domingo , 23 junio 2024

La contaminación del ADN en las inyecciones contra K0 B1T podría transferirse de la madre embarazada al feto

Print Friendly, PDF & Email

DNA fragments detected in monovalent and bivalent Pfizer/BioNTech and Moderna modRNA COVID-19 vaccines from Ontario, Canada: Exploratory doseresponse relationship with serious adverse events https://osf.io/mjc97

Están inyectando grandes cantidades ADN en miles de millones de personas. Parte de este ADN puede llegar a las líneas germinales. (piense en óvulos y espermatozoides). Entre 50 y 100 mil millones de nano partículas lípidas, LNP en estas inyecciones. Si el 1% llega a los ovarios, entonces estamos hablando de que entre 40 y 400 millones que llegan a 300.000 ovocitos. Se trata de una decadencia radical de la ética biomédica.
¿Por qué toleramos este uso experimental de herramientas que están mal caracterizadas y que cuentan con protección de responsabilidad? dijo Kevin McKernan

Pfizer ocultó deliberadamente a los reguladores la presencia del promotor del gen del virus simio 40 (SV40) y otras secuencias genéticas y contaminantes en su inyección contra COVID-19 . Hubo confirmación por parte de Health Canada de que Pfizer no reveló la secuencia SV40, violando las normas de transparencia.

Kevin McKernan , es el científico genómico que identificó por primera vez la contaminación en las inyeccionesel Dr. Byram Bridle , vacunólogo de la Universidad de Guelph en Canadá y Chris Martenson, Ph.D. , investigador económico, fundador y director ejecutivo de Peak Prosperity.

Kevin McKernan y Dr. Byram Bridle sobre la contaminación de la inyecciones contra Covid https://odysee.com/@BIOLOG%C3%8DA_y_CONCIENCIA:e/Covid_Vaccine_Adulteration_W_Kevin_Mckernan%2C_Byram_Bridle%2C_Chris:a?t=75 Traducido por el canal de telegram Vida y Consciencia

Resumen de contaminación

Las pruebas de McKernan, confirmadas por “muchos otros laboratorios”, según Bridle, revelaron que las inyecciones de ARNm contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna contienen contaminación de ADN plasmídico bacteriano.

McKernan dijo que el ADN plasmídico probablemente se origina en el proceso de fabricación, donde los plásmidos de ADN de la bacteria E. coli se utilizan para generar el ARNm de la proteína pico o spike. Aunque se suponía que debía eliminarse por completo, la secuenciación del ADN del contenido del vial de la inyección muestra que los restos persisten.

Según McKernan, se han detectado tanto la “columna vertebral” del ADN plasmídico como secuencias genéticas específicas. La propia columna vertebral bacteriana podría provocar reacciones inmunitarias no deseadas. Por ejemplo, el lipopolisacárido (LPS), un componente de la membrana externa de bacterias gramnegativas como E. coli, es una endotoxina conocida , según la inmunóloga, bióloga y bioquímica Jessica Rose, Ph.D.  El el lipopolisacárido (LPS), puede, en cantidades suficientes, provocar shock séptico .

Otros contaminantes incluyen dsRNA o ARN bicatenario , dijo McKernan. Este se forma durante la transcripción bacteriana del plásmido durante la fabricación. El sistema inmunológico humano identifica el ARNbc como un signo de infección viral , que puede desencadenar la producción de citoquinas inflamatorias .

McKernan también encontró otras proteínas extrañas, por ejemplo, las que codifican la resistencia o replicación de los antibióticos.

McKernan dijo que Pfizer intentó deshacerse del ADN extra. McKernan especuló que no pudieron debido a la N1-metilpseudouridina (a menudo denominada “pseudouridina”) utilizada en las inyecciones de ARNm.

La pseudouridina es la base de nucleótidos artificial utilizada para estabilizar el ARNm. Katalin Karikó, Ph.D. Drew Weissman, MD, Ph.D. , hicieron este descubrimiento por el cual, junto con su desarrollo de la tecnología de encapsulación de nanopartículas lipídicas (LNP), el comité Nobel les otorgó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina a principios de este mes.

Sin embargo, el ADN plasmídico también contiene secuencias genéticas funcionales, como promotores que pueden impulsar la expresión genética, según Bridle. Se sabe que el promotor SV40 induce cánceres primarios de cerebro y huesos , mesotelioma maligno y linfomas en animales de laboratorio. Esta secuencia nunca fue revelada a reguladores como Health Canada, dijo Bridle.

El promotor SV40 también facilita la entrada nuclear de ADN extraño , aumentando las posibilidades de integración en el genoma humano, dijo McKernan.

SV40 es una herramienta bien publicada para terapia génica. Si desea introducir ADN en el núcleo, este es el transbordador que utiliza para lograrlo”, dijo McKernan en el panel del Consejo Mundial para la Salud a principios de este mes.

Durante el mismo panel, la toxicóloga Dra. Janci Chunn Lindsay, editora ejecutiva del Journal of Toxicology Current Research , llamó al SV40 un «súper promotor», diciendo que el SV40 es «excelente para impulsar la expresión genética y si eso debería ubicarse por encima de un oncogén, por supuesto se podría producir una explosión de amplificación en un gen canceroso”.

«Health Canada… ha confirmado… que [SV40] es una secuencia genética bioactiva». Bridle dijo, “lo que significa que puede hacer cosas en el cuerpo. Y no pueden definitivamente… descartar el potencial de daño”.

El ADN de la inyección podría llegar al feto

McKernan sugirió que la contaminación del ADN de la inyección podría transferirse de una madre embarazada a su feto.

«Apuesto a que llega al niño a través de la nanopartícula lipídica, o incluso si está en la sangre, probablemente haya algún intercambio allí», dijo.

Señaló que los médicos ya no practican amnios (amniocentesis, extracción de muestras de sangre directamente del saco amniótico que rodea al feto), un procedimiento potencialmente peligroso, «porque pueden secuenciar a los niños a través del torrente sanguíneo de la madre».
«Así que aquí existe una comunicación conocida entre madre e hijo», dijo McKernan, «y apuesto a que estos LNP llegarán allí».

McKernan señaló que el pago de regalías de 400 millones de dólares que Moderna hizo a los Institutos Nacionales de Salud y otros investigadores por la venta de su inyección de ARNm significa que son organizaciones en conflicto.

«Están recibiendo financiación directa de las empresas que regulan», afirmó. “Así que ninguno de ellos se acercará a la mesa y nos dará una respuesta honesta. Vendrán y dirán: ‘Segura y eficaz’ y ‘El virus es realmente peligroso’”.

Bridle dijo: «Estaban analizando a las mujeres embarazadas y los CDC están muy molestos porque sus datos de vanguardia en este momento muestran que la adopción de otras vacunas por parte de las mujeres embarazadas está cayendo en picada».

En la inyección también una cadena larga desconocida de ARN

McKernan planteó otra inclusión misteriosa en las inyecciones: un tramo de ARN de más de 1200 aminoácidos de largo (aproximadamente la misma longitud que la secuencia de la proteína de pico o spike) detectado automáticamente por el programa SnapGene.

McKernan dijo:

“Existe un marco de lectura abierto [ORF] muy largo e inesperado… un codón de inicio completo para detener un codón de un gen que corre en la dirección opuesta a la proteína de pico en la inyección de Pfizer. Esto habría sido una gran señal de alarma si ellos [los reguladores] simplemente cargaran el vector en SnapGene y observaran esto”.

Crédito: Kevin McKernan

McKernan señaló que otros investigadores han identificado la misma secuencia; por ejemplo, Beaudoin et al. en su artículo Frontiers In Immunology de febrero de 2022, “¿ Existen genes ocultos en las inyecciones de ADN/ARN? «

«Esa es otra molécula bioactiva que debería haberle llamado la atención a cualquier regulador que la pusiera en SnapGene y la abriera», dijo McKernan. «Dirían: ‘Está bien, está el SV40, no nos dijeron nada sobre eso, hay un origen F1 que produce ADN monocatenario, no nos dijeron nada sobre eso'».

Martenson preguntó: «¿Las bacterias habrían leído eso y creado ARN?»

McKernan respondió que la secuencia SV40 de 72 pares de bases es un promotor bidireccional y que “producirá un ARN que dure este tiempo”, pero, dijo, “¿lo leerán los ribosomas? Porque no sabemos si hay una secuencia de consenso de Kozak en algún lugar aquí”.

La secuencia de consenso de Kozak es una secuencia específica de nucleótidos que ayuda a los ribosomas (la maquinaria celular responsable de la síntesis de proteínas) a identificar el codón de inicio de una secuencia de ARN e iniciar el proceso de traducción para producir proteínas.

Los sitios de entrada a los ribosomas «son difíciles de predecir bioinformáticamente», dijo McKernan, «pero de cualquier manera, incluso si cortas todo esto… terminarás obteniendo estos pequeños marcos de lectura abiertos que probablemente… se integrarán y «Tenemos un péptido corto que no es humano y que podría mostrarse en las células».

McKernan añadió: “Esta es una señal de alerta roja. No querrás que el hilo opuesto esté completamente codificado porque simplemente hay más inconvenientes en el sistema.  Genera riesgo”.

Señaló que las inyecciones de Moderna no tienen esta secuencia y que los reguladores deberían haberle preguntado a Pfizer: “¿Son necesarias?

«¡Nadie sabe qué es esto!» McKernan escribió en su Substack. “ NCBI BLASTP [base de datos de identificación de proteínas] no encuentra nada. No es humano y, si se expresa, será atacado por el sistema inmunológico”.

Sin embargo, una base de datos de proteínas diferente, UniProt , arrojó algunos posibles candidatos. «Muchos de los resultados [de la secuencia ORF] son ​​para proteínas que se encuentran en la seda, la fibroína y el colágeno», escribió McKernan.

Algunos de los comentaristas del artículo especularon que los coágulos de sangre fibrosos que los cirujanos están extrayendo de las arterias de las personas pueden ser el resultado de la misteriosa secuencia ORF.

Un comentarista publicó un enlace a un artículo en Nature Communications sobre la espidroína , una proteína de seda de araña que puede formar hidrogeles basados ​​en fibrillas similares a amiloide, y a otro artículo en la revista PLOS ONE que analiza cómo la espidroína crea mallas de fibras que pueden usarse para diseñar tejido cardíaco.

Pruebas de encubrimiento deliberado

Quizás lo más alarmante sean las revelaciones que sugieren que Pfizer ocultó intencionalmente la presencia del promotor SV40 a los reguladores. Este engaño implica que Pfizer encubre activamente un problema de contaminación importante con riesgos previsibles.

La prueba irrefutable proviene de los documentos de Pfizer proporcionados a los reguladores que detallan la secuencia de ADN plasmídico utilizada para fabricar su inyecciones. Pfizer omitió cualquier etiqueta o mención de la región SV40 en los diagramas que presentó. Sin embargo, los datos de secuencia de ADN sin procesar que presentó contenían el promotor SV40.

El panel de expertos destacó esta anotación selectiva como evidencia clara de ocultamiento intencional, no de un descuido accidental.

Según McKernan, el software estándar de biología molecular como SnapGene habría etiquetado automáticamente el promotor SV40 al analizar la secuencia.  Pfizer habría tenido que tomar medidas deliberadas para eliminar la mención de todas las descripciones escritas y visuales proporcionadas a los reguladores, dijo.

«Enviaron la secuencia como un archivo de datos, por lo que [los reguladores] tienen un archivo de computadora allí con la secuencia que pudieron ver», dijo Bridle.

McKernan dijo: “La gente ya no analiza los plásmidos a mano y anota estas cosas. Los ponen en herramientas como SnapGene… [y], como la secuencia [SV40], pinta todas estas cosas allí. Así que tendría que eliminar activamente estas cosas de SnapGene y luego entregárselas a la FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.]”.

En una publicación de Substack , McKernan describió cómo descargar una prueba gratuita de SnapGene para ejecutar el archivo de secuencia de Pfizer y dónde deben indicarse los genes SV40 en el mapa de secuencia circular:

Crédito: Kevin McKernan
Crédito: Kevin McKernan

«Habría que eliminar la información para deshacerse de todo esto», dijo McKernan. “Así que no hay manera en mi mente de que ellos [dirían] ‘que, se olvidaron de esto!’ … alguien tuvo que eliminarlo activamente”.

Debido a que los reguladores como Health Canada exigen la divulgación de cualquier elemento genético funcional presente en las presentaciones, Pfizer estaba obligado a identificar el promotor SV40 de manera proactiva, pero optó por ocultarlo.

“Health Canada también ha confirmado que Pfizer no les reveló eso”, dijo Bridle. «Y finalmente han confirmado que eso va en contra de sus reglas».

«Tenían miedo de esto», dijo McKernan. «Han descripto el plásmido con todos los detalles del gen de resistencia a los antibióticos, el promotor T7, la proteína de pico, el sitio de corte que usaron… todos estos detalles excepto la pieza más material, que es el promotor SV40 que está activo en un millón de células”.

“Nadie está haciendo la pregunta.  El Congreso no lo está cuestionando. Health Canada no exige explicación”, añadió.

«¿Los reguladores están permitiendo que Pfizer envíe su secuencia y luego les permiten enviar su mapa de la secuencia y luego simplemente confían en ellos?» — comentó Bridle. “¿Dónde está el control?”

Según los panelistas, ni los reguladores ni los principales medios de comunicación han confrontado a Pfizer por su engaño deliberado. Aún no se ha iniciado ninguna investigación competente e imparcial.

Sospechas fundadas sobre la falta de control

Los panelistas discutieron la incompetencia del proceso de monitoreo de eventos adversos, el fraude en los informes de los ensayos clínicos, donde Pfizer no informó una tasa de muerte cardíaca 3,7 veces mayor para el grupo de la inyección y cómo informó menos muertes de las que deberían haber ocurrido naturalmente.

“Esto sigue acumulándose… todos estos riesgos, todos estos daños, todas estos errores, sean cuales sean, porque si es lo último, entonces demuestra que nuestras agencias reguladoras son completamente incompetentes e incapaces de regular adecuadamente este tipo de productos. . …

“Pfizer y Moderna se están quejando ahora porque nadie volverá a creer… en sus inyecciones… y están perdiendo miles de millones de ganancias . 

Las agencias reguladoras están siendo controladas por los laboratorios hace décadas.