sábado , 20 abril 2024

Revelan graves datos ocultados por el CDC sobre los efectos adversos de las inyecciones Covid

Print Friendly, PDF & Email

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) intentaron mantener ocultos sus datos de V-Safe, pero la agencia de salud estadounidense perdió una  batalla legal  con el abogado de ICAN,  Aaron Siri , en septiembre de 2022.

Esta decisión ordenó a los CDC proporcionar 390.000 entradas con reportes de efectos adversos por mes a partir del 15 de febrero de 2024 y continuar cada mes a partir de entonces durante todo el año.

Ahora, los primeros 390.000  envíos de texto libre  del sistema de monitoreo de seguridad de vacunas V-Safe están disponibles para el público.

Esto es lo que muestran los datos hasta el momento:

https://videopress.com/embed/3qKvNssi?cover=1&preloadContent=metadata&useAverageColor=1&hd=0

  • 1 de cada 1.300 personas informó haber experimentado parálisis de Bell (parálisis facial) en los primeros días después de la vacunación.
  • 1 de cada 906 personas informó alteraciones en su ciclo menstrual normal después de la vacunación.
  • Según se informa, 1 de cada 450 personas experimentó culebrilla después de recibir la vacuna.
  • 1 de cada 160 personas informó tinnitus o zumbidos en los oídos.
  • 1 de cada 143 personas experimentó palpitaciones cardíacas después de la vacunación durante el período inicial del informe.

¿Seguras y eficaces?

El abogado Aaron Siri  le dijo a Del Bigtree en  The Highwire : «Creo que esto refleja por qué los CDC lucharon tan fuerte para no dar a conocer esta información, porque es probablemente es el mejor reflejo de cuál es el verdadero perfil de seguridad «.

Bigtree lucho para que finalmente se haya conseguido una base de datos controlada que esté disponible para el público, considerándola un paso fundamental para descubrir el perfil de seguridad real de las llamadas vacunas COVID-19 que en realidad son inyecciones génicas.

“Tenemos un control. Sabemos que es un espacio controlado. Son 10 millones de personas. ¿Cuántos de ellos tuvieron problemas? Podemos tener porcentajes reales de esto ”.

Haga clic aquí para revisar los datos de V-Safe usted mismo.

Mira el episodio completo de The Highwire 

https://cienciaysaludnatural.com/nuevas-inyecciones-de-sa-arnm-amplificaran-los-efectos-adversos-de-las-inyecciones-de-arnm/
Medicos denuncian los efectos adversos de las inyecciones contra K0 B1T y Nuevas inyecciones de sa-ARNm amplificaran los efectos adversos de las inyecciones de ARNm
https://cienciaysaludnatural.com/el-arnm-de-la-inyeccion-covid-penetra-la-barrera-fetal-placentaria/
https://cienciaysaludnatural.com/la-inyeccion-covid-causa-aumentos-de-lesiones-cardiovasculares-y-neurologicas/

La inquietante verdad sobre las “vacunas” contra la COVID: peor que nunca

Desde el lanzamiento de las vacunas contra la COVID-19, un número importante de personas vacunadas ha informado de diversas reacciones adversas.

Algunos eventos adversos son ampliamente reconocidos, como coágulos sanguíneos y miocarditis. Otros se discuten menos públicamente pero todavía están presentes en la literatura de investigación.

Vale la pena señalar que VAERS es un sistema de informes pasivo que depende de que las personas envíen informes de sus experiencias. Puede que no determine la causalidad, pero “es especialmente útil para detectar patrones inusuales o inesperados” que podrían indicar una posible señal de seguridad de la inyección, según el sitio web oficial .

¿Qué causa las reacciones adversas a la inyección COVID-19?

Los médicos que tratan las reacciones adversas persistentes a las vacunas creen que la principal causa de tales lesiones es la proteína pico o spike del COVID-19 .

Las proteínas de pico existen en la superficie del virus SARS-CoV-2 que invade nuestras células y causa enfermedades. Las vacunas de ARNm contra la COVID-19 también inducen al cuerpo a producir proteínas de pico, lo que estimula el sistema inmunológico del cuerpo para generar inmunidad. Otros tipos de vacunas COVID-19 utilizan tácticas similares.

Sin embargo, la proteína pico es altamente inflamatoria y tóxica, y los médicos han observado que, aunque las personas generan anticuerpos después de la vacunación, algunas comienzan a sufrir una amplia variedad de síntomas inexplicables.

Los médicos han propuesto seis vías a través de las cuales la proteína de pico puede causar daño:

  1. Desregulación inmune
  2. Coagulación sanguínea y daño vascular.
  3. Disfunción mitocondrial
  4. Síndrome de activación de mastocitos
  5. Reacciones autoinmunes
  6. Daño tisular por persistencia de espigas

Las nanopartículas lipídicas de las vacunas de ARNm también pueden contribuir a los eventos adversos notificados. Los estudios muestran que las nanopartículas lipídicas activan sustancias químicas inflamatorias y afectan la actividad inmune .

Eventos adversos generales de la inyección COVID-19

Los eventos adversos leves más comunes de la inyección COVID-19 son aquellos que afectan al cuerpo en general.

  • El dolor de pecho puede ser un signo de miocarditis, pero también puede deberse a inflamación de las articulaciones de las costillas, inflamación de los pulmones o neuropatía en el pecho, todo lo cual se explicará más adelante en el artículo.
  • La fatiga después de la vacunación es mayormente transitoria. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar fatiga persistente y debilitante, donde incluso tomar una ducha o hacer una tarea básica los deja exhaustos por el resto del día. Alrededor del 8 al 80 por ciento de las personas vacunadas informan fatiga como efecto secundario, y la mayoría de los casos son leves. Sin embargo, para algunas personas, es posible que la fatiga parezca nunca mejorar. Un estudio que siguió a 498 médicos y dentistas vacunados mostró que alrededor del 6 por ciento informó fatiga a largo plazo después de la vacunación. Una posible razón de la fatiga es la disfunción mitocondrial . Las mitocondrias son el motor celular del cuerpo, están presentes en la mayoría de las células y son responsables de producir energía para el cuerpo.
  • La fiebre y los escalofríos pueden manifestarse debido a que el sistema inmunológico del cuerpo lucha contra la inyección y generalmente son transitorios.
  • La hinchazón y el dolor en el lugar de la inyección suelen ser transitorios. El dolor también puede ocurrir en todo el cuerpo.
  • El dolor en las axilas puede indicar que la inmunidad del cuerpo está combatiendo las infecciones. El área de la axila alberga un grupo de ganglios linfáticos que contienen células inmunes. Estos ganglios linfáticos pueden inflamarse después de una infección y vacunas, lo que provoca dolor en el área de la axila.

Trastornos del sistema nervioso

Los trastornos del sistema nervioso son algunos de los eventos adversos más comunes informados. En los ensayos de Pfizer , estos trastornos fueron los terceros más comunes, después de los eventos adversos generales y relacionados con los músculos, mientras que fueron los segundos más comunes en los ensayos de Moderna .

Los estudios en animales y en modelos han demostrado que las proteínas pico pueden cruzar la barrera hematoencefálica. Un estudio preimpreso de 2023 encontró proteínas de pico en los tejidos cerebrales de pacientes fallecidos con COVID-19. Los exámenes histológicos del cerebro realizados por el fallecido patólogo alemán Dr. Arne Burkhardt mostraron que las proteínas de pico dañan los vasos sanguíneos del cerebro.

Las proteínas pico comparten similitudes estructurales con las proteínas presentes en el sistema nervioso humano, y cuando nuestros cuerpos atacan a la proteína de pico, también pueden ocurrir daños colaterales a los nervios. Las vacunas de ARNm también contienen una región priónica y se ha demostrado que aceleran la formación de proteínas mal plegadas, que están potencialmente relacionadas con la enfermedad de Alzheimer y Parkinson.

Síndorme de Guillain-Barré

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. reconocen el síndrome de Guillain-Barré  (SGB) como una señal de seguridad de la inyección Johnson & Johnson (J&J). Un estudio publicado en Scientific Reports encontró que los receptores de la inyección COVID-19 tienen una incidencia 42 por ciento mayor de desarrollar GBS.

El SGB es una enfermedad autoinmune. Las proteínaspico de COVID-19 comparten similitudes con más de 28 proteínas humanas , incluidos los tejidos gliales y los factores de crecimiento cerebral. Por lo tanto, si el cuerpo ataca la proteína pico, algunos de los anticuerpos formados también pueden atacar el cerebro y el sistema nervioso, lo que podría provocar trastornos neurológicos.

Demencia

Si bien la vacunación contra el COVID-19 no se ha relacionado directamente con la demencia, sí se ha relacionado con déficits cognitivos , pérdida de memoria y delirio, todos los cuales son síntomas de la demencia.

Un estudio financiado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento informó sobre delirio el día después de la vacunación en personas mayores en un asilo de ancianos.

El estudio poblacional italiano NEURO-COVAX que evaluó a más de 19.000 personas encontró que casi el 2 por ciento informó niebla cognitiva después de la vacunación.

Convulsiones

En octubre de 2022, investigadores de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. (FDA) detectaron convulsiones como una señal de seguridad para los niños de 5 años o menos que recibieron las vacunas de ARNm. Un estudio japonés que siguió a 332 personas con epilepsia observó que las convulsiones empeoraron después de la vacunación en el 5,7 por ciento de los que recibieron su primera y segunda inyección COVID-19.

Los datos de la Red Mundial de Datos sobre Vacunas (GVDN) mostraron que la primera y segunda dosis de la inyección Moderna se asociaron con un mayor riesgo de convulsiones febriles, convulsiones en niños causadas por la fiebre. La primera dosis de la inyección de Moderna y la cuarta dosis de la vacuna Pfizer se asociaron con un mayor riesgo de convulsiones generalizadas.

Además, la primera dosis de la inyección de Moderna también se asoció con encefalomielitis aguda diseminada, un tipo de afección autoinmune que puede presentarse como ataques convulsivos.

Trastorno de la marcha

Una revisión vinculó cuatro casos de alteraciones de la marcha con la inyección COVID-19. Otro artículo publicado en Cureus informó sobre cuatro estudios de casos neurológicos, en los que un paciente desarrolló alteraciones de la marcha por el síndrome de Guillain-Barré y otro por el síndrome de retención de meningitis.

Investigadores de la Universidad de Florida siguieron a varios pacientes con enfermedad de Parkinson que experimentaron un empeoramiento de los síntomas parkinsonianos después de la vacunación, siendo la alteración de la marcha la más común.

Parálisis de Bell

La parálisis de Bell se manifiesta como debilidad o parálisis de los músculos faciales y los investigadores de la FDA la han reconocido como una señal de seguridad de la inyección COVID-19. Una preimpresión de la FDA encontró que las personas mayores que recibieron el refuerzo de Pfizer tenían una tasa más alta de desarrollar parálisis de Bell.

Los datos de GVDN también encontraron que las primeras dosis de las vacunas Moderna y Pfizer se asociaron con un mayor riesgo de parálisis de Bell.

Temblores

Los temblores pueden ser un signo de daño cerebral y neuronal, lo que provoca un deterioro del control motor.

Un estudio de caso publicado por médicos de la Clínica Cleveland informó sobre un hombre que desarrolló temblores en las cuatro extremidades 12 días después de tomar la segunda dosis de la inyección Pfizer COVID-19. Además, el estudio italiano NEURO-COVAX encontró que el 1,5 por ciento de las personas vacunadas informaron temblores y la misma cantidad informó espasmos musculares.

Cambios sensoriales

Los cambios sensoriales como hormigueo, intolerancia a la temperatura, dolor y falta de sensación son indicadores de neuropatía. Ya se ha informado sobre la neuropatía que se produce después de la vacunación.

La neuropatía ocurre cuando las neuronas sensoriales de la periferia están dañadas. Si la neurona está destinada a detectar calor, entonces el daño puede causar una sensación de ardor o una capacidad reducida para detectar la temperatura. El daño a las neuronas destinadas a detectar el tacto puede provocar una sensación de hormigueo, disminución de la sensación o incluso una sensación de descarga eléctrica.

Dolores de cabeza y mareos

Aunque muchas personas tienen dolores de cabeza temporales o mareos después de la vacunación, algunas también pueden experimentar migrañas persistentes y dolorosas que afectan la vida diaria. Estos dolores de cabeza pueden ser el resultado de la neuroinflamación inducida por la proteína de pico.

Pueden producirse desmayos o pérdida temporal del conocimiento debido a la disminución del flujo sanguíneo al cerebro.

Trastornos cardíacos

Se ha demostrado que las proteínas de pico dañan el revestimiento del endotelio del corazón, provocando inflamación y fusionando las células del músculo cardíaco, como lo demuestra una investigación realizada en la Clínica Mayo . Ambos procesos pueden dañar el funcionamiento de los músculos del corazón y provocar diversas afecciones.

Un estudio alemán publicado en el British Journal of Pharmacology demostró que las células del corazón expuestas a las vacunas Moderna y Pfizer producen proteínas de pico y presentan diferentes anomalías.

Paro cardiaco

Solo se han realizado unos pocos estudios que relacionan el paro cardíaco con la inyección COVID-19. El análisis de la base de datos de eventos adversos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) mostró que las vacunas COVID-19 se asociaron con un mayor riesgo de paro cardíaco en personas mayores de 75 años.

Solo un estudio revisado por pares ha relacionado el paro cardíaco con la inyección de ARNm contra la COVID-19, en el que un hombre de 59 años sin antecedentes médicos importantes recibió una tercera dosis de la inyección de ARNm y experimentó un paro cardíaco en siete horas.

Miocardiopatía

La miocardiopatía es una afección que afecta el músculo cardíaco. Las cavidades del corazón pueden agrandarse y los músculos se vuelven más gruesos o rígidos, provocando un corazón debilitado e incluso provocando insuficiencia cardíaca o paro cardíaco.

Una revisión global de 2022 sobre los casos de miocardiopatía por estrés notificados después de la vacunación encontró que, en promedio, la mayoría de los síntomas ocurrieron alrededor de tres días después de la vacunación. Los autores concluyeron que el problema es poco común pero puede poner en peligro la vida. Revistas médicas documentaron varios casos de miocardiopatía, incluido el de una mujer sana de 63 años sin factores de riesgo cardiovascular que ingresó en la sala de emergencias un día después de recibir su primera dosis de la inyección de Moderna.

Infarto de miocardio

La proteína Spike daña los vasos sanguíneos  y también es propensa a formar coágulos de sangre, que pueden bloquear las arterias coronarias y provocar ataques cardíacos. La base de datos de eventos adversos de la OMS mostró que las vacunas COVID-19 están asociadas con un riesgo elevado de ataques cardíacos en personas mayores de 75 años.

Varios estudios de casos han informado ataques cardíacos dentro de las 24 horas posteriores a la vacunación, incluido un estudio de caso japonés y un estudio de la Universidad de Harvard .

Miocarditis y pericarditis

Variosestudios han informado ampliamente sobre miocarditis como señal de seguridad . Recientemente, los investigadores de la FDA también detectaron miocarditis como una señal de seguridad para las últimas vacunas monovalentes contra el COVID-19.

Puede ocurrir como resultado de que la proteína pico dañe los músculos del corazón. Un artículo publicado en el Journal of the American College of Cardiology encontró que la inyección de Moderna se asociaba con una tasa más alta de miocarditis que la inyección de Pfizer en hombres jóvenes.

Al igual que la miocarditis, la pericarditis también es un tipo de inflamación del corazón, pero el revestimiento exterior del corazón se ve afectado y no los músculos del corazón. La pericarditis puede provocar derrame pericárdico, que ocurre cuando se acumula líquido alrededor del corazón. Estudio  informó sobre un ciclista de montaña profesional al que le diagnosticaron pericarditis después de la vacunación y fue hospitalizado.

Síndrome de taquicardia postural ortostática (POTS)

Los casos de POTS han aumentado a raíz de la pandemia de COVID-19. POTS es una afección que provoca un ritmo cardíaco rápido cuando una persona cambia de posición de acostada a parada, lo que indica una disfunción entre los sistemas nervioso y cardiovascular.

El Dr. Tae Chung, director del programa POTS de Johns Hopkins, notó algunos casos inusuales entre estudiantes de medicina o médicos que fueron vacunados pero no infectados con COVID-19. Posteriormente, un gran estudio de cohorte identificó un posible vínculo entre la inyección COVID-19 y la enfermedad.

Arritmia

Las arritmias ocurren cuando hay un mal funcionamiento eléctrico del corazón, y los latidos del corazón se vuelven demasiado rápidos, lentos o irregulares.

Un estudio publicado en Vaccine: X encontró un mayor riesgo de arritmias sin miocarditis dentro de los 14 días posteriores a una segunda dosis de la inyección de ARNm en adultos. La inyección de Moderna presentaba un riesgo mayor que la Pfizer. Una revisión sistemática concluyó que “la tasa de incidencia… de arritmia cardíaca después de la vacunación contra el COVID-19 es poco común y oscila entre 1 y 76 por 10.000”. Otra revisión de 2023 dijo que el problema “no es infrecuente”.

La fibrilación auricular, el tipo más común de arritmia, también se ha informado en la literatura.

Hipertensión

A medida que avanza la campaña de vacunación se han acumulado evidencias de una posible alteración de la presión arterial . Se desconoce el mecanismo; puede estar relacionado con la reducción de los receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE-2) en el cuerpo, ya que las proteínas de pico se unen a los receptores ACE-2 para ingresar a las células.

Un estudio de metanálisis publicado en el Journal of Cardiovascular Development and Disease que examinó datos de 357.387 personas vacunadas encontró que alrededor del 3,2 por ciento informó un aumento en la presión arterial en los informes posteriores a la vacunación presentados entre 15 minutos y días después de la vacunación.

Trastornos de la sangre

Un efecto secundario importante informado después de la vacunación son los coágulos de sangre. Las proteínas de pico son particularmente propensas a la coagulación. Si bien la mayoría de los coágulos de sangre requieren la presencia de trombina y plaquetas, las proteínas de pico pueden formar coágulos incluso en ausencia de estas proteínas.

Al principio del lanzamiento de la inyección, se demostró que la inyección de J&J, ahora descontinuada, causaba coagulación sanguínea a pesar de los niveles bajos de plaquetas en la sangre. Las vacunas de ARNm tienen problemas similares.

Las proteínas pico también cambian la estructura de las proteínas dentro del coágulo, lo que da como resultado coágulos sanguíneos similares al amiloide que son mucho más grandes y más difíciles de descomponer. Múltiples estudios han demostrado que las proteínas de pico se unen directamente a los factores de coagulación en la sangre, promoviendo la formación de microcoágulos y de gran tamaño .

Dependiendo de dónde se formen los coágulos sanguíneos, los pacientes pueden desarrollar diversas patologías relacionadas con la coagulación.

Ataque al corazón

A principios de 2023, la FDA y los CDC publicaron una declaración conjunta en la que declaraban que el accidente cerebrovascular era una nueva señal de seguridad en las personas mayores que tomaban refuerzos bivalentes de Pfizer. Sin embargo, meses después, revocaron la afirmación .

Una serie de casos autocontrolados que siguió a 32 millones de británicos encontró que la vacunación contra el COVID-19 se asociaba con un riesgo 38 por ciento mayor de accidente cerebrovascular hemorrágico o hemorragia cerebral.

Un estudio publicado en el Journal of Stroke and Cerebrovascular Disease siguió a una mujer de unos 80 años que sufrió un derrame cerebral por primera vez tres días después de recibir su primera inyección de ARNm contra el COVID-19. Luego sufrió un segundo derrame cerebral tres días después de su segunda dosis.

Un estudio estatal que siguió a 5 millones de personas que viven en Georgia encontró que aquellos que contrajeron COVID-19 dentro de los 21 días posteriores a la vacunación tenían mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Los signos y síntomas del accidente cerebrovascular incluyen la incapacidad para comprender el lenguaje (afasia) y la dificultad para hablar (disartria), los cuales se han informado después de la vacunación contra el COVID-19.

Embolia pulmonar

La embolia pulmonar ocurre cuando se forman coágulos de sangre dentro de los pulmones. Esto puede afectar el intercambio de oxígeno y la excreción de dióxido de carbono dentro de los pulmones y es potencialmente fatal.

Los datos de GVDN mostraron que los receptores de las primeras dosis de la inyección de ARNm o de la vacuna AstraZeneca tenían un mayor riesgo de embolia pulmonar de entre un 20 y un 33 por ciento.

Un estudio de caso publicado por médicos del Centro Médico Bautista Wake Forest analizó dos casos de embolia pulmonar después de que a los pacientes se les administró la inyección de Pfizer, los cuales afectaron a aquellos que de otro modo no tenían un mayor riesgo de sufrir coágulos sanguíneos.

Un estudio coreano publicado en Vaccines informó de un caso de embolia pulmonar que se produjo siete días después de que el paciente recibiera su primera inyección de inyección de ARNm.

Trombosis venosa profunda

La coagulación de la sangre en las venas de las extremidades también es potencialmente mortal si el coágulo impide que la sangre regrese a los pulmones. Si bien grandes estudios no han encontrado un mayor riesgo de trombosis venosa profunda con la inyección COVID-19, varios estudios de casos han relacionado la trombosis venosa profunda de los pacientes con la vacunación. Por ejemplo, un hombre de 75 años desarrolló hinchazón en la pierna izquierda 10 días después de recibir la segunda dosis de la inyección de Pfizer.

Vasculitis

La vasculitis es daño e inflamación de los vasos sanguíneos, lo que podría favorecer aún más la coagulación de la sangre. Las vasculitis más comunes afectan los vasos sanguíneos más pequeños, provocando manchas rojas y bultos en la piel y posible daño a los órganos.

Un artículo publicado en el Journal of Rheumatology asoció la inyección COVID-19 con un aumento en la vasculitis por IgA , un tipo de vasculitis.

Otra minirevisión publicada en Frontiers in Medicine también afirmó que los casos de vasculitis de la piel “se han notificado con más frecuencia” después de la inyección COVID-19 que después de la infección.

ver mas en:

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos