sábado , 4 febrero 2023

Autopsias revelan muertes repentinas causadas probablemente por la inyección K0 B1T

Schwab, C., Domke, L.M., Hartmann, L. et al. Autopsy-based histopathological characterization of myocarditis after anti-SARS-CoV-2-vaccination. Clin Res Cardiol (2022). https://doi.org/10.1007/s00392-022-02129-5 https://link.springer.com/article/10.1007/s00392-022-02129-5

Funcionarios de salud de EE. UU. aprobaron el 8 de diciembre de 2022 las inyecciones bivalentes contra K0 B1T de  Pfizer y Moderna para bebés. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha autorizado las inyecciones «actualizadas» que se darán en tres dosis para niños de seis meses a cuatro años. (usamos K0 B1T en vez de COVID para evitar censura rigurosa de Google, FB y demas empresas del grupo que financia a falsa pandemia)

Los funcionarios de la agencia dijeron que ‘alientan a los padres y cuidadores’ a vacunar a sus hijos ‘especialmente cuando nos dirigimos a las vacaciones y los meses de invierno’.

Mientras tanto un nuevo e importante  informe de autopsia  descubrió que tres personas que murieron inesperadamente en su hogar sin una enfermedad preexistente poco después de la vacunación contra el covid probablemente murieron a causa de la inyección. Se descubrió que otras dos muertes posiblemente se debieron a la inyección.

El  informe , publicado en  Clinical Research in Cardiology , la revista oficial de la German Cardiac Society, detalla las autopsias realizadas en el Hospital Universitario de Heidelberg en 2021. Dirigido por Thomas Longerich y Peter Schirmacher, encontró que en cinco muertes que ocurrieron dentro de una semana de la primera o segunda dosis de vacunación con Pfizer o Moderna, la inflamación del tejido cardíaco debido a una respuesta autoinmune provocada por la inyección probablemente o posiblemente causó la muerte.

Caso característico de cinco muertes probable o posiblemente causadas por las vacunas contra el Covid
Caso característico de cinco muertes probable o posiblemente causadas por las inyecciones contra el Covid
Las células inmunitarias de linfocitos (glóbulos blancos) se muestran en azul y marrón entre el tejido cardíaco, lo que provoca una inflamación localizada que resultó fatal
Las células inmunitarias de linfocitos (glóbulos blancos) se muestran en azul y marrón entre el tejido cardíaco, lo que provoca una inflamación localizada que resultó fatal

En total, el informe analizó 35 autopsias realizadas en la Universidad de Heidelberg en personas que murieron dentro de los 20 días posteriores a la vacunación con covid, de las cuales se consideró que 10 se debían a una enfermedad preexistente y no a la inyección. Para los 20 restantes, el informe no descartó la inyección como causa de muerte, lo que me confirmó el Dr. Schirmacher que es intencional ya que los resultados de la autopsia no fueron concluyentes. Casi la totalidad de los casos restantes fueron de causa cardiovascular, como se indica en la siguiente tabla de los materiales complementarios, donde 21 de las 30 muertes se atribuyen a una causa cardiovascular. Uno de estos se atribuye a los coágulos de sangre (vaccine-induced immune thrombotic thrombocytopenia, VITT) de la vacunación de AstraZeneca (el informe analizaba específicamente las muertes por miocarditis posteriores a la inyección), dejando 20 por otras causas cardiovasculares.

Hallazgos de la autopsia

Para las cinco muertes en el informe principal atribuidas como probables o posiblemente debidas a las inyecciones, los autores afirman:

Todos los casos carecían de cardiopatía coronaria significativa, manifestaciones agudas o crónicas de cardiopatía isquémica, manifestaciones de miocardiopatía u otros signos de una cardiopatía clínicamente relevante preexistente.

Esto indica que los autores se limitaron a las muertes en las que no había una «enfermedad cardíaca clínicamente relevante preexistente», lo que hace que el informe sea muy conservador en cuanto a las muertes que estaba dispuesto a fijar en las inyecciones.

El Dr. Schirmacher me dijo:

Incluimos solo casos en los que la constelación era inequívocamente clara y ninguna otra causa de muerte era demostrable a pesar de todos los esfuerzos. No podemos descartar los efectos de la inyección en los otros casos, pero aquí teníamos una posible causa de muerte alternativa (p. ej., infarto de miocardio, embolia pulmonar). Si existe una miocardiopatía isquémica severa es casi imposible descartar efectos de miocarditis o descartar definitivamente alteraciones inflamatorias como por vacunación. Estos casos no fueron incluidos.

No pretendemos incluir o encontrar todos los casos sino las características de los casos definitivos e inequívocos fuera de toda duda. Solo así se pueden establecer las características típicas; de lo contrario, los criterios menos estrictos pueden conducir a la ‘contaminación’ del colectivo; es absolutamente plausible que según estos criterios hayamos pasado por alto más casos, pero la intención de nuestro estudio nunca fue cuantitativa o de extrapolación y existen numerosos sesgos positivos y negativos. Pero queríamos establecer el hecho, no el tamaño.

Por supuesto, es muy posible que las inyecciones también causen la muerte cuando existe una afección cardiovascular subyacente y, de hecho, es más probable que así sea. Por lo tanto, estas cinco muertes son el mínimo de estos casos de autopsia en los que están involucradas las inyecciones, esos en los que no hay otra explicación plausible.

Vale la pena señalar aquí que inicialmente en 2021, cuando se realizaron las autopsias por primera vez, el Dr. Schirmacher  afirmó  que su equipo había concluido que entre el 30 y el 40 por ciento de las muertes se debieron a las inyecciones. Estas estimaciones anteriores pueden darnos una mejor indicación de cuántas de las muertes que los autores realmente creen que se pueden atribuir a las inyecciones, cuando no están limitadas por suposiciones muy conservadoras (y buscan causas además de la miocarditis). Tenga en cuenta que estos porcentajes se basan en una selección de muertes que ocurrieron poco después de la vacunación, no en una muestra aleatoria de todas las muertes, por lo que los autores advierten con razón que no se puede hacer una estimación del riesgo individual a partir de ellos.

Toxicóloga Janci Linsday con Senador Ron Johnson, EE.UU. las terapias génicas («vacunas» K0 B1T) daño potencial a futuras generaciones https://www.bitchute.com/video/pgBygmmBn5mE/

¿Encontraron las autopsias proteínas de punta o spike de las inyecciones presentes en el tejido del corazón?

 Las muestras de las cinco muertes atribuidas a la inyección se analizaron en busca de agentes infecciosos, incluido el SARS-CoV-2 (en un caso, revelaron «números bajos de copias virales» de un virus del herpes, que los autores consideraron insuficientes para explicar la inflamación). Sin embargo, no se realizaron pruebas específicas para la proteína del pico del virus o la proteína de la nucleocápside, como las que se han utilizado con éxito en  otras  autopsias  para ayudar a la atribución a la inyección, por lo que, lamentablemente, esta evidencia no estuvo disponible para estas autopsias.

Las autopsias en el informe también solo cubren las dosis 1 y 2, no las dosis de refuerzo, y solo las muertes dentro de los 20 días posteriores a la vacunación, por lo que el informe no aborda directamente la pregunta de qué ha estado causando el aumento de las muertes cardíacas desde que se implementó el  refuerzo  de otoño de 2021 o si las inyección pueden desencadenar la muerte cardiovascular semanas o meses después. ( Otras  autopsias  han confirmado que la proteína de pico puede persistir en el cuerpo durante semanas o meses después de la vacunación y desencadenar un ataque autoinmune fatal en el corazón).

Sin embargo, lo que sí hace el informe es establecer que las personas que mueren repentinamente en los días inmediatamente posteriores a la vacunación bien pueden haber muerto a causa de un ataque autoinmune al corazón relacionado con la inyección. También confirma lo letal que puede ser incluso la miocarditis leve inducida por la vacuna y, por lo tanto, por qué estudios como el de  Tailandia encontraron efectos adversos cardiovasculares en alrededor de un tercio de los adolescentes (29,2 por ciento) después de la vacunación con Pfizer e inflamación cardíaca subclínica en uno de cada 43 ( 2,3 por ciento), y el estudio de  Suiza  que encontró al menos un 2,8 por ciento con miocarditis subclínica y niveles elevados de troponina (que indican lesión cardíaca) en todas las personas vacunadas, son muy preocupantes.

Dr. John Campbell John Campbell ha producido una descripción general de los hallazgos del informe. Colabore con nosotros para que podamos subtitular este video

Dr. Ryan Cole https://www.bitchute.com/video/15mBsnbI8OKc/ Colabore con nosotros para que podamos subtitular este video

Si encuentra “ este artículo útil suscríbase como miembro de nuestro equipo para apoyarnos y en conjunto podamos aclarar el tema en discusiones con familiares, amigos, funcionarios y empleadores. La experiencia nos dice que cuando la gente esta siendo coaccionada y no entiende que pasa, cuando finalmente se enteran quien y como los están coaccionando, entonces pueden salir de la confusión, eliminar el miedo y actuar seguros para defenderse. Para lograr esto primero hace falta informar con evidencia de primera línea, no de forma periodística sino con una base de datos con la documentación científica de expertos, libre de conflictos de intereses. Para llevar a cabo esta base de datos en cienciaysaludnatural.com hacen falta recursos, pagar hosting y el tiempo de elaboración de contenidos. Necesitamos que las personas que reconocen el valor del proyecto nos recomienden para poder continuarlo. Muchas gracias. Puede Apoyarnos en  https://cienciaysaludnatural.com/colaboracion

Tambien agradecemos su apoyo a esta base de datos con un bono contribución en mercado pago por única vez:
3000$ https://mpago.la/2qphKTN
1000$ https://mpago.la/1Q1NEKM
500 $ https://mpago.la/2u2cZrG
300 $ https://mpago.la/1bPs2pS

Via Paypal: Euros o dólares click aqui