domingo , 25 septiembre 2022

Nuevas enfermedades autoinmunes y Vacunas geneticamente modificadas

En la última parte del siglo XX, los científicos de vacunas comenzaron a ir más allá de la simple atenuación o inactivación de patógenos hacia una mayor manipulación de genes y antígenos, así como estrategias más complejas para activar y mantener la inmunidad. Las categorías algo superpuestas de vacunas de subunidades, recombinantes, de polisacáridos y conjugadas se refieren a vacunas que usan componentes específicos de un patógeno como antígenos en lugar del patógeno en su totalidad.

Por otro lado es sabido que la incidencia de enfermedades autoinmunes ha aumentado a un ritmo enorme. Un estudio indica que un factor importante que los causa puede ser la levadura común de panadería o cerveza, Sacccharomyces cerevisiae   utilizada en muchas vacunas, incluida la HepB, que se administra a casi todos los bebés recién nacidos en los Estados Unidos antes de que tengan un día.

Riesgos de las vacunas de segunda generación

Las vacunas de subunidades buscan concentrarse y aislar «cualquier parte específica del patógeno que se haya demostrado que estimula una respuesta inmune protectora». La producción de vacunas de subunidades puede implicar la fragmentación de un microbio con productos químicos para recolectar los antígenos de interés o, cada vez más, el uso de tecnología de ADN recombinante (empalme de genes). Ejemplos de estas últimas son las vacunas recombinantes contra la hepatitis B y el virus del papiloma humano (VPH). La vacuna contra la hepatitis B, la primera vacuna sintética que se puso en uso, se fabrica mediante la inserción de genes seleccionados de la hepatitis B en la levadura de panadería común (llamada “sistema de expresión.”) y luego usar la levadura para producir antígenos de vacunas. (Además de la levadura, las vacunas recombinantes actuales se basan en bacterias, células de mamíferos o células de insectos como sistemas de expresión). Las vacunas a base de levadura se han relacionado con un aumento de la autoinmunidad debido a la similitud entre un componente de levadura y las glicoproteínas humanas. Además, debido a que las vacunas de subunidades “no ofrecen ninguna garantía de que la memoria inmunológica se formará de la manera correcta”, y “ exigen” el uso de adyuvantes potentes. La vacuna Gardasil-9 (para el VPH) contiene más del doble de la cantidad de adyuvante de aluminio que Gardasil.

Se dice que las vacunas de vectores recombinantes vivos son “más seguras que las vacunas vivas fabricadas sin tecnología recombinante y más eficaces que las vacunas ‘conevencionales’”, pero recientemente surgieron dudas sobre esta afirmación en Filipinas. El país suspendió el lanzamiento de la primera vacuna contra el dengue aprobada en el mundo (Dengvaxia) después de que surgieron informes de que la vacuna recombinante viva de cuatro cepas había provocado muertes y empeorado los resultados de la enfermedad.… los informes relacionados con Hib al Sistema de Informes de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) indican que cerca de una quinta parte de las reacciones adversas son graves…

Vacunas recombinantes

Vacunas de proteínas recombinantes Las vacunas recombinantes se fabrican utilizando células bacterianas o de levadura para fabricar la vacuna. Se toma un pequeño trozo de ADN del virus o bacteria contra el que queremos proteger y se inserta en las células de fabricación. Por ejemplo, para hacer la vacuna contra la hepatitis B, parte del ADN del virus de la hepatitis B se inserta en el ADN de las células de levadura. Luego, estas células de levadura pueden producir una de las proteínas de superficie del virus de la hepatitis B, que se purifica y se utiliza como ingrediente activo en la vacuna. La mayoría de las vacunas en el programa del Reino Unido son vacunas de subunidades que no contienen bacterias o virus completos. (‘Acelular’ significa ‘que no contiene células completas’). En cambio, este tipo de vacunas contienen polisacáridos (azúcares) o proteínas de la superficie de bacterias o virus. Estos polisacáridos o proteínas son las partes que nuestro sistema inmunitario reconoce como ‘extrañas’ y se denominan antígenos. Aunque la vacuna puede contener solo unas pocas de las miles de proteínas de una bacteria, son suficientes por sí mismas para desencadenar una respuesta inmunitaria que supuestamente puede proteger contra la enfermedad. https://vk.ovg.ox.ac.uk/vk/types-of-vaccine

Un estudio bioinformático confirma que las vacunas recombinantes que contienen levadura y adyuvantes inmunoestimulantes (las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) y la hepatitis B) pueden producir respuestas autoinmunes ‘fuera del objetivo’ debido al mimetismo molecular entre las proteínas de levadura y las autoproteínas humanas. De hecho, este mecanismo de falla afecta a todas las vacunas debido al uso de proteínas de alimentos, animales, virales, bacterianas o fúngicas no diana como medios de crecimiento y excipientes. La narcolepsia (un trastorno del sueño) y el vitíligo (un trastorno de la piel) son solo dos de las muchas afecciones autoinmunes asociadas con las vacunas contra el VPH y la hepatitis B.

Vacunas genéticamente modificadas (GM)

Si alguna vez ha tenido reparos en comer alimentos genéticamente modificados (GM), es probable que también le preocupe profundamente recibir una vacuna GM. Estas vacunas ya se están produciendo, algunas ya están en el programa de vacunación recomendado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. No hay estudios suficientes para saber sobre efectos adversos a largo plazo cuando se inyectan vacunas transgénicas a las personas. La revista científica Journal of Toxicology and Environmental Health público lo siguiente : 1

«Los virus genéticamente modificados (GM) y las vacunas de vectores de virus genéticamente modificados poseen una imprevisibilidad significativa y una serie de peligros potenciales dañinos inherentes… La transferencia horizontal de genes… está bien establecida. Nuevas progenies de virus híbridos resultantes de la recombinación genética entre los virus vacunales genéticamente modificados y sus parientes naturales pueden poseer características totalmente impredecibles con respecto a las preferencias del huésped y los potenciales causantes de enfermedades.

… Existe un conocimiento inadecuado para definir la probabilidad de eventos no deseados o las consecuencias de las modificaciones genéticas«.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16982535/

A pesar de que la tecnología ha avanzado no se ha investigado lo suficiente sobre efectos adversos a largo plazo. Hoy tenemos varios tipos diferentes de vacunas GM en fases de producción, desarrollo o investigación.

Se están desarrollando vacunas transgénicas experimentales que usan células cancerígenas tumorigénicas y células de humanos, perros, monos, vacas, cerdos, roedores, pájaros e insectos. Lo que sucede cuando se inserta ADN extraño en el cuerpo humano es un misterio. ¿Desencadenará cambios indeseables en las células o tejidos humanos? ¿Combinará o intercambiará material genético con ADN humano? ¿Se transferirá a las generaciones futuras? No hay suficientes estudios sobre esto…

«No sabemos qué porción del ADN [Geneticamente modificado, GM] se puede incorporar a nuestro propio genoma, no sabemos qué porción podría ser heredable para nuestros hijos, tampoco sabemos qué sucede cuando el sistema inmunológico está expuesto al ADN que se ha recombinado de muchas maneras que el cuerpo humano, a lo largo del tiempo, nunca ha estado expuesto a… qué enfermedades del sistema inmunitario pueden ocurrir debido a estas exposiciones», 

«El uso de ADN extraño en varias formas tiene el potencial de causar una gran cantidad de problemas, no solo porque existe la posibilidad de que se recombine con nuestro propio ADN, sino que también existe la posibilidad de que active los ‘interruptores’ del ADN, las partes epigenéticas del ADN, de manera intermitente».

Dr. Vicky Debold, PhD, RN.

Los adyuvantes de las vacunas utilizados en las vacunas transgénicas pueden ser aún más tóxicos de lo habitual

En las vacunas ,para estimular la reacción inmunitaria del cuerpo se agrega al antígeno viral o bacteriano un adyuvante. En circunstancias ideales, el antígeno es a lo que su cuerpo responde y contra lo que produce anticuerpos. Al estimular la respuesta inmunológica del cuerpo de esta manera artificial, el fabricante de la vacuna puede usar una cantidad menor de antígeno, lo que hace que la producción sea menos costosa y el producto más rentable (aunque definitivamente no más seguro, ya que los adyuvantes suelen ser sustancias extrañas, metales (aluminio) o químicos que pueden hacer que el sistema inmunitario reaccione de forma exagerada y ataque al organismo del huésped).

El aluminio es un adyuvante común de las vacunas y también es una neurotoxina bien conocida que puede causar inflamación crónica en el cuerpo, incluido el cerebro. Aunque se han agregado adyuvantes de aluminio a las vacunas inactivadas utilizadas durante décadas en los EE. UU.,  los adyuvantes a base de aluminio no son lo suficientemente fuertes para las vacunas GM, según Debold 2.

Si bien se ha demostrado que los adyuvantes de vacunas a base de aceite, como el escualeno , generan poderosas respuestas inmunitarias inflamatorias agudas que estimulan una mayor producción de anticuerpos, también se han asociado con una inflamación crónica no resuelta en el cuerpo que puede causar disfunción cerebral y del sistema inmunitario, incluidas enfermedades autoinmunes.3 

Vacunas transgénicas que puede haberles dado a sus hijos…

Muchos no saben que, a pesar de las consecuencias para la salud a largo plazo completamente desconocidas, las vacunas geneticamente modificadas, GM ya están en uso y se han administrado a bebés, niños y adultos en varios países. Hay:

  • Vacuna contra la hepatitis B: una vacuna de ADN recombinante inactivada autorizada para recién nacidos y niños en 1991, en la que partes del gen del virus de la hepatitis B se clonan en levadura
  • Vacuna contra el rotavirus: Vacunas vivas atenuadas autorizadas por primera vez para bebés y niños autorizadas en 2006, que contienen cepas de rotavirus humano modificadas genéticamente o cepas de rotavirus de reordenamiento híbrido humano-bovino 4
  • Vacuna contra el VPH (Gardasil o Cervarix): una vacuna recombinante autorizada en 2006, que se prepara a partir de partículas similares a virus (VLP) y también puede incluir el uso de un sistema de vector de expresión de baculovirus de células de insecto para la producción.

Los estrechos vínculos entre los alimentos GM y las vacunas GM

Las empresas que fabrican vacunas y OGM (organismos genéticamente modificados) están profundamente entrelazadas, y solo recientemente se separaron o se fusionaron para especializarse en una u otra. La mayoría de los ingresos por vacunas los obtienen cinco empresas que, en conjunto, tenían casi el 80 % del mercado en 2010: 5

  • Sanofi Pasteur
  • GlaxoSmithKline
  • Merck y compañía
  • Pfizer
  • Novartis

Estas empresas, que utilizan la ingeniería genética para producir vacunas, también son las principales responsables de la introducción de la ingeniería genética en el suministro de alimentos. 

Bill Gates, Warren Buffet apoyando la propagación tanto de vacunas como de transgénicos

Los defensores más influyentes y, por supuesto, más ricos de la ingeniería genética y las vacunas son Bill Gates y Warren Buffet. Tienen intereses empresariales y filantrópicos en estas tecnologías y su Fundación Gates (Buffet ha donado más de 1500 millones de dólares a la Fundación) les permite combinar los negocios con la filantropía.

Ellos, y las corporaciones a las que invitan a unirse a ellos, utilizan el paraíso fiscal de una organización sin fines de lucro para invertir en empresas con fines de lucro. Gates & Buffet obtienen deducciones de impuestos por poner dinero en su fundación, pero su fundación puede dar dinero (tanto como subvenciones como inversiones) directamente a corporaciones con fines de lucro que crean productos con fines de lucro.

Esto, obviamente, crea un enorme conflicto de intereses.

Por ejemplo, Monsanto y otras empresas de biotecnología han colaborado con la Fundación Gates a través de la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA) para promover el uso de cultivos genéticamente modificados (GM) en África. La Fundación Gates ha donado cientos de millones de dólares a AGRA, y en 2006 se contrató a Robert Horsch para el proyecto AGRA. Horsch fue ejecutivo de Monsanto durante 25 años. En pocas palabras, el proyecto puede venderse bajo la bandera del altruismo y la ‘sostenibilidad’, pero en realidad es todo lo contrario. Es solo una empresa multimillonaria para transformar África en un continente favorable a los cultivos transgénicos. La Fundación también ha invertido mucho en acciones de Monsanto, comprando más de $23 millones en 2010.6

La Fundación Gates también está estrechamente asociada con Big Pharma, a quien Bill Gates prometió $ 10 mil millones para distribuir y administrar múltiples vacunas a niños de todo el mundo. Esto también se anuncia como un esfuerzo humanitario para salvar vidas, pero lo que más necesitan los niños que viven en la pobreza en los países en desarrollo es alimentos saludables y abundantes, agua limpia, mejor saneamiento y mejores condiciones de vida. Estas son las claves para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas, y Bill Gates, Warren Buffet y las organizaciones sin fines de lucro con vínculos financieros con Big Pharma parecen ignorarlas por completo, a expensas de los niños.

Movimientos importantes tanto para alimentos GM como para vacunas

Es importante obtener todos los datos antes de tomar una decisión sobre la vacunación; 

La libertad de la salud está siendo amenazada por los defensores de la vacunación forzada empleados por los departamentos de salud federales y estatales, que trabajan con compañías farmacéuticas y con organizaciones sin fines de lucro financiadas por las farmacéuticas para alentar la implementación impuesta por el gobierno de medidas únicas «sin excepciones». -todas las leyes de vacunas. Si desea proteger su libertad para tomar decisiones de vacunación voluntarias e informadas debe tomar medidas hoy. (Las políticas nacionales de vacunación se elaboran a nivel estatal, y es a nivel estatal donde su acción para proteger sus derechos de elección de vacunas tendrá el mayor impacto).