lunes , 3 octubre 2022

El objetivo final de la falsa pandemia

Cual es el objetivo de toda esta falsa pandemia. Esta respuesta queda clara si visitamos el sitio del Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF). Para el que quiera detalles puede leer los libros de Klaus Schwab , director del WEF, financiado por Vanguard. El modelo de Schwab es el de China con la implementación del «Credito Social»

Bioseguridad y Totalitarismo

Con los mandatos y pasaportes de vacunas, estamos viendo el surgimiento de un nuevo  régimen de vigilancia de bioseguridad diseñado e implementado por tecnócratas no elegidos. La unión de las tecnologías digitales, la salud pública y el poder policial está provocando invasiones sin precedentes de nuestra privacidad y métodos intrusivos de vigilancia y control autoritario. En este marco, los ciudadanos ya no son vistos como personas con dignidad inherente, sino como elementos fungibles de una “ masa ” indiferenciada , a ser moldeada por expertos en salud y seguridad supuestamente benévolos. Si estas tendencias no encuentran una resistencia más sólida en 2022, este nuevo paradigma de gobierno exigirá intervenciones cada vez más intrusivas y onerosas en las vidas y los cuerpos de las personas.

La unión de la salud pública global con las nuevas tecnologías digitales de vigilancia, extracción de datos personales, flujo de información y control social ahora hace posibles nuevas formas de dominación inimaginables en los regímenes totalitarios del pasado. Ya sea que estemos de acuerdo o en desacuerdo con esta o aquella política de pandemia, este desarrollo más amplio debería preocuparnos a cada uno de nosotros. Es un “cambio sistémico que de otro modo sería desagradable para la gente” introducido durante la pandemia:

Vamos en dirección de lo que el Foro Económico Mundial llama capitalismo de partes interesadas, respaldado por la convergencia biodigital, la vigilancia universal y el control tecnológico de una amplia gama de actividades humanas, desde la reproducción hasta la religión. El intercambio de información, como el intercambio monetario, debe ser monitoreado y controlado. Se está diseñando un sistema de crédito social en el que la conformidad será recompensada con la inclusión y la falta de conformidad castigada con la exclusión. Lo que ya está operativo en China, es decir, avanza muy rápidamente en Occidente.

Para ver y comprender el surgimiento de esta “nueva normalidad”, considere como advertencias instructivas los regímenes anteriores en los que el pretexto de la seguridad pública durante una emergencia allanó el camino para los sistemas totalitarios. Cualquiera que establezca una analogía histórica con los nazis es comprensiblemente acusado de alarmista exagerado, no estamos comparando ni la administración actual ni las anteriores con el régimen totalitario de Hitler. Aún así, sigue siendo un hecho aleccionador, instructivo e innegable que la Alemania nazi estuvo gobernada durante prácticamente la totalidad de su existencia bajo el Artículo 48 de la Constitución de Weimar, que permitía la suspensión de la ley alemana en tiempos de emergencia. Recordemos también el nombre del grupo que llevó a cabo el Reinado del Terror durante la Revolución Francesa: el “Comité de… Seguridad Pública ”.

Los pasaportes de vacunas son simplemente un paso temprano, aunque significativo, para el régimen emergente de vigilancia de la bioseguridad.  No estamos tratando con una estrategia de salida [pandémica] en absoluto, sino más bien con una estrategia de entrada para los nuevos gobernates del mundo. Hemos permitido sin críticas medidas injustas y dañinas para avanzar sin encontrar resistencia. Nuestra buena voluntad general y mentalidad cívica se ven anuladas por el temor se disfrazo de civismo y la psicosis colectiva creada por los medios masivos, cómplices del Foro Económico Mundial, WEF. Comos decía el disidente soviético, Alexander Solzhenitsyn:

Si tan solo nos hubiéramos mantenido unidos contra la amenaza común, podríamos haberla derrotado fácilmente. Entonces, ¿por qué no lo hicimos? No amamos lo suficiente la libertad. Nos apresuramos en aceptar. ¡Aceptamos con mucho gusto! Nos merecíamos pura y simplemente todo lo que pasó después.

La hora es más tarde de lo que pensamos; la bestia crece y está cerca. El cumplimiento continuado de mandatos manifiestamente injustos ya menudo absurdos no nos devolverá a una sociedad que funcione con normalidad. Cada acto de cumplimiento de buena fe o desinteresado por parte de los ciudadanos solo ha resultado en «contramedidas» pandémicas más ilógicas que erosionan aún más nuestras libertades civiles, dañan nuestra salud en general y socavan la sana evolución humano.

Hay un derecho humano que no está consagrado en ninguna constitución: el derecho a la verdad. Ningún derecho ha sido más sistemáticamente trabado en los últimos dos años que este. Las autoridades de salud pública reconocen la verdad solo después de que el daño ya está hecho y algun delator interno se anima a dar a conocer esto al público. Decenas de miles han perdido sus trabajos debido a los mandatos coercitivos de vacunación cuando se sabe que la inyección no detiene el contagio.  ¿Quién responsabilizará a nuestros líderes por esta conducta abominable?

La resistencia no violenta y la desobediencia civil ahora constituyen el camino correcto y justo a seguir, a riesgo de terminar con una nota apocalíptica, para mantenerse en una resistencia firme hasta el punto de la desobediencia civil que no solo es permisible dadas las circunstancias, sino que de hecho es necesaria si queremos evitar más bestialidad.

Quieren imitar el sistema de China de implementación del «Credito Social»

El objetivo final de la falsa pandemia es copiar el régimen de China. Buscan eliminar disidencia con una identidad digital integral, con datos de salud, estado de vacunación, datos bancarios y conducta, como el modelo chino. https://www.bitchute.com/video/oDMG3pKFXmO5/

Muchas partes de China están sujetas a un sistema de crédito social que clasifica con buen o mal comportamiento, con recompensas y castigos relacionados con el desempeño de cada ciudadano. “A los buenos se les otorgarán comodidades en educación, empleo y apertura de empresas emergentes, mientras se harán públicas las fechorías graves de los malos”, anunció el PCCh en un discurso público .

El sistema de crédito social, implementado utiliza tecnología de big data para recopilar información sobre todos los ciudadanos y analizar esa información para calificar el comportamiento, incluida la solvencia financiera y la conducta personal.

Si alguien critica políticas de gobierno puede ser declarado poco confiable, todas estas acciones, y muchas más, pueden hacer que el puntaje caiga en picada, obligando a los ciudadanos a subir al peldaño más temido del sistema de castas de China, los laolai.

El algoritmo del gobierno irá tan lejos como para instalar un tono de llamada «vergonzoso» en los teléfonos de laolai, avergonzándolos cada vez que reciben una llamada en público. Tambien tendrán prohibiciones de vuelos y trenes lentos son solo el comienzo de la pesadilla distópica que ahora es la vida cotidiana en China para millones de personas.

Un puntaje de crédito social bajo lo excluirá de trabajos bien remunerados, imposibilitará obtener un préstamo para una casa o un automóvil o incluso reservar una habitación de hotel. El gobierno ralentizará la conexión a Internet, prohibirá que sus hijos asistan a escuelas privadas e incluso publicará su perfil en una lista negra pública para que todos lo vean.

Según ABC News de Australia , el gobierno ha producido un «Mapa de Deadbeat» a través de una aplicación en WeChat, que muestra un gráfico estilo radar que identifica a cada laolai en las cercanías del usuario.

“Tocar a una persona marcada en el mapa revela su información personal, incluido su nombre completo, el número de casos judiciales y la razón por la que ha sido etiquetada como no confiable. Los números de las cédulas de identidad y las direcciones de las casas también se muestran parcialmente”, informó ABC.

Hay informes de que aquellos cuyo puntaje de crédito social cae demasiado bajo son arrestados preventivamente y enviados a «campos de reeducación». No porque hayan cometido realmente un delito, sino porque asumen que es probable que así lo hagan.

Los elementos del sistema están en su lugar en toda China, ya que el gobierno refina su algoritmo, y el lanzamiento final está programado para estar listo en todo el país para 2020.

El gobierno dice que este sistema mejora la confianza y la estabilidad social mediante la creación de una «cultura de sinceridad» que «restaure la confianza social». Lo que realmente se esta generando es una cultura del miedo y una nación de informantes o delatores. Una de las formas en que las personas pueden mejorar su propio puntaje de crédito social es delatando supuestas fechorías de otros.

Las personas pueden ganar puntos, por ejemplo, por denunciar a quienes violan las nuevas restricciones a la práctica religiosa, como los cristianos que se reúnen ilegalmente para rezar en casas particulares, o los musulmanes uigures y kazajos en el lejano oeste de China a quienes ven rezando en público, ayunando. durante el Ramadán o simplemente dejarse crecer la barba.

Por supuesto, a medida que el estado avanza cada vez más hacia su objetivo de monitorear todas las actividades de sus ciudadanos las 24 horas del día, los siete días de la semana, la sociedad misma se convierte en una prisión virtual.

Las críticas occidentales al nuevo sistema han sido intensas, y Human Rights Watch las describió como “escalofriantes”.

En respuesta, las publicaciones del Partido Comunista Chino se burlan de que los occidentales son demasiado simples para comprender las maravillas del nuevo sistema. En palabras del Global Times de China , “Las teorías hipotéticas de Occidente se basan en su ignorancia”. El sistema de crédito social masivo, continúa diciendo, está simplemente “más allá de la comprensión de los países occidentales”.

Entendemos muy bien lo que está pasando.

Es el antiguo impulso totalitario de China, el gobierno absoluto del dios-emperador sobre sus súbditos, traído a la era moderna. Es el profético “ 1984 ” de George Orwell cobrando vida.

El ya formidable estado policial de China se ha actualizado utilizando big data, aprendizaje automático, tecnología de reconocimiento facial e inteligencia artificial en un temible cyborg de control estatal. El Partido Comunista Chino ha dado a luz a la primera dictadura digital de alta tecnología del mundo.

No contenta con encarcelar a su propia población en una prisión virtual, China está muy ocupada incentivando su creación a dictaduras socialistas de ideas afines a otros países y Canadá ya ha empezado a imitarlo.

Cómo funciona el sistema de crédito social

Al igual que un puntaje de crédito todos tienen un puntaje de referencia inicial con el sistema de China de 1000 puntos. Según su rendimiento individual, se divide en diferentes niveles.

AAA/ AA (1050 puntos): Eres un ciudadano ejemplar.  Disfruta de un beneficio del 3% en puntos sobre las tasas de préstamo actuales y controles de salud gratuitos si tiene menos de 64 años.

A+/ A/ A- (960–1029 puntos): Recibe prioridad en la inscripción escolar y otras ayudas sociales, además de atención preferencial en el empleo. Además, disfruta del privilegio de ser utilizado como modelo en campañas realizadas por el gobierno.

B (850–959): como sanción inmediata, estará encerrado en B durante dos años y recibirá visitas periódicas del gobierno para su «reeducación». Todavía puede disfrutar de los beneficios A.

C (600–849): estás encerrado en C durante tres años antes de convertirte en B. También estás en una lista del gobierno. No puede recibir asistencia social, no puede ganar premios ni honores y no puedes postularte para un cargo político. Además, tendrás muchas más visitas gubernamentales.

D (0–599): Eres un niño muy malo. Ahora está en una lista negra pública. Debe revocar títulos honoríficos como su doctorado o maestría. Nunca tendrás ningún financiamiento del gobierno. Por cierto, podrías perder tu trabajo y ahora los funcionarios monitores te visitarán todo el tiempo.

Todo lo que afecta tu puntaje de crédito social

Casi todo lo que se hace en un día puede afectar su puntaje de crédito social. Esto incluye actividades en las redes sociales, interactuar con las personas correctas o incorrectas, compras en línea, tus finanzas, tus logros en el trabajo o la escuela.

He aquí algunos de los más peculiares :

  • – 50 por información negativa en las redes sociales, como publicaciones o mensajes que critican al Partido Comunista Chino.
  • +10 por delatar organizaciones de culto, contaminadores ambientales y cualquier superstición (es decir, musulmanes uigures )
  • Multas de tráfico -10. Dos multas de estacionamiento -10
  • Dar clases ilegalmente -50.
  • Delatar a presuntos criminales +20
  • Más de dos hijos o rechazo de la esterilización -40
  • Donar órganos +100
  • +5 por niño que se une al ejército
  • Solicitar un problema legítimo como el agua insalubre. Es posible que el problema se solucione, pero solucionarlo le hará perder puntos. -50

¿Cómo se monitorea todo esto? A través de las 200.000.000 cámaras de vigilancia y software de reconocimiento facial ubicados en todo el país. La población de China supera los 1.400 millones de personas (casi el 20% del mundo). Si hacemos algunos cálculos simples, encontraremos que es una cámara por cada siete ciudadanos.

¿Esto vale la pena?

El hecho es que un sistema de crédito social beneficia enormemente al Partido Comunista Chino. El presidente Xi Jinping y sus complices pueden apuntar fácilmente a ciudadanos disidentes como la Policía del Pensamiento del libro “1984”.

¿Este sistema limita las libertades personales de sus ciudadanos? Si. ¿Es más probable que los civiles chinos delaten a sus vecinos por crímenes que no cometieron? Más probable.

Hasta la fecha, se han negado 27.000.000 de billetes de avión y 6.000.000 de billetes de tren a ciudadanos chinos en función de su puntuación de crédito social. 2021

Construyendo el registro

La plataforma conecta 37 departamentos y agencias gubernamentales, con un aspecto comercial a través del Banco Popular de China y el ministerio de finanzas, pero también la administración de alimentos y medicamentos, la comisión nacional de salud y planificación familiar, el transporte, la vivienda y el desarrollo urbano-rural. ministerios

Para ayudar a construir el sistema, los ciudadanos deberán registrarse con sus nombres reales para Internet, servicios postales, telecomunicaciones y cuentas bancarias.

¿Viene esto al Mundo Occidental?

https://cienciaysaludnatural.com/quienes-financian-la-falsa-pandemia/ https://www.bitchute.com/video/E4toqq6E4Cz3/

Usando como excusa la necesidad de que  las casi 80 millones de personas obligadas a huir de sus hogares por la guerra o la persecución tengan su registro de identidad y la necesidad de pasaporte de salud se pretende implementar este mismo sistema en países del occidente.

La razón que usan como pantalla es lograr que todos tengan una identidad legal, incluido el registro de nacimiento, para 2030 es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas . Impulsó al Banco Mundial a lanzar su iniciativa Identificación para el Desarrollo (ID4D) en 2014.

La excusa del Banco Mundial es decir que hay 987 millones de personas en el mundo que no tienen identidad legal, frente a los 1500 millones de 2016 . La mayoría vive en países de bajos ingresos donde casi el 45% de las mujeres y el 28% de los hombres carecen de una identificación legal.

https://www.weforum.org/agenda/2020/11/legal-identity-id-app-aid-tech

La plandemia fue la mwjor estrategia del Foro Economico Munciasl , WEF. La mejor excusa para cerrar pequeñas empresas, restringir el movimiento individual, aumentar la dependencia del gobierno e implementar la tiranía médica, ¡todo en un paquete ordenado! como el Gran Reseteo Mundial para que el fondo de inversion Vanguard (tambien dueñas de BlackRock) pueda proteger sus propiedades de la creciente potencia china.

Considere solo algunos titulares aleatorios de estos meses:

• Andrew Cuomo pide a las empresas que admitan solo a vacunados’

• El régimen de Biden anuncia que ‘es hora de imponer requisitos’ a los estadounidenses para recibir la inyección experimental de COVID-19

• AP y Reuters se asocian con Twitter para patrullar la disidencia política como ‘desinformación’

• Los inspectores de racismo de la ONU de Biden planean ‘restringir’ y criminalizar la libertad de expresión

• Nueva York ahora requiere prueba de vacunación para ingresar a los edificios

• Plan de emergencia para priorizar a los pacientes vacunados que se está discutiendo en silencio en los CDC

• El ex funcionario de Obama pide que los no vacunados sean incluidos en la ‘lista de exclusión aérea’

• Los CDC analizan el confinamiento y los campos de internamiento para personas con alto riesgo de contraer el virus de China

Esto es solo la muestra más elemental. Hay docenas de novedades de este tipo solo en Canadá, que para completar el Gran Reinicio de la WEF, sólo le falta revocar la Segunda Enmienda y confiscar todas las armas de fuego personales, y esto está en proceso.

El objetivo de todos estos esfuerzos de Vanguard por medio de sus operadores de el WEF es el mismo objetivo del PCCh: total conformidad, total cumplimiento, total estandarización. Todos deben creer, actuar y comportarse exactamente de la misma manera. Si cumples con estas exigencias, tu vida será genial. Se le permitirá ir de compras, comer fuera, asistir al teatro y expresar sus opiniones. Pero disiente en cualquiera de estas categorías, y tu vida será un infierno. Su puntaje de crédito social controlará tu destino.

Los pasaportes de salud digitales más completos se están implementando en todo el mundo y cobran fuerza en Estados Unidos. El objetivo es una identidad digital integral , que combine los datos de salud y el estado de las vacunas con datos bancarios y otros datos de identificación personal.

Esto significa que tu dinero digital puede desaparecer si no cumples con la agenda del Foro Económico Mundial, WEF. Las instituciones financieras ( PayPal , varios bancos grandes, compañías de tarjetas de crédito ) ya están rechazando, cerrando o negando negocios a cualquier persona involucrada en actividades no aprobadas u opiniones no autorizadas, es decir que cuestionen el relato oficial de las inyecciones contra K0 B1T.

Los gigantes de las redes sociales están enormemente involucrados en la regulación de la libertad de expresión; de hecho, Silicon Valley está construyendo un sistema de crédito social al estilo chino . (Intente publicar la palabra «hidroxicloroquina» en Twitter y vea cuánto tiempo le toma prohibirlo). Las empresas, los sitios web y los servicios de personas que cuestionan en todos los países están siendo eliminados a un ritmo sin precedentes. Cualquiera que no se «adapte» será intimidado, avergonzado y censurado. Involucrarse en el tipo de actividad podría incluso ser » suicidado «.

Los pasaportes de vacunas finalmente rastrearán todos los aspectos de la vida de una persona. Las grandes compañías tecnológicas supervisarán toda la información personal y la mezclarán con la información que el gobierno usará para determinar si alguien es elegible para viajar o hacer cualquier otra cosa en la sociedad educada.Es mucho más que un pase de vacuna. Tiene el poder de apagar su vida. O encender su vida. Permitirle participar en la sociedad civil o ser marginado.

El coronavirus se ha convertido en una excusa perpetua para que las élites (Vanguard, WEF) promulguen las medidas de «emergencia» que quieran en nombre de la «seguridad». El resultado final es controlar la libre circulación de personas.

La obsesión mediática por la «equidad» están codo con codo con K0 B1T como medio de control social. Una parte clave de la «equidad» es atacar a las personas que se oponen a ella. A nadie se le permite expresar una opinión fuera de la noción de pensamiento grupal aprobada por los gobiernos que responden al WEF .

Lo que se le está haciendo a los no vacunados es precisamente lo que los nazis les hicieron a los judíos, primero los demonizan. Luego los marginan de la población. Los que están cómodos aún piensan que ‘ esto no puede pasar aquí’. Ya está sucediendo. los no vacunados están siendo eliminados de las admisiones universitarias, ocupaciones y promociones por su estado de vacunación.

Es por eso que el término «terrorista doméstico» ahora se usa con tanta ligereza para describir a cualquiera que critique el relato oficial. El uso de ese término no es accidental; es una estratagema deliberada para pintar a cualquiera que se oponga a la agenda del WEF no solo como malo, sino como peligroso. Un buen patriota ahora es un criminal .

A través de todo este caos, toman ventaja. Como dice el New York Post , han adoptado las mismas tácticas de vigilancia sobre las que solían advertir.

En China, cada pulsación de tecla es monitoreada por las redes sociales; cada movimiento es registrado por millones de cámaras de reconocimiento facial; cada palabra hablada es escuchada y reportada a las autoridades. Eso está llegando a Estados Unidos, Canadá y en Europa con una velocidad alarmante.

Cuando esto se convierta en un infierno distópico como China, recuerden quién lo causó. El siguiente documento del WEF, da mas de una pista .

En este reportaje a Aldus Huxley ya en el 18 de Mayo de 1958, anunciaba que existen un número de fuerzas impersonales, que nos llevarían a una gobierno de supresión de la libertad. Con la ayuda de la tecnología, acelerarían aún más la pérdida de libertad, imponiendo un control centralizado y control de la población.
https://www.bitchute.com/video/FEzjNX9dbLpL/

Apoya al periodismo independiente, colabora con nosotros somos un grupo de científicos, médicos e investigadores sin fines de lucro. ¡gracias!