sábado , 2 marzo 2024

Los niños vacunados contra K0 B1T tienen un mayor riesgo de sufrir infecciones del tracto respiratorio

Print Friendly, PDF & Email

Overall Health Effects of mRNA COVID-19 Vaccines in Children and Adolescents: A Systematic Review and Meta-Analysis – ttps://doi.org/10.1101/2023.12.07.23298573 – https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2023.12.07.23298573v2.full.pdf

Según un nuevo estudio, los niños que recibieron una inyección de Moderna o Pfizer COVID-19 en ensayos clínicos tenían un mayor riesgo de padecer ciertas enfermedades. Para niños de más de cinco años, el riesgo relativo era de 3.77 veces (Intervalo de confianza del 95%: 1.56 a 9.13) mayor en niños vacunados que en niños que recibieron el placebo. Para los niños menores de cinco años, las inyecciones de ARNm se asociaron con un mayor riesgo de desarrollar infecciones del tracto respiratorio (Riesgo relativo: 3.03; intervalo de confianza del 95%: 1.29 a 7.09).

En comparación con los que recibieron placebo, los niños que recibieron una de las inyecciones de ácido ribonucleico mensajero (ARNm) modificado tenían un mayor riesgo de sufrir eventos adversos graves o infecciones del tracto respiratorio, encontraron la Dra. Christine Stabell Benn y otros investigadores.

Karina Acevedo Whitehouse Ph.D destaca que los autores dicen textualmente: «Dado el bajo riesgo de infección severa de COVID-19 en niños, no está claro que los beneficios de las «vacunas» COVID-19 en niños superen los daños [de las vacunas]».

El estudio se titula (traducido del inglés) «Efectos generales de las vacunas COVID-19 de ARNm sobre la salud de niños y adolescentes: una revisión sistemática y un meta-análisis«.

Examinaron datos de ensayos de sitios web regulatorios y otras fuentes, y terminaron con seis estudios que abarcaron a 25.549 personas, de las cuales alrededor del 68 por ciento recibieron una inyección. El resto recibió un placebo.

Los ensayos de Moderna y Pfizer dividieron a los niños en grupos de edad ligeramente diferentes. Moderna a menudo agrupaba a niños de 6 meses a 11 años de edad, mientras que Pfizer lo hacía para niños de 5 meses a 11 años. Los investigadores observaron los resultados de todos los niños y también después de estratificar a los niños por jóvenes, más jóvenes y mayores.

Los autores evaluaron todos los ensayos clínicos aleatorizados y controlados (que incluyeron grupos a los que les dieron placebo) de las inoculaciones anti-COVID de ARNm sintético, y evaluaron los efectos adversos serios, incluyendo infecciones respiratorias secundarias o posteriores a las inoculaciones.

Encontraron que entre 17.538 niños y adolescentes que recibieron las inoculaciones y entre 8.011 niños y adolescentes que recibieron un placebo, el riesgo de desarrollar eventos adversos de las inoculaciones de ARNm sintético tenían un mayor riesgo de efectos adversos serios en niños de mayor edad.

Los jóvenes de 12 a 17 años también enfrentaron un mayor riesgo de sufrir eventos adversos graves, o eventos considerados médicamente significativos. Ese mayor riesgo no fue estadísticamente significativo en el grupo más joven y el riesgo fue menor en el grupo más joven.

Los niños más pequeños, a su vez, corrían un mayor riesgo de sufrir infecciones del tracto respiratorio como bronquitis y virus respiratorio sincitial. Las infecciones del tracto respiratorio no se contaron en los ensayos de niños más pequeños y mayores.

Los investigadores también encontraron que los niños vacunados también tenían un mayor riesgo de sufrir trastornos de la piel y los tejidos.

Ehud Qimron, profesor de microbiología clínica e inmunología en la Universidad de Tel Aviv, dijo que el nuevo artículo «subraya las posibles preocupaciones de seguridad en torno a las vacunas de ARNm [COVID-19]».


Los gobiernos mintieron a sus ciudadanos alevosamente y ocultan información vital. Dr. Marty Makary, Universidad Johns Hopkins, ante el Subcomité Selecto de la Cámara de Representantes EE.UU . Desafio, comparte este video para despertar a un médico!
https://www.bitchute.com/video/cLFK16gRu36s/

Estimación riesgo-beneficio

Los investigadores del nuevo estudio dijeron que se necesitarían entre 37 y 103 niños que recibieran la vacuna para obtener un beneficio.

A la luz del mayor riesgo de problemas, «ninguna de las vacunas de ARNm tuvo un efecto beneficioso sobre la salud general», escribieron, y pidieron «una evaluación renovada del valor de la vacunación contra el COVID-19 en niños y adolescentes».

El estudio fue financiado por la Fundación Bluebell. Los autores declararon no tener conflictos de intereses.

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos