miércoles , 24 julio 2024

Impacto a los salud de los campos electromagnéticos

Print Friendly, PDF & Email

El Programa Nacional de Toxicología (NTP) del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de EE.UU. ha revelado silenciosamente que dejará de estudiar los impactos biológicos o ambientales de la radiación de radiofrecuencia de teléfonos celulares.

Esta decisión se produce a pesar de los resultados de los programas cuidadosamente diseñados y revisados durante una década $30 millones invertidos en estudios en animales eso encontraron cáncer, daño cardíaco y daño en el ADN asociado con la exposición a la radiación de radiofrecuencia del teléfono celular a niveles comparables a los experimentados por los personas en la actualidad. 

El año pasado, el NTP declaró en su hoja informativa de 2023  que realizaría estudios de seguimiento para comprender mejor los efectos encontrados en los estudios con animales a largo plazo.

Las clínicas de infertilidad preguntan a los hombres cuáles son sus hábitos con respecto a los teléfonos móviles y otros dispositivos inalámbricos. Les dicen que se quiten estos teléfonos del cuerpo y de los bolsillos porque hay  evidencia de una correlación en roedores entre la exposición a la radiación inalámbrica y un bajo recuento de espermatozoides, peor calidad del esperma,  disminución de la testosterona  y  daño a los testículos .

Los estudios  también han relacionado el uso de un teléfono celular en el sostén con un mayor riesgo de cáncer de mama. La lista de  efectos adversos para la salud  asociados con esta exposición es larga y nuestro uso de estos dispositivos crece constantemente.

Los niños son  especialmente vulnerables debido a su cerebro en rápido desarrollo. En efecto, no existe un grupo de control. Esto hace que sea difícil, pero no imposible, discernir los efectos de la radiación inalámbrica en las poblaciones humanas.

Impactos en la salud


El 5g es un arma para controlar de forma autoritaria a todos los ciudadano, además, durante las últimas décadas, numerosas publicaciones científicas han demostrado los efectos nocivos de la exposición a la radiación electromagnética de fuentes inalámbricas, como teléfonos inteligentes, enrutadores Wi-Fi, torres de telefonía celular, medidores inteligentes y otros dispositivos de Internet de las cosas (IoT), en niveles muy por debajo de los límites máximos de exposición federales. https://www.bitchute.com/video/fP6btKj60fVx/

Durante las últimas décadas, numerosas publicaciones científicas han demostrado los efectos nocivos de la exposición a la radiación electromagnética (REM) de fuentes inalámbricas, como teléfonos inteligentes, enrutadores Wi-Fi, torres de telefonía celular, medidores inteligentes y otros dispositivos de Internet de las cosas (IoT), en niveles muy por debajo de los límites máximos de exposición federales. 

A pesar de este conjunto de evidencia, las pautas federales de exposición no han cambiado desde que se implementaron por primera vez en 1996 y se ha impuesto una proliferación sin precedentes de fuentes inalámbricas a un público desinformado.

Es esencial informarse a usted mismo y a quienes lo rodean sobre los efectos adversos para la salud de la exposición inalámbrica, la insuficiencia de las pautas federales actuales de exposición y la captura regulatoria que ha permitido la expansión desenfrenada de la tecnología e infraestructura inalámbrica en todo el país. 

SOLICITA INFORMACION PUBLICA AMBIENTAL EN RELACION A ANTENAS 5-G y 4G+ (Por el Dr, Julio Razona)

MODELO DE SOLICITUD DE INFORMACION PUBLICA  AMBIENTAL  – ANTENAS 5 G
Sr. Intendente del Municipio de
………………………………….
Sr……………………………….
—————S / D—————
De mi mayor consideración:
                                             ………………………………. DNI ………………………, constituyendo  domicilio en …………………………………de la ciudad de ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, e-mail …………………………. Teléfono ………………………al Sr. Intendente me presento y digo:
                                         I.- Que vengo, de conformidad a lo normado por la Ley 25.831 “Régimen de libre acceso a la información Pública Ambiental”, Ley 27.275 “Ley Acceso  a la Información Pública” y  art. 2, 55, 56 y cdtes de la  Ley 24.051  “Ley de Residuos Peligrosos”  a solicitar tenga a bien brindar información, dentro  del plazo legal, a la brevedad posible, sobre  lo siguiente:
1.- Atento observarse gran cantidad de estructuras portantes de antenas 5G en el Partido de ,,,,,,,,,,,,,,,,,,, informe si se han autorizado la mismas.
2.- Informe la ubicación con dirección exacta y coordenadas geográficas de cada una de las torres con antenas de tecnología 5G que se han instalado o se instalarán en el Partido de …………………..,  con qué potencia radiada efectiva y altura sobre el nivel del mar que se encuentran cada una de ellas, como asimismo el número de expediente municipal de cada una de las estructuras que utilicen tecnología 5G
3.- Informe si las mismas están activadas o bien la fecha en la que está previsto la activación de las mismas
4.- Informe qué mecanismo de control de emisiones electromagnéticas será utilizado para evitar la contaminación de la atmósfera.

5.- Informe y acompañe los estudios de contaminación ambiental que se han aprobado para autorizar el uso e instalación de torres y/o estructuras que tienen instaladas antenas 5G y los estudios de radiación NO ionizante de las mismas.
6.- Informe si se ha descartado que la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia 5G entrañe riesgos para la vida, tanto humana, como de animales de cría o domésticos, aves, insectos o sobre cualquier ser vivo y que éstos puedan ser graves o incluso mortales. Asimismo si de dicha evaluación se descartó el impacto en la flora y la fauna de la ciudad de  …………………… Provincia de ……………….., Repùblica Argentina. 
7.- Informe si conforme los estudios para autorizar el  servicio  5G se ha descartado el  calentamiento de tejidos ante la interacción entre los campos electromagnéticos de radiofrecuencia y el cuerpo humano. Caso afirmativo acompañe el fundamento de dicha conclusión.
8.- Informe, ante las altas frecuencias (53-78 Ghz) de la red 5G, con mayor capacidad para penetrar en el organismo, que mecanismo de protección a las personas sensibles a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia CEM se han previsto.
9.- Informe si se ha llevado estudios estadísticos de personas electro-hipersensibles, incluidos niños y específicamente de casos de leucemia infantil.
10.- Informe si se han llevado a cabo estudios estadísticos de personas vulnerables a los campos electromagnéticos con cardiopatías, de enfermedades autoinmunes, psiquiátricas, neurológicas y cognitivas y de tumores cerebrales, entre otros.
11.- Informe si se han llevado a cabo estudios respecto de la red 5G ante la posibilidad de que personas con hipersensibilidad electromagnética podrían sufrir ictus o infartos por coagulación de la sangre, o coagulación masiva intravascular diseminada. Asimismo, si se han llevado estudios respecto a los efectos de la radiación con tecnología 5G en relación a neumonías bilaterales atípicas en seres humanos.
12.- Informe si se han llevado a cabo estudios respecto de la red 5G y sus emisiones electromagnéticas respecto si las mismas pudiesen afectar microorganismos naturales en el cuerpo humano que viéndose expuestos a radiación 5G, reaccionen atacando y/o manifestando alguna reacción relacionada con la anafilaxia y/o hasta tormenta de citoquinas por efecto de la exposición de seres vivos a la radiación 5G.
13.- .Informe si se han llevado a cabo estudios respecto de la red 5G y su exposición a la radiación que ésta emite que descarten que la misma pueda generar en seres humanos y demás seres vivos, fatiga, alteración del sueño, concentración, pérdida de memoria a corto plazo, confusión, cataratas, depresión, ansiedad, acúfenos, problemas de piel y endocrinos, y especialmente del sistema nervioso central.
14.- Informe si se han llevado a cabo estudios respecto de la red 5G y su radiación, con efectos en la salud humana por múltiples fuentes irradiantes simultáneas que son necesarias para el funcionamiento de la red 5G. Puntualmente  si se ha estudiado detenidamente la interacción y efectos sobre la salud humana de gran cantidad de antenas 5G cercanas, además de sus efectos interactivos con los restantes servicios de comunicación tradicionales como servicios de ambulancias, aeronavegación, taxis y remises, policiales, radio y tv, entre otros, ello atento la novedad de ésta tecnología 5G.
15.- Informe si se han llevado a cabo estudios respecto de la red 5G basadas en su radiación, si es necesario crear zonas blancas en la ciudad y/o fuera de ella, sin contaminación electromagnética donde las personas electro-hipersensibles puedan recuperarse y refugiarse sin radiaciones de la red 5G.
16.- Informe si se han llevado a cabo estudios respecto de la red 5G que puedan exigir blindaje físico de radiaciones y aislamiento acústico, filtrado, purificación del aire respirable y del agua potable, iluminación biológica u otros equipamientos saludables, para garantizar la calidad ambiental de estas áreas.
17.- Informe si se han llevado a cabo estudios respecto de la red 5G y su radiación, es acumulativa en el cuerpo de seres vivos, especialmente humanos.
                                       II.- Que expresamente solicito esta información sea brindada a la brevedad posible, atento el potencial peligro que ésta nueva tecnología 5G podría acarrear sobre la salud de seres vivos y en base a contundentes  estudios científicos que determinan su potencial  contaminación a la atmósfera..
                                            Sin otro particular lo saluda atentamente  (-LOS INTENDENTES MUNICIPALES TIENEN LA OBLIGACION DE CONTROLAR, MEDIANTE EL PODER DE POLICIA MUNICIPAL TODO LO REFERENTE A LO QUE PUEDA AFECTAR LA SALUD, EL MEDIOAMBIENTE EN SU JURISDICCION , POR LA LEY DE INFORMACION PUBLICA TIENEN LA OBLIGACION DE INFORMAR A CUALQUIER CIUDADANO LO QUE REQUIERA.  EJERZA SU DERECHO A VIVIR EN UN AMBIENTE SANO )

Impactos en la salud de los campos electromagnéticos (CEM)

Los EMF son regiones físicas de energía electromagnética producidas por partículas cargadas eléctricamente y radiación electromagnética (EMR).

Científico de EMF – Llamamiento internacional (2022)
“Numerosas publicaciones científicas recientes han demostrado que los EMF afectan a los organismos vivos a niveles muy por debajo de la mayoría de las directrices nacionales e internacionales. Los efectos incluyen un mayor riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductivo, déficits de aprendizaje y memoria, trastornos neurológicos e impactos negativos en el bienestar general de los seres humanos. Los daños van mucho más allá de la raza humana, ya que cada vez hay más pruebas de efectos nocivos para la vida vegetal y animal”.

PowerWatch: 1670 artículos científicos revisados ​​por pares sobre campos electromagnéticos y biología o salud (2018)
“ Powerwatch ha estado investigando los vínculos entre los campos electromagnéticos y los riesgos para la salud durante más de 25 años. La organización, que es completamente independiente del gobierno y la industria, recopila información para ayudar al profano (sic) a comprender este problema”.

Kivrak et al. (2017)
“Los resultados de los estudios recientes no solo demuestran claramente que la exposición a los campos electromagnéticos desencadena estrés oxidativo en varios tejidos, sino también que provoca cambios significativos en los niveles de marcadores antioxidantes en sangre. Entre los síntomas causados ​​por los campos electromagnéticos se encuentran la fatiga, el dolor de cabeza, la disminución de la capacidad de aprendizaje y el deterioro cognitivo”.

Impactos en la salud de la radiación de radiofrecuencia (RF)

Las frecuencias que van desde 3 kilohercios hasta 300 gigahercios en el espectro de radiación electromagnética (EMR) se definen como radiación de RF.

Informe de bioiniciativa: resúmenes de investigación actualizados (2022)
“Claramente continúa la tendencia de que la gran mayoría de los estudios informan efectos de exposiciones de baja intensidad tanto a ELF-EMF como a RFR, y un pequeño porcentaje de estudios publicados informan que no se observan efectos”. 

Hardell et al. (2021)
“Estos resultados respaldan el mayor riesgo de cáncer en humanos y animales probados en laboratorio para detectar radiación de RF. De hecho, los RF-EMF ahora pueden clasificarse como carcinógeno humano, Grupo 1. Sin embargo, dicha clasificación sólo puede realizarla la IARC”.

Yadav et al. (2021)
“Esta revisión con la ayuda de estudios in vitro e in vivo muestra que la RF podría cambiar la morfología y fisiología de las células germinales con espermatogénesis y motilidad afectadas y concentración reducida de gametos masculinos. La RF también produce cambios genéticos y hormonales. Además, también se resume la contribución del estrés oxidativo y el complejo de proteína quinasa después de la exposición a RFR, que también podría ser el posible mecanismo para la reducción de los parámetros del esperma”.

Smith-Roe et al. (2020)
«En conclusión, estos resultados sugieren que la exposición a RFR está asociada con un aumento en el daño al ADN».

Boileau et al. (2020)
«El uso de un teléfono móvil para llamadas durante más de 30 minutos por día durante el embarazo puede tener un impacto negativo en el crecimiento fetal».

Stein et al. (2020)
“Se concluye que los mecanismos subyacentes a los síntomas de EHS son biológicamente plausibles y que muchas respuestas fisiológicas orgánicas ocurren después de la exposición a los EMF. Los pacientes pueden tener síntomas neurológicos, neurohormonales y neuropsiquiátricos después de la exposición a los campos electromagnéticos como consecuencia de daño neuronal y respuestas neuronales hipersensibilizadas”.

Kim y cols. (2019)
“Se ha descubierto que RF-EMF puede inducir cambios en las células nerviosas del sistema nervioso central, incluida la apoptosis de las células neuronales, cambios en la función de la mielina nerviosa y los canales iónicos; Además, los RF-EMF actúan como una fuente de estrés en los seres vivos”.

Hardell et al. (2019)
“Concluimos que existe evidencia clara de que la radiación de RF es un carcinógeno humano que causa glioma y schwannoma vestibular (neuroma acústico). Existe cierta evidencia de un mayor riesgo de desarrollar cáncer de tiroides y evidencia clara de que la radiación de RF es un carcinógeno multisitio. Según el preámbulo de las monografías de la IARC, la radiación de RF debe clasificarse como cancerígena para los seres humanos, Grupo 1”. 

Programa Nacional de Toxicología – Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (2018)
“El NTP realizó estudios de toxicología de dos años de duración en ratas y ratones para ayudar a aclarar los posibles peligros para la salud, incluido el riesgo de cáncer, derivados de la exposición a RFR como el utilizado en los teléfonos móviles 2G y 3G. que operan dentro de un rango de frecuencias de aproximadamente 700 a 2700 megahercios (MHz)”.

Los estudios del NTP encontraron que la alta exposición a la radiación de RF de 900 MHz utilizada por los teléfonos móviles se asociaba con:

  • Evidencia clara de una asociación con tumores (schwannoma maligno) en el corazón de ratas macho.
  • Alguna evidencia de una asociación con tumores (glioma maligno) en el cerebro de ratas macho.
  • Alguna evidencia de una asociación con tumores (feocromocitoma combinado benigno, maligno o complejo) en las glándulas suprarrenales de ratas macho.
  • Daño al ADN medible bajo ciertas condiciones de exposición.

Molinero y cols. (2018)
 Los estudios epidemiológicos informados desde la reunión del Grupo de Trabajo de la IARC de 2011 son adecuados para considerar la RFR como un probable carcinógeno humano (Grupo 2 A). Sin embargo, deben complementarse con los datos en animales recientemente informados realizados en el Instituto Ramazzini y el Programa Nacional de Toxicología de EE. UU., así como con estudios mecanicistas. Estos hallazgos experimentales, junto con la epidemiología revisada aquí, son suficientes, en nuestra opinión, para actualizar la categorización de RFR de la IARC al Grupo 1”.

Obajuluwa et al. (2017)
«En conclusiones (sic), estos datos mostraron que la exposición prolongada al WiFi puede provocar efectos adversos como enfermedades neurodegenerativas, como se observa mediante una alteración significativa en la expresión del gen AChE y algunos parámetros neuroconductuales asociados con el daño cerebral».

Eghlidospour et al. (2017)
«Se concluye que la dosis acumulada de RF-EMF GSM de 900 MHz podría tener efectos devastadores en la proliferación de NSC y la neurogénesis, lo que requiere más causas en términos de uso de dispositivos móviles».

Havas (2017)
“Si bien la IR daña directamente el ADN, la NIR interfiere con los mecanismos de reparación oxidativa, lo que provoca estrés oxidativo, daño a los componentes celulares, incluido el ADN, y daño a los procesos celulares que conducen al cáncer. Además, el daño de los radicales libres explica los mayores riesgos de cáncer asociados con el uso de teléfonos móviles, la exposición ocupacional a NIR (ELF EMF y RFR) y la exposición residencial a líneas eléctricas y transmisores de RF, incluidos teléfonos móviles, estaciones base de teléfonos celulares, antenas de transmisión y instalaciones de radar”.

Houston y cols. (2016)
“Entre un total de 27 estudios que investigaron los efectos de RF-EMR en el sistema reproductivo masculino, en 21 se informaron consecuencias negativas de la exposición. Dentro de estos 21 estudios, 11 de los 15 que investigaron la motilidad de los espermatozoides informaron disminuciones significativas, 7 de 7 que midieron la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) documentaron niveles elevados y 4 de 5 estudios que investigaron daños en el ADN resaltaron un mayor daño debido a la exposición a RF-EMR”. 

Lerchl et al. (2015)
“El número de tumores de pulmón e hígado en animales expuestos fue significativamente mayor que en los controles expuestos de forma simulada. Además, también se encontró que los linfomas aumentaban significativamente por la exposición. No existe un efecto dosis-respuesta claro. Nuestra hipótesis es que estos efectos promotores de tumores pueden ser causados ​​por cambios metabólicos debidos a la exposición. Dado que muchos de los efectos promotores de tumores en nuestro estudio se observaron a niveles de exposición bajos a moderados (0,04 y 0,4 W/kg SAR), muy por debajo de los límites de exposición para los usuarios de teléfonos móviles, se justifican más estudios para investigar los mecanismos subyacentes. .”

Yakymenko et al. (2015)
“En conclusión, nuestro análisis demuestra que la RFR de baja intensidad es un agente oxidativo expresivo para las células vivas con un alto potencial patógeno y que el estrés oxidativo inducido por la exposición a la RFR debe reconocerse como uno de los mecanismos primarios de la actividad biológica. de este tipo de radiación”.

Meo et al. (2015)
“La exposición a RF-EMFR alto generado por MPBS se asocia con niveles elevados de HbA1c y prevalencia de prediabetes mellitus entre adolescentes en edad escolar. RF-EMFR parece ser otro factor de riesgo que contribuye a los altos niveles de HbA1c y a la incidencia de diabetes mellitus tipo 2”.

Cinar et al. (2013)
«Nuestros hallazgos sugieren que la exposición aguda a EMW puede facilitar las crisis epilépticas, que pueden ser independientes del tiempo de exposición a EMW».

Volkow et al. (2012)
«En participantes sanos y en comparación con ninguna exposición, la exposición al teléfono celular durante 50 minutos se asoció con un aumento del metabolismo de la glucosa en el cerebro en la región más cercana a la antena».

Informe de la Bioiniciativa (2012)
El Informe de la Bioiniciativa 2012 fue preparado por un grupo internacional de expertos con títulos de medicina, doctorados y maestrías. Concluyen: «Está claramente establecido que los bioefectos ocurren con niveles de exposición muy bajos (niveles no térmicos) a campos electromagnéticos y exposiciones a radiación de radiofrecuencia». También afirman claramente: «La evidencia científica es… lo suficientemente sustancial como para justificar acciones preventivas para la RF».

Resumen de la ciencia
Tumores cerebrales y neuromas acústicos 

  • “Las personas que han usado un teléfono celular durante diez años o más tienen tasas más altas de tumores cerebrales malignos y neuromas acústicos. Es peor si el teléfono móvil se ha utilizado principalmente en un lado de la cabeza”.
  • “Las personas que han utilizado un teléfono inalámbrico durante diez años o más tienen tasas más altas de tumores cerebrales malignos y neuromas acústicos. Es peor si el teléfono inalámbrico se ha utilizado principalmente en un lado de la cabeza”.
  • «El estándar actual para la exposición a las emisiones de teléfonos móviles e inalámbricos no es seguro teniendo en cuenta los estudios que informan sobre riesgos de tumores cerebrales y neuromas acústicos a largo plazo». 

Cambios en el sistema nervioso y la función cerebral

  • «Hay pocas dudas de que los campos electromagnéticos emitidos por los teléfonos móviles y su uso afectan la actividad eléctrica del cerebro».
  • “Los cambios en la forma en que reaccionan el cerebro y el sistema nervioso dependen en gran medida de las exposiciones específicas. La mayoría de los estudios sólo analizan los efectos a corto plazo, por lo que se desconocen las consecuencias a largo plazo de las exposiciones”.
  • “En este momento se desconocen las consecuencias de la exposición prolongada a los niños, cuyo sistema nervioso continúa desarrollándose hasta finales de la adolescencia. Esto podría tener graves implicaciones para la salud de los adultos y su funcionamiento en la sociedad si años de exposición de los jóvenes tanto a ELF como a RF resultan en una disminución de la capacidad de pensar, juzgar, recordar, aprender y controlar el comportamiento”.
  • “Los efectos de la exposición a largo plazo a tecnologías inalámbricas, incluidas las emisiones de teléfonos celulares y otros dispositivos personales, y de la exposición de todo el cuerpo a transmisiones de RF desde torres y antenas de telefonía celular, simplemente aún no se conocen con certeza. Sin embargo, el conjunto de pruebas disponibles sugiere que los bioefectos y los impactos en la salud pueden ocurrir, y de hecho ocurren, a niveles de exposición exquisitamente bajos: niveles que pueden estar miles de veces por debajo de los límites de seguridad pública”.

Efectos sobre los genes (ADN)

  • «Tanto la exposición a ELF como a RF pueden considerarse genotóxicas (dañarán el ADN) bajo ciertas condiciones de exposición, incluidos niveles de exposición que son inferiores a los límites de seguridad existentes».

Efectos sobre las proteínas del estrés (proteínas de choque térmico) 

  • “Las exposiciones a niveles muy bajos de ELF y RF pueden hacer que las células produzcan proteínas de estrés, lo que significa que la célula reconoce las exposiciones a ELF y RF como dañinas. Esta es otra forma importante en la que los científicos han documentado que las exposiciones a ELF y RF pueden ser dañinas, y ocurren en niveles muy por debajo de los estándares de seguridad pública existentes”.

Efectos sobre el sistema inmunológico

  • «Existe evidencia sustancial de que ELF y RF pueden causar reacciones inflamatorias, reacciones alérgicas y cambiar la función inmune normal en los niveles permitidos por los estándares actuales de seguridad pública».

Mecanismos biológicos plausibles 

  • «El estrés oxidativo a través de la acción del daño de los radicales libres al ADN es un mecanismo biológico plausible para el cáncer y las enfermedades que involucran daño de ELF al sistema nervioso central».

Organización Mundial de la Salud – Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (2011)
“La OMS/Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha clasificado los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como posiblemente cancerígenos para los humanos (Grupo 2B), basándose en un mayor riesgo de glioma, un tipo maligno de cáncer cerebral, asociado con el uso de teléfonos inalámbricos”. La conclusión de la IARC se basó en un mayor riesgo (de glioma) identificado en quienes usaron teléfonos celulares durante más de 10 años durante un promedio de 30 minutos por día. La radiación emitida por teléfonos móviles, torres de telefonía móvil, Wi-Fi, Bluetooth, ordenadores portátiles, enrutadores y monitores para bebés se encuentra ahora en la misma categoría en la que residían el DDT, el combustible diésel y el plomo antes de ser elevado al Grupo 2A: clasificación probablemente cancerígena para los seres humanos. .

Avendaño et al. (2011)
“La exposición ex vivo de espermatozoides humanos a una computadora portátil conectada a Internet disminuyó la motilidad e indujo la fragmentación del ADN por un efecto no térmico. Especulamos que mantener una computadora portátil conectada de forma inalámbrica a Internet en el regazo cerca de los testículos puede resultar en una disminución de la fertilidad masculina”.

Han et al. (2010)
“Ver televisión y usar el teléfono móvil durante el primer trimestre del embarazo puede (sic) aumentar significativamente el riesgo de que el crecimiento embrionario cese significativamente, en particular en las mujeres embarazadas de alto riesgo con antecedentes de cese del crecimiento embrionario. Sugerir a las mujeres embarazadas que no utilicen los aparatos durante mucho tiempo o que utilicen medidas de seguridad al utilizarlos, por ejemplo, protección de distancia”.

Bas et al. (2009)
“Se realizaron evaluaciones histopatológicas en secciones de la región CA del hipocampo. Los resultados mostraron que la exposición posnatal a los CEM causó una disminución significativa del número de células de piramil en la CA del grupo de CEM (P<0,05). Además, se puede observar pérdida de células en la región CA del grupo EMF incluso mediante observación cualitativa. Estos resultados pueden animar a los investigadores a evaluar los efectos crónicos de los campos electromagnéticos de 900 MHz en el cerebro de los adolescentes”.

Basté et al. (2008)
«Para la exposición autoinformada tanto a antenas de alta frecuencia como a equipos de comunicación, hubo tendencias lineales significativas con una menor proporción de niños y niñas al nacer cuando el padre informó un mayor grado de exposición electromagnética a radiofrecuencia».

Belyaev et al. (2005)
«En conclusión, un campo magnético de 50 Hz y microondas de 915 MHz en condiciones específicas de exposición indujeron respuestas comparables en linfocitos de donantes sanos e hipersensibles que fueron similares pero no idénticas a la respuesta al estrés inducida por el choque térmico».

Salford y cols. (2003)
“En este estudio investigamos si una fuga patológica a través de la barrera hematoencefálica podría combinarse con daño a las neuronas. Tres grupos, cada uno de ocho ratas, fueron expuestos durante 2 horas a campos electromagnéticos de diferentes intensidades de teléfonos móviles del Sistema Global para Comunicaciones Móviles (GSM). Encontramos evidencia altamente significativa (p<0,002) de daño neuronal en la corteza, el hipocampo y los ganglios basales en los cerebros de ratas expuestas”.

Lai et al (1995)
“Además, en ratas expuestas durante 2 h a microondas de onda continua de 2450 MHz (SAR 1,2 W/kg), se observaron aumentos en las roturas monocatenarias del ADN de las células cerebrales inmediatamente y a las 4 h después de la exposición. «

Instituto de Investigaciones Médicas Navales – Bibliografía de fenómenos biológicos (‘efectos’) y manifestaciones clínicas atribuidas a la radiación de microondas y radiofrecuencia (1972)
“Más de 2000 referencias sobre las respuestas biológicas a la radiación de radiofrecuencia y microondas, publicadas hasta junio de 1971 , están incluidos en la bibliografía.* Se ha prestado especial atención a los efectos sobre el hombre de las radiaciones no ionizantes en estas frecuencias. Las citas están ordenadas alfabéticamente por autor y contienen la mayor cantidad de información posible para asegurar la recuperación efectiva de los documentos originales. También forma parte del informe un resumen de los efectos que se han atribuido a la radiofrecuencia y la radiación de microondas”.

Impactos en la salud de los niños

Esta sección explora los impactos de los CEM en la salud de los niños.

Consejo Asesor de Protección y Salud Ambiental Infantil de Maryland: Directrices para reducir la radiación del campo electromagnético (2022)
“Los niños pueden correr un mayor riesgo que los adultos por la exposición a la energía de RF. Sus cuerpos y cerebros aún se están desarrollando y son más vulnerables a exposiciones que podrían causar daño. Debido a que sus cráneos son más delgados y sus cabezas más pequeñas que las de los adultos, los niños tienen un riesgo relativamente mayor de exposición a la energía de RF de los teléfonos celulares. Los niños también acumularán muchos más años de exposición a teléfonos móviles e inalámbricos que los adultos. La investigación en animales también ha demostrado los posibles efectos de la radiación de RF en la salud del feto en desarrollo”. 

Seomun et al. (2021)
“Se observaron asociaciones significativas entre la exposición a ELF-MF y la leucemia infantil. Además, también se observó un posible efecto dosis-respuesta”.

Academia Estadounidense de Pediatría (2016)
“No son juguetes. Tienen radiación que emiten y cuanto más podamos mantenerla fuera del cuerpo y usar (el teléfono) de otras maneras, será más seguro”, dijo Jennifer A. Lowry, MD, FAACT, FAAP, presidenta de la AAP. Comité Ejecutivo del Consejo de Salud Ambiental en el comunicado de prensa de la AAP sobre los resultados del estudio del NTP.

Zhang et al. (2015)
“A partir de la prueba MWM [laberinto acuático de Morris], observamos que los descendientes masculinos demostraron una disminución del aprendizaje y la memoria, mientras que las mujeres no se vieron afectadas en el aprendizaje y la memoria, lo que sugirió que las microondas tenían efectos dependientes del género”.

Morgan et al. (2014)

Conclusiones:

  1. «Los niños absorben una mayor cantidad de radiación de microondas (MWR) que los adultos».
  2. “MWR es un (posible) carcinógeno de Clase 2B al igual que el negro de carbón, el tetracloruro de carbono, el cloroformo, el DDT, el plomo, el níquel, el fenobarbital, el estireno, el combustible diesel y la gasolina. Parece claro que no expondríamos a los niños a estos otros agentes, entonces, ¿por qué exponeríamos a los niños a la radiación de microondas?
  3. “Los fetos son incluso más vulnerables que los niños. Por lo tanto, las mujeres embarazadas deben evitar exponer al feto a la radiación de microondas”.
  4. «Las adolescentes y mujeres no deberían colocar teléfonos móviles en sus sostenes o en sus hijabs».
  5. «Las advertencias manuales del teléfono celular dejan claro que existe un problema de sobreexposición».
  6. “Los dispositivos inalámbricos son transmisores de radio, no juguetes. Debería prohibirse la venta de juguetes que los utilicen”.
  7. «Se han emitido advertencias del gobierno, pero la mayoría del público no está al tanto de dichas advertencias».
  8. «Los límites de exposición son inadecuados y deberían revisarse para que sean adecuados».

El informe BioInitiative 2012 emite nuevas advertencias sobre dispositivos inalámbricos y EMF (2013)
“Si bien investigamos agresivamente los vínculos entre los trastornos del autismo y las tecnologías inalámbricas, debemos minimizar la exposición inalámbrica y a los EMF para personas con trastornos de autismo, niños de todas las edades, personas que planean tener un bebé, y durante el embarazo”. – Martha Herbert, MD, PhD.

Academia Estadounidense de Pediatría (2012)
El presidente de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), Robert W. Block, instó a la FCC a revisar sus pautas de exposición a la radiación de RF y a reducirlas para proteger a los niños. El escribio: 

“Los niños… no son adultos pequeños y se ven afectados de manera desproporcionada por todas las exposiciones ambientales, incluida la radiación de los teléfonos celulares. De hecho, según la IARC, cuando lo utilizan niños, la deposición promedio de energía de RF es dos veces mayor en el cerebro y 10 veces mayor en la médula ósea del cráneo, en comparación con el uso de teléfonos móviles por parte de adultos”.

BioInitiative Working Group (2012)
“La premisa de esta revisión es que, aunque se ha prestado poca atención a los posibles vínculos entre los campos electromagnéticos y las exposiciones a radiofrecuencia (EMF/RFR) y los trastornos del espectro autista (TEA), dichos vínculos probablemente existan. El fundamento de esta premisa es que los impactos fisiológicos de los CEM/RFR y una serie de fenómenos fisiopatológicos cada vez mejor documentados en los TEA tienen similitudes notables. Se puede encontrar apoyo adicional en los paralelismos entre el aumento de los casos notificados de TEA y los notables aumentos en la exposición a los CEM/RFR en las últimas décadas. Revisar estas similitudes no prueba que estos paralelos impliquen causalidad; ese tipo de investigación no se ha realizado”.

Diván y cols. (2010)
“Los hallazgos de la publicación anterior se replicaron en este grupo separado de participantes y demostraron que el uso de teléfonos celulares se asociaba con problemas de conducta a la edad de 7 años en niños, y esta asociación no se limitaba a los primeros usuarios de la tecnología. Aunque más débiles en el nuevo conjunto de datos, incluso con un mayor control de un conjunto ampliado de posibles factores de confusión, las asociaciones se mantuvieron”.

Diván y cols. (2008)
“La exposición a teléfonos móviles prenatalmente (y, en menor grado, posnatalmente) se asoció con dificultades de conducta, como problemas emocionales y de hiperactividad, alrededor de la edad de ingreso a la escuela. Estas asociaciones pueden no ser causales y pueden deberse a factores de confusión no medidos. Si fueran reales, serían un problema de salud pública dado el uso generalizado de esta tecnología”.

Kheifets et al. (2005)
“Han surgido preocupaciones sobre la posible vulnerabilidad de los niños a los campos de radiofrecuencia (RF) debido a la potencialmente mayor susceptibilidad de sus sistemas nerviosos en desarrollo; Además, su tejido cerebral es más conductor, la penetración de RF es mayor en relación con el tamaño de la cabeza y tendrán una vida útil más larga de exposición que los adultos”.

Impactos en la salud de las mujeres embarazadas

Esta sección explora los impactos de los CEM en la salud de las mujeres embarazadas.

Boileau et al. (2022)
«El uso de un teléfono móvil para llamadas durante más de 30 minutos por día durante el embarazo puede tener un impacto negativo en el crecimiento fetal».

Zhao y cols. (2021)
“Nuestro estudio confirmó que la exposición a algunos aparatos eléctricos se asoció con un mayor riesgo de cardiopatía coronaria [defectos cardíacos congénitos], y el uso de un traje de protección radiológica se asoció con un menor riesgo de cardiopatía coronaria. Por lo tanto, las mujeres deberían reducir el uso de aparatos eléctricos antes y durante el embarazo”.

Li y col. (2017)
«En este estudio, encontramos un riesgo casi tres veces mayor de aborto espontáneo si una mujer embarazada estuvo expuesta a niveles más altos de MF en comparación con mujeres con una menor exposición a MF».

Li y col. (2011)
«Nuestros hallazgos proporcionan nueva evidencia epidemiológica de que los niveles altos de MF [campos magnéticos] maternos durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de asma en la descendencia».

Impactos en la salud de la sensibilidad electromagnética (EMS)

El EMS es una condición por la cual las personas sufren efectos adversos para la salud debido a la exposición a campos electromagnéticos (EMF). Comúnmente, se conoce como Sensibilidad Electromagnética (EMS), Electrosensibilidad, Electrohipersensibilidad (EHS), síndrome/enfermedad de microondas o enfermedad por radiofrecuencia. Esta sección explora los impactos en la salud del EMS.

Junta de Acceso de EE. UU. – Proyecto de Calidad Ambiental Interior de IEQ
“La Junta reconoce que las sensibilidades químicas múltiples y las sensibilidades electromagnéticas pueden considerarse discapacidades según la ADA si afectan tan gravemente las funciones neurológicas, respiratorias u otras funciones de un individuo que limitan sustancialmente una o más de las principales actividades de la vida del individuo”.

Nilsson et al. (2023)
“Este estudio se suma a estudios disponibles anteriormente que muestran que el síndrome o enfermedad de microondas aparece en niveles muy por debajo de las pautas actuales recomendadas por la ICNIRP”.

Leszczynski (2022)
“Sin embargo, los síntomas que experimentan las personas autodeclaradas EHS afectan su bienestar y, según la Constitución de la OMS, son un problema de salud. Por lo tanto, independientemente de las causas de los síntomas de EHS, este deterioro del bienestar admitido debe abordarse globalmente mediante el desarrollo de una política de salud uniforme. Además, la OMS, la ICNIRP y el IEEE-ICES deberían promover y apoyar investigaciones que generen evidencia científica confiable sobre cuáles son las posibles causas de EHS. Sin dicha investigación no es posible desarrollar métodos de diagnóstico ni posibles enfoques de mitigación. Existe una necesidad urgente de que la OMS abogue por que los gobiernos nacionales desarrollen urgentemente una política sanitaria integral y común sobre EHS”.

Hardell et al. (2021)
“En conclusión, existen al menos tres tipos de campos electromagnéticos presentes en la sala de trabajo, que provocan una exposición prolongada a los trabajadores. La exposición a campos electromagnéticos de múltiples fuentes podría ser la causa del desarrollo de síntomas relacionados con EHS. Sin embargo, la persona había estado expuesta a ELF-EMF también en otros lugares del edificio, por lo que la exposición a RF-EMF parece ser la causa más probable de sus problemas de salud desarrollados”.

Belpomme et al. (2020)
“En conjunto, estos datos sugieren firmemente que el EHS es un trastorno patológico neurológico que puede diagnosticarse, tratarse y prevenirse. Debido a que la EHS se está convirtiendo en una nueva e insidiosa plaga mundial que afecta a millones de personas, pedimos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que incluya la EHS como un trastorno neurológico en la clasificación internacional de enfermedades”.

Stein et al. (2020) 
“Se concluye que los mecanismos subyacentes a los síntomas de EHS son biológicamente plausibles y que muchas respuestas fisiológicas orgánicas ocurren después de la exposición a los EMF. Los pacientes pueden tener síntomas neurológicos, neurohormonales y neuropsiquiátricos después de la exposición a los campos electromagnéticos como consecuencia de daño neuronal y respuestas neuronales hipersensibilizadas. Deberían desarrollarse pruebas de diagnóstico más relevantes para EHS. Los límites de exposición deben reducirse para protegerse contra los efectos biológicos de los CEM. Se debe reducir la propagación de las redes inalámbricas locales y globales y se deben utilizar redes cableadas más seguras en lugar de inalámbricas, para proteger a los miembros vulnerables del público. Los lugares públicos deberían ser accesibles para las personas electrosensibles”.

Bevington (2019) 
“Se evalúa que la evidencia actual indica que, además de la sensibilidad subconsciente, la prevalencia de IEI-EMF/EHS está entre aproximadamente el 5,0 y el 30 por ciento de la población general para los casos leves, el 1,5 y el 5,0 por ciento para los casos leves. casos moderados y < 1,5 por ciento para casos graves”.

Belyaev et al. (2016)
“Ahora parece necesario tener en cuenta las “nuevas exposiciones” como los campos electromagnéticos (CEM). Los médicos se enfrentan cada vez más a problemas de salud por causas no identificadas. Los estudios, las observaciones empíricas y los informes de pacientes indican claramente interacciones entre la exposición a los CEM y los problemas de salud. Con frecuencia se ignoran la susceptibilidad individual y los factores ambientales. Se han introducido nuevas tecnologías y aplicaciones inalámbricas sin ninguna certeza sobre sus efectos en la salud, lo que plantea nuevos desafíos para la medicina y la sociedad… Los síntomas comunes de EHS incluyen dolores de cabeza, dificultades de concentración, problemas para dormir, depresión, falta de energía, fatiga y síntomas similares a los de la gripe. .”

Carpenter (2015)
“Cada vez hay más evidencia de que el “síndrome de microondas” o “electrohipersensibilidad” (EHS) es una enfermedad real causada por la exposición a los campos electromagnéticos, especialmente aquellos en el rango de las microondas. La incidencia reportada del síndrome está aumentando junto con la creciente exposición a los campos electromagnéticos de la electricidad, WiFi, teléfonos y torres móviles, medidores inteligentes y muchos otros dispositivos inalámbricos. No está claro por qué algunas personas son más sensibles. Si bien la mayoría de las personas que informan tener EHS no tienen antecedentes específicos de exposición aguda, la exposición excesiva a los CEM, incluso por un breve período de tiempo, puede inducir el síndrome”.

Impactos en la salud de los teléfonos móviles

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición a los teléfonos celulares.

Boileau et al. (2022)
“El uso de un teléfono móvil para llamadas durante más de 30 minutos al día durante el embarazo puede tener un impacto negativo en el crecimiento fetal. Se debe realizar un estudio prospectivo para evaluar más a fondo este vínculo potencial”.

Alkayyali et al. (2021)
“Nuestra revisión reveló que la radiación de radiofrecuencia (RFR) de los teléfonos móviles podría estar asociada con insuficiencia de la glándula tiroides y alteraciones en los niveles séricos de hormona tiroidea, con una posible alteración en el eje hipotalámico-pituitario-tiroideo. La revisión también mostró cambios histopatológicos en los folículos de la glándula tiroides después de la exposición de ratas a radiación no ionizante. Los resultados estaban directamente relacionados con la cantidad y duración de la exposición a la radiación EMF”.

Shih et al. (2020)
«El uso excesivo de teléfonos inteligentes aumentó significativamente el riesgo de cáncer de mama, particularmente para los participantes con adicción a los teléfonos inteligentes, una distancia cercana entre los senos y el teléfono inteligente y el hábito de usar el teléfono inteligente antes de acostarse».

Programa Nacional de Toxicología – Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (2018)
La alta exposición a 900 MHz utilizados por teléfonos celulares (2G y 3G) se asoció con:

  • Evidencia clara de una asociación con tumores (schwannoma maligno) en el corazón de ratas macho.
  • Alguna evidencia de una asociación con tumores (glioma maligno) en el cerebro de ratas macho.
  • Alguna evidencia de una asociación con tumores (feocromocitoma combinado benigno, maligno o complejo) en las glándulas suprarrenales de ratas macho.

Departamento de Salud Pública de California (2017)
El Departamento de Salud Pública de California emitió una guía sobre teléfonos celulares para familias, particularmente aquellas familias con niños, incluidos adolescentes:

  • Mantenga el teléfono alejado del cuerpo
  • Reducir el uso del celular cuando la señal es débil
  • Reducir el uso de teléfonos móviles para transmisión de audio o vídeo o para descargar o cargar archivos grandes
  • Mantenga el teléfono alejado de la cama por la noche
  • Quitar los auriculares cuando no esté en una llamada
  • Evite los productos que afirman bloquear la energía de radiofrecuencia. Estos productos pueden aumentar la exposición.

Gorpinchenko et al. (2014)
«Existe una correlación entre la exposición a la radiación de los teléfonos móviles, el nivel de fragmentación del ADN y la disminución de la motilidad de los espermatozoides».

Adams y cols. (2014)
“Concluimos que los resultados combinados de estudios in vitro e in vivo sugieren que la exposición a los teléfonos móviles afecta negativamente la calidad del esperma. «

Oeste y col. (2013)
“Informamos una serie de casos de cuatro mujeres jóvenes (de 21 a 39 años) con cáncer de mama invasivo multifocal que plantea la preocupación de una posible asociación con la radiación no ionizante de la exposición a campos electromagnéticos de teléfonos celulares. Todas las pacientes llevaban regularmente sus teléfonos inteligentes directamente contra sus senos en sus sostenes hasta 10 horas al día, durante varios años, y desarrollaron tumores en áreas de sus senos inmediatamente debajo de los teléfonos”.

Informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (2013)
“Cada vez hay más pruebas de que los trabajadores con un uso intensivo y prolongado de teléfonos inalámbricos que desarrollan glioma o neuroma acústico deben ser compensados”.

Volkow et al. (2011)
«En participantes sanos y en comparación con ninguna exposición, la exposición al teléfono celular durante 50 minutos se asoció con un aumento del metabolismo de la glucosa en el cerebro en la región más cercana a la antena».

Diván y cols. (2010)
«Los hallazgos de la publicación anterior se replicaron en este grupo separado de participantes y demostraron que el uso de teléfonos celulares se asociaba con problemas de conducta a la edad de 7 años en niños, y esta asociación no se limitaba a los primeros usuarios de la tecnología».

Schüz et al. (2009)
“En conclusión, los excesos de migraña y vértigo observados en este primer estudio sobre teléfonos móviles y enfermedades del SNC merecen mayor atención”.

Diván y cols. (2008)
“La exposición a teléfonos celulares prenatalmente y, en menor grado, posnatalmente, se asoció con dificultades de conducta, como problemas emocionales y de hiperactividad, alrededor de la edad de ingreso a la escuela. Estas asociaciones pueden no ser causales y pueden deberse a factores de confusión no medidos. Si fueran reales, serían un problema de salud pública dado el uso generalizado de esta tecnología”.

Hardell et al. (2007)
“Los resultados de los estudios actuales sobre el uso de teléfonos móviles durante aproximadamente 10 años dan un patrón consistente de mayor riesgo de neuroma acústico y glioma. El riesgo es mayor para la exposición ipsilateral”.

Impactos en la salud del Wi-Fi

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición a Wi-Fi.

Capucci et al. (2022)
“En conjunto, estos datos indican que la radiación de radiofrecuencia emitida por dispositivos WiFi podría ejercer efectos genotóxicos en Drosophila y sentar las bases para explorar más a fondo los efectos biológicos de la radiación electromagnética WiFi en los organismos vivos”.

Pall (2018) 
«Estudios repetidos sobre Wi-Fi muestran que Wi-Fi causa estrés oxidativo, daño a los espermatozoides/testiculares, efectos neuropsiquiátricos que incluyen cambios en el EEG, apoptosis, daño al ADN celular, cambios endocrinos y sobrecarga de calcio».

Dasdag et al. (2015)
“La exposición prolongada a RF de 2,4 GHz puede provocar efectos adversos como enfermedades neurodegenerativas originadas por la alteración de la expresión de algunos miARN y se deberían dedicar más estudios a los efectos de la radiación de RF en los niveles de expresión de miARN”.

Özorak et al. (2013)
“En conclusión, la EMR inducida por Wi-Fi y teléfonos móviles causó daño oxidativo al aumentar el grado de peroxidación lipídica y el nivel de hierro, al tiempo que disminuyó el estado antioxidante total, el cobre y los valores de GSH. La EMR inducida por Wi-Fi y teléfonos móviles puede causar pubertad precoz y lesión oxidativa de riñón y testículo en ratas en crecimiento”. 

Avendaño et al. (2011)
“La exposición ex vivo de espermatozoides humanos a una computadora portátil conectada a Internet disminuyó la motilidad e indujo la fragmentación del ADN por un efecto no térmico. Especulamos que mantener una computadora portátil conectada de forma inalámbrica a Internet en el regazo cerca de los testículos puede resultar en una disminución de la fertilidad masculina”.

Impactos en la salud de las torres de telefonía móvil

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición a las torres de telefonía celular.

Rangkooy et al. (2023)
“El estudio tuvo como objetivo investigar el efecto de la exposición a las ondas emitidas desde las estaciones transceptoras base (BTS) en la salud de los trabajadores… Los resultados revelaron que los parámetros sanguíneos en los operadores de BTS mostraron más cambios. Por lo tanto, se puede concluir que estos impactos en la salud son el resultado de la exposición ocupacional a las ondas BTS”.

Balmori et al. (2022)
«Los resultados generales de esta revisión muestran tres tipos de efectos de las antenas de las estaciones base en la salud de las personas: enfermedad por radiofrecuencia (RS), cáncer (C) y cambios en los parámetros bioquímicos (CBP)».

Clegg et al. (2020)
“Un estudio realizado por el Instituto Ramazzini italiano que se realizó a intensidades más bajas (por debajo de los límites de la FCC) diseñado para imitar la radiación de las torres de telefonía móvil. Los tumores encontrados en estos estudios a gran escala eran del mismo histotipo que en algunos estudios epidemiológicos en humanos con teléfonos celulares”.

Falcioni et al. (2018)
“Los hallazgos del RI [Instituto Ramazzini] sobre la exposición a campo lejano a RFR son consistentes y refuerzan los resultados del estudio NTP sobre exposición a campo cercano, ya que ambos informaron un aumento en la incidencia de tumores cerebrales y cardíacos en RFR. -ratas Sprague-Dawley expuestas. Estos tumores son del mismo histotipo que los observados en algunos estudios epidemiológicos en usuarios de teléfonos móviles. Estos estudios experimentales proporcionan evidencia suficiente para exigir la reevaluación de las conclusiones de la IARC sobre el potencial cancerígeno de la RFR en humanos”.

Meo et al. (2018)
“La alta exposición a RF-EMF producida por MPBST [estaciones base de teléfonos móviles] se asoció con retraso en las habilidades motoras finas y gruesas, la memoria de trabajo espacial y la atención en adolescentes escolares en comparación con los estudiantes que estuvieron expuestos a RF-EMF bajos. «

Meo et al. (2015)
“Se concluye que la exposición a RF-EMFR alto generado por MPBS [estaciones base de teléfonos móviles] se asocia con niveles elevados de HbA1c y riesgo de diabetes mellitus tipo 2”.

Dodé et al. (2011) 
“Se identificaron conglomerados de estaciones base (BS) y muertes por neoplasia en el municipio de Belo Horizonte. La tasa de mortalidad ha sido mayor para los residentes dentro de un área de 500 m de la BS. También se ha observado la superposición de radiación cerca de la BS; cuanto más cerca, más fuerte”.

Khurana et al. (2010)
“Al buscar en PubMed, identificamos un total de 10 estudios epidemiológicos que evaluaron los supuestos efectos sobre la salud de las estaciones base de telefonía móvil. Siete de estos estudios exploraron la asociación entre la proximidad de la estación base y los efectos neuroconductuales y tres investigaron el cáncer. Encontramos que ocho de los 10 estudios informaron una mayor prevalencia de síntomas neuroconductuales adversos o cáncer en poblaciones que viven a distancias <500 metros de las estaciones base. Ninguno de los estudios informó una exposición superior a las pautas internacionales aceptadas, lo que sugiere que las pautas actuales pueden ser inadecuadas para proteger la salud de las poblaciones humanas. Creemos que se necesitan urgentemente estudios epidemiológicos exhaustivos sobre la exposición a largo plazo a estaciones base de teléfonos móviles para comprender de manera más definitiva su impacto en la salud”.

Abdel-Rassoul et al. (2007)
“Los habitantes que viven cerca de estaciones base de telefonía móvil corren el riesgo de desarrollar problemas neuropsiquiátricos y algunos cambios en el desempeño de las funciones neuroconductuales, ya sea por facilitación o inhibición. Por lo tanto, se recomienda revisar las pautas estándar para la exposición del público al RER desde las antenas de las estaciones base de teléfonos móviles y el uso de NBTB para la evaluación regular y la detección temprana de efectos biológicos entre los habitantes alrededor de las estaciones”.

Impactos en la salud de las redes inalámbricas de quinta generación (5G)

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición al 5G.

Hardell et al. (2023)
“En un par de días, una nueva estación base 5G provocó síntomas graves en dos personas previamente sanas que corresponden al síndrome de microondas… Los síntomas se revirtieron rápidamente cuando la pareja se mudó a una vivienda con una exposición mucho menor”.

Hardell et al. (2023)
“Este estudio confirma nuestras publicaciones anteriores sobre el síndrome de microondas causado por las emisiones de radiación de RF del 5G. Nuestros tres estudios se encuentran, hasta donde sabemos, entre los primeros que han investigado los efectos en la salud de las estaciones base 5G. 5G aumenta sustancialmente la exposición a la radiación de microondas y en el presente caso, así como en los estudios de caso anteriores, el despliegue de 5G fue seguido por un rápido desarrollo de síntomas conocidos como síndrome de microondas. Es necesario que las agencias gubernamentales responsables presten atención urgente a los peligros para la salud del 5G”.

Nilsson et al. (2023)
“En pocas semanas, una nueva estación base 5G provocó síntomas típicos del síndrome de microondas o enfermedad de radiofrecuencia en dos hombres que trabajaban y vivían en la oficina debajo de la estación base. El despliegue de 5G también provocó una exposición no térmica a la radiación de microondas/RFR máxima (pico) muy alta, aunque muy por debajo de las directrices de la ICNIRP. Los síntomas desaparecieron por completo unas semanas después de que los hombres se mudaron de la oficina a viviendas con una exposición mucho menor”.

McCredden et al. (2023)
“La evidencia presentada anteriormente sugiere que existen riesgos creíbles de efectos de interferencia biológica para las frecuencias planificadas para 5G, que se producen muy por debajo de los límites de referencia de la ICNIRP. Dada la naturaleza ubicua y a menudo no consensuada de las exposiciones a la radiación inalámbrica provocada por el hombre, la presencia de incluso un pequeño número de bioefectos significativos requiere un seguimiento con una investigación más centrada”.

Perov et al. (2022)
«Los resultados sugieren que la exposición a un campo electromagnético multifrecuencia que simula los efectos de los sistemas 5G afectó la actividad funcional del eje hipotálamo-pituitario-suprarrenal y fue de naturaleza estresante».

Kin et al. (2022)
“Se descubrió que el comportamiento similar a la ansiedad y la capacidad de memoria espacial de los ratones no cambiaron, pero el comportamiento similar a la depresión se indujo en ratones después de una exposición a RF de 4,9 GHz. Además, el número de neuronas se redujo significativamente y el nivel de piroptosis obviamente aumentó en la amígdala en lugar del hipocampo. Estos resultados sugirieron que la exposición a RF de 4,9 GHz podría inducir un comportamiento similar a la depresión, que podría estar asociado con la piroptosis neuronal en la amígdala”.

ICBE-EMF (2022)
“Por lo tanto, se necesitan con urgencia límites de exposición que protejan la salud de los seres humanos y el medio ambiente. Estos límites deben basarse en evidencia científica y no en suposiciones erróneas, especialmente dada la creciente exposición mundial de las personas y el medio ambiente a la RFR, incluidas nuevas formas de radiación provenientes de las telecomunicaciones 5G para las cuales no existen estudios adecuados sobre los efectos en la salud”.

Nyberg et al. (2022)
“En conjunto, esta evidencia establece una alta prioridad para la Unión Europea hacia (i) reemplazar las directrices defectuosas actuales con umbrales de protección, y (ii) imponer una moratoria al despliegue de 5G para (iii) permitir que científicos independientes de la industria el tiempo necesario para proponer nuevas directrices de protección de la salud. La relevancia de este Llamamiento de 2021 se vuelve aún más apremiante en el contexto de los planes de la UE para implementar la sexta generación de tecnologías inalámbricas, 6G, lo que aumenta aún más los riesgos conocidos de la tecnología RFR para los humanos y el medio ambiente. Todo esto lleva a una pregunta importante: ¿Tienen los responsables de la toma de decisiones de la UE el derecho de ignorar las propias directivas de la UE al priorizar el beneficio económico sobre la salud humana y ambiental?

Kim y cols. (2022)
“En resumen, los efectos iluminadores de 5G EMR sobre la pigmentación de la piel se confirmaron en múltiples niveles que van desde la línea celular B16F10 y un modelo artificial de piel pigmentada humana según lo determinado por el contenido reducido de melanina y la regresión morfológica de la activación de los melanocitos. Podemos observar que la exposición a 5G atenuó la producción de melanina mediante la regulación de genes melanogénicos y la producción de ROS. En comparación con nuestro estudio publicado anteriormente, la exposición a 5G por sí sola no afectó la síntesis de melanina; sin embargo, la exposición conjunta con estímulos de síntesis de melanina, como α-MSH, mostró un efecto de supresión de la melanina inducida por α-MSH como se informó en los estudios PMBT del longitudes de onda más cortas. Además, en el futuro es necesario examinar los efectos de 5G EMR sobre la síntesis de melanina en escenarios de exposición más extremos, como una intensidad más fuerte o durante un tiempo prolongado”.

Servicio de Investigación del Parlamento Europeo (EPRS) – Impacto en la salud del 5G (2021)
“Existe evidencia suficiente en animales de experimentación sobre la carcinogenicidad de la radiación de radiofrecuencia”.

«Existe evidencia suficiente de efectos adversos sobre la fertilidad de los hombres».

“FR1 (450 a 6000 MHz): Como síntesis de lo que hemos logrado analizar en la literatura científica disponible, tanto en estudios en humanos como en animales, podemos decir que la exposición a frecuencias RF-EMF en FR1 probablemente cause cáncer, y en particular gliomas y neuromas acústicos en humanos”.

“FR1 (450 a 6000 MHz): Estas frecuencias afectan claramente a la fertilidad masculina. Estas frecuencias posiblemente afecten la fertilidad femenina. Posiblemente tengan efectos adversos sobre el desarrollo de embriones, fetos y recién nacidos”.

Hardell et al. (2020)
“En conclusión, este artículo demuestra que la UE ha otorgado mandato a un grupo privado no gubernamental de 13 miembros, el ICNIRP, para decidir sobre las pautas de radiación de RF. Está bien demostrado que la ICNIRP, así como el SCENIHR, no utilizan la evaluación científica sólida sobre los efectos perjudiciales de la radiación de RF, que está documentada en la investigación que se analiza anteriormente (9,10,21-24,54,55). . Estas dos pequeñas organizaciones están produciendo informes que parecen negar la existencia de informes científicos publicados sobre los riesgos relacionados. Quizás debería cuestionarse si esto entra en el ámbito de la protección de la salud humana y el medio ambiente por parte de la UE y si la seguridad de los ciudadanos de la UE y el medio ambiente pueden protegerse si no se comprenden plenamente los riesgos relacionados con la salud”.

Kostoff et al. (2020)
“Este artículo identifica los efectos adversos de la radiación no ionizante no visible (en adelante denominada radiación inalámbrica) informados en la principal literatura biomédica. Destaca que la mayoría de los experimentos de laboratorio realizados hasta la fecha no están diseñados para identificar los efectos adversos más graves que reflejan el entorno operativo de la vida real en el que operan los sistemas de radiación inalámbricos. Muchos experimentos no incluyen pulsaciones ni modulación de la señal portadora. La gran mayoría no tiene en cuenta los efectos adversos sinérgicos de otros estímulos tóxicos (como los químicos y biológicos) que actúan en conjunto con la radiación inalámbrica. Este artículo también presenta evidencia de que la naciente tecnología de redes móviles 5G afectará no solo a la piel y los ojos, como comúnmente se cree, sino que también tendrá efectos sistémicos adversos”.

Russell (2019)
“Aunque la tecnología 5G puede tener muchos usos y beneficios inimaginables, también está cada vez más claro que podrían ocurrir importantes consecuencias negativas para la salud humana y los ecosistemas si se adopta ampliamente. Las longitudes de onda de radiación de radiofrecuencia (sic) actuales a las que estamos expuestos parecen actuar como una toxina para los sistemas biológicos. Se justifica una moratoria en el despliegue de 5G, junto con el desarrollo de juntas asesoras independientes de salud y medio ambiente que incluyan científicos independientes que investiguen…”

Llamamiento 5G (2017)
“Nosotros, los abajo firmantes, más de 180 científicos y médicos de 36 países, recomendamos una moratoria en el despliegue de la quinta generación, 5G, para las telecomunicaciones hasta que se hayan investigado completamente los peligros potenciales para la salud humana y el medio ambiente. por científicos independientes de la industria. 5G aumentará sustancialmente la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia (RF-EMF) además de los 2G, 3G, 4G, Wi-Fi, etc. para las telecomunicaciones que ya existen. Se ha demostrado que RF-EMF es perjudicial para los seres humanos y el medio ambiente”.

El senador Blumenthal denuncia la falta de estudios de seguridad 5G (2019)

Durante un intercambio [ver vídeo del proceso: 2:04:00] con representantes de la industria inalámbrica, el senador Richard Blumenthal preguntó a los representantes de cada uno de los principales operadores si habían apoyado la investigación sobre la seguridad de la tecnología 5G y de ondas milimétricas (MMW) y su potencial. vínculos entre la radiofrecuencia y el cáncer; los representantes de la industria admitieron que no. 

Ninguno de los cinco representantes de los principales operadores de telecomunicaciones o constructores de infraestructuras enviados a comparecer ante el comité de Blumenthal tenía conocimiento de que se hubiera gastado financiación alguna en la investigación de los efectos del 5G en la salud, ni podía afirmar que dicha investigación estuviera prevista para el futuro. 

“Así que realmente no hay ninguna investigación en curso. En lo que a salud y seguridad se refiere, vamos a ciegas”. – Senador estadounidense Richard Blumenthal, febrero de 2019

New Hampshire: Informe final de la Comisión para estudiar los efectos ambientales y de salud de la evolución de la tecnología 5G (2020)

New Hampshire formó una Comisión Estatal para examinar los efectos en la salud de la tecnología 5G en evolución y si la radiación inalámbrica es realmente dañina para la salud humana. La mayoría de la Comisión Estatal de New Hampshire llegó a la conclusión de que la exposición a la radiación inalámbrica es perjudicial para la salud humana y el medio ambiente. La comisión fue convocada a través de una legislación bipartidista firmada por el gobernador y entre los miembros de la comisión se encontraban expertos imparciales en campos relacionados con la salud y la exposición a la radiación. Su Informe Final publicado en 2020 afirma:

“La mayoría de la Comisión cree que la FCC no ha ejercido la debida diligencia en su misión de gestionar el entorno electromagnético al no establecer límites de exposición que protejan contra los efectos sobre la salud. No han logrado apoyar medios técnicos ni investigaciones destinadas a reducir la exposición humana a la radiación electromagnética (REM) en los sistemas de telecomunicaciones y optimizar las modulaciones inalámbricas para reducir los impactos biológicos y de salud”.

Impactos en la salud de las ondas milimétricas (MMW)

Las frecuencias que van desde 30 gigahercios a 300 gigahercios en el espectro EMR se definen como MMW. Esta sección explora los impactos en la salud reportados por MMW, una parte del espectro 5G .

Redmayne et al. (2023)
“Una vez que la banda 5G mmW esté operativa a nivel internacional, una proporción significativa de la población mundial estará expuesta a nuevos peligros. La intensidad y complejidad de la exposición al campo cercano, como cuando se lleva un teléfono en el bolsillo o se usa junto a la cabeza, será diferente para 5G, y esta es la primera vez que se utilizan mmW para las telecomunicaciones públicas y la primera vez. La formación de haces se ha introducido deliberadamente para uso en campo cercano. Sin una investigación sobre el impacto del 5G de campo cercano, este paso global es un experimento a nivel poblacional. Teniendo esto en cuenta, existe una necesidad vital y urgente de realizar investigaciones específicas y de reevaluar la relevancia científica del enfoque y los supuestos básicos de los estándares actuales de exposición humana a RF”.

Di Ciaula (2018)
“Observaciones preliminares mostraron que los MMW aumentan la temperatura de la piel, alteran la expresión genética, promueven la proliferación celular y la síntesis de proteínas relacionadas con el estrés oxidativo, procesos inflamatorios y metabólicos, podrían generar daños oculares y afectar la dinámica neuromuscular. Se necesitan más estudios para explorar mejor y de forma independiente los efectos sobre la salud de los RF-EMF en general y de MMW en particular. Sin embargo, los hallazgos disponibles parecen suficientes para demostrar la existencia de efectos biomédicos, invocar el principio de precaución, definir a los sujetos expuestos como potencialmente vulnerables y revisar los límites existentes”.

Kostoff et al. (2020)
“Enfatiza que la mayoría de los experimentos de laboratorio realizados hasta la fecha no están diseñados para identificar los efectos adversos más graves que reflejan el entorno operativo de la vida real en el que operan los sistemas de radiación inalámbricos. Muchos experimentos no incluyen pulsaciones ni modulación de la señal portadora. La gran mayoría no tiene en cuenta los efectos adversos sinérgicos de otros estímulos tóxicos (como los químicos y biológicos) que actúan en conjunto con la radiación inalámbrica. Este artículo también presenta evidencia de que la naciente tecnología de redes móviles 5G afectará no solo a la piel y los ojos, como comúnmente se cree, sino que también tendrá efectos sistémicos adversos”.

Wu et al. (2015)
“Por lo tanto, se espera que la lesión térmica debido a la sobreexposición de mmWave produzca quemaduras superficiales como las que se producen cuando una persona toca objetos calientes o llamas. En otras palabras, las quemaduras inducidas por ondas mm probablemente generarán ampollas y respuestas inflamatorias locales similares a las quemaduras convencionales en lugar de la lesión térmica del tejido profundo característica de la sobreexposición a frecuencias de microondas”.

Alekseev et al. (2008)
«Las ondas milimétricas penetran en la piel humana lo suficientemente profundamente (delta = 0,65 mm a 42 GHz) como para afectar la mayoría de las estructuras de la piel ubicadas en la epidermis y la dermis».

Impactos en la salud de la radiación electromagnética de baja frecuencia

Esta sección explora los impactos en la salud de la exposición a los CEM por debajo de 3 kilohercios en el espectro de radiación electromagnética (EMR).

Informe de bioiniciativa: resúmenes de investigación actualizados (2022)
“Claramente continúa la tendencia de que la gran mayoría de los estudios informan efectos de exposiciones de baja intensidad tanto a ELF-EMF como a RFR, y un pequeño porcentaje de estudios publicados informan que no se observan efectos”. 

Hosseini et al. (2022)
“Se puede concluir que la participación de ELF-EMF y el estrés prenatal en la posible inducción de un comportamiento similar a la ansiedad a través del hipocampo puede ser diferente, de modo que ELF-EMF puede iniciar un comportamiento similar a la ansiedad al aumentar el 25 (S) -OHC y PNDMDAr2/NMDAr2 en el hipocampo, mientras que el estrés prenatal probablemente aumenta el comportamiento similar a la ansiedad al elevar la corticosterona y disminuir la serotonina”. 

Seomun et al. (2021)
“Se observaron asociaciones significativas entre la exposición a ELF-MF y la leucemia infantil. Además, también se observó un posible efecto dosis-respuesta”.

Carles et al. (2020)
“Encontramos asociaciones significativas entre la duración acumulada de vida a <50 m de líneas de alto voltaje y: i) todos los tumores cerebrales (OR 2,94; IC del 95%: 1,28–6,75); ii) glioma (OR 4,96; IC95% 1,56-15,77). Se necesitan más investigaciones, particularmente para mejorar la calidad y disponibilidad de datos geográficos y técnicos sobre las líneas eléctricas”.

Havas (2017)
“Los puntos clave de este comentario son los siguientes: (1) La aplicación del modelo IR a NIR es inapropiada ya que los mecanismos de las interacciones biológicas son diferentes; (2) Existe evidencia científica suficiente de daño celular causado por NIR a niveles muy por debajo de las pautas térmicas; y (3) Se han documentado varios mecanismos que involucran estrés oxidativo y pueden explicar el aumento de tumores documentados en estudios epidemiológicos con exposición electromagnética tanto de baja frecuencia como de radiofrecuencia. De hecho, este tipo de estrés oxidativo puede ser responsable del daño a los espermatozoides expuestos a RFR y de algunos de los síntomas clasificados como electrohipersensibilidad (EHS)”.

Benassi et al. (2015)
La exposición al campo magnético de frecuencia extremadamente baja (ELF-MF) sensibiliza las células SH-SY5Y a la toxina pro-Parkinson.

Mecanismos de daño

Esta sección explora los mecanismos biofísicos por los cuales la exposición a los CEM produce impactos en la salud. 

Panagopoulos et al. (2021)
“El presente estudio revisa el daño al ADN y los efectos relacionados inducidos por los campos electromagnéticos de origen humano. Se describe ampliamente el mecanismo de oscilación forzada de iones para la activación irregular de canales iónicos activados por voltaje en las membranas celulares mediante campos electromagnéticos polarizados/coherentes. La disfunción de los canales iónicos altera las concentraciones iónicas intracelulares, que determinan el equilibrio electroquímico y la homeostasis de la célula. El presente estudio muestra cómo esto puede provocar daños en el ADN a través de especies reactivas de oxígeno/sobreproducción de radicales libres. Por lo tanto, se proporciona una imagen completa de cómo la exposición a los campos electromagnéticos provocados por el hombre puede provocar daños en el ADN y patologías relacionadas, incluido el cáncer”.

Yakymenko et al. (2015)
“En conclusión, nuestro análisis demuestra que la RFR de baja intensidad es un agente oxidativo expresivo para las células vivas con un alto potencial patógeno y que el estrés oxidativo inducido por la exposición a la RFR debe reconocerse como uno de los mecanismos primarios de la actividad biológica. de este tipo de radiación”.

Informe de bioiniciativa – Resumen para el público (2007)
«El estrés oxidativo a través de la acción del daño de los radicales libres al ADN es un mecanismo biológico plausible para el cáncer y las enfermedades que involucran daño de ELF al sistema nervioso central».

Recomendaciones de enfoque precautorio

Esta sección explora varias recomendaciones de expertos que exigen un enfoque de precaución para la implementación de 5G/inalámbrico. 

Servicio de Investigación del Parlamento Europeo (EPRS) – Efectos de la comunicación inalámbrica 5G en la salud humana (2020)
“Varios estudios sugieren que 5G afectaría la salud de humanos, plantas, animales, insectos y microbios, y como 5G es una tecnología no probada, una Un enfoque cauteloso sería prudente”.

“La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ha abogado durante mucho tiempo por la precaución en relación con la exposición a los CEM, señalando que hubo casos de no utilización del principio de precaución en el pasado, lo que a menudo resultó en daños irreversibles a la salud humana y al medio ambiente. Es probable que, desde perspectivas futuras, se consideren prudentes y sensatas las medidas apropiadas, preventivas y proporcionadas que se adopten ahora para evitar amenazas plausibles y potencialmente graves para la salud derivadas de los CEM. La AEMA solicita que los Estados miembros de la UE hagan más para informar a los ciudadanos sobre los riesgos de la exposición a los CEM, especialmente para los niños”.

Frank (2019)
“El autor, un epidemiólogo experimentado, concluye que no se pueden descartar las crecientes preocupaciones de salud sobre los campos electromagnéticos de RF, especialmente en una era en la que se están produciendo niveles más altos de exposición de la población, debido a los transmisores espacialmente densos que requieren los sistemas 5G. . Basado en el principio de precaución, el autor se hace eco de los llamados de otros a una moratoria sobre el mayor despliegue de sistemas 5G a nivel mundial, en espera de investigaciones más concluyentes sobre su seguridad”.

Miligi (2019)
“Los estudios epidemiológicos y los metanálisis sobre la relación entre el cáncer y los RF, particularmente los de los teléfonos móviles, aún identifican áreas de incertidumbre que deben investigarse, y los estudios sobre efectos no cancerígenos están aumentando en número, lo que sugiere la posibilidad de nuevos riesgos. Es probable que los escenarios relativos que se abrirán con la prueba 5G cambien el nivel general de exposición de la población como resultado de cambios importantes en la arquitectura de la red. Por lo tanto, es importante adoptar un enfoque fuertemente precautorio. Dadas las fuertes preocupaciones de la población, las instituciones competentes deben implementar programas de información y sensibilización a través de una adecuada comunicación de riesgos”.

Russell (2018) 
“La radiación por radiofrecuencia (RF) se reconoce cada vez más como una nueva forma de contaminación ambiental. Al igual que otras exposiciones tóxicas comunes, los efectos de la radiación electromagnética de radiofrecuencia (RF EMR) serán problemáticos, si no imposibles, de clasificar epidemiológicamente, ya que ya no queda un grupo de control no expuesto. Esto es especialmente importante considerando que estos efectos probablemente se magnifiquen por exposiciones tóxicas sinérgicas y otros comportamientos comunes de riesgo para la salud. Los efectos también pueden ser no lineales. Debido a que esta es la primera generación que tiene una exposición de toda la vida a este nivel de radiofrecuencias de microondas (RF EMR) artificiales, pasarán años o décadas antes de que se conozcan las verdaderas consecuencias para la salud. Se recomienda encarecidamente precaución en el despliegue de esta nueva tecnología”.

Di Ciaula (2018)
“Observaciones preliminares mostraron que los MMW aumentan la temperatura de la piel, alteran la expresión genética, promueven la proliferación celular y la síntesis de proteínas relacionadas con el estrés oxidativo, procesos inflamatorios y metabólicos, podrían generar daños oculares y afectar la dinámica neuromuscular. Se necesitan más estudios para explorar mejor y de forma independiente los efectos sobre la salud de los RF-EMF en general y de MMW en particular. Sin embargo, los hallazgos disponibles parecen suficientes para demostrar la existencia de efectos biomédicos, invocar el principio de precaución, definir a los sujetos expuestos como potencialmente vulnerables y revisar los límites existentes”.

Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) – Lecciones tardías de las alertas tempranas: ciencia, precaución, innovación (2013)
“Los beneficios de las telecomunicaciones móviles son muchos, pero esos beneficios deben ir acompañados de una consideración de la posibilidad de daños generalizados. Las acciones de precaución ahora para reducir la exposición de la cabeza limitarían el tamaño y la gravedad de cualquier riesgo de tumor cerebral que pueda existir. Reducir las exposiciones también puede ayudar a reducir otros posibles daños que no se consideran en este estudio de caso”. 

Kheifets et al. (2005)
“Han surgido preocupaciones sobre la posible vulnerabilidad de los niños a los campos de radiofrecuencia (RF) debido a la potencialmente mayor susceptibilidad de sus sistemas nerviosos en desarrollo; Además, su tejido cerebral es más conductor, la penetración de RF es mayor en relación con el tamaño de la cabeza y tendrán una vida útil más larga de exposición que los adultos… Este artículo se basa en las discusiones del taller y proporciona información general sobre el desarrollo del embrión. , feto y niño, con especial atención al cerebro en desarrollo; un resumen de la susceptibilidad infantil a tóxicos ambientales y enfermedades infantiles implicadas en estudios de campos electromagnéticos; y una revisión de la exposición infantil a los campos electromagnéticos. También incluye una evaluación de la susceptibilidad potencial de los niños a los campos electromagnéticos y concluye con una recomendación para realizar investigaciones adicionales y el desarrollo de políticas de precaución ante la incertidumbre científica”.

La insuficiencia de las pautas federales de exposición

Esta sección explora los defectos fundamentales de las pautas federales actuales de exposición a RF. 

Miles de estudios revisados ​​por pares muestran efectos biológicos inducidos por debajo de los límites de exposición de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) .

En una victoria histórica de CHD contra la FCC en 2021, el Tribunal de Apelaciones del Circuito de DC dictaminó que la orden de 2019 de la FCC (de no revisar sus pautas de exposición de 1996) era “arbitraria y caprichosa al no responder a la evidencia registrada de que la exposición a RF La radiación a niveles inferiores a los límites actuales de la Comisión puede causar efectos negativos para la salud no relacionados con el cáncer”.

Además, el tribunal sostuvo: 

“Ese fracaso socava las conclusiones de la Comisión sobre la idoneidad de sus procedimientos de prueba, particularmente en lo que se refiere a niños , y sus conclusiones sobre las implicaciones de la exposición a largo plazo a la radiación de RF , la exposición a pulsaciones o modulaciones de RF , y las implicaciones de los desarrollos tecnológicos. que han ocurrido desde 1996 , todos los cuales dependen de la premisa de que la exposición a la radiación de RF en niveles por debajo de sus límites actuales no causa efectos negativos para la salud. En consecuencia, consideramos que esas conclusiones son arbitrarias y caprichosas también. Finalmente, consideramos que la orden de la Comisión es arbitraria y caprichosa por su total omisión de responder a los comentarios sobre el daño ambiental causado por la radiación de RF”.

El fallo pone en duda la base subyacente de las pautas de exposición de la FCC . 

Agencia capturada: cómo la Comisión Federal de Comunicaciones está dominada por las industrias que presumiblemente regula (2015)

Norm Alster, en su libro publicado por el Centro de Ética Edmond J. Safra de la Universidad de Harvard afirma:

“Lo más insidioso de todo es que se ha permitido que la industria inalámbrica crezca sin control y prácticamente sin regulación, ignorando sistemáticamente cuestiones fundamentales sobre el impacto en la salud pública. La industria controla a la FCC a través de un dominio absoluto que se extiende desde su bien ubicado gasto de campaña en el Congreso, pasando por su control de los comités de supervisión del Congreso de la FCC, hasta su persistente cabildeo en las agencias”. 

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos