lunes , 26 septiembre 2022

Pasaportes de vacunas, id digital es el fin de la privacidad y la libertad personal

El Foro Económico Mundial impulsa un sistema de identificación digital que determinará el acceso a los servicios

El sistema de identificación digital propone monitorear el comportamiento en línea, las compras, la biometría y más.

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), es la organización internacional que esta impulsando la vacunación obligatoria y trabaja para «dar forma a las agendas globales, regionales y de un gran grupo de mega empresas», recientemente publicó su última propuesta distópica: un sistema de identificación digital de gran alcance que recopilará la mayor cantidad de datos posible sobre individuos y luego utilizar estos datos para determinar su nivel de acceso a diversos servicios.

Dr. Michael Yeadon, ex vicepresidente de Pfizer Pharmaceuticals. https://www.bitchute.com/video/e0jcxDYqfAi7/

Hay vario videos en donde u director Klaus Schwab propone una hipotética sociedad futura donde, ya sea por la deshumanización de la misma, un gobierno totalitario o el control intrusivo que la tecnología ejerce sobre el día al día, el individualismo se degrada en términos absolutos en favor del pensamiento único y de una sociedad sumisa. Como es el modelo de crédito social de China. En definitiva, una población completamente vigilada, donde nadie debe saltarse las reglas o corre el riesgo de ser anulado de la sociedad. Por ello se afirma que la distopía es lo opuesto a la utopía, la sociedad ideal donde todo funciona perfecto.

Esta propuesta de identificación digital se describe en un informe titulado «Advancing Digital Agency: The Power of Data Intermediaries» y se basa en un marco de identificación digital que el WEF ha publicado anteriormente .

Bajo este marco, el WEF propone recopilar datos de muchos aspectos de la “vida cotidiana” de las personas a través de sus cámaras, redes de telecomunicaciones y proveedores de servicios online.

El WEF sugiere que esta red de recopilación de datos permitiría que una identificación digital recopile datos sobre el comportamiento en línea de las personas:

  • el historial de compras,
  • el uso de la red,
  • el historial crediticio,
  • la biometría,
  • los nombres y números de identidad nacional,
  • el historial médico,
  • el historial de viajes,
  • las cuentas sociales, e-cuentas gubernamentales,
  • cuentas bancarias,
  • uso de energía,
  • estadísticas de salud,
  • educación y más.

Una vez que la identificación digital tenga acceso a este enorme conjunto de datos altamente personales, el WEF propone usarlo para decidir si los usuarios pueden «poseer y usar dispositivos», «abrir cuentas bancarias», «realizar transacciones financieras en línea», «realizar transacciones comerciales”, “acceder a tratamientos seguros”, “reservar viajes”, “pasar por el control fronterizo entre países o regiones”, “acceder a servicios de terceros que dependen de inicios de sesión en redes sociales”, “declarar impuestos, votar, cobrar beneficios, » y más.

En este informe sobre el avance de la agencia digital: el poder de los intermediarios de datos, el WEF posiciona este marco de identificación digital como parte de la solución a una «brecha de confianza en el intercambio de datos» y señala que los pasaportes de vacunas, que fueron obligatorios en todo el mundo durante la pandemia de COVID -19 , “sirven por naturaleza como una forma de identidad digital”.

El WEF también elogia la forma en que los pasaportes de vacunas han permitido a los gobiernos recopilar datos de sus poblaciones sin «aviso ni consentimiento»:

Además, el WEF brinda un ejemplo específico de cómo las identificaciones digitales podrían usarse para autenticar a un usuario (usando huellas dactilares, una contraseña o tecnología de verificación de identidad) y decidir si se le debe otorgar acceso a un préstamo bancario al juzgar su perfil (que puede incluir sus datos biométricos, nombre y número de identidad nacional) e historial (que puede incluir su historial crediticio, médico y de compras en línea).

El WEF continúa sugiriendo que las identificaciones digitales «permitirán la selección de preferencias y la toma de ciertas decisiones por adelantado» y, en última instancia, allanarán el camino para la «toma de decisiones automatizada» donde un «asistente digital confiable» «automatiza los permisos para las personas». y administra de manera efectiva sus datos a través de diferentes servicios” para “superar las limitaciones de notificación y consentimiento”.

Este impulso por un sistema de identificación digital invasivo del WEF lo sigue proponiendo otros sistemas de vigilancia similares, como convertir el latido de su corazón en una identificación digital . A lo largo de la pandemia, el WEF ha defendido constantemente los pasaportes de vacunas y la identificación digital .

Más allá de estas propuestas específicas, el WEF tiene también agendas globalistas y transhumanistas como el “Gran Reinicio” (que propone que las personas “no posean nada” y “sean felices”) y la Cuarta Revolución Industrial (que, según El fundador y presidente de WEF, Klaus Schwab, conducirá a «una fusión de nuestras identidades física, digital y biológica»).

Yuval Noah Harari vocero del Foro Económico Mundial, explica como los humanos pasarán a ser «animales hackeados, sin mas libertad de elección» con la ayuda de las «vacunas» (inyecciones) – Davos 2018

Los gobiernos y las corporaciones privadas están adoptando cada vez más las identificaciones digitales. Algunos gobiernos también están impulsando una noción similar: aplicaciones de estilo de crédito social que monitorean el comportamiento de los ciudadanos y los recompensan por participar en acciones aprobadas por el estado.

Casos posibles bajo este régimen:

Imagine que se le niega físicamente el acceso a su oficina, negocio o medio de vida. Imagínese que le niegan la entrada a una tienda de comestibles o que le digan con quién puede o no sentarse en un restaurante. Imagínese que le impidan el acceso a una habitación de hospital cuando usted o un miembro de su familia necesitan cuidados intensivos.

¿Inconcebible? Hoy, estos escenarios y peores están sucediendo en varias «democracias» y podrían ser nuestro futuro colectivo, orquestado por la Inteligencia Artificial, IA, Big Tech y aplicaciones patrocinadas por el estado, todo en nombre de «proteger» la salud pública con pasaportes de vacunas. .

Si no tiene un pasaporte de vacunas, no podrá acceder a los servicios básicos, ganarse la vida o viajar dentro de su propio país. Incluso si tiene uno, estará expuesto a niveles sin precedentes de vigilancia gubernamental y corporativa, extracción de datos y control de comportamiento. Y expuesto a inyecciones génicas experimentales.

En el libro Scanned , el periodista de investigación Nick Corbishley examina y expone las mentiras y extralimitaciones que sustentan la erosión total de las libertades personales que está ocurriendo a un ritmo alarmante. En un lenguaje claro respaldado por una investigación rigurosa, Corbishley revela cómo el lanzamiento de pasaportes de vacunas no solo representa una violación sin precedentes de la privacidad y la autonomía corporal, sino que también perpetúa la idea de que un «pequeño» sacrificio colectivo nos permitirá volver a la normalidad.

Si las cosas continúan por el camino actual, queda claro que volver a la «normalidad» será muy difícil. En pocas palabras, en lugar de un regreso a la normalidad, veremos la creación de una forma de existencia completamente diferente en la que la mayoría de nosotros prácticamente no tendrá ningún control sobre nuestras propias vidas.

Plan de Vigilancia incluye:

  • Una identificación digital monitoriada por Inteligencia Artificial, sistemas de crédito social y seguimiento biométrico, reducirán las libertades básicas y nuestra privacidad se entregará al estado y a empresas privadas sin nuestro conocimiento o consentimiento.
  • Los programas gubernamentales y una mayor vigilancia facilitarán la discriminación, la segregación y los estigmas para grandes segmentos de la población.

Pocas personas quieren ser vistas como atípicos, especialmente si eso significa sentirse responsables o culpados por el sufrimiento y la muerte de los demás.

Pero hay una falla fundamental en la aplicación del argumento del ‘bien mayor’ a los pasaportes de vacunas, porque los pasaportes en sí mismos ofrecen muy poco en cuanto al bien potencial, y una gran cantidad en cuanto al daño potencial.

Este no es un debate liberal o conservador. Este no es un debate de vacunados o no vacunados. Se trata de la libertad, la democracia global y cuánto estamos dispuestos a ceder. Se trata de decidir cuándo es el momento de decir «¡basta!»

Hay pocas dudas de que la razón principal del lanzamiento de las inyecciones de COVID no fue por salud pública sino para justificar el lanzamiento de pasaportes de vacunas, que a su vez son solo la primera etapa de un mecanismo mucho más amplio para vigilar, rastrear, manipular y controlar a la población del mundo.

Israel fue el primer país democrático en lanzar identificaciones digitales, en febrero de 2021, Luego, Italia, y Francia, se lanzó el llamado Pase Verde. Este era un documento que se suponía que se crearía para permitir viajar entre países de Europa, pero muy rápidamente se empezó a utilizar para controlar el acceso a los servicios públicos, el acceso a lugares públicos dentro del propio país. Restricciones que nunca habíamos visto en nuestra vida.  Incluso en esta etapa, no se habla de eso tanto como debería.

Dos preocupaciones clave

Una de las principales preocupaciones que los pasaportes de vacunas ponen de manifiesto está relacionada con la privacidad. Si se implementan, nos despojarán de la mayor parte de la privacidad a la que estamos acostumbrados. Está bastante claro que son un precursor de la identidad digital y un tipo de aparato de vigilancia digital mucho más invasivo. Ademas del daño de la inyección experimental

“Los pasaportes funcionan esencialmente como una puerta de entrada para permitir que el gobierno nos lleve a una realidad totalmente nueva donde nuestras acciones, nuestros movimientos, nuestros pensamientos, nuestro comportamiento son rastreados y vigilados”,

Pero no se trata sólo de vigilancia. También se trata de forzar el cumplimiento, y esa es la segunda preocupación clave.

“Si hemos aprendido algo sobre el pasaporte de vacunas, se trata de cambiar la forma en que nos relacionamos con el gobierno, y se trata de cambiar la forma en que el gobierno se relaciona con nosotros, los gobernados.

Si no hace exactamente lo que dice el gobierno en el futuro, ya sea poner una inyección experimental dentro de su brazo, dos dosis dentro de su brazo, o cualquier cantidad de dosis dentro de su brazo, será desactivado. No podrá acceder a los servicios más básicos y al tipo de lugares que necesitamos para poder participar en la sociedad y la economía”.

Vigilancia en esteroides

Por supuesto, hemos estado bajo vigilancia durante muchos años ya. Todas las tecnologías relacionadas con Google son tecnologías de seguimiento y vigilancia. Nuestros teléfonos celulares nos rastrean y vigilan. Lo mismo ocurre con Facebook y otras plataformas de redes sociales. Todos están recopilando información personal y controlando el movimiento de todos.

También sabemos que estas tecnologías se han utilizado para influir y manipular los pensamientos, las creencias y el comportamiento de las personas. Sin embargo, hasta ahora, toda esa manipulación ha sido encubierta. El sistema que se está erigiendo ahora es único y nuevo en el sentido de que el cumplimiento forzoso será, en muchos casos, abierto, flagrante e indiscutible, ya que el castigo estará vinculado a cosas como sus finanzas personales y privilegios de viaje. 

Claramente, el pasaporte de vacunas es una plataforma a la que pueden agregar monedas digitales del banco central (CBDC). Entonces, como ejemplo, el gobierno podría publicar una narrativa política, y si expresas tu desacuerdo, no tendrás acceso a tu cuenta bancaria. O sus privilegios de viaje. O su solicitud de préstamo.

Con los hogares inteligentes basados ​​en Google, es imposible prever un futuro en el que simplemente podrías estar encerrado dentro de tu casa si fueras etiquetado como disidente.  O podrían cortar sus servicios públicos.

Las posibilidades de castigar a los disidentes son infinitas cuando todos y cada COSA es identificable digitalmente, rastreable y conectado de forma inalámbrica. Con una sola pulsación de tecla, alguien que no conoces puede cerrar tu vida, dejándote sin hogar e indefenso.

Lo más probable es que ni siquiera haya una persona viva en ningún lugar para que usted se comunique con sus quejas. Gran parte del sistema estará a cargo de inteligencia artificial y varios algoritmos. Es importante darse cuenta de que si aceptamos pasaportes de vacunas, básicamente estamos dando nuestro consentimiento a todo lo que viene después, advierte Corbishley. Estamos aceptando que este es nuestro futuro.

Por qué debemos rechazar las identificaciones digitales y las CBDC

También debemos permanecer alerta ante el despliegue de otros mecanismos de control que son tan problemáticos como los pasaportes de vacunas, especialmente las identificaciones digitales y las monedas digitales del banco central (CBDC), pero también cualquier cantidad de otros controles digitales y biométricos. Como explica Corbishley:

“En este momento, en Canadá, tenemos al primer ministro de Ontario diciendo que van a retirar los pasaportes de vacunas. Tenemos a Alberta diciendo que va a retirar los pasaportes de vacunas.

Este es el mensaje que recibimos de todo el mundo occidental. Es como, ‘Es hora de dar un paso atrás. Ahora vamos a dejarte vivir tu vida. Vamos a dejar que vuelva algún tipo de normalidad.

Estás viendo a Escandinavia hablando de eliminar por completo los pasaportes de vacunas. Entonces, es interesante ver que algunos países usan ese idioma. Pero creo que hay que tener mucho cuidado porque mientras hablan de hacer esto, están dando paso a sistemas de identidad digital, que van a ser a una escala mucho mayor que los pasaportes de vacunas…

Están instituyendo una identidad digital que permitirá no solo este tipo de control de su estado de vacunas e inyecciones experimentales, sino también el control de sus registros de impuestos, el control de sus registros de empleo… E incluirán… su estado de vacunas. Entonces, es extremadamente falso el menaje que están dando. Creo que están engañando a sus poblaciones de una manera muy oscura…

Todas estas cosas están sucediendo, pero el último paso es probablemente las monedas digitales del banco central, que probablemente se incorporarán en los próximos tres a cinco años.

El presidente del Banco de Pagos Internacionales, Agustín Carstens, quien fuera presidente del Banco de México, dijo abiertamente que lo maravilloso de las monedas digitales del banco central es que les permite rastrear todo lo que haces.

Scanned, Nick Corbishley

Agustin Carstens “Absolute Control” Of Your Money Via Central Bank Digital Currencies, Colabore con nosotros para que podamos subtitular este video, Gracias,

Lo que no dijo es que les permite desactivar una cuenta. Les permite evitar que las personas puedan realizar transacciones como pasó recientemente en Canadá con los camioneros que demostraron contra las medidas de Trudeau.  Así que sí, la gente no se da cuenta de cómo se está construyendo esta red de control, poco a poco, pieza por pieza, pero deben comenzar a prestar atención antes de que sea demasiado tarde”.

Scanned, Nick Corbishley

Están construyendo un sistema de crédito social

El objetivo final de la falsa pandemia, copiar el régimen de China. Buscan eliminar disidencia con una identidad digital integral, con datos de salud, estado de vacunación, datos bancarios y conducta, como el modelo chino. https://www.bitchute.com/video/oDMG3pKFXmO5/

A estas alturas, muchos están familiarizados con el sistema de crédito social en China, o al menos han oído hablar de él. ¿Cómo se compara o relaciona este sistema con los pasaportes de vacunas y las identificaciones digitales?

“Creo que el sistema de crédito social en China es, hasta cierto punto, una plantilla. Es donde los gobiernos probablemente quieren imitar. Les gustaría poder usar las nuevas tecnologías que tenemos para empujar a las personas a tipos de comportamientos establecidos como correctos sin tener que usar lo castigos clásicos.

Pueden recompensar a las personas por hacer las cosas correctas, o puede darles un pequeño azote digital de vez en cuando, cuando están haciendo las cosas incorrectas. Es hacia ahí donde China está liderando el camino.

Las ambiciones de China con el sistema de crédito social crediticio son esencialmente ilimitadas (quieren un control total), todavía no han llegado a su ideal.

Todavía están ejecutando bastantes planes piloto. Por lo tanto, depende de dónde se encuentre en China, la medida en que esté expuesto a este tipo de sistema, dónde obtenga puntos por buen comportamiento y dónde obtenga puntos deducidos por mal comportamiento.

Pero el modelo inicial está ahí. También tienes empresas como Ant Financial y Tencent. Estos son los equivalentes de Google, Facebook, lo que sea, que ejecutan sus propios esquemas de créditos sociales dentro de su propios pequeños universos. Entonces, es una situación muy compleja en China. Aún les falta llegar a donde quieren pero la intención, la ambición de control total, es enorme.

Diría que definitivamente estamos viendo ejemplos de este comienzo para Occidente. Estamos viendo a los bancos hablar sobre el uso de nuestro comportamiento en las redes sociales para determinar nuestro puntaje crediticio, que es muy similar a lo que están haciendo en China. Ya existen los medios, y claramente existe un deseo de avanzar en esa dirección”.

Scanned, Nick Corbishley

La unidad es el desafío de nuestra vida

El desafío al que nos enfrentamos ahora es que, para tener alguna posibilidad de evitar este cuadro de control, necesitamos estar unidos. El problema es que muchos simplemente no pueden ver los peligros. La mayoría de las personas menores de 30 años están acostumbradas a hacer casi todo en sus teléfonos, y la conveniencia de las identificaciones digitales y la banca digital es atractiva.

Organizaciones como el Foro Económico Mundial y muchos de los bancos centrales que están impulsando el despliegue de esta red de control también intentarán hacer que sea imposible o casi imposible vivir sin una identificación digital y monedas digitales del banco central, CBDC. Ya hemos visto a líderes decir, en voz alta, que su objetivo es hacer la vida lo más difícil e inconveniente posible para cualquiera que no tenga un pasaporte de vacunas. Harán lo mismo con las identificaciones digitales y las CBDC.

“Uno de los mejores ejemplos es Italia”, dice Corbishley. “Si quieres ver un país que realmente haya entrado en sexta marcha con los pasaportes de vacunas, es Italia. Han dicho: ‘Mira, si no tienes este documento, no puedes trabajar. No puedes subirte a un autobús y cruzar la ciudad. No se puede subir al metro. No se puede acceder a locales comerciales que no sean supermercados, farmacias, gasolineras y tiendas de animales.’

Básicamente has cerrado, reducido la existencia a una tan limitada, que la mayoría de la gente termina diciendo: ‘Está bien, hagámoslo’. No tengo alternativa. No voy a sobrevivir de esta manera.

Si tienes una hipoteca y tus finanzas ya están ajustadas, y tu gobierno te dice que no vas a poder trabajar, la mayoría de la gente se derrumba, …

Scanned, Nick Corbishley

Cómo prepararse para lo inevitable

Si bien la situación es sombría y grave, Corbishley no cree que los pasaportes de vacunas, las identificaciones digitales y las CBDC sean inevitables. “Creo que estamos en medio de una gran batalla”, dice.

Creo que habrá esta creación de una comunidad paralela, una sociedad paralela, donde las personas puedan funcionar. Estamos viendo señales de que el trueque comienza a tener lugar dentro de una comunidad como esa en Italia. Están sobreviviendo lo mejor que pueden, y estamos hablando de millones de personas que no se han derrumbado. Todavía no han cedido. 

Scanned, Nick Corbishley

La pregunta es, ¿cómo podemos ganar cuando todas las cartas parecen estar en nuestra contra?

Creo que estamos en medio de lo que solo puede describirse como una batalla existencial. Si perdemos esta batalla, puede ser muy difícil, como individuos, protegernos porque el grado de control que tendrán sobre nosotros va a ser enorme.

Eso me da cierta cantidad de esperanza. Creo que el hecho de que la gente se haya cansado de las restricciones significa que el gobierno tiene que, hasta cierto punto, reconsiderar, pero al mismo tiempo, están impulsando las identificaciones digitales.

Creo que esto es lo que es realmente importante que la gente entienda. Mientras dicen: ‘Vamos a abandonar los pasaportes de vacunas’, en la mayoría de los países donde dicen esto, ese no es el caso. En el Reino Unido, no han hecho eso. Simplemente han pasado de un pasaporte de vacunación obligatorio a un pasaporte de vacunación voluntario.

Tienes pasaportes de vacunas muy en uso para viajes internacionales. Entonces, si eres británico, quieres viajar a Europa continental, si no tienes tu pasaporte de vacunas, no podrás ir al continente. Es lo mismo si eres europeo y quieres ir a los EE. UU.

Por lo tanto, están sucediendo tantas cosas que es difícil hacer un seguimiento. Eso viene de alguien que pasa la mayor parte de su día tratando de hacer un seguimiento de estas cosas. Si usted es alguien que tiene un trabajo de 9 a 5 y llega a casa y tiene tres hijos que cuidar, será mucho más difícil mantenerse al tanto de estos desarrollos.

Tengo cierta esperanza de que no hayan ganado todavía. Pero es una inmensa cantidad de poder lo que tienen. Hablamos de organizaciones como el Foro Económico Mundial, que representa a cientos de las empresas más poderosas del planeta. 

Entonces, va a ser una gran batalla, y ellos tienen la mayoría de las ventajas en esta batalla. Pero creo que lo que está sucediendo en Canadá sugiere que se puede formar una resistencia. Creo que la resistencia está creciendo en Alemania. Ciertamente está creciendo en Austria. El gobierno ha quitado el mandato de vacuna obligatoria o multas”.

Esperar colapso económico

También hay que considerar los crecientes riesgos económicos, a nivel mundial. Los bancos centrales de todo el mundo se han arrinconado y no pueden salir. Es casi seguro que veremos otra crisis financiera. Es sólo una cuestión de cuándo.

Ya hay evidencia clara de que estamos en las primeras etapas del colapso económico, y ese es un problema paralelo que debe tenerse en cuenta al intentar predecir lo que podría suceder con las identificaciones digitales y las CBDC, ya que todas están conectadas. Para prepararse para un colapso económico inevitable, sugeriría centrarse en mejorar su resiliencia a nivel local.

“Creo que la comunidad es esencial”, dice Corbishley. “Tener personas que tienen una mentalidad similar, una cosmovisión similar, personas con las que definitivamente puedes contar…

La resiliencia va a ser muy dura. Como resultado de los cierres, las pequeñas empresas se encuentran en una situación grave. Tuvieron que asumir enormes cantidades de deuda solo para capear los bloqueos… No hay duda de que las grandes empresas tienen un acceso mucho más fácil a deuda barata que las pequeñas empresas…

Esto es trágico porque las pequeñas empresas son un pilar fundamental de la comunidad. Son una parte fundamental de la economía global y, lo que es más importante, las pequeñas empresas están dirigidas por personas independientes. Si comenzamos a ver una eliminación masiva de pequeñas empresas, entonces veremos menos independencia y más dependencia. Entonces, esa es un área que me preocupa profundamente…

Creo que lo más importante y lo más difícil es mantener nuestra humanidad. Creo que eso es fundamental y por eso tener una comunidad a tu alrededor que te quiere y te quiere es absolutamente esencial para sobrevivir a esto. No creo que se pueda ser una isla y superar lo que se viene.

Otra cosa que sugeriría, si tiene inversiones, es diversificar tanto como sea posible; probablemente no sea lo mejor tener todo su dinero en un banco, y especialmente no en un solo banco…

Scanned, Nick Corbishley

Entonces, para terminar, lo mejor que se puede hacer en este momento es informarse sobre el plan de control digital inminente, compartir información, resistir y oponerse a todos y cada uno de los intentos de implementar pasaportes de vacunas o identificaciones digitales, defender la libertad, construir comunidad y prepárese para el deterioro de las condiciones económicas diversificando las inversiones.

Comparta esta información, asegúrese de que los pasaportes de vacunas y las identificaciones digitales no nos quiten la privacidad y la libertad personal.