sábado , 2 marzo 2024

Asociación entre el uso de mascarillas y el riesgo de infección por SARS-CoV-2

Print Friendly, PDF & Email

Association between Face mask use and Risk of SARS-CoV-2 Infection – Cross-sectional study https://doi.org/10.1017/S0950268823001826 https://www.cambridge.org/core/journals/epidemiology-and-infection/article/association-between-face-mask-use-and-risk-of-sarscov2-infection-crosssectional-study/0525AD535D10FDCDF0C52603B50E7A1E#article

Recientemente se ha publicado un nuevo estudio revisado por pares realizado por investigadores noruegos titulado “Asociación entre el uso de mascarillas y el riesgo de infección por SARS-CoV-2: estudio transversal”.  Un  estudio transversal es un tipo de estudio observacional que analiza datos de una población, o de un subconjunto representativo,  en un momento específico ”, en este caso a principios de 2022. Sin embargo, los datos se recopilaron durante una prueba controlada aleatorizada o ensayo controlado aleatorizado, ECA sobre el uso de gafas. Entonces, ¿qué tipo de asociación encontraron?

Examinamos la asociación entre las mascarillas y el riesgo de infección por SARS-CoV-2 utilizando datos transversales de 3209 participantes en un ensayo aleatorio sobre el uso de gafas para reducir el riesgo de infección por SARS-CoV-2. El uso de mascarillas se basó en la respuesta de los participantes a la encuesta de final de seguimiento. Encontramos que  la incidencia de COVID-19 autoinformada fue un 33% (aRR 1,33; IC 95% 1,03 – 1,72) mayor en aquellos que usaban mascarillas a menudo o algunas veces, y un 40% (aRR 1,40; IC 95% 1,08 – 1,82) mayor en aquellos que usaban mascarillas casi siempre o siempre, en comparación con los participantes que informaron que nunca o casi nunca usaban mascarillas.

Estos son los resultados después de controlar los factores de confusión observables. Según los datos brutos, los usuarios habituales de mascarillas tenían entre un 74% y un 75% más de riesgo de dar positivo por Covid.

Las estimaciones crudas muestran una mayor incidencia de pruebas positivas para COVID-19 en los grupos que usaron máscaras faciales con mayor frecuencia, con un 8,6% de los participantes que nunca o casi nunca usaron máscaras, un 15,0% de los participantes que a veces usaron máscaras y un 15,1% de participantes que casi siempre o siempre usaron máscaras y reportaron un resultado positivo en la prueba. El riesgo fue 1,74 (1,38 a 2,18) veces mayor en aquellos que usaban mascarillas con frecuencia o algunas veces y 1,75 (1,39 a 2,21) veces mayor en aquellos que usaban mascarillas casi siempre o siempre, en comparación con los participantes que informaron que nunca o casi nunca las usaban. máscaras .

Los gobiernos de todo el mundo obligaron a las personas a usar máscaras basándose en estudios observacionales mucho más pobres que este, como el estudio clásico de los CDC de EE. UU. sobre  dos peluqueros .

Si algo hemos aprendido desde 2020 es que no hay ningún estudio demasiado deficiente como para que los políticos y otros funcionarios públicos no lo utilicen como excusa para obligar a hacer lo que quieran que hagas.

Entonces, hay que exigir resultados estadísticamente significativos de ensayos controlados aleatorizados, ECA bien realizados. Eso sería un comienzo, pero probablemente no sería suficiente para salvarnos de una futura tiranía financiada desde el Foro Económico Mundial usando a la OMS como fundamentación científica.

En pocas palabras, si queremos evitar que las autoridades cuyas campañas políticas han sido financiadas por el Foro Económico Mundial vuelvan a imponer restricciones mal concebidas a nuestras acciones, debemos imponer restricciones a las acciones mal concebidas de dichas autoridades.

A medida que avanza el año, la evidencia contra el enmascaramiento masivo continúa acumulándose. En abril, investigadores del Hospital St. George’s de Londres informaron que la exigencia de uso de mascarillas en 2020-21 en sus entornos de atención médica «no supuso una diferencia perceptible en la reducción de las infecciones por SARS-CoV-2 adquiridas en los hospitales». Y –no lo olvidemos– supuestamente vivimos en una sociedad libre y abierta donde sólo deberían imponerse restricciones coercitivas cuando exista prueba inequívoca de un beneficio pronunciado y generalizado por la adopción del comportamiento objetivo; Estamos muy lejos de ese escenario, y eso es incluso antes de que consideremos los daños del uso de mascarillas en la comunidad.

Es una conclusión establecida desde hace mucho tiempo en el mundo científico que las mascarillas faciales no logran una reducción apreciable en la transmisión viral. Se supo en 2015-16 con respecto a los cirujanos y sus pacientes ( aquí y aquí ). En 2020 gracias a una revisión Cochrane de referencia , un análisis de 14 estudios sobre la gripe y una investigación sanitaria que concluyó que las mascarillas “paradójicamente pueden conducir a más transmisiones”. 

En 2021 gracias al estudio danés sobre mascarillas y a dos revisiones exhaustivas de la evidencia ( aquí y aquí ).  Tambien en 2022 en relación a las escuelas primarias y universidadesy una desacreditación de las conclusiones prematuras a favor de las máscaras extraídas del estudio de Bangladesh. Y, como si fuera necesaria más evidencia, a principios de 2023 tuvimos la última revisión Cochrane , que una vez más concluyó que cubrirnos la cara con tela y plástico no reduce significativamente la probabilidad de contraer infecciones virales respiratorias. 

Jefferson y sus colegas también analizaron la evidencia sobre el distanciamiento social, el lavado de manos y la desinfección/esterilización de superficies: en total, 78 estudios aleatorios con más de 610.000 participantes.

La Revisión Cochrane analizó más de 78 estudios sobre mascarillas y concluyó que había poca o ninguna evidencia de que las mascarillas proporcionaran alguna eficacia contra la transmisión viral.

https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD006207.pub6/full

Peligros de algunas máscaras

Un nuevo estudio muestra que algunas máscaras exponen al usuario a altos niveles de químicos tóxicos volátiles creados durante el proceso de fabricación de la máscara. Las mascarillas pueden representar un riesgo para la salud al aumentar la exposición a toxinas volátiles. Medición de la cantidad de compuestos orgánicos volátiles nocivos inhalados a través de mascarillas ver en https://ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC10112860/

Las mascarillas pueden aumentar el riesgo de muerte fetal, disfunción testicular y deterioro cognitivo debido a la acumulación de dióxido de carbono, afirma un estudio de expertos

El equipo de investigación alemán recopiló datos de 43 estudios publicados anteriormente sobre la exposición al CO2, el uso de mascarillas y el embarazo. Descubrieron que después de usar una máscara durante más de cinco minutos, los niveles de CO2 en el aire inhalado aumentaron entre 1,4 por ciento y 3,2 por ciento. https://www.cell.com/heliyon/pdf/S2405-8440(23)01324-5.pdf

Otro estudio Medición de la cantidad de compuestos orgánicos volátiles nocivos inhalados a través de mascarillas 

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0147651323004190?via%3Dihub

Este estudio sobre mascarillas publicado por los NIH sugiere que las mascarillas N95 Covid pueden exponer a sus usuarios a niveles peligrosos de compuestos tóxicos relacionados con convulsiones y cáncer.

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos

MAS DE 40 ESTUDIOS DE MASCARILLAS FACIALES QUE DEMUESTRAN SU INEFICACIA