lunes , 5 diciembre 2022

Efectividad de las inyecciones K0 B1T negativa 80 días después de la vacunación

International Journal of Epidemiology, dyac199, https://doi.org/10.1093/ije/dyac199  https://academic.oup.com/ije/advance-article/doi/10.1093/ije/dyac199/6770060

Un  artículo reciente de las universidades de Oxford, Edimburgo y Swansea publicado en el International Journal of Epidemiology demuestra que la efectividad de las inyecciones K0 B1T para prevenir la hospitalización y la muerte se vuelve negativa alrededor de los 60-80 días posteriores a la vacunación.

El artículo analiza las hospitalizaciones y muertes relacionadas con el Covid en las poblaciones de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, comparando el impacto de una o dos dosis de la inyección con el resto de la población no vacunada. Es un artículo que a diferencia de la mayoría de los otros estudios epidemiológicos hasta la fecha, utiliza el diseño de estudio ‘Target Trial’. Este método de análisis de datos intenta calcular qué resultados se habrían encontrado si se hubiera realizado un ensayo aleatorizado completo en el lanzamiento inicial de la inyección. Debido a que el estudio se basó en datos de toda la población, hay muchos cientos de miles de datos de individuos en el análisis, incluso después de intentar igualar las características de los vacunados y los no vacunados.

Los resultados del análisis son asombrosos

El estudio encontró que la efectividad de las inyecciones para prevenir la hospitalización y la muerte mantienen un nivel de protección durante algunas semanas después de su administración, y luego se vuelve negativa alrededor de los 60-80 días posteriores a la vacunaciónEso significa que dentro de los dos o tres meses, los vacunados experimentaron una tasa más alta de hospitalización y muerte por covid que los no vacunados.

Aquí están sus resultados combinados (todas las edades, los cuatro países) para la primera dosis de la inyección de AstraZeneca:

Este es el riesgo relativo de hospitalización y muerte en los vacunados en comparación con los no vacunados. Si el riesgo relativo es menor a 1 entonces esto implica que hay un menor riesgo de hospitalización y muerte en los vacunados. Valores superiores a 1 sugieren que el riesgo de hospitalización y muerte aumenta después de la vacunación. El análisis muestra claramente un efecto protector inicial, que se revierte alrededor de los 60-70 días posteriores a la vacunación.

Aquí hay datos similares para la primera dosis de la inyección de Pfizer:

Tenga en cuenta que vemos un resultado similar al de la inyección de AstraZeneca: una primera dosis de la inyección inicialmente ofrece protección contra la hospitalización y la muerte, pero esta situación se revierte después de alrededor de 70 a 80 días después de la vacunación.

Esto parece ser un tipo de inyección en declive, pero los autores señalan que durante este tiempo hubo un cambio en las variantes predominantes (a Delta) y, por lo tanto, también podría reflejar una interacción entre la respuesta inmunitaria a las vacunas y la capacidad de variantes no coincidentes para causar una enfermedad grave.

Los datos del artículo sobre la segunda dosis de la inyección son un poco más complejos de interpretar. En lugar de estimar el riesgo de infección frente a los no vacunados, el estudio calculó el riesgo relativo a los que solo habían recibido su primera dosis de inyección. Según estos datos, la inyección de AstraZeneca también aumenta el riesgo después de alrededor de 70-80 días:

La inyección de Pfizer, por otro lado, ofreció cierta protección adicional en comparación con aquellos que solo habían recibido su primera dosis de inyección durante el período de estudio, manteniéndose por debajo de 1, aunque parecía tener una tendencia ascendente hacia el final del período:

Es importante señalar que los resultados del estudio sugieren que la segunda dosis de AstraZeneca hizo que el riesgo de hospitalización y muerte fuera aún peor que la primera (ya que la comparación de la dosis doble es con la dosis única), y que la segunda dosis de la inyección de Pfizer posiblemente ofreció suficiente protección para cancelar el riesgo adicional de hospitalización y muerte observado después de la primera dosis.

Para poner algunos números a estas estimaciones, en el punto de 98 días, los datos del estudio sugirieron que para la inyección de AstraZeneca, la eficacia de la «vacuna» (VE) en la protección contra la hospitalización y la muerte fue de aproximadamente -89 % después de la primera dosis y que la la segunda dosis empeoró esto en menos -59%. Para la inyección de Pfizer, las respectivas estimaciones de VE en el punto de 100 días fueron aproximadamente -85 % y +46 %.

Estas son estimaciones agrupadas de la eficacia de la «vacuna» (VE), pero se observaron VE similares en diferentes grupos de edad. La excepción a esto es que el estudio no incluyó ningún dato sobre los residentes de hogares de ancianos ni sobre los menores de 18 años; quizás a esos individuos les fue mejor después de la vacunación, o quizás no.

El documento en sí sugiere dos posibles razones para sus preocupantes resultados:

  • Que las personas, una vez vacunadas, se volvieron despreocupadas y comenzaron a exhibir comportamientos que aumentaron su riesgo de enfermarse de covid. Esto es poco probable: supone que los no vacunados optaron por mantener el miedo a Covid en el punto en que las inyecciones estuvieron disponibles. Sin embargo, toda la evidencia disponible sugiere que, en cambio, en la mayoría de los casos, simplemente no se consideraban en alto riesgo de Covid incluso antes de que comenzara la vacunación.
  • Que los no vacunados tenían más probabilidades de haber tenido una infección natural con Covid para la primavera de 2021 y, por lo tanto, ya tenían protección contra la enfermedad grave. Esta es quizás una sugerencia razonable; esto también sugiere que una infección previa ofrece protección adicional contra la hospitalización y la muerte en comparación con la vacunación. No está claro por qué este efecto no se cuantificó ni controló en el estudio, ya que presumiblemente los datos sobre el estado de infección previa están disponibles.

Por supuesto, es totalmente plausible que el aumento del riesgo de hospitalización y muerte después de la vacunación esté directamente relacionado con las inyecciones mismas. Es un algo extraño que los autores no exploraran esta posibilidad en su artículo.

Hay un punto importante sobre los resultados de este estudio. Estos resultados son para el impacto de las inyecciones en la hospitalización y muerte relacionadas con la infección por Covid y el documento no ofrece información sobre el impacto de los efectos secundarios de recibir las inyecciones. Varios autores han sugerido que los efectos secundarios de la inyección son tolerables dados los beneficios que ofrecen las inyecciones. Claramente, este no será el caso si las inyecciones no ofrecen protección contra la infección (o hacen que la infección sea más probable) y si no ofrecen protección contra la hospitalización y la muerte (o hacen que esto sea más probable).

Hay otros documentos que sugieren pocos o ningún beneficio de las inyecciones en términos de protección contra la hospitalización y la muerte. Realmente es necesario detener cualquier vacunación y es imprudente y poco ético fomentar la vacunación mediante el uso de medidas tales como pasaportes de vacunas o inyecciones o requisitos de vacunación para el empleo, etc. Las autoridades necesitan llevar a cabo algunos estudios significativos y sólidos sobre los daños potenciales causados ​​por estas inyecciones. La falta de una farmacovigilancia sólida tras el lanzamiento de las inyecciones ya ha causado un daño muy grave.

Es sorprende que no haya habido una evaluación rigurosa de la seguridad y la eficacia de las inyecciones tal como se administraron a la población en 2021: el reglamento parece haberse eliminado.

El aumento del riesgo de hospitalización y muerte relacionado con Covid en la vacunación sería perjudicial para la reputación de las autoridades de nuestra nación dado el fervor con el que promovieron las inyecciones durante los últimos dos años. Por supuesto, también está el pequeño asunto de las miles de hospitalizaciones y muertes adicionales que han ocurrido si los resultados del estudio discutido en esta publicación resultan ser aplicables en general a la población. Sigue siendo una pregunta abierta si nuestras autoridades considerarán la amenaza a su reputación como el factor más importante e ignorarán estos datos emergentes, o si elegirán la transparencia y abrirán de inmediato una investigación sobre el potencial de las inyecciones para causar daño.

El Patólogo Ryan Cole explica algunas de las razones por las que puede haber variación en los efectos adversos de las inoculaciones de ARNm. Forma parte de una discusión de mesa redonda en la Conferencia «The Better Way» que se llevó a cabo en Viena, Austria, el pasado 17 de septiembre, 2022, El vídeo fue subtitulado para ustedes por el Equipo de Trabajo de Akasha Comunidad. https://www.bitchute.com/video/D6GC8nyDPJ7z/ ver más sobre lotes : https://cienciaysaludnatural.com/base-de-datos-sobre-que-tan-nocivos-son-los-lotes-de-las-inyecciones-k0-b1t/

Teniendo en cuenta lo dicho lo que mas sorprende es el resultados de votos de 15 a 0, de los asesores médicos académicos de los CDC que recomendaron que las inyecciones de mRNA COVID-19 se agreguen al programa de vacunación infantil de rutina pediátrica. Estos votos permiten a los CDC recomendar que las inyecciones estén disponibles para los niños de bajos ingresos de forma gratuita. Además, ahora están programados con sarampión, paperas, rubéola, polio, etc., como vacunas de rutina que la mayoría de los estados adoptarán para sus sistemas de escuelas públicas.

En los EE. UU., estas decisiones representan:

1) Primera enfermedad pandémica que se agrega de forma permanente: ¿qué sucede cuando el COVID-19 esencialmente desaparece?

2) Primeros productos autorizados de uso de emergencia para unirse: ¿qué sucede si no están completamente aprobados por la FDA en el futuro?

3) ¿Primeros productos agregados sin claridad sobre la dosis, el intervalo y la forma de administrar?

Por ejemplo, ¿un niño no vacunado comienza con los productos obsoletos de Pfizer o Moderna de hace dos años y luego, dos meses después, recibe un refuerzo bivalente para un total de tres inyecciones en cuatro meses? ¿Qué pasa con un niño completamente vacunado? ¿Significa esto refuerzos anuales cuando el beneficio teórico, si lo hay, solo dura seis meses?

Uno puede ver cómo el pensamiento de grupo distorsionado por estos médicos académicos y asesores sin opinión disidente deja al CDC, las escuelas y los padres en una situación muy insegura. Hay abogados que ya anunciaron dar batalla legal para cualquier padre que sienta que su hijo se ve obligado a vacunarse contra el COVID-19 para cumplir con el calendario de vacunas y asistir a la escuela primaria o secundaria, es hora de comenzar a defenderse, firme la petición para que no inoculen a bebes ni niños aqui .

Tambien agradecemos su apoyo a esta base de datos con un bono contribución en mercado pago por única vez:
1000$ https://mpago.la/1Q1NEKM
500 $ https://mpago.la/2u2cZrG
300 $ https://mpago.la/1bPs2pS