T tenían un riesgo de mortalidad del 70% en comparación con el 37% en el grupo no vacunado.

Los médicos deben ser conscientes de que, en determinadas personas, las vacunas pueden desencadenar manifestaciones autoinmunes graves y potencialmente incapacitantes e incluso mortales. Estas reacciones se asocian con mayor frecuencia con la clase de genes HLA. Las personas que tienen ciertos perfiles genéticos tienen un mayor riesgo.