sábado , 2 marzo 2024

Grave incremento de muertes en el sector más saludable de nuestra sociedad

Print Friendly, PDF & Email

El comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos Robert Califf recientemente se dirigió a X para lamentar la “catastrófica” disminución de la esperanza de vida en Estados Unidos. 

Pero su publicación, que abordaba el tabaquismo, la dieta, las enfermedades crónicas y la atención médica, ignoró lo obvio: la gente está muriendo en cantidades anormalmente altas incluso ahora y hace mucho que el COVID-19 disminuyó. Sin embargo, las agencias de salud pública y las sociedades médicas ocultan esta realidad y no mencionan por qué el sector tradicionalmente más saludable de nuestra sociedad (los trabajadores jóvenes, empleados y asegurados) están muriendo en semejantes proporciones.

Las aseguradoras de vida han estado dando la alarma sobre estas muertes inesperadas o «excesivas», que se cobraron 158.000 más estadounidenses en los primeros nueve meses de 2023 que en el mismo período de 2019. Eso excede las pérdidas combinadas de Estados Unidos en todas las guerras  desde Vietnam. El Congreso debería trabajar urgentemente con expertos en seguros para investigar esta preocupante tendencia. 

Habiendo pasado lo peor de COVID, las muertes anuales por todas las causas deberían volver a los niveles prepandémicos, o incluso inferiores debido a la pérdida de tantos enfermos y débiles. En cambio, el número de muertos sigue siendo “alarmante”, “inquietante”, y merecedora de “atención urgente”, según artículos de la industria de seguros.

Los informes actuariales, utilizados por las aseguradoras para fundamentar sus decisiones, muestran que las muertes ocurren de manera desproporcionada entre jóvenes en edad de trabajar. No obstante, el director de salud de Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, optó en septiembre por archivar su página web con una nota que decía: «estos conjuntos de datos ya no se actualizarán «. 

Dr. Peter McCullough explica sobre el SV40, que es un segmento de ADN en la inyección Covid que promueve el cáncer. https://cienciaysaludnatural.com/la-contaminacion-del-adn-en-las-inyecciones-contra-covid-promueve-el-cancer/https://www.bitchute.com/video/CZkN6fmUKjNK/

El dinero, por supuesto, es una cuestión motivadora para las aseguradoras. En 2020, las reclamaciones por muerte dieron su mayor salto en un año desde el flagelo de la influenza de 1918, incrementando un  15,4 por ciento es decir $90 mil millones en pagos. Después de alcanzar los 100 mil millones de dólares en 2021, las reclamaciones se desaceleraron en 2022, pero aún están por encima de 2019. Los expertos en indemnización instan a la adopción de un programa de alerta temprana para detectar problemas de salud inminentes entre las personas con seguro de vida y mantenerlos con vida.

A diferencia de la fase inicial de la pandemia, estas muertes no ocurren principalmente entre las personas mayores. Para las personas de 65 años o más, las muertes en el segundo trimestre de 2023 estuvieron un 6 por ciento por debajo de la norma prepandémica, según un nuevo informe de la Sociedad de Actuarios.

La mortalidad fue un 26 por ciento más alta entre las personas aseguradas de 35 a 44 años y un 19 por ciento más alta entre las personas de 25 a 34 años, continuando un aumento de muertes que alcanzó su punto máximo en el tercer trimestre de 2021 con un asombroso 101 por ciento y 79 por ciento por encima de lo normal, respectivamente. 

“Las reclamaciones por COVID-19 no explican completamente el aumento en la incidencia de reclamaciones incurridas”, afirmó la Sociedad. Las muertes por COVID-19 disminuyeron 84 % desde los primeros tres trimestres de 2021 hasta el mismo período de 2023

Hasta cierto punto, sabemos qué está matando a los jóvenes, con un análisis actuarial de datos gubernamentales que muestran aumentos de mortalidad en enfermedades hepáticas, renales y cardiovasculares, y en diabetesLas sobredosis de drogas también se dispararon en todo el país, pero no principalmente entre la clase trabajadora joven.

Ahí radica la pregunta más apremiante para las aseguradoras, los epidemiólogos y los funcionarios de las agencias de salud. ¿Por qué el sector tradicionalmente más saludable de nuestra sociedad (los trabajadores jóvenes, empleados y asegurados) está muriendo a tales tasas? Los funcionarios de salud pública supervisaron agresivamente la respuesta a la pandemia, para bien o para mal. ¿Por qué no están investigando esto? 

https://cienciaysaludnatural.com/20-puntos-referidos-a-la-ineficacia-e-inseguridad-de-las-inyecciones-covid/
Russell Broadbent, miembro de la Cámara de Representantes de Australia, cuestiona las inyecciones K0 B1T por la cantidad de efectos adversos y muertes en Australia y dado que en Islandia, Suecia, Finlandia, Dinamarca Noruega, Suiza e Inglaterra han suspendido o puesto restricciones a estas inyecciones, especialmente Moderna. Argentina ha comprado 1.400.000 dosis para niños a Moderna!….
Menciona eventos adversos graves: ataques cardíacos, derrames cerebrales, coágulos sanguíneos, cánceres, infertilidad, enfermedades autoinmunes, etc. https://www.bitchute.com/video/im2KUoEZgrRS/

Según un informe del 30 de noviembre publicado por la Population Reference Bureau, una organización sin fines de lucro con sede en Washington DC, que estudió el bienestar de las mujeres de 25 a 34 años de cada generación de estadounidenses. Encontró que las mujeres nacidas entre 1981 y 1999, ampliamente clasificadas como millennials, han experimentado la primera caída en el bienestar desde la Generación Silenciosa a medida que viven hasta la edad adulta.

«Las mujeres de hoy tienen más probabilidades de morir entre los 20 y los 30 años que en cualquier otro momento de las tres generaciones anteriores», afirmó el informe que no toca el tema inyecciones.

A medida que la esperanza de vida cae en picado en Canadá, un nuevo informe del gobierno afirma “causas no especificadas” se han convertido la quinta causa de muerte en el país después del cáncer, las enfermedades cardíacas, el COVID-19 y los accidentes. Según el informe Statistics Canada, en 2022 las “causas no especificadas” incluyeron accidentes cerebrovasculares, aneurismas, bronquitis crónica, enfisema, asma, diabetes, gripe y neumonía, enfermedad hepática crónica y cirrosis, Alzheimer y suicidio como causas de muerte.

Statistics Canada, también conocida como StatCan, publicó el informe el 27 de noviembre en The Daily, el boletín de noticias en línea de la agencia.  El informe generó una serie de titulares casi idénticos, proporcionados por el servicio nacional de noticias de Canadá, en los principales periódicos de Canadá, similares a este en el Toronto Sun: “La esperanza de vida de los canadienses cayó por tercer año consecutivo en 2022, según StatCan”, seguido del subtítulo: “Más personas murieron de COVID-19 en 2022 que en cualquier otro año desde que comenzó la pandemia, según el informe”.

En el Reino Unido, también persiste el exceso de muertes en grupos demográficos similares después de la pandemia.

Los países necesitan un examen sobre las medidas adoptadas para luchar contra la pandemia. Esta investigación, realizada por una comisión imparcial de alto nivel, debería centrarse en lo que funcionó y lo que no dio resultado.

Los bloqueos limitaron el acceso a la educación, la interacción social y la atención médica con daños documentados al desarrollo infantil la salud mental y la economía. Los protocolos de tratamiento dictaban cómo los médicos debían brindar atención de COVID (principalmente en hospitales y con medicamentos costosos) y limitaban el acceso temprano a medicamentos genéricos que podrían haber ayudado. 

Se administraron inyecciones a más de 270 millones de personas, entre ellos bebés, mujeres embarazadas y trabajadores bajo mandato de los empleadores. La «velocidad vertiginosa» de la terapéutica, uso de emergencia la autorización debe ser parte de cualquier análisis pospandémico, a la luz de más de 1 millón de informes de posibles daños al Sistema de notificación de eventos adversos de las vacunas y un nuevo estudio de la Universidad de Yale  que valida un Síndrome crónico posvacunación.

Por último, se debe pedir cuentas a los funcionarios gubernamentales que aprobaron una censura sin precedentes de la disidencia (imponiendo medidas pandémicas mediante la presión de los medios).  

Actuarios y analistas de la industria predicen el exceso de muertes continuará entre las personas con seguro de vida hasta 2030 y “se prevé que sea mayor a edades más tempranas”. » Esta predicción desafía las expectativas normales de mortalidad para una población robusta de personas con seguro de vida. Consideremos ahora cómo les puede ir a otros estadounidenses discapacitadosmal asegurados .

https://cienciaysaludnatural.com/la-inyeccion-covid-ha-causado-17-millones-de-muertes-y-no-salvo-vidas/
Reciente estudio realizado por los Dres. Denis Rancourt, Marine Baudin y Jérémie Mercier comprueba que las inyecciones contra K0 B1T han matado a 17.000.000 de personas https://www.bitchute.com/video/qjFPbbZ7pFBc/

Para garantizar que las generaciones futuras estén protegidas y estar preparadas para la posibilidad de otra pandemia, el Congreso debe evaluar qué funcionó y qué no. 

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos